Tiempo Ordinario

Iglesia que protege a los pobres. XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía en Casa y en la Parroquia.

Iglesia que protege a los pobres

Lc 21,5-19. Pon tus palabras en mi boca. Transforma mi mente con la cercanía de tu bondad. Dale alas a mis pensamientos con la acción de tu Espíritu. Inspíranos, Señor, con tu Palabra.

Nos hace falta inspiración ante el mensaje de una clase política que nos asusta cuando solo mira su propio interés y genera divisiones. Nos hace falta inspiración para luchar realmente por la justicia y por los últimos, a los que hemos de sentir hermanos. Hermanos de verdad.

Nos hace falta inspiración para ser constructores de la paz.

Y en los momentos de miedo, de inseguridad, tener la confianza de que nuestra vida está en Ti. Tú pondrás las palabras en nuestra boca… al aire de tu Espíritu. Que seamos siempre Iglesia que protege a los pobres.

Fuente: Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Algo roto dentro de mí  – 33º Domingo Tiempo Ordinario, Ciclo C

Lc 21, 5-19. La paciencia no es fruto de la debilidad. Al contrario, supone fortaleza interior. La persona paciente moviliza todas sus energías para no doblegarse ante la adversidad y seguir luchando con firmeza, sin dejarse perturbar por el mal. Se necesita mucha entereza para mantener el ánimo sereno y confiado cuando todo se nos pone en contra.

Aunque parezca fuerte y violento, el impaciente es una persona débil, incapaz de tolerarse a sí mismo y de soportar las contrariedades de la vida.

La verdadera paciencia nada tiene que ver con una resignación pasiva. No es «aguantar» porque uno no sabe o no se atreve a hacer otra cosa. No es posible dejar atrás la violencia y promover un proceso de pacificación sin una actitud paciente y tenaz.

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

VI Jornada Mundial Pobres: “Jesucristo se hizo pobre por vosotros”. 13/11/2022.

25 Aniversario Parroquia de Nuestra Señora de Bellavista, Aljaraque, Huelva.

 154 visualizaciones totales,  4 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Bienaventurados porque sois de Dios. VI Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C.
Domingo del Corpus Christi: Los pobres son custodia de Cristo
Huir de la cruz es rechazar a Jesús. Mirar hacia delante. Domingo XIII T.O. Ciclo C.

Deja tu comentario

*