Biografía

Vacaciones de verano, ‘tiempo de refresco y renovación espiritual’ (Francisco). 2021.

Comparte

Portada: Playa de El Espigón en Huelva capital. Foto: José Antonio Fernández. Composición: José Luis Miguel.

En un verano muy esperado tengo el corazón contento con mirada esperanzada: descansar, dar vida y valorar.

Vacaciones, tiempo de refresco y renovación espiritual

“Espero que las próximas vacaciones de verano sean un tiempo de refresco y renovación espiritual”

Francisco, Audiencia del 30 de junio de 2021.

Este verano es de los más esperados en los últimos tiempos. Después de un curso duro nos sumergimos en el tiempo estival con ilusión, para descansar, recargar fuerzas, reposar lo vivido y mirar al futuro con esperanza.

Tiempos recios que nos invitan a hacer un alto en el camino y pasar lo vivido por el corazón. La espiritualidad nos facilita claves para crecer con una mirada silenciosa y esperanzada. «Hay que volver a aprender a mirar«.

El verano es para disfrutar de la vida con sencillez, alegría y una mirada renovada, manteniendo activo el cerebro y el corazón. Buscando alternativas: disfrutar del tiempo en familia, actividades al aire libre, deporte, relaciones sociales con precaución, aprender de todo, leer un buen libro, usar bien la tecnología, excursiones en familia,… Una buena opción es visitar la Catedral de Burgos en su VIII Centenario con la Exposición «LUX» de Las Edades del hombre, en su XXV Aniversario.

Mis vacaciones serán en La Vid (Burgos), lugar para el descanso refrescante y la renovación espiritual. Estaré rodeado del cariño de mi familia, el aprecio de mis amigos y la compañía maternal de María en el Monasterio de Santa María de la Vid. Ella desvela las caricias y la ternura de Dios, nuestro descanso:

«Nos hiciste, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti»

San Agustín. Confesiones, I, 1,1.

Con el corazón contento y una mirada esperanzada os deseo a todos ¡Felices vacaciones de verano 2021!

José Luis Miguel González, OSA

Comparto contigo unos mensajes del Papa Francisco para el tiempo de verano, dos reflexiones para la meditación y la contemplación, y unas recomendaciones para el ocio estival. ¡Canta y camina con alegría, salud y amor!

1. Vacaciones, tiempo de descanso, contemplación y compasión

Descanso físico y del corazón. “No se trata sólo de descanso físico, sino también de descanso del corazón. Porque no basta “desconectar”, es necesario descansar de verdad. Y para hacerlo, es preciso regresar al corazón de las cosas: detenerse, estar en silencio, rezar, para no pasar de las prisas del trabajo a las de las vacaciones”.

Ecología del corazón: descanso, contemplación y compasión. “Necesitamos una ‘ecología del corazón’ compuesta de descanso, contemplación y compasión. ¡Aprovechemos el tiempo estivo para ello!”.

Papa Francisco. Ángelus, 18-7-2021.

«El cuidado es una expresión del corazón» (Francisco)

2. El momento de volver a dar vida a nuestras ilusiones

Marian Rojas Estapé, psiquiatra, divulgadora y escritora, habla sobre la importancia de cuidar la mente. Más info.

La felicidad consiste en ilusión, e ilusión es tener metas, retos, objetivos, planes por cumplir.

Enrique Rojas. Psiquiatra.

3. Rugió la tormenta, pasó el vendaval. Reflexiones sobre la covid-19 y la vida religiosa

El atractivo de una opción comprometida: la vida religiosa como camino de vida cristiana hoy” es el título de la Semana de Formación Permanente que impartió el religioso capuchino Fidel Aizpurúa Donázar a los Agustinos de la Provincia de san Juan de Sahagún de España en julio de 2021.

Tres valores para una correcta comprensión y salida de la crisis: humildad, cuidado y disfrute esencial (Video: minuto 27ss):

1. La humildad esencialesta vida nuestra es hermosa pero es frágil, es infirme, no firme. Los biólogos moleculares dicen que el cuerpo tiene 8.000 reacciones diarias para mantenerse en salud. Cualquier disfunción podría provocarnos un desastre. Es una maravilla estar vivo, medianamente vivo, el poder levantarse todos los días. Humildad esencial que debería despertar en nosotros el amor por la vida e incluso el amor social.

2. El cuidado esencial: saber que cuidarse es la gran tarea humana. Se pueden ver algunos ejemplos en el Museo de la Evolución Humana de Burgos. Los antropólogos intuyen que el cuidado humano, ayudarse, viene de lejos. Se pierde en la penumbra inicial del caminar humano. Eso contradice de alguna manera las teorías de Darwin de que «el más fuerte permanece, queda»; pero esto dice que «el más fraterno queda, el más solidario queda».

3. El disfrute esencialpaladear el día a día como verdadero don del Padre. No es ser un hedonista. Disfrutar con lo que se tiene, disfrutar todo lo que se pueda, dentro de los parámetros que uno ha optado. Gente disfrutante.

Mirar al corazón. Mirar con una mirada que apunte al corazón, a la verdad de la persona. Dios mira con el corazón.

Entre las religiones es posible un camino de paz. El punto de partida debe ser la mirada de Dios. Porque «Dios no mira con los ojos, Dios mira con el corazón. Y el amor de Dios es el mismo para cada persona sea de la religión que sea. Y si es ateo es el mismo amor. Cuando llegue el último día y exista la luz suficiente sobre la tierra para poder ver las cosas como son, ¡nos vamos a llevar cada sorpresa!».

(Francisco. Fratelli tutti, 281).

Mirar con una mirada que apunte al corazón. Hablar al corazón, a la verdad de la persona, como José hablaba a sus hermanos según el libro del Génesis (ver Génesis, 45, 1-5). Leshabló llegándoles al corazón.

4. CEE. Recomendaciones para el ocio en verano (1) y (2)

Entradas relacionadas en esta web

Vacaciones: tiempo de descanso, de estar con la familia, los amigos, y de cuidarnos.

Veranos de pueblo en familia. Disfrutando los orígenes y la sabiduría de siglos.

Vacaciones: tiempo para el descanso y para la alabanza.

«Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré». Feliz verano.

Hospederías monásticas como lugares de unas vacaciones diferentes. Oasis de paz.

Nueva Hospedería ‘Monasterio de La Vid’. Reapertura: 6 julio. Visita su web.

En el Monasterio de Santa María de La Vid (Burgos). «Testimonios desde el corazón».

Monasterio de Santa María de La Vid y pueblo de La Vid (Burgos). Atractivos.

Monasterio de Santa María de la Vid, para sentirse a gusto y siempre volver.

Linares de La Vid, pueblo ribereño surgido de la colonización en el siglo XX.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Jornadas Mundiales de la Juventud: JMJ 1987 y 2011. Encuentros inolvidables.
Iesu Comunio. La alegría de ser de Cristo. «Jesucristo, nuestro inseparable vivir».
Fiesta de san Agustín, obispo, doctor, fundador, amigo inquieto. 28 agosto.

Deja tu comentario

*