Familia y vida

Voluntarios que rescatan vidas. Alternativa al aborto.

Comparte

«Fui a abortar pero un ángel me esperaba en la puerta» (Michelle).

La Razón. Imagen de Portada: Michelle Ortiz acudió a una clínica abortista presionada por su entorno, pero fue «rescatada» por la asociación provida Más Futuro/ Foto: Cipriano Pastrano.

Ocurrió en septiembre de 2014. Con tan sólo 19 años, Michelle acudió acompañada de su amiga a la clínica Dator, en Madrid, para poner fin a su embarazo. Nadie le preguntó su opinión. Cuando comunicó en casa su estado, su madre no le dio más opción que abortar: «Te va a destrozar la vida, ya somos muchos, no podemos con más». Esas palabras se le quedaron grabadas a fuego, más cuando meses antes fue Michelle quién le apoyó cuando apareció ella con la misma situación. «Mi madre nos dijo que estaba embarazada cuando ya éramos tres hermanos y con una situación económica muy precaria. Pese a todo, le apoyé y le aseguré que podríamos con todo». «Me dolió que ella, que acababa de pasar por lo mismo, no se pusiera en mi lugar», recuerda.

Con su novio las cosas fueron incluso peor. «Me pidió que no lo tuviera, que no le obligara a ser padre, que le iba a arruinar la vida». Michelle se sentía acorralada, «la presión era tanta» que acudió al médico para iniciar los trámites de interrupción del embarazo.

«En el hospital tampoco me preguntaron qué quería hacer, me lo dieron todo hecho», reconoce. Así que cuando llegó el día se presentó ante la clínica Dator –uno de los ocho centros abortistas de Madrid– con una amiga que poco antes había pasado por el mismo trago. Pero Michelle tuvo la suerte de encontrarse a un «ángel» en la puerta. «Marta se acercó a mí y solo me preguntó qué es lo que necesitaba para no abortar. Al oírlo rompí a llorar». «Mi hija ahora tienen un nombre y es gracias a ella».

Marta Velarde es una de las 900 «rescatadoras» que hay en activo en la asociación Más Futuro. Su misión: hacer ver a las mujeres que se acercan a los «abortorios» que la vida siempre es la mejor apuesta y conseguir que desistan. Tiempo después de fundar esta organización vio la necesidad de encontrar a jóvenes que siguieran con su legado y así nació la Escuela de Rescatadores Juan Pablo II. El rescate de Paula, la hija de Michelle, es solo uno de los 2.900 que han conseguido desde su fundación en 2012. «Ella se enfrentó a todo su entorno y a su madre, que le llegó a echar de casa. Pero gracias a su fortaleza interior y a nuestra ayuda conseguió sacar a su hija adelante y terminar su grado de Estética». Porque desde Más Futuro no se limitan a los «rescates». Consideran que la ayuda a estas mujeres debe ser continuada y «de por vida». Así, tras estudiar cada caso, hacen un perfil de la «rescatada» y le ofrecen una asistencia personalizada dependiendo de si sus necesidades son económicas, laborales, familiares…

La tarea de los rescatadores es incesante. No hay vacaciones y no se descansa los fines de semana. De hecho, ayer, pese a ser sábado, Marta madrugó para plantarse ante la puerta de la clínica abortista El Bosque junto con otros dos jóvenes voluntarios –«La mayoría no supera la treintena», comenta orgullosa– y evitar muertes. Cada vez que no lo consigue se le queda un regusto amargo que no puede disimular: «Hoy hemos tenido un caso que se me va a quedar grabado mucho tiempo», dice apesadumbrada. El de una joven de nacionalidad china que acudió acompañada de su hermana, de 12 años, a pedir información para someterse a un aborto. «Al salir, hemos conseguido hablar con ella y le hemos preguntado el por qué». «Trabajo en una clínica de estética, me han ofertado una operación para septiembre y si me quedo embarazada no me la hacen». Una respuesta que les ha dejado en shock y «con el corazón totalmente helado».

Ser rescatador no es una tarea fácil. Han sufrido agresiones, insultos y humillaciones al tener que identificarse día sí y día también ante la Policía. Eso por no contar con el desgaste emocional. «Hoy, la voluntaria más jóven de 28 años no ha aguantado el llanto cuando ha visto entrar a otra de su misma edad con lágrimas en los ojos y con el padre agarrándola por el brazo», comenta Marta, su mentora.

«Ha logrado establecer una conversación con ella y la conexión ha sido tal que la aspirante a rescatadora no ha podido contener el llanto. Y eso está prohibisimo», afirma su entrenadora. Velarde les enseña sobre el terreno. Se colocan a 20 o 25 metros de la clínica y alecciona a sus jóvenes alumnos: «Lo esencial es saber escuchar y no avasallar. Si no consigues empatía con la mujer, debes tener la humildad de dejar paso a otro compañero. Y, sobre todo, borrar todas las ideas preconcebidas que se tengan del aborto».

Velerde, desde su experiencia, afirma que en la mayoría de los casos ya no se toma la decisión de interrumpir el embarazo por motivos económicos, sino porque es «una práctica legal considerada correcta». Ahora lo que nos argumentan es «mi cuerpo es mío y hago lo que quiero». Aunque, reconoce, el 90% de las chicas que acuden a los «abortorios nos escuchan». «Suelen ser los acompañantes los que las presionan».

Lo acontecido en Argentina con la Ley del Aborto supone un impulso a la lucha de los rescatadores de la Escuela Juan Pablo II. «En España sale gratis porque el aborto es un derecho. Al igual que hay derecho a la Educación, hay derecho para abortar», asegura su fundadora. Por eso, «queremos que aquí, directamente, se ilegalice. No queremos ninguna ley de plazos ni de supuestos. No estamos a favor de ningún tipo de aborto, no nos vale ninguna excusa», apostilla.

En la asociación Más Futuro, además, tienen en marcha otras dos vías de acción. Por un lado, el Proyecto Juntos, una iniciativa que promueve la reunificación familiar, «ya sea de madres a hijos con el tema de la conciliación; como de pareja, para ayudarles a que el hogar se mantenga unido, o con otros familiares», detallan.

Y, por otro lado, el Proyecto Caminando, para ayudar a las mujeres que ya han abortado, «porque después de eso no queda rastro, se creen que se quitan un problema y lo que les queda es otro muy gordo de por vida». De hecho, pese a que reconocen que ser «rescatador «es una tarea complicada, nada comparado con la atención a estas chicas, «que sufren graves secuelas». «Debo decir que en el grupo que tratamos hay un alto riesgo de suicidio», advierte Verlarde.

Más Futuro es una asociación provida católica pero entre sus miembros «hay algunos que no lo son». «Gracias a nosotros algunos se han acercado a Dios y otros muchos han cambiado su perspectiva sobre la realidad que suponeel aborto», apunta. Entre ellos, muchos periodistas y algún político «que nos han acompañado a los rescates y tras ver »in situ» nuestra labor han decidido sumarse al sí a la vida».

Los voluntarios de la Escuela de Rescatadores Juan Pablo II han evitado 2.900 muertes de niños. Su misión: hacer ver a las mujeres que acuden a las clínicas abortistas que «la vida siempre es la mejor apuesta». Luchan para que en España el aborto sea ilegal.

Sigamos el ejemplo de la Madre Teresa de Calcuta y de los rescatadores

Bautizo en 2018 de algunos de los niños rescatados cuando iban a ser abortados. Más de 4.000 rescates
Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Una fe suplicada, catecumenal y orante. Nuevo catecismo para niños de 0 a 6 años.
El Evangelio de la Familia, alegría para el mundo. IX EMF Dublín 2018.
Custodiar la fe y defender la vida humana. Legado de Pablo VI.
21 comentarios
  • Julián
    17 agosto, 2018 al 11:44 am

    ¡Bendito sea Dios! Gracias por ese testimonio de valentía, de confianza y de humildad.
    Adelante!

  • Maria del Mar
    16 agosto, 2018 al 6:05 am

    Gracias Dios mío por poner tanto amor a la vida en el corazón de tantas personas para que sean verdadero ejemplo de lucha por defenderla frente a ese crimen que supone el aborto. Gracias por mover las conciencias de los políticos para evitar q en tantos lugares sea libre y considerado un “ derecho”. Gracias por escuchar las súplicas de tantos como te pedimos que pare esta masacre de tantos inocentes. Toca Dios mío los corazones de esas madres q en este momento se están planteando eliminar a sus bebés. Ilumina a las familias para q les presten la ayuda necesari. Seguimos rezando…aún quedan muchas vidas en peligro.

  • Sandra Torres
    15 agosto, 2018 al 5:10 pm

    Saludos desde Bogotá Colombia. Dios bendiga la labor de la Sra. Martha, los acompañamos con nuestra oración y solo a España sino a todas las naciones donde se acercan mujeres a clínicas abortivas. Le pido a la Virgen Maria que los proteja con su santo manto y al Espíritu Santo para que nos llene de su don de Temor de Dios. Labor de valientes!

  • Karina
    14 agosto, 2018 al 8:16 pm

    Hermoso Testimonio!!!

  • Natalia Maldonado
    14 agosto, 2018 al 4:07 am

    Eres una mujer muy valiente por dar ese SI como.lo hizo nuestra Madre del cielo,hoy damos Gracias a Dios por cada uno de esos valientes soldados que acompañados por el mejor Capitan JESUS son capaces de pelear millones de batallas y el mejor premio es la sonrisa de un angel aqui en la tierra. Dios los bendiga y Nuestra Madre del Cielos los guarde como los pequeñitos de su corazon

  • Ximena Bervejillo
    14 agosto, 2018 al 4:07 am

    ¡Qué valentía y qué vocación la de los que están ahí parados, día tras día! Espero que sigan con esta labor tan necesaria, y no se desanimen con los que los rechazan. Que sean fuertes, para poder enfrentarse a situaciones difíciles, y que también siempre estén abiertos a escuchar a los otros. ¡Que Dios los bendiga y ayude a las madres que van a abortar, para que cambien de decisión y opten por la vida!

  • Claudia Diaz Sierra
    14 agosto, 2018 al 3:13 am

    El miedo es el sentimiento que mas daño hace al ser humano si no esta bien controlado como una sensacion de frustacion a lo desconocido y nos hace vulnerables a cualquier situación.El miedo puede guiarnos en determinadas situaciones, pero nunca debe establecer la dirección.Veo con tristeza que no existe compasión por dañar a otro o destruir a quien no tiene como defenderse como es una criatura humana matarlo porque mis derechos como mujer priman Derechos egoistas e idolatra, es una manera mostruosa de huir de nuestra realidad. Todas las mujeres tenemos por naturaleza el privilegio de traer vidas al mundo, ya que somos el vientre de la humanidad.Debemos preparamos fisica , metal y espiritualmente ante tan inmensa y maravillosa responsabilidad de la maternidad como una virtud sana que nos trae alegrias independientemente de las circustancias , creo que eso se debe inculcar con amor y ahinco en todos los escenarios : casa,escuela universidad, trabajo y ect; las mujeres desde pequeñas debemos crecer con orgullo que somos portadoras de Vida y es un don irenunciable e inquebrantable que nos hace unicas.Nuestra felicidad y bienestar depende de las decisiones que tomamos en nuestra vida y de cómo interpretamos lo que ocurre. Somos nosotros los responsables de estar bien y hacer de nuestra vida una experiencia de Paz.La profunda convicción de la dignidad irrevocable de la persona humana, así como Dios ama, la dignidad de cada persona, en cada etapa y condición de su existencia, en la búsqueda de formas de amor y de cuidado con que se deben tratar a su vulnerabilidad y su fragilidad”.A los angeles que ayudan y apoyan al NO ABORTO mucha fortaleza y fé; una mezcla entre la firmeza de la verdad y la ternura de una madre.Y por la gracia de Dios que nunca nos abandona nos trae heroínas que salvan almas de miles de niños que tienen la oportunidad de vivir.Cuando valoro la vida que nos regalas señor es cuando más felices somos practicado la compasión con nuestros semejantes 😉💯💓

  • Ivonne Reboledo
    13 agosto, 2018 al 11:49 pm

    Maravillosa la labor que cumplen las ¨rescatadoras¨. Las mujeres que han decidido abortar son personas con algún problema emocional que no les permite razonar con cordura. No tienen el apoyo familiar necesario para seguir adelante con su embarazo, ya sea accidental o deseado. A veces la pareja tampoco colabora para seguir adelante con esa vida que se presume ¨hecha con amor¨. Lamentablemente las parejas no piensan en las consecuencias que resultan de una relación sin afecto, solo carnal y a la deriva.
    Gracias a Dios que existen estas personas que apuestan a la vida y ayudan a que las madres desistan de abortar a sus bebes.

  • Beatriz
    13 agosto, 2018 al 11:03 pm

    Me resultó muy importante la nota, el testimonio de la joven que acudió a abortar y con valentía desistio, gracias a la labor de los rescatadores , un grupo que ayuda y acompaña para buscar otra opción. Bendiciones a estos Ángeles que con trabajo y muchas fuerzas luchan por el Sí a la Vida !!!!!!!!!!!!!

  • Mariela Carattoli
    13 agosto, 2018 al 8:42 pm

    . Un neonato no tiene derecho a nada ; no puede opinar ; ;no puede expresarse ;no puede defenderse de nada depende de una mamá que lo proteja pero si ésta mamá acude a un aborto esto no le da ninguna posibilidad a nada ; lo mata; porque eso es lo mata. Por eso Dios pone a sus Ángeles en la tierra para que ayude a las personas que están confundidas por eso permitió la formación de tan magnífica obra. Una obra loable con personas increíbles que ayudan a mujeres confundidas que no saben que un hijo es el tesoro más preciado que Dios nos regaló. Ojalá está fundación se propague por el mundo con la fuerza de Dios

  • susana giacomelli
    13 agosto, 2018 al 7:33 pm

    Hermoso testimonio. Loable labor las de los redactores de vida. Que Dios los bendiga. Hay que rezar por ellos. Viva la vida

  • María Inés Maceratesi
    13 agosto, 2018 al 7:00 pm

    Este artículo pone de manifiesto las vicisitudes para una embarazada cuando no recibe la ayuda que necesita y el acompañamiento para su situación particular. En Argentina -ya que se menciona el tratamiento de la ley de despenalización del aborto- ha quedado en claro que no es con una ley que se tratan temas que tocan tanto la sensibilidad de una persona, ha quedado al descubierto que la educación para el amor y la vida de familia han quedado en el olvido. Acá tenemos desde hace tiempo a la Fundación Gravida http://www.gravida.org.ar, que es un servicio voluntario a la vida naciente y a la maternidad y que ya tiene filiales en casi todas las provincias argentinas. Pero también quería aportar mi granito de arena transcribiendo un comentario que realicé con ocasión de compartir un esquema de prevención basado en la planificación y método natural, y es éste: «Ésto hace falta enseñar! pero claro, es para personas maduras, responsables, que sepan optar, que reconozcan que ninguna relación sexual es segura, mujeres que no se entreguen con el primer hombre que conocen, hombres que respeten y sepan posponer un acto sexual. Se ganaría en salud, se gastaría menos dinero en anticonceptivos, no habría necesidad de pedir una ley de despenalización del aborto…con sólo cuidarse en los días fértiles. Y si a pesar de todo, se produce la concepción entra en la categoría de los casos especiales, donde, con el acompañamiento familiar y profesional, se decidirá por la mejor opción. Sé que nadie le puede elegir a otro cómo vivir, cada uno sabe sus circunstancias, pero no hagamos del aborto una solución final tomada de antemano, agotemos energías en la prevención. Pero, para que ello resulte medianamente, es necesario cambiar de vida, no volviendo a la época de la moralina pero sí practicando la sana moral. En lo personal no soy partidaria del aborto aunque reconozco que la ignorancia puede convencernos de que es la mejor solución.»No todos los métodos anticonceptivos son inocuos y menos aún el aborto, pero una mujer o un matrimonio con más razón, deben ser instruidos en el conocimiento de los mismos para poder hacer una correcta planificación familiar, el resto, las parejas ocasionales que hoy abundan, el placer buscado sin pensar en las consecuencias, también deben ser planteados, especialmente a los adolescentes, para que comprendan que su cuerpo es sagrado y no tiene que ser agredido con nada para ser aceptados por un otro al que, si le interesa la persona, no tendrá reparos en posponer un contacto sexual en pos de un bien mayor. Hay que enseñar estas cosas en el seno familiar, tanto a las hijas mujeres como a los hijos varones porque no todo progresismo nos lleva a ser más humanos.

  • Pilar
    13 agosto, 2018 al 6:59 pm

    Hermoso testimonio que muestra una gran verdad. Ninguna madre va feliz a abortar. Sólo necesitan apoyo, alguien que las escuche para darse cuenta que abortar nunca es una opción. El aborto sólo trae dolor y desesperanza. Viva la vida!

  • CRISTINA
    13 agosto, 2018 al 5:39 pm

    Bravo siempre por apoyar la vida. Un hijo es la mayor alegría que se nos puede dar. Hay que defender la vida y enseñar a las madres que hay muchas más opciones antes de llegar al horror del aborto. Ole por esta chica, por ser valiente y decir si a la vida.

  • Silvana
    13 agosto, 2018 al 4:13 pm

    Es esperanzador que existan personas capaces de jugarse por la vida en lo concreto. Como los médicos argentinos que han sido ejemplo para los profesionales del mundo entero de jugársela por los más indefensos.. En Uruguay tenemos a CEPRODIH (centro de protección de la dignidad humana) y Madrinas por la Vida que apoyan a las jóvenes madres a salir adelante con sus hijos. Debemos perseverar en el bien, y con ayuda de Dios salir adelante en este tremendo drama humano.

  • Ana Echazarreta
    13 agosto, 2018 al 1:19 pm

    Qué importante labor…..ayudar a tomar conciencia, a darse/darnos cuenta…. y luego, acompañar en la decisión…. Dios bendiga a esos Ángeles, les dé mucha fuerza y claridad

  • María Laura Porcile
    13 agosto, 2018 al 1:03 pm

    Hermoso el testimonio e increíble la labor que los rescatadores realizan con personas que seguramente no van convencidas del paso tan importante que van a dar y que en su mayoría, se encuentran influenciadas por su entorno. Gracias por dar a conocer su trabajo desinteresado… son «ángeles» que apuestan a dar luz a la vida y al camino de tantas mujeres que se encuentran un poco perdidas. Un abrazo y bendiciones!

  • Luz
    13 agosto, 2018 al 2:50 am

    Me alegra saber de tantas personas que entregan su tiempo, su trabajo y su corazón para ayudar a otras que lo necesitan. Ojalá en Argentina se despierte en todos un deseo y vocación por recibir con cariño y humildad a estas mujeres y niños (ambos vulnerables) que interpelan nuestra vida cotidiana, llena de actividades, tantas de ellas sin sentido, y nos volquemos a desarrollar actitudes que tiendan puentes de comprensión.

  • Beatriz
    12 agosto, 2018 al 11:50 pm

    Qué bueno que haya personas dispuestas a apoyar la vida, desde lo concreto, desde la realidad diaria!!!

  • Patricia Rodríguez
    12 agosto, 2018 al 11:18 pm

    Que alegria leer que todavía existen jóvenes en España que luchan por salvar vidas,con las ideas tan claras y tan valientes.Esta semana hemos tenido la enorme alegría de Argentina,un ejemplo de país que ha logrado que matar no sea ley.
    Un ejemplo de país.Los argentinos no han dejado de luchar y manifestarse en la calle por salvar las dos vidas.Ojala sea una aire fresco que incentive a todos los países de Latinoamérica a seguir su ejemplo.
    Tristemente en España es ley,o sea,la ley te protege si quieres matar tu niño.Pero por suerte todavía hay esperanza,cómo estos jóvenes valientes y estás asociaciones que se exponen cada día para ayudar a mujeres que no tienen claro o la vida las lleva a abortar.
    Animo a estos jóvenes que tanto bien están haciendo.No bajen los brazos y gracias por lo que cada día se enfrentan con valentía y amor.
    Me saco el sombrero.
    Que Dios los bendiga

  • Enrique Casanueva Pérez-Llantada
    12 agosto, 2018 al 10:55 pm

    Magnífica la labor de los rescatadores, ángeles que cuidan de los aún no nacidos. Y gracias por difundir su labor. Rezamos por ellos, por los no nacidos, por sus madres y por los padres a quienes tantas veces ni les piden opinión. Dios les bendiga!

Deja tu comentario

*