Ama Amigos Educación

«La ciencia de la felicidad». Psicología positiva. Tal Ben-Shahar.

Comparte

Tal Ben-Shahar es científico de la felicidad.

¿Qué diferencia a la gente más feliz del mundo?

En estos vídeos se nos habla sobre la necesidad de enseñar con emociones positivas para aumentar la felicidad y la creatividad de los estudiantes. Doctor en psicología y filosofía, El curso de Psicología Positiva de Tal Ben-Shahar en Harvard posee el récord de la asignatura con mayor número de alumnos de la historia (1400 por semestre) de la Universidad de Harvard ganándose el sobrenombre de “profesor de la felicidad”. Ben-Shahar es autor de libros como «Elige la vida que quieres” o «Practicar la felicidad”, entre otros, en los que nos habla sobre las emociones que mejoran el aprendizaje, la creatividad, la capacidad de innovación, y en definitiva, la vida diaria de las personas.

La felicidad no es sonreir todo el rato o que no haya ninguna tensión. Es aprender a lidiar con las dificultades de nuestra vida.

Fuente: Aprendemosjuntos.

Las diez claves de la felicidad, según Tal Ben-Shahar.

Es el profesor del curso más popular de la Universidad de Harvard con su asignatura de Psicología Positiva. Tal Ben-Shahar, CEO además de la Academia de Estudios de la Felicidad, asegura en el encuentro sobre de educación enlightED que uno de los mejores indicadores de la felicidad es la calidad de las relaciones personales, por lo que es muy importante aprender a desconectar de la tecnología y establecer límites con ella.

Desconectar de la tecnología, cultivar las relaciones personales, demostrar gratitud por lo que tienes. En el ‘Día Internacional de la Felicidad’ te damos las claves para ser feliz de Tal Ben-Shahar, uno de los mayores expertos mundiales en este tema.

Tal Ben-Shahar ha convertido la felicidad en una asignatura académica. Este psicólogo estadounidense e israelí ha sido durante 25 años profesor en Harvard, su asignatura tiene el récord de ser la que más estudiantes ha tenido en la historia de esta prestigiosa universidad: más de 1400 alumnos por semestre. También es consultor de empresas internacionales como MicrosoftOrange o Shell; escritor de superventas como ‘La búsqueda de la felicidad; y dirige el Happiness Studies Academy, una plataforma online que ofrece recursos para aprender a gestionar las emociones.

En la última edición de enlightED, encuentro sobre el futuro de la educación organizado por Fundación Telefónica junto con IE UniversityFundación Santillana y South Summit, Ben-Shahar protagonizó una charla muy esperada e inspiradora acerca de la felicidad. Su definición, su esencia, los obstáculos para conseguirla y los consejos prácticos para que esté cada día un poco más a nuestro alcance. En el #DíaInternacionalDeLaFelicidad, te acercamos algunos de ellos.

1. Creer en la felicidad

Tal Ben-Shahar afirma que “de media la felicidad depende en un 50% de la genética, en un 40% de las elecciones personales y en un 10% del entorno. Esos porcentajes pueden cambiar en situaciones extremas, como una guerra”. Dicho de otra forma, puedes ser feliz, si quieres ser feliz. Depende de ti, tus elecciones y tus conductas.

2. Cultivar las relaciones personales

La calidad de las relaciones personales es un factor diferencial cuando hablamos de felicidad. Pasar tiempo con las personas a las que más queremos, sentirnos parte de una familia o una comunidad, hablar con la gente, abrazarla, mirarle la cara, sentirse físicamente cerca alguien son los pilares del bienestar de una persona.

«El fundamento principal de una vida feliz es permitir las emociones infelices».

3. Desconectar de la tecnología

Nunca hemos estado tan conectados y desconectados a la vez. Según la antropóloga Amber Case, una de las protagonistas del primer foro Telos, es la paradoja de nuestros tiempos. Vivimos tan pendientes de los teléfonos inteligentes que se convierten en extensiones de nuestros propios cuerpos. Somos cíborgs: mitad humanos, mitad robots. Tal Ben-Shahar considera que el smart phone es un invento fabuloso para conectar a las personas, pero es un medio no un fin. La empatía y las demás emociones necesitan cercanía y contacto físico. Hay que aprender a desconectar de la tecnología o, por lo menos, a ponerle un límite.

4. Concederte el permiso para ser humano

Ser humanos es asumir que los sentimientos negativos tienen cabida. Uno de los principales obstáculos en la búsqueda de la felicidad es creer que se puede estar siempre felices. Nos enfadamos, nos ponemos tristes, sentimos envidia. Las redes sociales juegan un papel importante en este sentido. Tendemos a creer que son un reflejo fiel y real de la vida y la vida perfecta de los demás nos provoca frustración. Es más, nos sentimos obligados a fingir una vida perfecta y airearla en nuestras redes sociales. Para ser feliz, hay que ser auténtico y real.

5. Aprender a descansar

Muchos expertos coinciden en que el gran enemigo del bienestar es el estrés, una especie de pandemia global. Ben-Shahar comparte esta teoría, pero afirma que el verdadero problema no es el estrés en sí, sino la falta de recuperación. No se trata solo de dormir, sino de descansar. “Las personas felices y saludables saben gestionar su tiempo y tomar tiempo libre» dijo en enlightED 2019.

«Esculpimos el cerebro a través de rituales y si repetimos acciones positivas, lo esculpimos de forma positiva».

6. Estar agradecido

Es un ejercicio sencillo con un enorme poder. Tal Ben-Shahar confesó en enlightED que uno de sus rituales es escribir cosas por las cuales se siente agradecido. Expresar gratitud sirve para dar valor a las cosas, incluso las que nos parecen pequeñas o insignificantes, y mejora nuestra salud mental y física.

7. Estudiar la felicidad

Tal Ben-Shahar ha convertido la felicidad en una asignatura académica y es partidario de que todos los niveles educativos sigan su ejemplo. Si queremos educar a personas felices, tenemos que enseñar la felicidad desde las primeras etapas del aprendizaje tal y como enseñamos las matemáticas, la geografía o la historia. El “profesor de la felicidad” comparte con otros expertos en educación la necesidad de complementar las asignaturas tradicionales con la formación en soft skills como la flexibilidad, la creatividad o la resiliencia.

8. Invertir en la felicidad

De la escuela a la empresa. El trabajo es uno de los principales indicadores de nuestros niveles de felicidad. Para este experto en Disciplina Positiva, mucho depende de nosotros y de cómo afrontamos el día a día en el lugar de trabajo. Sin embargo, las organizaciones pueden hacer mucho para que sus trabajadores sean felices. De hecho, deberían invertir en felicidad. Un trabajador feliz trabaja más, en menos tiempo y es mucho más creativo. Se trata de cambiar los términos de la ecuación. No es éxito (causa) – felicidad (efecto), sino felicidad (causa) – éxito (efecto).

9. Hacer listas de tus pasiones y puntos fuertes

Ben-Shahar es también el creador del proceso MPS*, siglas en inglés de “significado”, “placer” y “puntos fuertes”. Este método consta en establecer listas de cosas que son significativas para nosotros; cosas que nos provocan placer; y finalmente nuestros puntos fuertes. El segundo paso es buscar coincidencias entre estas listas. Allí donde coinciden las cosas importantes, las placenteras y las que se nos dan bien es donde solemos hallar la felicidad.

* Proceso MPS: Meaning o la lista de puntos fuertes, lo que me da placer y lo que me aporta significado.

10. Entrenar la felicidad

Desconectar, cultivar las relaciones personales, conceder espacio a todos los sentimientos humanos, incluidos los negativos. Todo esto está muy bien, pero tiene que convertirse en una costumbre, en un hábito rutinario. Hay que entrenar la felicidad como hacemos con nuestro cuerpo practicando deporte con regularidad. Si quieres ser feliz, empieza a hacer cosas que te hagan feliz. Todos los días, a partir de ahora.

Fuente: FundaciónTelefónica.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
El Colegio San Agustín Sevilla te invita a la jornada de puertas abiertas 2019.
El derecho a saber dónde están los familiares. Santa Cruz por ejemplo…
Vocación monástica en Silos. Ayuda para el discernimiento vocacional.

Deja tu comentario

*