Acompañamiento Adultos Misión

«Sin miedo a patear las calles y tocar las heridas de la gente». Congreso de Laicos.

Comparte

Treinta y dos laicos, burgaleses y onubenses, unidos en Madrid en el Congreso «Pueblo de Dios en salida».

Diócesis de Burgos

Dieciséis laicos de la diócesis de Burgos, acompañados por el vicario de pastoral, José Luis Lastra, participaron durante los días 14 a 16 de febrero en el Congreso de Laicos «Pueblo de Dios en salida» desarrollado en Madrid organizado por la Conferencia Episcopal con el objetivo de revitalizar el laicado del país, consciente de la responsabilidad que tiene de llevar a todos los lugares donde está el mensaje del evangelio. A lo largo de tres días, la expedición burgalesa participó en los actos organizados, desde ponencias a vigilias de oración o conciertos, siguiendo los distintos itinerarios propuestos: primer anuncio, acompañamiento, procesos formativos y presencia pública.

El papa Francisco animó a través de una misiva a los congresistas a participar con ilusión en el evento –que han preparado desde hace más de un año– y de ser capaces «de patear las calles, de entrar en cada rincón de la sociedad, de llegar hasta los límites de la sociedad, de tocar las heridas de la gente» para ser la Iglesia «en salida» que tanto solicita.

Para la delegada diocesana de Apostolado Seglar, Lucía Ferreras, el congreso ha ayudado a reflexionar «sobre las actitudes a convertir, los procesos a activar y los proyectos a realizar» de cara a conseguir un laicado más corresponsable y participativo en la vida y misión de la Iglesia. El congreso ha servido como punto de arranque para llevar a cabo de ahora en adelante en la diócesis las propuestas desarrolladas.

Fuente: Archiburgos.

Foto de familia de los congresistas burgaleses junto al arzobispo de Burgos.

Testimonio de Puri. «Olor a incienso y oveja».

Recién llegada del Congreso de laicos de Madrid, es precisamente lo que traigo, ese olor a incienso y oveja que desprende el Pueblo de Dios. Han sido jornadas llenas de oración, enseñanza, compromiso y comunidad. Durante estos tres días, hemos escuchado palabras y expresiones que aunque ya conocidas, nos han parecido nuevas, con un significado diferente, quizás por los que las han pronunciado o simplemente porque ante casi dos mil personas han resonado de forma distinta. Expresiones como: “Acontecimiento de Gracia”, “Conversión pastoral y misionera”, “Auténtica vocación laical”, “Caminos de vida y resurrección”, “Escuela de evangelizadores”, “Discernimiento de la vocación”, “Ejercicio de sinodalidad”, “Renovado Pentecostés”… todas ellas han sido claves en actitudes, procesos y proyectos a llevar a cabo en esta conciencia de salida y cambio que necesitamos. Hasta la música y las canciones de siempre nos han sonado diferente. Se puede decir que todo lo que hemos vivido y experimentado estos días, lo hemos hecho juntos, mezclados, acompañados, aprendiendo los unos de los otros.

Alguien dijo de retirar las sillas, de sentarse en el suelo, en la hierba, como hacían las multitudes cuando se reunían y escuchaban al Señor y Él comenzaba a enseñarles…. Hubiera sido perfecto… pero nadie retiró esas sillas, deberemos esperar un poco más.

Me he encontrado estos días con muchos catequistas como yo en el camino, me alegra descubrir que nos planteamos las mismas dudas, que valoramos las mismas cosas y que a todos nos vendría bien cambiar, que tenemos muchos defectos, pero amamos nuestra vocación y estamos convencidos de que no sólo debemos conocer a Jesucristo, sino saber comunicarlo, y que estamos dispuestos a ello. En la mochila del Congreso me llevo alegría y gratitud a Dios, renovadas por su llamada a una vocación laical. Me llevo un grato recuerdo de los compañeros del grupo y sobre todo de las dos chicas, de pastoral universitaria, que han sido todo acompañamiento y alegría, y que nos han devuelto esa fe en los jóvenes, como promesa y futuro de la Iglesia, hay muy buenos chicos y chicas en el mundo, tan sólo hay que encontrarlos, conocerlos y quererlos. Catequistas, no olvidéis que “sois la sal que puede dar sabor a la vida, sois la luz que tiene que alumbrar llevar a Dios”.

Un abrazo. Puri Gallardo Pachón

Diócesis de Huelva

Dieciséis laicos de la diócesis de Huelva, participaron en el Congreso de Laicos «Pueblo de Dios en salida». ¡Enhorabuena! Ahora viene la parte más apasionante: poner en práctica lo vivido en el Congreso. 🙂

Foto de familia de los congresistas onubenses.

Testimonio de Ascensión Alcántara

El Congreso me ha parecido muy interesante y constructivo. Iba con cierto escepticismo, pero ¡ el Señor siempre sorprende! Me ha gustado muchísimo que el Santísimo estuviera constantemente expuesto.
De ahí el espíritu de fraternidad : he intercambiado opiniones, comentarios, abrazos y teléfonos con diferentes hermanos que he conocido. Creo que ha quedado patente que la vocación laical es imprescindible para la Iglesia y que los laicos no somos cristianos de segunda.

La evangelización hoy en día, si no la hacemos los laicos va a ser difícil que se lleve a cabo. Debemos ser una Iglesia «en salida» donde cuidemos de forma especial la acogida y el acompañamiento.
Hay que reintroducir el primer anuncio, al alejado y al cercano a través del «tu a tú «. A veces simplemente (nada más y nada menos ) diciéndole a la persona que Dios la quiere apasionadamente en la circunstancia de su vida en la que se encuentre. Muy importante también la formación en clave de oración y con espíritu de conversión.
Nos encontramos ante un renovado Pentecostés, protagonizado por los laicos.

Testimonio de Mª Angélica Guerrero

El pasado 14, 15 y 16 de febrero vivimos una importante experiencia las 15 personas que representábamos a la diócesis de Huelva en el congreso de laicos «Pueblo de Dios en salida» que se celebraba en Madrid .

Ha sido muy enriquecedor e intenso un gran regalo que me ha concedido el Señor al poder vivir la sinodalidad y comunión, cada uno de una parroquia, movimiento y carisma diferentes pero todos UNO en Jesús al que hemos sentido en medio en todos en todo momento.

Todavía mantengo en mis ojos la impresionante imagen de más de 2000 laicos sedientos y ansiosos por sentirse parte de una iglesia en salida.

Tras las ponencias, que eran muy interesantes hemos dialogado, debatido y propuesto en pequeños grupos pidiendo ser guiados por el Espíritu Santo y que el señor nos conceda la dimensión de la Gracia para así poder llegar a conclusiones que signifiquen una renovación para la iglesia haciéndola más cercana, acogedora y madre.

Este congreso nos invita a ponernos en camino y reflexionar sobre el cambio de época que se avecina en el que nos tenemos que subir, a las nuevas formas de comunicación para poder llegar a todos los rincones, dominar nuevos lenguajes y saber transmitir la Buena Noticia con grandes dosis de creatividad.

Ahora nos queda pasar a la acción y transmitir en nuestras diócesis, desde el lugar donde Dios nos ha encomendado nuestra misión, todo lo vivido, pasarlo por la oración y hacer todo lo que esté en nuestras manos para que lleguen los cambios que necesita nuestra iglesia, una iglesia llena de laicos que junto con sus pastores sepan ser sal y luz para los demás.

Testimonio de Fran

El Congreso de Laicos ha supuesto un espacio de convivencia y compartir con mi familia eclesial española, el cual me ha llevado a reforzar mi vocación laical y tomar conciencia de nuestra misión evangelizadora en nuestros ambientes. Salgo con la convicción de que la nueva evangelización o la llevamos a cabo los laicos o se quedará por hacer, poniendo énfasis en cuatro elementos evangelizadores el primer anuncio, la formación, la presencia en el mundo y el acompañamiento. 
Cristo vive y tenemos que dar testimonio de ello. 

Un abrazo, Francisco José Rodríguez López.

Vicente Serván y Ascensión Alcántara de la Diócesis de Huelva con Atilano Rodríguez, obispo de Sigüenza-Guadalajara.

Susana Fernández: “Es un punto de partida, no acaba aquí”.

La presidenta nacional de la ANFE y  miembro de la Comisión de Contenidos del Congreso de Laicos repasa lo que ha dado de sí el evento.

Fuente: COPE.

Entradas relacionadas en esta web

Congreso Nacional de Laicos 2020. «Pueblo de Dios en salida». Formación.

Congreso de Laicos 2020 en España: «Pueblo de Dios en salida».

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
«Nos han educado para que nos den todo hecho. No para implicarnos».
Misioneros burgaleses: Jesús Ruiz Molina, obispo de Bangassou (R. Centroafricana).
Misión y redes. 71 Semana Española de Misionología.

Deja tu comentario

*