Jóvenes Recursos

Hakuna Group Music. Concierto en WiZink Center, Madrid. 6 enero 2024.

Comparte

Portada: El WiZink de Madrid, abarrotado con 17.000 entusiastas de Hakuna este 6 de enero de 2024. Foto: J.C.

En los 10 años del grupo. Llenazo con 17.000 asistentes.

Resumen concierto de Hakuna del 6-1-2024.

Pepe Flores y María Lachiondo, de Hakuna, cuentan cómo han vivido las horas previas al concierto de este 6 de enero en el WiZink Center de Madrid: un momento especial -reconocen-, pero que a fin de cuentas es solo una forma distinta de rezarPincha aquí para leer la crónica de ReL de este evento.

«Pues aquel que canta alabanzas, no solo alaba, sino que también alaba con alegría; aquel que canta alabanzas, no solo canta, sino que también ama a quien le canta. En la alabanza hay una proclamación de reconocimiento, en la canción del amante hay amor».

San Agustín. Comentario al Salmo 72.

HAKUNA: UN FOGONAZO DEL CONCIERTO

 Domingo. 07 de enero de 2024. El propio WiZink Center destacó la hazaña: lo han llenado en su primera actuación en el pabellón madrileño. Pero lo importante no fue el número, sino el entusiasmo en la fe y la oración. ReL estuvo allí, pincha en este enlace para leer la crónica.

TRUENO canción inédita de HAKUNA GROUP MUSIC en directo

Hakuna llena el WiZink y rompe sus límites: el día de Reyes en el que la esperanza volvió a triunfar.

Crónica de un concierto apasionante: miles de almas desatadas por una «locura» llamada fe.

Todos los asistentes al concierto de este 6 de enero salieron con la convicción de haber presenciado un momento bendecido.

Sebastián se acaba de despertar, da un salto desde la cama y grita entusiasmado: ¡han venido los Reyes Magos! Busca su nombre entre los regalos y descubre uno pequeño, que le llama especialmente la atención. Lo abre, y lee emocionado: «WiZink Center de Madrid- Concierto de Hakuna Group Music – Gira Capricho – 6 de enero de 2024».

Es la fiesta de la Epifanía del Señor -la manifestación al mundo de Dios, ¡qué oportuno! ¿no?- y así dará comienzo un día para la historia, en el que un grupo de católicos con espíritu, ¡con mucho espíritu!, lograron llenar uno de los recintos más importantes del país.

Sebastián acaba de cumplir 13 años y es un adolescente normal, como el resto de los chicos de su clase, de los que les gusta jugar al fútbol y al Minecraft. Hoy está feliz porque va escuchar en directo Capricho, el nuevo disco que ha sacado Hakuna.

Durante más de dos horas y media podrá dejar las distracciones virtuales y experimentar la fuerza de unas letras que, gracias a Dios, son muy reales. Escuchar, cantar, gritar…, con miles de católicos como él, que merece la pena vivir, que hay esperanza y que «se puede ser joven y profundamente fiel a Jesucristo» (San Juan Pablo II).

«Va a entrar el Rey del capricho»

Es principios del mes de enero y un frío invernal se hace notar en la capital. La noche se ha echado ya sobre la plaza de Felipe II, en el barrio de Salamanca de Madrid, cuando un puñado de familias va de un lado para otro cargando balones nuevos, cochecitos recién estrenados y patinetes que son eléctricos.

‘Dejar las distracciones virtuales por un momento y experimentar la fuerza de unas letras que, gracias a Dios, son muy reales’.

El antiguo Palacio de los Deportes luce como en sus mejores noches, casi, casi, diría yo, como en la del partido de ayer entre el Real Madrid y el Efes, ¡cuatro prórrogas para enmarcar! Aunque, esto, sin duda, me digo… lo va a superar.

Puestos de bebidas, patatas y golosinas… jóvenes con sudadera, parejas que llevan en cada mano a dos o tres hijos… sacerdotes, monjas, gente en silla de ruedas, mujeres mayores y hasta una recién nacida. Un verdadero pueblo -como es la Iglesia- dispuesto a escuchar a un grupo que está revolucionando el panorama de la música católica en España.

Llegan las nueve de la noche, las luces se apagan y un grito ensordecedor inunda el recinto. Una voz reclama la presencia del Espíritu Santo, mientras una chica «entusiasmada» -«éndon» (dentro) y «Teós» (Dios), eso es, muy bien, que lleva dentro a Dios- levanta un cartel bastante casero en el que se puede leer: «El amor vence siempre».

«En medio de tantos regalos hay uno que sigue siendo el Rey… Hubo un Rey que se ha encaprichado de nosotros, abrid los ojos que ya está, atentos que va a entrar el Rey del capricho…», dice un joven de Hakuna, mientras se inicia la cuenta atrás en la pantalla. Cinco, cuatro, tres, dos, uno… y empieza un concierto memorable, en el día de Reyes, para que 17.000 almas adoren a un Niño pequeño… ¡esa es la idea!

«Basta de preguntarse por la vida. Basta de quererla comprender. Tan solo has de meterte en ella y descubrirte en la grandeza de su sencillez… Es tan sencillo, tan sencillo que el hombre no es capaz de soportar. Basta con vivir con toda el alma, basta con creer en ese pan», cantan desde el escenario Olor a tostadas, del nuevo disco Capricho.

Y, seguido, el primer gran éxtasis de un público completamente entregado: «La misericordia ha entrado en esta casa, la misericordia ha entrado en esta casa, levántate y anda». La gente lo da todo, salta en la pista como si fuera una gran ola con amenaza de tsunami. Mientras, en la pantalla, se pueden ver imágenes de una adoración eucarística y de unos simpáticos sacerdotes coreanos. ¡Somos la multinacional de la esperanza!, se podría titular.

Una joven agradece al público por haber venido y anima «a disfrutar y a rezar este capricho». Y, entonces, suena el «creo» más impresionante que uno bien pudiera imaginar. «Digo que eres amor. Escucho que soy tu amado. No siento y qué más da. Te quiero y eso basta. Sintiendo dudas», ¿esto no lo podría haber escrito Unamuno? Es muy grande lo que están haciendo estos chicos, pienso yo.

Justo cuando alguien canta «escucho que soy tu amado…», se encienden unas pulseras de lucecitas que previamente nos han dejado en el asiento. La gente estalla y la pista parece la tierra a mil kilómetros de altura, toda ella llena de casitas… Será que Hakuna… ¡nos eleva hasta el cielo!

La implicación del público fue absoluta.
La implicación del público fue absoluta.

«No hemos podido resistirnos a traeros un regalo… un trueno… que es un volver a empezar, que es lo que precede al caos… y Otro lo guarda en su costado para que ahí muera el miedo«, dice una joven antes de ponerse a cantar Trueno. Y, luego, le sigue Pluma de Escribano, que dice el presentador que «es la mejor de todas las canciones porque, en cuanto a letra, es palabra de Dios». Y tiene mucha razón. Y, si encima va acompañada de violines.

El concierto está siendo apasionante. La gente corea que es la juventud del Papa, mientras uno siente que el Espíritu está cada vez más presente. El WiZink parece un reactor nuclear divino… ¡uy cómo explote! Y, se me ocurre… ¿cómo podremos estar tanta gente equivocada? Tres chicas salen a cantar Baila y déjate de historias... y explotan los confetis desde el escenario.

Para dar paso luego a una canción «que habla de los que se han planteado suicidarse… de los que están en la prostitución… es el momento de pedir por nuestros hermanos, metámonos en la noche para poder rezar por ella», y dos chicas cantan Noche. Hakuna está cumpliendo diez años y quieren que lo celebremos. «Capricho es nuestra identidad… no hay nada mejor que descansar en la lógica del capricho«, se le escucha decir a Manglano, el sacerdote que inició esta, llamada por el Papa Francisco, «familia eucarística».

Y, entonces, salen los flamencos al escenario. Tres chicas de blanco radiante mueven sus mantones mientras bailan «el campanillero». Luego, Madre de Hakuna… y alguien del público que grita ¡viva la Virgen!, para que la gente se arranque con unas palmas. «Te quiero con locura preciosa madre», dice un cartel que enfocan en la pantalla. «¿Cómo no vamos acabar cantando villancicos?», dice otro antes de empezar con un «ande, ande que es la Nochebuena… pero mira cómo beben… y ya vienen los Reyes Magos». 

Cantando 'Un segundo'.
Cantando ‘Un segundo’.

«¿Cómo están ustedes?… Vemos constantemente que hay gente que se conforma con lo superficial… bailar puede ser muy bonito pero si nos quedamos ahí todo se estanca… Qué pena que nos dejemos llevar solo por lo sensible… este concierto puede ser muy bonito pero no hacemos canciones porque sean bonitas sino porque son verdad, y la verdad es Jesucristo«, dice un joven que ha compuesto una canción del disco nuevo llamada Entre anestesias

El concierto va llegando a su fin y la gente dice «nooo». Muchos silban y gritan «otra, otra…».  Y vuelven al escenario a cantar Ojalá, aunque esta vez será con ayuda del público, que previamente dividen por zonas, y por hombres y mujeres, para que cada grupo cante una parte. El resultado queda espectacular… pero la gente sigue pidiendo Forofos. Antes, agradecen al obispo Jesús Vidal, vicario de la diócesis de Madrid, que no se lo ha querido perder.

Y, unas palabras, de uno de los jóvenes de Hakuna, sirven de broche final: «Hace muchos años, unos reyes adoraron a un niño… y al volver, los reyes se fueron por otro camino, ojalá volvamos todos a casa por otro camino que nos dé la vida«. Las luces se encienden, los jóvenes del escenario se hacen un macroselfie con el público… mientras una cartulina entre la gente resume esta gran noche: «Nos han regalado la eternidad».

[Pincha aquí para ver más fotos del concierto.]

Fuente: religionenlibertad.com – Juan Cadarso – 7 enero 2024.

Canción «Capricho» de Hakuna Group Music en el concierto del 6 de enero de 2024 en el WiZink Center de Madrid.

Canción «Baila y déjate de historias» de Hakuna Group music en el concierto del 6 de enero de 2024 en el WiZink Center de Madrid.

Hakuna calienta motores para su concierto «más grande»: «La fe de los jóvenes está resurgiendo»

‘Esperamos que todos podáis disfrutar tanto como nosotros vamos a hacerlo. Que sea un momento de oración, que nos demos cuenta de que Dios está vivo y que nos quiere y que demos gracias por todo lo que nos ha dado’, expresan desde Hakuna horas antes de su concierto en el WiZink center.

La noche de este 6 de enero, mientras los niños apuran los últimos minutos del día de Reyes, miles de jóvenes tendrán su particular celebración de la Epifanía en un concierto que agotó sus entradas minutos después de salir a la venta. Hakuna vuelve a mover masas.

Este sábado serán 17.000 los jóvenes que cantarán al unísono muchos de los once temas «muy rezados» de Capricho, su último disco. Sencillamente, Forofos o Huracán son canciones que no suelen faltar en cada cita.

Aunque «lo de siempre» estará presente, el del 6 de enero en el WiZink promete ser un concierto especial para Hakuna.

«El concierto más grande que Hakuna haya hecho nunca»

Jacobo Zunzunegui, estudiante de último año de diseño industrial, lleva cuatro de sus 22 años siendo «un pringado». O lo que es lo mismo, «diciendo `sí a Dios´» desde este movimiento.

El también vocalista de Hakuna Music Group desde hace tres años espera «con muchísimas ganas» el evento de esta noche. Habla con Religión en Libertad poco después de concluir uno de los últimos ensayos grupales de lo que será «el concierto más grande que Hakuna haya hecho nunca«. Con excepción de la JMJ de Lisboa, nunca habían tocado ante un aforo similar. Y por si fuera poco, celebrarán la primera década desde que nació este movimiento en la JMJ de Río de Janeiro en 2013.

Nuevo disco, aniversario, récord de asistencia…  Son elementos que el joven desarrolla con entusiasmo, pero lo que más valora es que lo que albergará el WiZink esta noche será «un concierto que, ante todo, será una oración«.

Concierto presentación QAOS – Palacio Vistalegre de Madrid.

En septiembre de 2023, acababan de salir las entradas a la venta mientras tocaban en el madrileño palacio Vistalegre y pocos minutos después estaban prácticamente agotadas. Para el vocalista, el motivo de ello «no es tanto Hakuna», sino que «vivimos una época donde la fe de los jóvenes está resurgiendo y la gente está con mucha sed de Dios».

«Una respuesta al anhelo de Dios»

«Gracias a Dios, a través de Hakuna podemos ofrecer una respuesta a ese anhelo que tenemos todos y por eso 17.000 personas quieren venir al concierto. La gente tiene sed de Dios, y con Hakuna se puede ofrecer una cercanía y oración que realmente llenan», subraya.

El  movimiento nació con poco más de una decena de jóvenes y un sacerdote, José Pedro Manglano. Hoy los pringados son miles en toda España, han conquistado Europa e Hispanoamérica, aterrizado en Boston, Nueva York o Corea y 230.000 personas escuchan sus temas en Spotify.

Zunzunegui no encuentra otra explicación posible si no es que «Hakuna ha sido llevado por el Espíritu Santo y crecido como Dios ha querido«. Durante sus diez años de historia, los integrantes de Hakuna afirman haber «aprendido muchísimo».

«Sobre todo de rodillas ante Dios», agrega. Y es que Hakuna se considera «una familia eucarística» en la que lo central es la adoración al Santísimo.

Una hora santa de Hakuna.
Las horas santas o adoraciones al Santísimo son el pilar en torno al que gira Hakuna, hasta el punto de considerarse ‘una familia eucarística’.

«Hemos aprendido de rodillas a arrodillarnos ante el prójimo, como realmente hemos aprendido que Dios nos quiere de esta manera, y que solo a través de la Verdad que podemos descubrir en Él seremos plenamente felices. Que Él nos llena de ese anhelo que tanto buscamos como jóvenes en este mundo y sociedad de hoy día», explica.

Católico… ¿y de fiesta? «Me rompió los esquemas»

Pero, ¿cómo cruza alguien las puertas de Hakuna y se convierte voluntariamente en un «pringado»? En su caso fue criado en una familia católica «de toda la vida» en la que «se cuidaba la fe» pero «sobre todo culturalmente«.

«Las respuestas que daban a mis preguntas no me servían. A pesar de no tener los conocimientos que yo necesitaba, siempre hacían lo posible porque hiciésemos planes cercanos a la vida católica», relata.

Al contrario que muchos jóvenes, con 16 años asumió la fe como su «identidad», hablando sin miedo de su práctica religiosa «a pesar de que a veces lo que vivía realmente no comulgaba con la Iglesia como era necesario».

Recuerda cómo «poco a poco se fueron acercando» su fe y su vida diaria hasta que en una Hora Santa de verano escuchó a unos jóvenes que «se iban de fiesta con Jesús» a El cortijo de Sancti Petri.

«Me descolocó mucho oír eso, se me rompieron los esquemas. En esa fiesta me crucé con los de Hakuna y vi que se lo pasaban mejor que cualquier persona, que era compatible salir de fiesta y estar cerca de Dios, considerarme católico en todo lo que hacía», recuerda.

Casi de inmediato se acercó a esos jóvenes, les pidió que le integrasen en los grupos de Madrid  y, una vez en Hakuna, dio el salto para ser «pringado». «No soy ni más ni menos por ello», matiza, «simplemente es el camino que quiero llevar para acercarme a Él«, explica. 

Ensayo de Hakuna.
Uno de los últimos ensayos de Hakuna antes de su concierto de este 6 de enero en Madrid. 

Ahora, Jacobo busca «devolver la oportunidad» que le dieron para «acercar a la gente a Dios». También a Hakuna.

Sí, también las monjas carmelitas pueden ser -casi- «pringadas»

Pero, ¿quién está llamado a integrar Hakuna? ¿Puede hacerlo cualquiera? Por su experiencia,  observa que el movimiento «es una respuesta a lo que buscan los jóvenes hoy en día«, sin desmerecer otras opciones y movimientos «igual de válidos y bellos». La cuestión, afirma, es que de  Hakuna se desprende «un estilo de vida» que hace del movimiento «una realidad específica» y que puede apreciarse en el Decálogo del pringado.

Por este motivo disponen de la figura jurídica del «miembro asociado», que contempla participar en Hakuna integrando otros movimientos o vocaciones, lo que ejemplifica con una joven recién entrada al Carmelo.

En este caso, explica que a pesar de no poder seguir todo el Decálogo -por ejemplo, `en las fiestas, abrir los ojos a quienes están sedientos de amor´- la joven «sigue siendo asociada y el espíritu lo seguirá llevando. Que sea carmelita no quita que pueda seguir rezando la oración del pringado y rezar por todos los pringados y por lo que Dios quiera hacer de Hakuna».

4 claves para seguir siendo un «pringado»… aunque te iluminen los focos

Lo más importante de Hakuna podrán ser las Horas Santas -así llaman a la adoración al Santísimo- pero lo más visible es el ámbito musical. A veces, ambos se confunden. Lo cierto  es que acostumbrarse a cantar frente a multitudes y ser coreado por miles de personas tiene sus riesgos.

Un concierto de Hakuna.
Los integrantes de Hakuna son conscientes de los peligros de los focos y los escenarios: tratan de practicar la humildad a través de la oración en cada concierto y considerándose instrumentos de evangelización, no rostros ni firmas visibles.

Casilda, integrante de Hakuna de 26 años y empleada en un despacho de abogados, sabe que esta amenaza existe y trabaja junto a sus compañeros para enfrentarla.

Entre sus principales medidas, destaca «la importancia de estar cerca de Dios antes de los conciertos«, cuando los integrantes «intentan hacer  un rato de oración y preparar el corazón».

«Es importante que nos demos cuenta de que cuando salimos a cantar, no somos nosotros quienes hacemos algo, sino Dios el que hace algo a través de nosotros«, agrega.

También menciona que «en Hakuna nadie es imprescindible«. El foco no está en el intérprete, sino en el interpretado y la gente «no se da cuenta de si  una canción la canta una u otra persona, sino de lo que se transmite».

Mencionan un ejemplo práctico que les ayuda meditar. «Cuando alguien canta un solo y es indudable que es la voz que más se  escucha, no te fijes en cuánta gente hay, sino en estar totalmente al servicio de lo que Dios quiera hacer a través de ti», aconseja.

Un llamado a contagiar la alegría de la fe

Los miembros de Hakuna buscan vivir la humildad, pero eso no es obstáculo para tener grandes ambiciones. Preguntado por los planes de futuro de un integrante de la agrupación, Zunzunegui apunta a «seguir viviendo con las ganas y alegría» de la fe y «contagiar eso al que quiera escucharlo». En un plano más institucional, también menciona su deseo de apoyar a Hakuna en su expansión en lugares como Colombia, México o Corea. Lo que sí concreta es que los planes de futuro, sean cuales sean, «son muy guiados por el Espíritu Santo» y la intención de «lo que sea mejor para Hakuna. Y sobre todo, para la Iglesia».

Se despide alegre, con confianza y emoción ante el concierto de esta noche.

«Esperamos que todos podáis disfrutar tanto como nosotros vamos a hacerlo. Que sea un momento de oración y que estemos ahí para darnos cuenta de que Dios está vivo y que nos quiere, y para dar gracias por todo lo que nos ha dado, incluidos estos diez años de Hakuna», concluye.

Fuente: religionenlibertad.com – J.M.Carrera – 06 enero 2024.

Más info

Hakuna Group Music: la música católica que triunfa en Spotify. Ha conseguido que sus canciones católicas acumulen millones de escuchas en plataformas como Spotify o Youtube. Varios miembros de este grupo explican a Misión cómo han conseguido triunfar con su música que habla de Dios. [Ver más].

“Es posible unir a Dios con la buena música, porque Dios está presente en todo”

Hakuna Group Music.

Hakuna en Últimas preguntas de rtve. Viva la vida

Libro: José Pedro Manglano (2023): Hakuna ¡Viva la vida! Planeta

Viva la Vida | Hakuna Short-fim. Vayas a donde vayas siéntete enviado, vengas de donde vengas siéntete esperado.

Sinopsis de Hakuna ¡Viva la vida!

Hakuna, la revolución joven y moderna del catolicismo.

Seguro que has escuchado hablar de Hakuna, pero ¿qué es realmente? ¿Cómo nació y creció? ¿Qué tiene su música que se ha viralizado en las redes? ¿Cómo una asociación cristiana se ha convertido en un fenómeno de masas?

Este libro recoge la experiencia de alguien que conoce por primera vez Hakuna y la de quien ha estado desde sus orígenes. Esta doble visión permite ahondar en su historia, su carisma y su estilo de vivir tan auténtico: adoración, acción social, música, copas, oración, teología…

Descubre en Viva la vida la esencia que cautiva a miles de personas en todo el mundo.

La revolución empieza aquí. Leer fragmento

Hakuna Group Music: “Es posible unir a Dios con la buena música, porque Dios está presente en todo”.

Revista Misión. Diciembre 11, 2023

Manglano desvela el «secreto» de Hakuna para mover masas… y llenarse de conversos budistas y ateos.

10/01/2024. Haciendo Iglesia: «Carisma HAKUNA»

Popular Televisión R.Murcia. Dicen que desde el primer suspiro, buscamos con la mirada un sentido, y recibimos un regalo que nos hace únicos e irrepetibles. Que la vida se entreteje con hilos de sueños que elevan el alma, que miran hacia el cielo. Sueños que persiguen la excelencia: en las aulas de la universidad, en el laboratorio, … en la armonía de una melodía que cobra vida . Sueños que brillan, como destellos de luz, que se abren paso en la oscuridad de la noche. Hoy nos sumergimos en la historia de Agustín Gutiérrez, un joven que, tras perseguir una carrera prometedora, siente la atracción de un sueño superior, iniciando una experiencia profunda de transformación. Es la atracción de una llamada que trasciende. Sueños que se hacen realidad después de una vida entregada, guiada por el amor, por la pasión, por la entrega. Estos sueños nos empujan a emprender caminos, hacia el lugar de donde nacen. Un sentido que se convierte en alegría, que produce rostros y corazones que vibran, para vivir a partir de ahora… CON TODA EL ALMA.

Hakuna: un huracán que aterriza en Getafe

18 ene 2024. Con motivo del concierto “Capricho” con el que Hakuna Group Music ha cerrado su décimo aniversario, la Delegación diocesana de Medios pudo entrevistar a tres de sus integrantes. La familia eucarística Hakuna -como la ha definido el Papa Francisco- de la que brotó el grupo de música, ha aterrizado en Getafe en el curso 2023-24 comenzando sus Horas Santas para jóvenes universitarios en Alcorcón y para adultos y familias en Valdemoro.

Entradas relacionadas en esta web

Sale «Capricho». El disco de los 10 años de Hakuna Group Music.

Hakuna cumple 10 años. ¿Qué relación tiene con las realidades de la Iglesia?

Hakuna Group Music. Concierto en Vista Alegre, Madrid. 16/9/2023.

«Madrid Live Meeting». El conciertazo: Hakuna Group Music. Llevamos su alegría.

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
Aretha Franklin, la reina del soul. De las mejores cantantes de la historia.
Carta del Prior General de los Agustinos a los Jóvenes
30 cumpleaños del nacimiento de la Web (WWW): 1989 – 2019. Plaza de encuentro.

Deja tu comentario

*