Educación

“Las emociones son las guardianas del aprendizaje”. Begoña Ibarrola.

Comparte

Educar para sentir. Las emociones influyen tanto en el que aprende como en el que enseña.

“El cerebro es selectivo y las emociones son el pegamento de los recuerdos. Si una persona no ha dejado huella en tu vida, no te acuerdas de ella”.

Begoña Ibarrola, psicóloga y escritora

Dracolino, Pirindicuela o Chusco, son algunos de los personajes que nos guían en el universo de Begoña Ibarrola. El cosmos de esta experta en inteligencia emocional está habitado por dragones, hadas y animales de toda índole. Actores vergonzosos, orgullosos o solidarios que representan el mundo emocional. La lectura, señala la escritora, “es como un espejo donde el lector se ve reflejado y encuentra incluso solución a sus problemas”. La fantasía en sus cuentos tiene como objetivo ayudar al lector a comprender sus propias emociones.

Begoña Ibarrola, se licenció en Psicología en la Universidad Complutense de Madrid, es especialista en musicoterapia, inteligencia emocional y ejerció como psicóloga infantil durante quince años. En su consulta descubrió que las historias eran una poderosa herramienta terapéutica y hoy, volcada en la escritura, ya ha publicado más de doscientos cuentos con el núcleo en las emociones. Un extenso trabajo que ha dado lugar a las antologías ’Cuentos para aprender a convivir’, ‘Cuentos para educar a niños felices’ o la colección ilustrada ‘Cuentos para sentir’.

“En cuanto los profesores trabajan las emociones con los alumnos, el clima del aula cambia, aumentan los rendimientos y disminuye la ansiedad”, asegura la también investigadora y docente, que lleva más de dos décadas formando a profesores y familias en educación emocional. Ibarrola sueña con «una escuela sin asignaturas, inclusiva, accesible y de calidad» y en la que, reivindica, «impulsar los estados emocionales favorables para el aprendizaje».

Begoña Ibarrola es licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Es pionera de la musicoterapia en España y experta en inteligencia emocional. Ejerció como terapeuta infantil durante quince años y descubrió el poder de las historias como herramienta para la educación emocional. Ha escrito más de doscientos cuentos que han sido traducidos a una decena de idiomas. Es autora de las antologías ‘Cuentos para educar niños felices’, ‘Cuentos para aprender a convivir’ o de la colección ilustrada ‘Cuentos para sentir’. Hoy está volcada en la escritura, la docencia y la investigación.

Fuente: aprendemosjuntos.

Entrada relacionada en esta web

La educación que queremos ¿Cuándo empezamos a sentir? Begoña Ibarrola.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Visita didáctica de alumnos de 1º ESO del IES de Corrales. Aljaraque (Huelva).
Primer Congreso Agustiniano Hipona. Una familia joven. Tienes una misión.
50 Años de Agustinos Alicante. «Educando de corazón desde 1969». 1969 – 2019.

Deja tu comentario

*