Alégrate Biografía Familia y vida Papa Francisco

Custodiar la fe y defender la vida humana. Legado de Pablo VI.

Comparte

A los 40 años de la Pascua del beato Pablo VI.

Apunte personal

«Hace 40 años, el beato Papa Pablo VI estaba viviendo sus últimas horas en esta tierra. Murió, de hecho, en la tarde del 6 de agosto de 1978. Le recordamos con mucha veneración y gratitud, a la espera de su canonización, el próximo 14 de octubre de 2018», aseguró el Papa Francisco, tras el rezo del Ángelus del domingo 5/8/2018. Hago mías las palabras del Papa Francisco.

P.José Luis Miguel González,OSA

Rome Reports. Alfa y Omega.

El cardenal Montini estaba muy preocupado durante el cónclave, porque sabí­a lo que le esperaba. Durante sus quince años de papado, afrontó sin miedo los desafí­os de su tiempo. Lo hizo con 7 gestos y hazañas sorprendentes. 

Vendió la tiara

Como pensaba que el Papa no es un monarca, un año después del cónclave, renunció a la triple corona papal; la vendió y entregó el dinero a la Madre Teresa de Calcuta. Desde entonces, ningún Papa ha vuelto a usarla.

Un grupo de católicos americanos la compró por 1 millón de dólares. Hoy se custodia en el Santuario de la Inmaculada Concepción de Washington.

Primer Papa viajero

Pablo VI cambió la barca de Pedro por un avión. Visitó 19 paí­ses de los cinco continentes en 9 viajes.Estuvo en lugares como New York, Irán, Filipinas, Colombia y Portugal. Cuando regresó de Tierra Santa, Roma salió a las calles para recibirle con los brazos abiertos.

ROBERTO PAGLIALONGA. Autor, «La Chiesa in uscita di Paolo VI».
«En cada viaje pedí­a a los organizadores que le dejaran encontrar directamente a las personas, a las familias, ir a las periferias de las ciudades».

Estuvo a 30 kilómetros de China

En 1970 visitó Hong Kong. Era geográficamente China, pero estaba bajo protectorado británico. Por eso, para no molestar a Mao, el gobernador David Trench se tomó vacaciones y no quiso ir a recibirlo.

ROBERTO PAGLIALONGA. Autor, «La Chiesa in uscita di Paolo VI».
«Es el primer Papa que ha estado geográficamente tan cerca de China. Así­ pudo, hablar directamente a este pueblo, con palabras sobre la paz y el amor».

Abolición del í­ndice de libros prohibidos

En 1966, Pablo VI eliminó el í­ndice de Libros Prohibidos para los católicos, que existí­a desde hací­a cuatro siglos.

P. GIANFRANCO GRIECO. Autor, «Pablo VI. He visto, he creí­do».
«Era un intelectual y al mismo tiempo una persona comprometida en el diálogo entre la Iglesia y el mundo. Sabí­a que habí­a terminado una época y comenzaba otra». 

Tejió unanimidad en el Concilio Vaticano II

Consiguió triunfar en una misión casi imposible: poner de acuerdo a los 2500 obispos que participaron en el Concilio Vaticano II. Allí­ mostró su gran capacidad de mediación sin renunciar a la solidez doctrinal.

Puentes con la Iglesia ortodoxa

Decidió poner punto y final a mil años de recelos entre católicos y ortodoxos, y fue el primer Papa que se reunió con el más importante lí­der ortodoxo. Hizo todo lo posible para entablar una amistad directa y personal con él y abrió el camino para las buenas relaciones actuales.

El valor del amor

Su encí­clica Humanae vitae marcó el pontificado. La escribió en plena revolución sexual. Es un documento valiente porque en él afrontó la cuestión de los anticonceptivos y mostró el valor absoluto de la vida humana y del amor matrimonial. Y lo hizo a pesar de las fuertes presiones que recibió de varios cardenales, teólogos y consejeros. 

ARZ. AGOSTINO MARCHETTO. Historiador del pontificado de Pablo VI.
«Cuando inició su pontificado dijo: Estaré solo, debo estar solo, no puedo dejarme condicionar por otros. El carisma que me ha dado el Señor es personal»

Falleció el 6 de agosto de 1978. Fue sobre todo un Papa intelectual, un punto de referencia sólido, en años de confusión cultural. Algunos dí­as antes de morir dijo que siempre habí­a intentado custodiar la fe y defender la vida humana. Ese es su legado.

Testamento de Pablo VI

En aquel momento, cuando «la jornada llega al crepúsculo», Pablo VI agradecía al Señor «después del don de la vida natural, el don muy superior de la fe y de la gracia, en el que únicamente se refugia al final mi ser? ¿Cómo celebrar dignamente tu bondad, Señor, porque apenas entrado en este mundo, fui insertado en el mundo inefable de la Iglesia católica? Y ¿cómo, por haber sido llamado e iniciado en el sacerdocio de Cristo? Y ¿cómo, por haber tenido el gozo y la misión de servir a las almas, a los hermanos, a los jóvenes, a los pobres, al pueblo de Dios, y haber tenido el honor inmerecido de ser ministro de la santa Iglesia […] y finalmente en esta cátedra de san Pedro, suprema y tremenda y santísima?».

Que el Concilio, «se lleve a término felizmente y trátese de cumplir con fidelidad sus prescripciones». Que se continúe «la tarea de acercamiento a los hermanos separados, con mucha comprensión, mucha paciencia y gran amor; pero sin desviarse de la auténtica doctrina católica». Sobre el mundo, «no se piense que se le ayuda adoptando sus criterios, su estilo y sus gustos, sino procurando conocerlo, amándolo y sirviéndolo». Estas son las peticiones del futuro santo, Pablo VI, en el testamento que recordamos este lunes, 40 años después de su fallecimiento y meses antes de su canonización

Con motivo del 40 aniversario de su fallecimiento, en la página web del Vaticano se puede leer íntegramente el testamento del futuro santo, que consta de un primer texto escrito en Roma el 30 de junio de 1965, al que luego añadió dos anexos, uno en 1972 y otro en 1973.

Entrevista al postulador del Pablo VI.

Pablo VI, «el primer Papa moderno». Por el cardenal Fernando Sebastián.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Consiliario de los Scouts Católicos «Padua» en Bellavista. Aljaraque (Huelva).
Parroquia de San Nicolás de Tolentino. Álvarez (Santa Fe) Argentina. 117 años.
Papa Francisco: comunicación, humildad y proximidad

Deja tu comentario

*