Tiempo Ordinario

Vivir unidos en Dios. XXVII Domingo del T. Ordinario. Ciclo B.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía en Casa y en la Parroquia.

Vivir unidos en Dios

Mc 10,2-16. El Evangelio de este domingo es una invitación a cuidar la familia, como regalo precioso de Dios. Escuela de amor y de acogida, de perdón y reconciliación. Es tan necesario que los niños tengan la oportunidad de sentir el amor de Jesús a través de sus padres. “Dejad que los niños se acerquen a mí”.

No provoquemos grietas irreparables en la comunidad central de la vida. Mimemos la convivencia familiar, los pequeños y grandes detalles, el acompañamiento de sus miembros, la donación gratuita. A pesar de la atmósfera envolvente, apostemos por la familia y por poner a los niños en un clima donde puedan sentir la presencia del Señor en medio de ellos.

Unidos en Dios, como dice Patxi Fano, “vivamos uniDios”, unidos en los esencial: el amor a Dios y a los hermanos. Que esa fragancia de su Amor nos envuelva con el don de la comunión y la donación.

Fuente: Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Fidelidad creativa – 27º Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo B

Mc 10,2-16. El reto que tenemos por delante desafía nuestra generosidad, nuestra imaginación, nuestra solidaridad y nuestra escala de valores. Debemos incorporar a las nuevas generaciones para descubrir y recibir el Reino con fidelidad creativa. Sino somos capaces de partir e incorporar a los nadies, a los que no tienen interés para el ciudadano, tantas personas que no cuentan, que no interesan, no estaremos creando la comunidad alternativa basada en la fe, la confianza y gratuidad. He aquí un reto vivo para ser la buena noticia que Jesús quería.

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

 967 visualizaciones totales,  2 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Nos unes para anunciar el Evangelio. XIV Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C.
Plantemos corazones. XXVII Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C.
Iglesia que une cielo y tierra. Dios Padre nos hace hermanos. 23º Domingo T.O.-A.

Deja tu comentario

*