Adviento-Navidad

El álbum de nuestro bautismo. Somos hijos amados de Dios. Bautismo del Señor.

Comparte

Renovamos nuestro propio Bautismo.

Santa Misa Bautismo del Señor, 08 de enero de 2023 Papa Francisco.

Homilía en la Fiesta del Bautismo del Señor (8 de enero de 2023).

Papa: “Que aprendan a rezar desde niños. La oración les dará fuerza durante toda la vida”.

La majestuosa Capilla Sixtina no es solo el lugar donde se eligen papas. También es el escenario donde se bautiza a los más pequeños, que lloran a los pies de la sublime obra de Miguel Ángel.

En total eran 13 y el papa, como suele hacer en estas ocasiones, dio a los padres los consejos habituales que reserva para ocasiones como esta.

FRANCISCO
Que todos los años recuerden y den gracias a Dios por esta gracia de haberse convertido en cristianos. Esta es una tarea que os aconsejo realizar.
Desde niños que aprendan a rezar, como niños, al menos a hacer así con las manos, con los gestos… Que aprendan a rezar desde niños porque la oración será lo que les dé la fuerza durante toda la vida. En los momentos buenos para dar gracias a Dios y en los momentos duros, para encontrar fuerza.

A pesar de sus problemas de rodilla el papa pronunció la homilía en pie. Fue breve e improvisó. Y trató de hacer sentir a las familias como en casa.

FRANCISCO
Ahora están todos callados y eso es bueno. Pero quizás alguno “dará la nota”, empezará. Y como los niños son “sinfónicos”, todos irán detrás de este. Dejadles gritar, dejadles llorar. Quizás alguno llora porque tiene hambre. Dadles de pecho. Con total libertad.

El bautismo de hijos de trabajadores de la Santa Sede en la Capilla Sixtina es una las celebraciones más entrañables que del Vaticano.

Fuente: romereports.com – JRB

El álbum de nuestro bautismo. Somos hijos amados de Dios

Con la fiesta del Bautismo del Señor, con la que concluye el tiempo litúrgico de la Navidad, el recordado papa Benedicto XVI explicaba su profundo significado: “El Señor no se cansa de repetirnos: ‘Sí, estoy aquí. Os conozco. Os amo. Hay un camino que viene de mí a vosotros. Y hay un camino que desde vosotros sube hasta mí’”.

Mt 3,13-17. En la Fiesta del Bautismo del Señor, con la que cerramos el tiempo de Navidad, renovamos nuestro propio bautismo. Quizá no nos acordemos de la fecha en la que fuimos bautizados, pero sería bueno conocerla y celebrarla. Incluso podríamos sacar el álbum de fotos donde lo que más ha de subrayarse es que “somos hijos amados de Dios”, como bien subraya Patxi Velasco Fano en su dibujo de esta semana.

El papa Francisco ha hablado de la importancia del día de nuestro bautismo. Ha indicado: “Aunque muchos no tenemos el mínimo recuerdo de la celebración de este sacramento, estamos llamados a vivir cada día aspirando a la vocación que en él recibimos”.

En la escena evangélica del bautismo escuchamos: “Este es mi Hijo, el amado, mi predilecto”. También nosotros recibimos esa palabra del Padre en nuestro bautismo. Una palabra de amor, de predilección, de ser especiales no por nada en específico, de ser especiales por ser y por ser en sus manos. Y esto, lógicamente, da una solidez enorme a la vida, por muchas dificultades que venga. Sentirnos queridos por Dios es lo más fuerte que nos puede pasar, porque ya sabemos que el Amor de Dios se comunica con los hermanos. Es fuente siempre de Amor.

Bonita manera de cerrar el tiempo litúrgico de la Navidad con la fiesta del Bautismo del Señor, en la que renovamos nuestras promesas bautismales, para retomar el compromiso de nuestra vida cristiana. “Este es mi Hijo, el amado, mi predilecto”. En el bautismo oímos la voz de Dios. En nuestro bautismo, nosotros mismos hemos recibido el mismo mensaje que el Hijo. Dios nos ama porque así lo quiere Él. No por lo que hagamos sino simplemente por el hecho de existir, de ser como somos. Todos necesitamos esas palabras de bienvenida, aceptación, de amor. Esto nos permite vivir la vida con seguridad, con esperanza, con ternura y compromiso. Recibir de Dios ese amor tan sublime ha de movernos a la acogida y a la aceptación de los demás, nunca de su rechazo.

Ojalá que, en la eucaristía del bautismo del Señor, los sacerdotes hagan aspersión abundante con el agua, que nos recuerda la gracia de este sacramento.

Fuente: Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Para preparar el Domingo ciclo C-A – 11

El momento – Bautismo del Señor, Ciclo A

Mt 3,13-17. La Navidad concluye con el bautismo de Jesús, el momento en el cual comienza su misión en medio de las gentes para anunciar la llegada del Reino de Dios. También hoy comienza esa misión en cada uno de los cristianos que toman el testigo y caminan hacia delante en su misión. Nadie correrá por otro. ¿Estás preparado?

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

 226 visualizaciones totales,  7 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Con la Sagrada Familia de Nazaret hacia la Paz. Santa María, madre de Dios. Ciclo A.
Adviento en Bellavista. Eucaristía familiar. Caminamos con alegría hacia la NaVIDAd.
Haz el bien, es tiempo de Adviento – 3er. Domingo de Adviento, Ciclo C.

Deja tu comentario

*