Biografía San Agustín

Santa Rita, religiosa agustina, abogada de imposibles. 22 mayo.

Comparte

Santa Rita es modelo de mujer, esposa, madre, viuda y religiosa agustina.

Portada: Imagen de santa Rita venerada en la Iglesia de san Agustín en Aljaraque (Huelva) España.

Una de las santas más populares del mundo

De origen italiano pero su devoción es universal. Su fiesta se celebra el 22 de mayoSanta RitaVer web del santuario de santa Rita en Casia. Ver canal en youtube Santa Rita da Cascia Agostiniana.

Santa Rita pertenece a esa insigne pléyade de mujeres que pasaron por todos los estados: solteras, casadas, viudas y religiosas. Pocos santos han gozado de tanta devoción; ella es conocida como abogada de imposibles, siempre posibles para Dios.

Nació en Roccaporena, Casia, (Italia), hacia el año 1380. A instancias de sus padres, a la edad de catorce años se casó con un joven de buena voluntad, pero de carácter violento. Tras dieciocho años de matrimonio, su marido fue asesinado. Rita no sólo perdonó sus asesinos, sino que en la oración llegó a confiar al Señor que prefería ver sus hijos muertos antes que sumidos en el abismo de venganza. Los dos murieron poco después del asesinato del padre. Rita puso todo su empeño en convencer a su familia, a la de su marido y la del asesino para llegar a una reconciliación pública. Finalmente, fue admitida en el monasterio agustino de Santa María Magdalena de Casia, en la que vivió unos cuarenta años. Durante los últimos quince años llevó en la frente la señal de una espina de la pasión del Señor. Murió la noche del sábado 22 de mayo de 1457.

¿Cuál es el mensaje que nos transmite esta santa?

Se preguntaba Juan Pablo II ante los peregrinos devotos de Santa Rita llegados a Roma el sábado 20 de mayo del año 2000. El Papa respondía:

“La santa de Casia es una de las numerosas mujeres cristianas que ‘han incidido significativamente tanto en la vida de la Iglesia como en la sociedad’ (Mulieris dignitatem, 27). Rita interpretó bien el ‘genio femenino’: lo vivió intensamente, tanto en la maternidad física como espiritual”.

Y, con motivo del VII Centenario del nacimiento de santa Rita, escribía el Papa que Rita es santa

“no tanto por la fama de los prodigios que la devoción popular atribuye a la eficacia de su intercesión ante Dios omnipotente, cuanto por su sorprendente ‘normalidad’ en la vida cotidiana, vivida por ella como esposa y madre, después como viuda y, por fin, como monja agustina».

Fue beatificada en 1628 por Urbano VIII y proclamada santa por León XIII el 24 de mayo de 1900. Los agustinos celebramos su fiesta el 22 de mayo, memoria libre en la Iglesia universal.

Si tenéis fe en el Señor no hay nada imposible (Santa Rita)

Película sobre Santa Rita (año 2004). 

Los santos son compañeros de camino, amigos nuestros y esplendores de luz.

22 de mayo, fiesta de Santa Rita: patrona de las causas imposibles.

En la Basílica de Santa Rita de Casia, el cardenal Giovanni Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos; presidió la solemne ceremonia pontificia de la fiesta de la santa, definida por el Papa León XIII como “la perla de la Umbría”, región italiana de la que era oriunda la religiosa.

El 22 de mayo se celebra la memoria litúrgica de Santa Rita de Casia, patrona de las causas imposibles, mujer piadosa de gran devoción, quien tras morir su marido y sus dos hijos se convirtió en religiosa del convento agustiniano.

En este contexto, en la Basílica de Santa Rita de Casia, el cardenal Giovanni Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos; presidió esta tarde la solemne ceremonia pontificia de la fiesta de la santa, definida por el Papa León XIII como “la perla de la Umbría”, región italiana de la que era oriunda la religiosa.

Santa de las causas imposibles

“Santa Rita merece las solemnes fiestas con las que cada año los habitantes de su localidad la homenajean”- dijo el purpurado subrayando que de hecho, es una de las santas más populares de Italia y del mundo, cuya fama de santidad se remonta al momento de su muerte y que ha perdurado hasta nuestros días. Pero ¿cómo se explica la extraordinaria difusión de la devoción a Santa Rita?

«La respuesta inmediata podría ser la tradición popular que la define como la santa de los «casos perdidos y causas imposibles», a la que acudir en cada momento difícil de nuestra vida», dijo el Cardenal Becciu, haciendo hincapié en que esto sucede, precisamente cuando se vive en la firme convicción de que «confiándose a Dios todo puede suceder».

Vida ejemplar de paciencia y gratuidad

Asimismo, Su Eminencia destacó que la biografía  de la religiosa nos recuerda la maravillosa llamada que Dios ha hecho por todos nosotros: la llamada a la santidad. “Ser santos no nos lleva a huir del mundo, ni a huir de nuestros compromisos cotidianos, sino a transformar nuestra existencia en un encuentro progresivo y cotidiano con el Señor”, explicó Becciu.

Por otra parte, el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos afirmó que no hay santidad sin amor ni sin perdón, y un ejemplo concreto de ello fue la vida de la Santa de Casia, «quien con su obra enseña que el amor exige un comportamiento de paciencia y gratuidad, de tolerancia y expectativa, de comprensión y misericordia».

Aceptar la cruz

Otro de los puntos que indicó el purpurado en su homilía fue cómo la religiosa italiana aceptó su cruz y las pruebas de dolor que le puso la vida.

“Pensemos en la convivencia tormentosa inicial con su marido, la tragedia que sufrió con su posterior muerte y la de sus dos hijos. La vida del convento estaba marcada por el sufrimiento. Después de estar gravemente enferma, tuvo que permanecer en cama durante largos años, aceptando cada tormento con un espíritu fuerte y sereno e intensificando su unión con el Señor”, añadió Becciu, invocando por último la intercesión de esta Santa, mujer y madre, pidiéndole gracias especiales para las familias de nuestro tiempo, «que están llamadas a enfrentar múltiples desafíos y que a menudo logran superar».

Fuente: Vatican news. Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

Más información

Textos de la Misa de Santa Rita de Casia (Misal agustiniano).

Estos extraordinarios milagros llevaron a santa Rita a la canonización.

La abogada de los imposibles que logró reconciliar a su esposo e hijos con Dios.

La Pascua es llevar a plenitud la reconciliación establecida en el periodo cuaresmal. Cristo Resucitado ha reconciliado todas las cosas con Dios. El perdón se hace realidad en la Resurrección y la reconciliación es un hecho. La unión de los hombres con Dios se establece en la Cruz con el derramamiento de Sangre y se estampa en el Sepulcro Vacío al alborear del Domingo.

Hoy celebramos a Santa Rita de Casia, que vivió en sus entrañas lo que es la necesidad de buscar la paz y la reconciliación. Nace en Italia, en 1380, fruto del matrimonio de dos labradores sencillos en Roccaporena, zona de los Apeninos centrales. Ella aprende de la humildad y la sencillez de sus padres y tiene un corazón grande que no le cabe en su ser. La prueba llega cuando ha de casarse. La tradición de esos tiempos medievales es que los padres buscasen al pretendiente y se asegurasen de que fuese el mejor.

Ellos, en su nobleza, creen haberle encontrado y se produce el casamiento. Pero lo que parecía un ambiente feliz, se torna violento. Rita descubre que su esposo es una persona de duelos medievales, capaz de reñir y pelearse con cualquiera, ajustando las cuentas al que se le pusiese por delante. Casualmente, nacen dos hijos que participan de la forma de ser del padre.

Rita no ceja en su oración insistente y un día logra que su esposo emprenda un camino de transformación y conversión. Pero, al poco, unos hombres le traen a su esposo muerto de una puñalada. A ella no le queda claro si ha sido un atraco o un ajuste de cuentas por la conducta de su esposo en tiempos pasados. La cuesión es perdonar.

Pero la cruz se acrecienta, porque sus dos hijos respiran venganza justiciera queriendo encontrar al culpable y devolverle mal por mal. Ella como madre pide al Señor por sus hijos. Llega una epidemia de peste que les afecta y mueren antes de llevar a cabo su empeño.

Rita, entonces, ingresa en las agustinas de umbría. Su vida se torna penitente, que es un pequeño añadido a su corazón de esposa orante. Así es el momento final de su vida hasta la muerte ocurrida en el año 1457. Su cuerpo quedó incorrupto y aún se conserva la tradición de las rosas de Santa Rita que se bendicen en conventos agustinos. Es abogada de los imposibles.

Fuente: COPE. José Luis Sacristán.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Asociación de Antiguos Alumnos San Agustín Sevilla A525. A 11 años del inicio.
Gregor Mendel: el padre de la genética, botánico, biólogo y agustino
Grupo de jóvenes adultos «Llama viva». Moratalaz (Madrid)

Deja tu comentario

*