Familia y vida

«Acoger y cuidar la vida, don de Dios». Anunciación del Señor. Testamento vital.

Comparte

Jornada por la Vida 25.3.2022. Cada vida es un don de Dios y está llamada a alcanzar la plenitud del amor.

Con el lema «Acoger y cuidar la vida, don de Dios», la Iglesia celebra el 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación del Señor, la Jornada por la Vida.

La Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida ha editado los materiales para la difusión y celebración de esta Jornada, con la que se celebra «el misterio más excelso de nuestra fe, la encarnación del Hijo de Dios», como recuerdan los obispos de la Subcomisión en su mensaje para este día.

Cartel en castellano – Descargar PDF

Otros materiales de la Jornada por la Vida

Estampa: castellano – Mensaje de los obispos – Subsidio litúrgico para el celebrante – Subsidio litúrgico para el monitor

¿Cuál es el mensaje de los obispos?

Los obispos de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida explican en su mensaje de este año que en la solmenidad de la Anunciación celebramos que el «sí» de la Virgen María se ha convertido en la puerta que nos ha abierto todos los tesoros de la redención. Y puntualizan, «en este sentido acoger la vida humana es el comienzo de la salvaciónporque supone acoger el primer don de Dios, fundamento de todos los dones de la salvación; de ahí el empeño de la Iglesia en defender el don de la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural, puesto que cada vida es un don de Dios y está llamada a alcanzar la plenitud del amor«.

Por eso, «acoger y cuidar cada vida, especialmente en los momentos en los que la persona es más vulnerable, se convierte así en signo de apertura a todos los dones de Dios y testimonio de humanidad; lo que implica también custodiar la dignidad de la vida humana, luchando por erradicar situaciones en las que es puesta en riesgo: esclavitud, trata, cárceles inhumanas, guerras, delincuencia, maltrato».

El cristiano, centinela del Evangelio de la vida

Los obispos lamentan que se permita jurídicamente y se promueva la eliminación de la vida por criterios económicos o utilitarios, alegando «humanidad» y desde el emotivismo. Sin embargo, afirman «lo cierto es que acabar con una vida humana es lo más contrario a la verdadera humanidad». En esta situación hacen una llamada a acoger y cuidar la vida, principalmente la que se encuentra en una situación de mayor vulnerabilidad, como es el caso de los concebidos no nacidos o de los más enfermos o ancianos.

Especialmente invitan a los cristianos a ser «centinelas» del Evangelio de la vida, porque son testigos de su belleza como don de Dios, y porque vigilan para salvaguardarla de cualquier atentado o manipulación. Ser «centinela» implica según los obispos, «tomar conciencia de la necesidad de formarnos y de formar a las generaciones más jóvenes para conocer y comprender la verdad del hombre, creado por Dios, llamado a amar y ser amado en plenitud. De ahí la importancia de una correcta formación de la afectividad y la sexualidad, como elementos constitutivos del ser humano que definen su identidad».

Los obispos dedican la última parte de su mensaje a María, que acogió «la suprema donación del que se entregó por nosotros hasta la muerte para darnos vida eterna» y que se convirtió en una mujer «que acompaña la vida del que sufre en la esperanza de la victoria de la resurrección y modelo de todo aquel que cuida de los hermanos enfermos o en precariedad».

Fuente: conferenciaepiscopal.es

«Amor fecundo: la dimensión gratuita del amor»: sexto vídeo para el Año de la Familia Amoris Laetitia

«El amor siempre da vida. El amor conyugal no se agota al interior de la pareja, sino que genera una familia». «Cada nueva vida “nos permite descubrir la dimensión más gratuita del amor, que jamás deja de sorprendernos. Es la belleza de ser amados antes: los hijos son amados antes de que lleguen”. Esto nos refleja el primado del amor de Dios que siempre toma la iniciativa» (AL 166).

«Con el testimonio, y también con la palabra, las familias hablan de Jesús a los demás, transmiten la fe, despiertan el deseo de Dios, y muestran la belleza del Evangelio y del estilo de vida que nos propone. Así, los matrimonios cristianos pintan el gris del espacio público llenándolo del color de la fraternidad, de la sensibilidad social, de la defensa de los frágiles, de la fe luminosa, de la esperanza activa. Su fecundidad se amplía y se traduce en miles de maneras de hacer presente el amor de Dios en la sociedad» (AL 184).

Cada video va acompañado de un subsidio pastoral, que puede ser utilizado de manera flexible tanto por las familias como por las distintas realidades eclesiales (diócesis, parroquias, comunidades). Cada subsidio, además, está subdividido en 4 partes, cada una de las cuales puede ser utilizada para profundizar en la familia o la comunidad, incluso en momentos diferentes.

Esta herramienta pretende ser una ayuda para la pastoral familiar, con propuestas y sugerencias que pueden adaptarse al contexto local. El objetivo es alimentar la reflexión, el diálogo y la práctica pastoral y, al mismo tiempo, dar valor, estímulo y ayuda a las familias en su vida espiritual y concreta de cada día.

Este recurso pastoral es una iniciativa del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida en colaboración con el Dicasterio para la Comunicación, en el marco del Año “Familia Amoris Laetitia”.

El primer sagrario humano.

La Delegación para la Familia y Vida de Huelva impulsa la firma del «testamento vital» con ocasión de la Jornada por la Vida

La Iglesia celebra el próximo 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación del Señor, la Jornada por la Vida. Con ocasión de esta jornada, el obispo de Huelva, D. Santiago Gómez, ha escrito una carta titulada “Acompañar, cuidar y amar el final de la vida” para que esta jornada en nuestra diócesis, en palabras del obispo, sea “un grito a favor de la vida, de toda la vida, desde el primer instante de su concepción hasta su muerte natural”.

La Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida ha editado los materiales para la difusión y celebración de esta Jornada en la que, bajo el lema «Acoger y cuidar la vida, don de Dios», se celebra «el misterio más excelso de nuestra fe, la encarnación del Hijo de Dios», como recuerdan los obispos de la Subcomisión en su mensaje para este día.

Simposio de Familia y vida (25 y 26 marzo 2022). “La iglesia, familia de familias».

Diócesis de Orihuela-Alicante. Con motivo del año de la familia “Amoris Laetitia”, convocado por el papa Francisco, desde el Secretariado de Pastoral de Familia y Vida, en colaboración con el Secretariado de Infancia y Juventud y la Delegación de Educación, está preparando para los días 25 y 26 de marzo de 2022 el Simposio Familia y Vida.

Bajo el lema «La Iglesia: familia de familias. Familia ¿dónde estás?» se reunirá en este simposio a especialistas de diversas materias para abordar el tema de la familia desde distintas perspectivas y, de esta forma, llegar a tener una visión global de la familia hoy.

Dossier informativo Simposio Familia y Vida. Descargar

Más info sobre el simposio

Entradas relacionadas en esta web

El milagro de la vida humana. Destello de luz en el momento de la concepción.

Voluntarios que rescatan vidas. Alternativa al aborto.

Anunciación del Señor. Solemnidad. Jornada por la vida 2019. 25 marzo.

Semana por la vida 2021. Custodios de la vida. 25 marzo.

Jornada por la vida: “El amor cuida la vida”. 25 de marzo. Obras son amores.

«El amor cuida la vida». Jornada por la vida 2019. Obras más que palabras. SIDH.

Educar para acoger el don de la vida

 316 visualizaciones totales,  2 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Domingo de la Sagrada Familia. Ama y cuida a tu familia. 30 diciembre.
En la Parroquia de Bellavista volvieron las celebraciones, en la fase de desescalada.
Memoria agradecida por Rafael Navarrete, «el cura de los matrimonios». DEP.

Deja tu comentario

*