Recursos

Vangelis, el genio detrás de la música de ‘Blade Runner’ y ‘Carros de fuego’.

Comparte

El músico griego, nacido en Volos el 29 de marzo de 1943, falleció por causas aún desconocidas.

El zumbido del Yamaha CS80, ese enjambre de cuerdas sintetizadas que emergía de las profundidades de ‘Blade Runner’ y les mordisqueaba las pantorrillas a los corredores de ‘Carros de fuego’, siempre será su tarjeta de presentación. El sonido de un futuro aún por inventar al que Evángelos Odysséas Papathanassíou, Vangelis para abreviar, supo dar forma entre malabarismos percutivos, ingeniosos samples y, sobre todo, sintetizadores analógicos que sintonizaban frecuencias que sólo él parecía escuchar.

Un rico y complejo universo sonoro que, entre fanfarrias y neones y coros espectrales, entre saxofones conmovedores e inquietantes teclados, le recibirá allá donde vaya ahora que, a los 79 años, ha fallecido. En realidad, el músico griego, nacido en Volos el 29 de marzo de 1943, falleció el pasado martes por causas aún desconocidas, pero la noticia no ha trascendido hasta este jueves a través de la Athens News Agency.

Pionero en casi todo, Vangelis sigue ahora los pasos de su antiguo socio Demis Roussos, fallecido en 2015 y junto al que fundó a mediados de los sesenta Aphrodite’s Child, una banda en la que el rock psicodélico y la música de vanguardia se saludaban aún de lejos, como si no acabaran de reconocerse como iguales. Antes de eso, Vangelis ya se había estrenado como teclista de The Forminx, réplica mediterránea de las bandas británicas de la época que, con sus trajes entallados y sus peinados relamidos, pasó sin pena ni gloria. Para entonces, el joven Evángelos, hijo de una familia acomodada, ya había conseguido una de sus posesiones más preciadas: su primer sintetizador. Cuenta la leyenda que ese fue también el primer sintetizador de toda Grecia.

De formación principalmente autodidacta, empezó a firmar sus primeras partituras para películas griegas y en 1968, tras el golpe de Estado en Grecia, se instala en París, donde formó Aphrodite ‘s Child. No tardó en darse cuenta de que todo lo que tuviera que ver con el pop y el rock comercial le aburría soberanamente, por lo que cuando la banda se separó en 1972 empezó a dedicarse a sus labores. A saber: rechazar una invitación de Yes para sustituir a Rick Wakeman, firmar un contrato con RCA, construirse un estudio de un millón de libras Londres y empezar a fantasear con hacer hablar a los sintetizadores polifónicos.

También, quién sabe, con ganar un Oscar, algo que consiguió en 1981 con la banda sonora de ‘Carros de fuego’, despachada para la posteridad como sinónimo de épica deportiva y poderío cinematográfico. «Mi música no trata de evocar emociones como alegría, amor o dolor en la audiencia. Simplemente va con la imagen, porque trabajo en el momento», diría entonces en un intento por relativizar el éxito monumental de aquella partitura. Fue, ahí es nada, la primera banda sonora realizada exclusivamente con sintetizadores en llevarse un Oscar.

Luego vendría la inquitante música de ‘Blade Runner’, complemento perfecto de ese Los Ángeles retrofuturista y turbio imaginado por Ridley Scott, y otros filmes como ‘1492: La conquista del Paraíso’, ‘Alexander’ o ‘Antarctica’. El éxito de ‘Carros de fuego’ y ‘Blader Runner’, sin embargo, lo acabó eclipsando casi todo: discos en solitario y música para ballets como ‘Frankenstein: Modern Prometheus’ (1985) y ‘La Bella y la Bestia’ (1986); colaboraciones con Jon Anderson, Irene Papa y Carl Sagan y obras de teatro como ‘Elektra’ (1983), ‘Medea’ (1992), ‘Las troyanas’ (2001) y ‘The Tempest’ (2002).

Sús últimos discos de estudio son ‘Juno to Jupiter’ (2021), ‘Nocturne: The Piano Album’ (2019) y ‘Rosetta’ (2016). Siguiendo su habitual camino experimental, este último estaba inspirado en la famosa sonda espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA). Una misión que se puso como objetivo aterrizar en un cometa por primera vez en la historia.

Según explicó Vangelis en aquel momento, aquel trabajo marcó «la culminación de esta misión que ha durado doce años». «Mitología, ciencia y exploración del espacio son asuntos que me han fascinado desde que era un niño y siempre estuvieron conectados de alguna manera con mi música», señaló el compositor griego, para quien la música era «una fuerza sagrada del universo y su finalidad es elevar, inspirar y curar a la humanidad».

Conmoción en Grecia

El mundo de la cultura griego está conmocionado por un fallecimiento del que solo se sabe que ocurrió en un hospital francés, donde se encontraba ingresado por haberse contagiado de Covid, informa Begoña Castiella, corresponsal en Atenas. Papathanassiou era muy popular y querido en su patria. El presidente del Gobierno griego Kiriakos Mitsotakis ha declarado nada más conocer la noticia que «para todo el planeta, esta triste noticia muestra que la música mundial ha perdido a Vanguelis», que le recordará como «el protagonista del sonido electrónico, los Oscar, la Mythodea y grandes éxitos. Pero para nosotros los griegos, que sabemos que el segundo nombre del ‘hijo de Afrodita’ era Odiseo, significa que comenzó su largo viaje por los Caminos del Fuego y desde allí siempre nos enviará sus notas».

El ministro de Asuntos Exteriores, Nikos Dendias, destacó que Vangelis Papathanassiou fue un gran compositor griego a nivel mundial, añadiendo que «nos despedimos de él con mucho agradecimiento por lo que ofreció a la música, la cultura y a Grecia». Pocos minutos después, la encargada de Cultura del partido radical Syriza, Sia Anagnostopoulou, destacó que Vangelis «fue un artista que encarnó el modelo del helenismo ecuménico. Protagonista del desafío juvenil de la década de 1960 griega, innovador y radical en la forma y el contenido de la composición musical, habló con sonidos e imágenes subversivos después de la Guerra Mundial de 1968. Selló obras maestras cinematográficas modernas, el hombre que buscó trascender los límites de nuestro planeta ya no está entre nosotros. Pero su música siempre estará presente. Para recordarnos el valor de afrontar los horizontes inexplorados de la creación humana».

Y en el canal de televisión Antenna, su amigo el director de cine Costas Gavrás, muy emocionado, declaró en directo su admiración por la música y la carreta internacional de Papathanassiou. Destacó como anécdota que cuando presentaba un proyecto de cine y la música estaba compuesta por Vangelis, la noticia era recibida con entusiasmo: «Era extraordinario, la música salía de su corazón y de su mente».

Fuente: abc.es

Testimonio

Vangelis. Mis ojos no pueden contener las lagrimas al enterarme del fallecimiento del Maestro Vangelis, del espléndido ser humano que conocí hace años en Grecia; un hombre que me abrió su casa de Atenas, la de Paris y que compartió horas de su desbordante talento conmigo como preámbulo de un posible trabajo conjunto. Cómo imaginar que no recibiré nunca más sus abrazos ? ¡Que pena tan grande!

Luz Casal.

The 15 hit songs of Vangelis

Vangelis, del rock sinfónico a las bandas sonoras

  • El griego, uno de los compositores de música de cine más influyentes, ha fallecido a los 79 años
  • Rescatamos del archivo sonoro de RNE algunas de sus obras más destacadas

Vangelis, el compositor de bandas sonoras tan populares como Blade runner o Carros de fuego, ha fallecido a los 79 años. Se trata de uno de los autores que ha transformado la forma de hacer, entender y hacer la música para cine en las últimas décadas.

Rescatamos del archivo sonoro de RNE algunas de las obras más destacadas del músico griego, considerado también uno de los padres de la música electrónica que ha marcado el camino de la new age

Tal como ha subrayado Martín Llade en El ojo crítico, Vangelis «supo sintonizar con el espíritu de la época, servía para definir la modernidad y también un nuevo tipo de música que se ha dividido al final en muchas categorías: new age, de sintetizadores, música electrónica…».

Primeros pasos

Dio sus primeros pasos como miembro de bandas de rock locales en Grecia y con tan solo 25 años tuvo que marcharse a París, como tantos otros jóvenes griegos tras el golpe de estado en 1967. Allí sintió fascinación por los sintetizadores y la electrónica.

Con Aphrodite’s child tuvo éxito en la escena del rock progresivo a principios de los 70, pero decidió marcharse a Londres, de donde surgirían discos como Heaven and hell, «un poema sinfónico electrónico para sintetizadores y pequeño coro mixto de cámara», destacaban en Discópolis de Radio 3.

El hito de Carros de fuego

En la capital inglesa compuso la banda sonora para Carros de fuego, con la que ganó el Óscar a la mejor banda sonora en 1981.

«Recoge un estilo místico y espiritual, el que solicitó al compositor el director de la cinta Hugh Hudson. Piano y sintetizadores marcan la pauta. La banda incluye una versión del «Himno de Acción de Gracias» por el Coro Londinense Ambrosian’s Singers«, contaban en el espacio Bandas sonoras de Radio 5.

La inolvidable música de Blade runner

Blade runner se estrena en junio de 1982. La cinta de Ridley Scott se convirtió rápidamente en una obra de culto.

Se trata de una adaptación libre de un clásico de la ciencia ficción de Philip K. Dick. En Un noche en el cine de Radio Clásica repasaron este «paisaje musical onírico«.

Fuente: rtve.es

Más info

La obra religiosa de Vangelis: la Resurrección, San Francisco… y oración con Montserrat Caballé.

En 1992 puso música a la película sobre el viaje de Colón 1492: La Conquista del Paraíso. Varios temas usaban cánticos de la liturgia católica: Monasterio de la Rábida (el salmo 130: «De profundis clamavit ad te Domine / Domine exaudi vocem meam / Et ipse redimet Israel) y  el tema «Deliverance» (que es el Dies Irae del canto de la Sibilia: «Dies irae, dies illa / Solvet saeclum in favilla / Teste David cum Sibylla / Quantus tremor»).

Obras religiosas: Irene Papas, San Francisco, El Greco…

En 1986, Vangelis lanzó un disco con canciones de tradición bizantina y clásicos griegos titulado «Rapsodies» (aquí completo). Cantaba la actriz griega Irene Papas (que no solía cantar). Entre varios temas espirituales, estaba el texto clásico que se canta en Pascua por la Resurrección de Cristo:

«Jristós anesti ek nekron / thanato thanaton patisas / ke tis en tis mnimasin zoin xarisamenos» (Cristo se levantó de entre los muertos / a la muerte venció con la muerte / y a los que estaban en el sepulcro la vida les dio).

 133 visualizaciones totales,  2 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Una parroquia 3.0: San Agustín de Hipona de Alcalá de Guadaíra (Sevilla).
Todos forofos de todos. Que seamos todos uno como el Padre y tú sois uno. Hakuna.
Laicos, misioneros de la alegría. Amanece que no es poco.

Deja tu comentario

*