Anuncia Misión

I Encuentro Iberoamericano de Profesores de Religión. 6-8 mayo 2022.

Comparte

Más de mil docentes se dieron cita en el I Encuentro

«La enseñanza de Religión puede incorporar valores en la Educación».

Andreas Schleicher.

Educadores de España, Portugal y Latinoamérica participaron en una jornada que convocó, en CaixaForum Madrid, a 40 ponentes, entre ellos, Pablo d’Ors, Gregorio Luri, Andreas Schleicher y el nuncio del Papa en España, quien alertó de que «la Educación no puede manipularse por motivos ideológicos». El Encuentro, que tendrá una segunda edición en abril de 2023, concluye mañana con una misa oficiada por el arzobispo de Madrid en La Almudena.

Más de mil docentes y profesionales de España, Portugal y Latinoamérica se dieron cita en el I Encuentro Iberoamericano de Profesores de Religión, que inauguró su programa en CaixaForum Madrid. A las 15 horas el auditorio abría sus puertas para recibir a los 300 congresistas que asistieron presencialmente, a los que se unieron más de 700 vía streaming. Entre los docentes se palpaba la emoción y agradecimiento “por iniciativas como estas, que visibilizan nuestro trabajo en un momento crucial”, señaló Sofía, una de las profesoras. Otra de ellas, María José, recalcó la necesidad de este tipo de encuentros “que sirven no solo para compartir conocimiento, sino también para reflexionar sobre el presente y el futuro de nuestra materia”.

A todos ellos el nuncio apostólico en España, Mons. Bernardito Auza, les transmitió el saludo del Papa Francisco. El embajador alertó, en el acto inaugural, de que “la Educación no puede ser reducida, y menos manipulada, por intereses ideológicos”. En este sentido, recordó que “en la Educación interviene el Estado, pero a los padres les corresponde el papel principal”. Por eso, defendió, “las familias tienen el derecho de elegir libremente cómo educar a sus hijos”

Intervino también en este primer acto el secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Mariano Jabonero, que puso en valor el papel que desempeñan los profesores de Religión, “quienes tienen mucho que ver en el cuidado integral de niños y jóvenes en la escuela”. Incidió, además, en que “urge recordar valores del Cristianismo, como la compasión y el amor al prójimo”.

Por su parte, José María de Moya, director general de Siena Educación, editora del periódico MAGISTERIO y organizador del Encuentro, reivindicó la asignatura ante el vacío existencial de muchos alumnos: “Hay chavales académicamente brillantes, pero con un vacío existencial que lastra su integridad, por eso su formación debe abarcar la dimensión espiritual en términos de libertad”, sostuvo, confirmando luego que habrá una segunda edición del Encuentro: será el 15 de abril de 2023, también en Madrid.

La conferencia inaugural corrió a cargo del escritor y sacerdote Pablo d’Ors, quien aseguró que “una institución tan cuestionada y cuestionable como la Iglesia católica debe reflexionar sobre la estampida de fieles”. Pidió, en este sentido, a los católicos “mirar hacia Oriente para descubrir distintos sabores”. “¡Mucho cuidado con perderse en teologías!”, advirtió. Por último, invitó a los docentes de Religión a “deconstruir a Jesús”, convencido de que “el Evangelio no llega hoy porque lo hemos domesticado”.

La filosofía fue la protagonista en un posterior conversatorio en el que participaron Gregorio LuriCarmen PellicerJosé María Torralba y Miguel García-Baró, moderado por el director del CEIP “Abat Oliba Spinola”, Jordi Cabanes, quien recordó que “el objetivo de Religión no debería ser que los alumnos no pequen, sino que no quieran pecar”. “La fe es inútil si se limita a una lista de deberes”, concluyó.

Para García-Baró, “si el niño aprende en clase que la vida funciona a base de fórmulas, se formará en lo esencial en un sitio que no es la escuela”. Pellicer alertó de que “la secularización de la enseñanza de la ética ha provocado que la Educación moral no cambie el comportamiento de los jóvenes; presentarles simplemente cuál es la vida valiosa no les hace elegirla”.

Luri, para quien “la fe debe ser una experiencia aventurera”, lamentó el que “los niños de hoy tengan las rodillas impolutas porque es síntoma de la crisis de Occidente”. Advirtió, en este sentido, “del riesgo de que, por huir de la moralina, convirtamos los Diez Mandamientos en las Diez Sugerencias”. Torralba, por su parte, apuntó que “el Cristianismo mediterráneo tiende a ser moralista, aunque la solución no pasa por el otro extremo sino por ubicar la Religión en el contexto de las Humanidades”.

El segundo acto arrancó con la intervención virtual del director del área educativa de la OCDE, Andreas Schleicher, quien ofreció un análisis de la asignatura de Religión a partir de datos del informe PISA. El investigador y matemático alemán sostuvo que “la Religión es una voz que puede acercarnos y tender un puente hacia el capital social que necesitamos” y aseguró que “la clave, a la hora de impartirla, es profundizar en los paradigmas que pueden aportar las distintas religiones”. Concluyó subrayando la necesidad de “un replanteamiento urgente del actual modelo educativo para considerar aquello que nos hace humanos”.

Posteriormente, se celebró un coloquio interreligioso moderado por el redactor jefe de la revista MisiónJosé Antonio Méndez, quien se dirigió al director general de Siena Educación para trasladarle que “habéis puesto el dedo en la llaga en una cuestión necesaria”Pedro Huerta, secretario general de Escuelas Católicas, destacó que “la enseñanza de los valores no puede desplazar la enseñanza de las virtudes”, mientras que Mohamed Ajana Elouaf, secretario de la Comunidad Islámica de España, reprobó la atención del Estado a los alumnos musulmanes: “Para los más de 360.000 matriculados en centros públicos, solo hay 106 profesores; lo más grave es que en Galicia, Asturias, Cantabria y Navarra aún no hay contratado ninguno”.

Por su parte, Sara Lobato, coordinadora nacional de la plataforma Enseñanza Religiosa Evangélica, sostuvo que “para romper con el analfabetismo religioso de este país debe haber conocimiento interreligioso en la escuela”. Desde la perspectiva judía, Elías Szczytnicki, secretario general de Religiones por la Paz para América Latina y el Caribe, señaló que “ante sociedades extremadamente polarizadas, demostrar la convivencia religiosa desde distintos modelos de Educación es un aporte clave”.

El acto de clausura corrió a cargo de Mons. Angelo Vincenzo Zani, secretario de Educación de la Santa Sede, y Encarna Cuenca, presidenta del Consejo Escolar del Estado. En una intervención virtual, Vincenzo alertó de que “sin la asignatura de Religión, haríamos más pobres a los alumnos, que se verían privados de una herramienta para su desarrollo humano”. Recordó, en este sentido, “la especificidad de la asignatura y, por tanto, la necesidad de crear centros de formación específicos para los profesores de Religión”. Puso el broche al Encuentro Encarna Cuenca, quien suscribió la necesidad de una Educación integral: “No podemos separar el conocimiento del espíritu porque somos personas y, como tales, debemos ser formadas”, concluyó.

A lo largo de la jornada, que fue ilustrada en directo por la profesora y facilitadora gráfica especializada en visual thinking Montse Martín, docentes de Religión y profesionales de distintos ámbitos tuvieron oportunidad de presentar e intercambiar iniciativas y proyectos pedagógicos innovadores. Se abordaron cuestiones tan diversas como la Educación afectivo-sexual en el aula de Religión, así como ReliFlamencoViaje a Narnia o ReliCat Games.

Hoy y mañana es el turno del programa cultural, que arranca este sábado por la mañana con una visita guiada por el Museo del Prado para continuar, por la tarde, con un viaje en el tiempo en el parque temático Puy du Fou. Mañana por la mañana habrá otra visita guiada por el Museo de la Catedral de la Almudena, donde concluirá el Encuentro con una misa oficiada por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.

Fuente: magisnet.com

Presentación del Congreso

El 6, 7 y 8 de mayo de 2022 se celebra el I Encuentro Iberoamericano de Profesores de Religión. Ahora más que nunca, es necesaria una formación integral del alumno: Educativa, Intelectual y Espiritual.

Juntos queremos impulsar una educación holística que abarque la dimensión espiritual del alumno, poner ideas en común para dignificar la asignatura de Religión y abogar por el derecho de las familias a decidir la Educación de sus hijos acorde a sus convicciones morales y religiosas.

El encuentro se compone de un congreso pedagógico y actividades culturales para el fin de semana, como acceder a la exposición artística en CaixaForum Madrid, visita al parque temático Puy Du Fou, al Museo del Prado y a la cúpula de la Catedral de la Almudena.

Más información en http://profesoresdereligion.com/

Pablo d’Ors: «No nos agarremos a lo que ya sabemos de Jesús, mirémosle con ojos nuevos»

El escritor y sacerdote ha sido el encargado de abrir el Encuentro Iberoamericano de Profesores de Religión con una ponencia titulada ‘Jesús de Nazaret, maestro de la consciencia’.

CaixaForum Madrid acogió el I Encuentro Iberoamericano de Profesores de Religión, que organiza Siena Educación — editora de MAGISTERIO — con el objetivo de impulsar la asignatura de Religión y a su profesorado. “Muchos docentes me trasladan que Religión es de las asignaturas más necesarias para chavales que cada vez más se preguntan por qué están aquí y hacia dónde van, cuestiones a las que Religión da respuesta”, aseguraba José María de Moya, director general de Siena Educación, en una entrevista en la cadena COPE.

El Encuentro, reunió a más de 500 profesores de España, Portugal y Latinoamérica, arrancó a las 15 con un acto donde han intervenido, entre otros, Mons. Bernardito Cleopas Auza, Nuncio apostólico en España, Alfonso Bullón de Mendoza, Presidente de la Fundación San Pablo-CEU y José María de Moya, Director general de Siena Educación.

La conferencia inaugural de Pablo d’Ors

La conferencia inaugural ha sido a cargo del escritor y sacerdote Pablo d’Ors, quien esperaba “abrir un nuevo horizonte hacia el patrimonio espiritual de Occidente y una manera distinta de impartir la asignatura de Religión”. Pablo d’Ors es un escritor y sacerdote, autor de libros como “Biografía de la luz” y “Biografía del silencio” y es consejero del Pontificio Consejo de la Cultura por designación expresa del Papa Francisco. En la actualidad escribe y anima la red de meditadores «Amigos del desierto«.

El escritor afirmaba empezando su ponencia que “el núcleo fundamental de las clases de religión es la figura y el mensaje de Jesús. Me preguntaba si hoy seríamos capaces de decir algo nuevo que orientase nuestras clases de religión de una manera diferente. Y creo que sí, es posible hacer una nueva clase de religión con un nuevo mensaje”. El escritor ha pedido a los profesores de religión “no agarrarse a lo que ya sabemos de Jesús, sino mirarle con ojos nuevos”.

«Jesús era un maestro que hablaba en lenguaje de relatos»

El sacerdote, entre muchas cosas, afirmó que Jesús “fue un ciudadano letrado, un hombre culto. Aunque el cristianismo católico se ha sostenido con la Santa Misa, no tenemos que olvidar que Jesús no era un sacerdote ni tampoco fue lo que se conoce como un profetasino que era más un maestro que hablaba en lenguaje de relatos. Jesús hablaba varios idiomas, podemos presumir que entendía el latín, posiblemente también el griego. Jesús tuvo que tener algún tipo de aprendizaje o formación religiosa”.

“Jesús se encontró con muchas personas y muchos los transformó, pero otros no. ¿Qué pasó allí, por qué no fue irresistible para todos? Lo que sucedió es que unos cuantos se dejaron interpelar por Jesús porque en aquel hombre se reconocieron a sí mismos. Esta es la cuestión fundamental”, afirmó Pablo d’Ors en la ponencia inaugural.

El interés actual por la interioridad y la meditación

Para el escritor estamos viviendo un tiempo donde las cosas están cambiando “en el mundo y en la Iglesia. Estamos en un momento de resurgir contemplativo. Hoy hay un interés por la interioridad que hace 50-70 años no existía. Hay decenas de miles de cristianos que hacemos meditación todos los días y esto es importante porque está bajando la oración de la mente al corazón. Meditar es buscar una conexión de corazón a corazón. No podemos conocer a Dios más que desde nuestro centro y nuestro corazón”.

Ya finalizando la ponencia inaugural, Pablo d’Ors afirmaba que “la clase de religión tiene que ser una clase de peregrinaje hacia nuestro centro”. “Jesucristo fue un meteorito en su época y 2000 años seguimos estando afectados por esta experiencia. A nuestra generación se nos ofrece la oportunidad de despertar, ¿alguien se apunta?”, preguntaba al final de la ponencia el escritor y sacerdote.

Fuente: cope.es/religion/ – Santiago Tedeschi Prades.

Pablo D’Ors: «El Evangelio no llega porque lo hemos domesticado».

El sacerdote y fundador de la plataforma ‘Amigos del Desierto’, Pablo D’Ors ha invitado hoy a los docentes de la asignatura de Religión “deconstruir a Jesús”, convencido de que “el Evangelio no llega hoy porque lo hemos domesticado”.  El escritor y colaborador de Vida Nueva fue el responsable de impartir la ponencia marco del I Encuentro Iberoamericano de Profesores de Religión organizado por Siena Educación y que se celebra desde hoy en Madrid.

“Una institución tan cuestionada y cuestionable como la Iglesia católica tiene que reflexionar sobre la estampida de fieles”, dijo al iniciar su intervención, invitando a la par a buscar “algo nuevo que oriente nuestras clases de Religión de forma diferente, atractiva y profunda”.

“No podemos pasar por alto la estampida de fieles”, advirtió. Pero lejos de ofrecer una mirada catastrofista del hecho religioso, apuntó que “el cristianismo no está en declive, sino naciendo, en génesis permanente”.

“Los católicos no agotamos el acontecimiento Cristo”, sentenció D’Ors que invitó a los participantes en el foro a buscar “distintos sabores” en torno al hijo de Dios, poniendo la mirada en la cultura oriental.

Deconstruir a Jesús

En este sentido, planteó la necesidad de que “no nos agarremos a lo que ya sabemos de Jesús, porque puede operar en nosotros como un obstáculo que nos paralice”. Es por ello que pidió a los profesores a “deconstruir a Jesús y mirarle con ojos nuevos”.

“Jesús fue un ciudadano letrado, un hombre culto, no fue un artesano analfabeto”, defendió, a la vez que detalló que el “Jesús histórico no fue sacerdote, sino que mantuvo distancia con los rituales de su tiempo, tampoco era profeta. Jesús era más bien un maestro, hablaba en el lenguaje de los relatos”. “Decimos que faltan maestros, pero creo más bien nos faltan discípulos, la actitud de discípulos”, añadió, para

A partir de ahí, sentenció que “Cristo es el paradigma del autoconocimiento de Occidente”. “Nadie en la historia de la humanidad ha tenido capacidad de decir yo como lo ha dicho Jesús de Nazaret: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”.

Con estas premisas, el escritor planteó que “el Reino de Dios no tiene que ver nada que ver con un logro sociopolítico, sino con una nueva manera de ser y de estar en el mundo, una consciencia unitaria y unitiva de la que Jesús habla constantemente en sus palabras”.

Fuente: vidanuevadigital.com

Profesores de religión en la trinchera, héroes olvidados de un sistema en crisis.

Es muy gratificante comprobar de primera mano la pasión por educar. Y más cuando se trata de la enseñanza de la religión, que se ocupa de lo esencial de la vida. Fue un placer participar ayer en @ProfesReligion1, una excelente iniciativa de @sienaeducacion. Enhorabuena.

José María Torralba

En la tarea de la enseñanza de la religión hay que invertir en el profesor de religión, quererlo, acompañarlo y no dejarlo casi solo como está actualmente.

Lo valioso del encuentro fue escuchar a personas con largas trayectorias en el aula que con renovado entusiasmo… gente de diversos países latinoamericanos y distintos lugares de España

avalancha de recursos creativos para lograr una mejor comprensión y comunicación de lo que hemos recibido…Una organización estupenda

En la tarea de la enseñanza de la religión hay que invertir en el profesor de religión, quererlo, acompañarlo y no dejarlo casi solo como está actualmente.

Nuestros alumnos ya vienen formateados por una cultura del descarte, del entretenimiento hasta el fin, del narcisismo sin pausa.

Algunos creen bienintencionadamente que dar religión es un privilegio manejado por el clero y que deberíamos renunciar a ello como muestra de una especie de desprendimiento evangélico. Los invito a pisar las aulas todos los días del año y verán que la comprensión del ser humano comienza aquí, como en pocas partes.

Encuentro iberoamericano de profesores de Religión

Lo más valioso del encuentro fue escuchar a personas con largas trayectorias en el aula que con renovado entusiasmo en el Señor nos transmitieron su experiencia para renovar nuestra tarea docente y religiosa. Mucha gente de diversos países latinoamericanos y distintos lugares de España. Los que tienen el dinero, cuando quieren hacer las cosas bien, lo logran.

También fue valioso acceder a una avalancha de recursos creativos para lograr una mejor comprensión y comunicación de lo que hemos recibido. Aunque por momentos, al final, parecía una romería donde se mezclaba un poco el marketing de las grandes empresas del templo educativo con otras pequeñas hechas a pulmón. No importa, para eso está la sabiduría y el discernimiento de las lámparas a las que aludió Pablo D´ors y que ningún curso puede reemplazar.

Encuentro iberoamericano

Una organización estupenda. Siete horas casi sin parar, sin perder la atención y casi sin dormir. De todos los cursos que asistí en mi vida, ninguno tan técnicamente aprovechado como este. No voy a las salidas de cultura religiosa del sábado y el domingo, pero me arrepiento.

El nuncio comenzó bien y discreto, puntualizando el papel de la familia (como la concibe hace miles de años la civilización judeo-cristiana y casi todas las religiones y culturas habidas y por haber… si sobrevivimos a esta furibunda época woke), asignándole, por supuesto, el papel principal de la formación religiosa y la función colaboradora -de cualquier tipo de escuela- con esta primera sociedad contemplada por la Doctrina social de la Iglesia a partir de la dignidad humana.

Como decía uno de los exponentes, el método ver, juzgar (iluminar) y actuar nos lleva a modificar lo que hemos visto, a ser constructores del Reino de Dios en el mundo que hemos contemplado con sus luces y sombras desde el Evangelio y las ciencias humanas. No hay mayor alegría que trabajar en el Reino y cuanto comencemos, mejor. No trabajamos por la paga, “ni nos mueve el infierno tan temido” (Santa Teresa).

En las escuelas vivimos el agobio cotidiano de la burocracia, que quienes enseñamos, fácilmente percibimos que están hechas por gente que en su vida ha pisado un aula ni ha enseñado en vivo y en directo a adolescentes, por más que se haya sacado algún doctorado, sean amigos de algún político y que lo ayuden con su sonata ideológica impuesta desde el poder estatal para «hacer un mundo mejor».

Teorías sin experiencia de la realidad

También estamos cansados en el campo de la educación y de la iglesia, de teóricos que vienen con sus fórmulas magistrales a decirle a quienes todos los días se ganan el pan en el frente de batalla, cómo tienen que hacer. Y no es que no valore la teoría, es indispensable puesto que la capacidad de abstracción nos define como seres pensantes que no viven al vaivén de las emociones manipuladas por otros. Me refiero a una teoría que no ha nacido de la experiencia de la realidad, a una teología que no le ha tocado estar en las periferias para arrodillarse frente al Cristo crucificado en los confines existenciales del sufrimiento y el descarte. Hay algunos que la periferia nos vino “de serie”, pero otros deberán buscarla para ir a auxiliarla con sus talentos, si no quieren acabar como Epulón.

Decía Max Weber, uno de los padres de la sociología, que la tarea principal de la burocracia (el gobierno de y desde los escritorios) consiste en reproducirse para así legitimar su existencia. Ojalá no ocurra en la Iglesia, que no se juzgue con tanta facilidad desde una teoría sin vida, lo que hacen esos héroes cotidianos que son los profesores de religión, muchas veces sin apoyo de sus pastores, de los directores de los centros que solo quieren cumplir con papeles, de la aversión de sus compañeros docentes adscriptos a la cultura dominante y de los alumnos que vienen a la escuela con un desinterés que ni la religión ni las demás materias pueden levantar por arte de magia en esta época.

Invertir en el profesor de religión

Creo que en la tarea de la enseñanza de la religión hay que invertir en el profesor de religión, quererlo, acompañarlo y no dejarlo casi solo como está actualmente. El cura, aún el más malhumorado, suele estar en su parroquia con un sueldo exiguo, pero asegurado de por vida con otras atenciones, rodeado de sus fans de sacristía. De una u otra manera, siempre tiene el apoyo de un grupito que cultiva su sesgo cognoscitivo clerical para ver la realidad desde allí. El profesor de religión -cuando no es un cura que engrosa su salario- la está peleando todo el tiempo en la trinchera y termina su trayectoria sin pena ni olvido, como dice el tango.

No en vano Aristóteles considera a la Prudencia la primera de las virtudes cardinales y el mismo lugar le reserva Santo Tomás de Aquino después de considerar las teologales. Es la virtud que como toda virtud no se logra por azar o una emoción pasajera, sino con la repetición consciente de actos prudentes que luego nos facilitan y llenan de gusto el buen obrar. Es bajar los grandes principios a la realidad concreta, cotidiana, donde juegan numerosos factores -porque la realidad es un poliedro-. Nadie más capacitado en este campo que el profesor de religión, que enfrenta cara a cara, todos los días del año a los adolescentes en vivo y en directo, signos de los tiempos a cal y canto. No se la cuentan, él los percibe, la ama, los padece y desconcertado acaba cada clase con la frase final del poema Gabriela Mistral: “¿serviste hoy?”

Difícil tarea

Que no cunda el irenismo ingenuo, estamos en medio de una cultura condicionada por el paradigma tecnocrático, como nos enseña a proféticamente Francisco en el cap III de Laudato Si. Nuestros alumnos ya vienen formateados por una cultura del descarte, del entretenimiento hasta el fin, del narcisismo sin pausa. No son unas esponjas ávidas de la luz del Evangelio, ni se dan cuenta del papel de las religiones en esta sociedad consumista e irreligiosa. Tampoco cuentan con la predisposición para dejarse iluminar, son raros casos en el aula, con ninguna posibilidad de influenciar sobre sus compañeros de quienes prestan atención. Son la minoría silenciosa. Hay que ser muy carismático para revertir estos procesos en un lugar. A los que somos medio brutos como los apóstoles que Jesús eligió, por más que nos la pasemos estudiando y viendo otras experiencias, nos cuesta.   

Como dice Alejandro González-Varas Ibáñez en su libro que recomiendo (La enseñanza de la religión en Europa) “La religión ha contribuido de un modo decisivo en la conformación de la historia y de la cultura de todos los pueblos” y como afirma uno de los expositores del encuentro en otra de sus notas: “Yo creo que la crisis central actualmente en la escuela es que hemos perdido claridad sobre los fines de qué es una persona educada. Hoy, si preguntásemos cuáles son los fines de la Educación, nos vendrían con la teoría de las competencias (de buró), pero son tantas, tan difíciles de evaluar, tan complejas… y continuamente se están modificando” (Gregorio Luri).

Pasión por el cine, @reliesdecine,

El cine es un recurso espectacular para vehiculizar de manera emocional lo que enseñamos en clase. Es algo que siempre hemos trabajado en clase de Reli. #SerProfeMola #ProfesReligion

Fuente: religiondigital.org – Guillermo Jesús Kowalski.

 145 visualizaciones totales,  2 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
XX Marcha Mariana del Sur. «En Familia con María, siempre en Misión». 2019.
Gaudium. Hacia una Iglesia en salida. Encuentro de conversión pastoral. 2022.
35º Aniversario Ordenación Presbiteral José Luis Miguel G. Acción de gracias.

Deja tu comentario

*