Tiempo Ordinario

¡No demos la espalda a Jesús! XXVIII Domingo Tiempo Ordinario. Ciclo A.

Comparte

Pascua Dominical. Eucaristía en Casa y la Parroquia.

Jesús nos invita a una fiesta… ponte guapo y vamosss ¡No demos la espalda a Jesús!

Mt 22, 1-14. Jesús nos invita a un banquete, a una fiesta muy especial. Una fiesta organizada para la boda del hijo de un rey. Y, sin embargo, muchos de los invitados no quieren acudir. ¡Increíble! El rey, entonces, convida a otros invitados, pero alguno no va con el traje adecuado. No se ha enterado de la importancia de la fiesta. ¡Qué pena! ¡Cuánta gente despistada! El rey invitando a algo sin parangón y ¡qué poca respuesta!

Vistamos nuestro corazón de fiesta. ¡No demos la espalda a Jesús! Seamos conscientes del gran don que recibimos. Que este revestimiento nos lleve luego a actitudes concretas de fraternidad, como nos pide el papa Francisco en esa gran encíclica que es Fratelli tutti y de la exhortación apostólica Laudate Deum. Recemos por la Asamblea Sinodal que se celebra en el Aula Pablo VI del Vaticano y oremos intensamente por la paz.

Fuente: Dibujo: Patxi Fano – Texto: Fernando Cordero ss.cc.

El mejor vestido – 28º Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo A

Mt 22, 1-14. El vídeo de esta semana quiere subrayar el gran regalo que nos ofrece Dios: un amor insistente y para todos. Es una llamada a participar en una gran fiesta, o en una vida sin límites. Una invitación a vivir desde el amor, el darse, el servir, el compartir…. Todo lo que simboliza y expresa la Eucaristía, todo lo que estamos llamados a contagiar: un estilo de vida, a pesar de las dificultades, gozoso e ilusionado.

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
Con la humildad de los misioneros. XXX Domingo T.Ordinario, Ciclo C.
Sembrar amor entre fronteras. VII Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C.
Grita NO frente a los engranajes del mal. IV Domingo Tiempo Ordinario – Ciclo B.

Deja tu comentario

*