Misión

Ganas de renovar las parroquias con entusiasmo. Congreso Inspira. 2023.

Comparte

750 asistentes, 150 sacerdotes, cardenal Omella, experiencias de México, EEUU, Francia…

El Congreso Inspira tuvo lugar en Barcelona los días 17 y 18 de noviembre de 2023. La gran cita sobre evangelización en Cataluña este año. Pensado en aquellos sacerdotes, laicos y religiosos que entienden la necesidad de hacer que el mensaje del Evangelio llegue a la gente.

Videos de las ponencias. Voces inspiradoras

Mn Santiago Pons – Estudio sobre parroquias evangelizadoras en España.

P. Armando Matteo – ¿Es posible evangelizar en Europa? Retos y oportunidades.

Hannah Vaughan – ¿Cómo iniciar un proceso de conversión pastoral en la parroquia?

Videos de ponencias, mesa redonda, talleres, parroquias inspiradoras.

Web de Renovación divina en español.

Crítica de Jesús Sastre sobre el libro «Una renovación divina. De una parroquia de mantenimiento a una parroquia misionera», del padre James Mallon.

Mons. Héctor Pérez – Sinodalidad y misión: la llamada del Papa Francisco.

P. Xavier Grillon – Domingo, fraternidad y misión: la revolución parroquial.

Hace 30 años, la parroquia de Santa Blandina, en el centro de Lyon (Francia), tenía solo 3 familias y estaba a punto de cerrar. Pero cambió la música, cambió la acogida, cambió la mentalidad y hoy la parroquia tiene 600 personas sirviendo en distintos ministerios y 40 líderes de equipos. En cada misa hay 10 jóvenes que se dedican solo a dar la bienvenida, sonreir y acoger a la entrada. Hay además 60 jóvenes dedicados a la música, hacen turnos en grupos de 5 o 6 para servir en misa.

Se priorizó la misa dominical: buena música, buena acogida, buena predicación, liturgia cuidada… El párroco actual, Xavier Grillon, lo explicó en media hora en el Congreso Inspira de Barcelona. 

Ganas de renovar las parroquias con entusiasmo

En La Salle Bonanova, se sumaron laicos, por lo general representantes de parroquias que ya han empezado procesos de renovación evangelizadora.

El viernes 17 y sábado 18 de noviembre de 2023 se celebró en Barcelona el Congreso Inspira de Renovación Pastoral en las parroquias, al que asistieron unas 750 personas, incluyendo 150 sacerdotes. Pidieron que levantaran la mano los que antes no iban a la Iglesia y no creían en Dios: unas 40 personas la levantaron. Hoy quieren evangelizar.

La mayoría de los asistentes son de la diócesis barcelonesa, pero muchos han llegado de otras regiones. Los sacerdotes se reunieron antes, por la mañana, en el Monasterio de Valdonzella, donde se palpó entusiasmo e ilusión. Ya por la tarde, en La Salle Bonanova, se sumaron laicos, por lo general representantes de parroquias que ya han empezado procesos de renovación evangelizadora o que van a empezarlos.

«Han venido muchísimos sacerdotes y sin que nadie se lo reclamara», explica a ReL el obispo auxiliar David Abadías entre las butacas del auditorio clásico. «A veces, se organizan cosas diocesanas con ‘obligación de ir’. Esto no tiene nada que ver, a ninguno se le pedía, y han venido muchos sacerdotes y muy ilusionados«. A su lado, Joan Obach, párroco de Sant Vicenç de Sarrià, destaca la juventud y empuje de muchos sacerdotes y que vengan acompañados de colaboradores. Llega Santiago Pons, decano de la Facultad de Teología de Valencia e impulsor del proyecto Parroquias Renovadas, que ya calculó que hay más de 200 parroquias en España que pueden servir de orientación de como es una parroquia así. ¿Hay más en Valencia o en Cataluña? No sabe responder, pero le da la sensación de que en Cataluña hay más conciencia de que ‘hay que cambiar las cosas’.

En la primera fila, el cardenal Omella saluda a fieles y parroquianos, y luego a Héctor Pérez Villarreal, obispo auxiliar en la gigantesca Ciudad de México, uno de los ponentes. En la segunda se sientan vicarios de evangelización o de pastoral de varias diócesis españolas, entre ellos Jesús Úbeda, de la diócesis de Getafe, que en Conferencia Episcopal es uno de los impulsores del Área de Primer Anuncio. Está también Emili Marlés, párroco en Sant Pere d’Octavià (el antiguo monasterio) en Sant Cugat, que es el sacerdote que insistió en traer LifeTeen a España. Uno sospecha que entre los voluntarios y jóvenes en la sala, hay muchos que recibieron LifeTeen hace ya diez años.

Para empezar, alabanza

Hay conciencia de que no es un evento sólo para Cataluña. Empieza con dos canciones de alabanza, ambas en castellano, con el grupo Tuyo. La primera, ¡Tú, el Único Rey’, con los asistentes sentados. Para la segunda, pidiéndoles que se pongan en pie y citando al Rey Josafat, que acudió a la guerra con los cantores por delante cantando «Alabad al Señor, su misericordia es eterna» y ganó la batalla sin pelear. «También nosotros debemos entender que la lucha por evangelizar, en realidad, es del Señor, cuando Él es lo primero, el resultado es distinto», exhortan. Las canciones son fáciles de melodía, aunque poco conocidas y no fáciles de entonar.

En esta ocasión asisten al congreso unas 750 personas, incluyendo 150 sacerdotes.

Los presentadores del evento son voluntarios, un seminarista que durante años no creía en Dios ni iba a la iglesia y una joven de San Carlos Borromeo, del barrio de Gracia de Barcelona. La entidad organizadora, oficialmente, es la delegación diocesana de Anuncio de la Fe (léase, mosén Bruno Bérchez y su equipo). Pero con apoyo económico de Porticus, la misma fundación que financió el estudio de Parroquias Renovadas en Valencia.

El problema a afrontar

El problema a afrontar es claro: la gente no se acerca mucho a las parroquias, y los que se acercan a menudo se encuentran atascados en absurdas reuniones. «Yo llego con toda ilusión como seminarista a una parroquia, con ganas de evangelizar, y, en una parroquia donde 10 van a misa, me encuentro 19 en una reunión parroquial debatiendo durante horas el lema del Adviento, con votaciones y enmiendas», señala el joven presentador. Berta, la otra presentadora, plantea su situación: «¿Cómo invito a mis amigos no creyentes, que no entienden el lenguaje, que no les engancha lo que ven si vienen?»

Bruno Berchez plantea la realidad de inicio: «Muchos han salido de la Iglesia y no quieren volver. Otros, no vienen aunque pasan ante la puerta. Este es un congreso para aprender unos de otros, para ser verdadera Iglesia en salida, porque no se puede ser iglesia en salida en solitario».

«El Congreso se llama ‘Inspira’, porque nos inspiramos del otro, pero no es el congreso ‘Copia’: a la hora de aplicarlo, has de pensar que cada parroquia y experiencia es distinta. El cardenal y los obispos nos han acompañado y guiado y ahora es el congreso de todos. Os aconsejo disfrutad, escuchad todo lo que el Señor os quiera inspirar y soplar, sed esponjas dispuestos a dejarse empapar, como decía el obispo Toni Vadell. Y no tengáis miedo: cuando Dios pone una inspiración, Él pone también los medios para que tarde o temprano llegue a ser una realidad. Fiaros de Él», animó. Y rezó una oración breve y directa al Espíritu Santo: «Ven e inspira en cada uno lo que quieres para nuestras parroquias».

La experiencia de México

Héctor Pérez fue consagrado obispo auxiliar de México DF en 2020, tres días antes de que el confinamiento por pandemia cerrara el país. Durante el confinamiento él y otros muchos clérigos sufrieron viendo morir sacerdotes (murieron 60, seis en un solo día) y sufrir al pueblo, pero también pudieron pararse a pensar en los cambios necesarios en una diócesis con 5 millones y medio de habitantes. Con el padre Lozano, vicario de Pastoral, afrontaban la renovación pastoral de todas las parroquias.

Héctor Pérez Villarreal fue consagrado obispo auxiliar de México DF en 2020.

«Hoy parece que a todo le has de poner el apellido sinodal, hacer un padrenuestro sinodal, una catequesis sinodal… pero al final eso degrada la palabra. La sinodalidad está en Lumen Gentium 12, en el sensus fidelium, y en el capítulo 9, con el pueblo ungido por el Espíritu. Cristo va delante y la Iglesia sigue a Jesús. El Espíritu Santo se nos da es para cumplir la misión de Jesús. Sinodalidad es aprender a escucharnos, porque a nadie el Espíritu Santo le da todos los dones de la Iglesia. Es escuchar, es discernir (que no es negociar), es decidir (porque no es una democracia, se decide con la jerarquía), es comprometerse (con lo decidido, con el Espíritu, que es quien lleva el proceso) y es alegrarse. La Sinodalidad es para la misión, para ser más fieles a Jesús», explicó el obispo mexicano. Los cambios pastorales deben responder a una pregunta: «¿este cambio, esta novedad, nos hace ser más fieles en la misión de Cristo, o no?»

El padre Lozano insistió en la necesidad de partir de la escucha. «Pregunta a tus nietos por qué no van a la iglesia. Escuchemos todos: ante las culturas diversas, el ateísmo y anticlericalismo, temas de género e inclusión, situación postpandemia, crisis en los medios sobre abusos sexuales… Escuchemos a la comunidad eclesial: cómo alcanzar a los jóvenes, cómo sienten el cambio de párrocos, escuchar al Papa, conocer a esos líderes laicos eternos. Atendamos no solo lo malo, sino que tenemos que conocer también los dones que Dios ha dado a los fieles.

Siguiendo al cardenal Aguiar de México, propuso 3 líneas:

1) Espiritualidad de comunión con todos: «Cristo luchó por todos, el que no quiso entrar ya fue su culpa», dijo;

2) Método pastoral sinodal: encaja con el «nuevo ardor y nuevos métodos» que pedía Juan Pablo II, porque el ardor nace con mayor comunión y la escucha ya es un nuevo método;

3) Y la conversión pastoral: que busca llegar a cada persona, y a la vez transformar la comunidad parroquial.

En México DF, explicó, ahora se busca:

– privilegiar y facilitar el actuar de los laicos;

– que los consejos parroquiales sean evangelizadores, que busquen algo nuevo evangelizador por hacer («si puedes dejar tu bolso en el banco para ir a comulgar, malo; significa que tu parroquia es demasiado estable y predecible, no hay gente nueva y dudosa»);

– asambleas parroquiales con todos los fieles, que ayuden a discernir (aunque sea una al año);

– métodos de consenso y discernimiento;

El obispo Héctor detalla lo que hicieron en México DF: decidieron visitar las 420 parroquias en persona, cada una recibiría un obispo auxiliar o al cardenal, durante un día, que hablaría con los fieles, no solo con el consejo parroquial; los obispos visitaban las calles, bendecían autobuses. «Se asustaban cuando decíamos: queremos reunirnos con los jóvenes. Pero si se anunciaba, aparecían jóvenes: en 380 de las 420 acudieron al menos 10 jóvenes, y se les escuchaba».

Además, los medios de comunicación y las redes sociales católicas se hacían eco, y los comentarios en Internet eran positivos: a la gente les gustaba que su pueblo o barrio recibieran una visita del obispo. ¿Resultados? Consta que regresó un número de fieles, se fortalecieron procesos, los laicos ganaron más responsabilidades, se extendió un lenguaje común y se impulsaron algunas vocaciones.

Empezó con dos canciones de alabanza, ambas en castellano, con el grupo Tuyo.

«Confíen ustedes en que la parroquia sí es capaz de transformarse, puede hacer presente la vida en Cristo», dijo Lozano. Y el obispo Héctor finalizó diciendo: «Hay que tener una Iglesia que encienda los corazones de los fieles y los convenza que ser bautizados es ser misioneros. Durante siglos no se nos dijo eso con claridad. La misión de todos, sacerdotes y laicos, dice Lumen Gentium 12, es ser ungidos por el Espíritu para continuar la misión de Cristo».

Cuando Occidente no es «valle de lágrimas»

En el mundo hay mucha gente que sufre, hay guerras y dolor, pero en Occidente eso suena lejano. Para la mayoría de los europeos, la vida ya no es un valle de lágrimas breve, sino un gran parque de atracciones y entretenimientos. Así lo expuso el sacerdote italiano Armando Matteo, profesor de la Urbaniana y subsecretario en el Vaticano en Doctrina de la Fe. Autor del libro Convertir a Peter Pan (Editorial Centro Pastoral Litúrgica), explicó que la Iglesia Católica, que durante siglos se organizó para consolar y acompañar a gente que enfrentaba la muerte con frecuencia, la pobreza y vidas breves, ahora se encuentra un público muy distinto en Occidente,

La Iglesia quiere que todos se enamoren de Jesús, que tiene algo importante para la vida de cada uno. Pero la gente está distraída enamorada del mundo, con pizzerías y cervecerías y Peter Pan como santo; gozar siempre, nunca envejecer, volcarse en la cosmética (que en pandemia vendió un 30% más), negarse a aceptar que ya tienen una edad, pensar que nunca morirán. Sólo cuando muere un hijo, un pariente o en grandes problemas se paran a pensar o entran en un templo. Y no pasa mucho.

«Para llegar al hombre de hoy hay que pasar del cristianismo del luto y el consuelo al del gozo y la fraternidad y la belleza. Esta es la propuesta que hago», resumió.

La experiencia de la acogida

Aunque el Congreso busca una Iglesia en salida, que sale a buscar a los alejados, también quiere que las parroquias trabajen bien en su acogida. Habló una joven llamada Lidia Tarrés, bautizada hace pocos años. «Ni mis padres ni mis amigos eran creyentes, yo estaba sin bautizar. Un día paseando entré en Santa María del Mar, escuché la misa, me gustó la música, me sentí bien y decidí repetir cada sábado noche. Los cantos me emocionaban y era un rato de paz y oración. Sentí algo que me atraía. Para entenderlo mejor, contacté con otra parroquia: me daba pereza ir allí, pero en la primera sesión encontré una antigua profesora mía, yo no sabía que era creyente. Era parroquiana allí y en Santa María del Mar. Ella me presentó a todos y me invitó a todo en ambas parroquias. Me bauticé un año después, hice la confirmación, me impliqué en Acción Católica y hoy acompaño a niños y jóvenes. Yo me había sentido llamada por Dios, pero pude hacer todo esto, por la gente que me acogió y acompañó».

Así, la Iglesia en salida debe ser también iglesia capaz de invitar, acoger y acompañar en la madurez. Inspira busca equipar, o al menos inspirar a ello, y en su web propone 10 parroquias de España donde acudir a «inspirarse» que acuden al Inspira a contar su experiencia:

– Diócesis de Tarrasa: el Monasterio de Sant Cugat y las parroquias de Montornès;

– Diócesis de Madrid: San Ramon Nonato y San Clemente Romano;

– Diócesis de Lérida: la unidad pastoral el Pilar y Santa María Magdalena;

– Diócesis de Jaén: Cristo Rey y Santa Isabel;

– Diócesis de Getafe: San Martín de la Vega;

– Diócesis de Valencia: Sant Jaume de Moncada;

– Diócesis de Sant Feliu: Sant Joan Baptista.

Fuente: religionenlibertad.com – Pablo J. Ginés – 18 noviembre 2023.

Más info

Barcelona organiza el congreso Inspira para motivar a las parroquias «a anunciar el Evangelio a nuestro mundo».

Las diócesis españolas se han puesto en modo «primer anuncio», como muestra el congreso Inspira, organizado por la archidiócesis de Barcelona para parroquias en salida.

La próxima cita de una diócesis española con la evangelización tendrá lugar este fin de semana en el congreso Inspira, organizado por la Archidiócesis de Barcelona, un evento pensado «para parroquias que buscan inspiración, formación y motivación para salir a anunciar el Evangelio a nuestro mundo», afirma Bruno Bérchez, delegado diocesano de Anuncio de la Fe.

«Estamos en un cambio de etapa, hemos pasado de la cristiandad a una época de misión, pero nuestras parroquias están organizadas en modo cristiandad: horarios de Misa, despacho, catequesis…», añade Bérchez. Por eso, «necesitamos aprender a salir y saber cómo llevar la fe a mi vecino, cómo evangelizar en un mundo en el que la gente ya no entra en la iglesia», dice.

Inspira incluirá por ello varias ponencias a cargo del obispo auxiliar de la Archidiócesis de México, Héctor Pérez, o de la responsable en Gran Bretaña del movimiento de renovación parroquial Divine Renovation, Hannah Vaughan. También estará Santiago Pons, decano de la Facultad de Teología de Valencia y artífice del primer estudio de buenas prácticas parroquiales en España. Todos ellos darán paso a «experiencias más locales y talleres concretos que nos sirvan de inspiración. No se trata de copiar, sino de conocer lo que a otros les está funcionando para ver cómo introducirlo en tu realidad pastoral», señala el delegado de Anuncio de la Fe de Barcelona.

El congreso pone el acento en la parroquia «porque no es algo caduco —defiende Bruno Bérchez—, es la casa entre las casas, el lugar concreto donde nos podemos encontrar entre nosotros y llegar a los alejados». Pero para ello «tenemos que romper la idea de que la parroquia es un club privado» y recordar que «evangelizar no un carisma de algunos, sino un mandato del Señor para todos, algo que todos tenemos que aprender, también los sacerdotes».

Fuente: alfayomega.es – Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo – 18 de Noviembre de 2023.

Hablan los expertos de Francia, Inglaterra y de toda.

Renovar parroquias gracias a Inspira Barcelona: conoce el modelo de Lyon y el de Divine Renovation.

Dos ponentes que se «estrenaban» en España eran la inglesa Hannah Vaughan, que es la responsable de Divine Renovation en el Reino Unido, y el sacerdote francés Xavier Grillon.

El Congreso Inspira, en Barcelona, ha sido la gran cita de evangelización de fin de año en España,  alcanzando a unas 750 personas apasionadas por evangelizar, entre ellas unos 150 sacerdotes, la mayoría de Cataluña, pero también llegadas del resto de España, de Murcia a Galicia, de Valencia a Jaén.

Dos ponentes que se «estrenaban» en España eran la inglesa Hannah Vaughan, que es la responsable de Divine Renovation en el Reino Unido, y el sacerdote francés Xavier Grillon, párroco de la emblemática iglesia de Santa Blandina en Lyon (Francia), que hace 30 años estaba a punto de cerrar, pero hoy es una de las más dinámicas del país. Contaron sus experiencias e ideas antes de que intervinieran expertos españoles en una mesa redonda para aclarar conceptos.

«La Iglesia necesita un detox»

Muchos evangelizadores y clérigos en España, especialmente con tareas parroquiales, han leído Una renovación divina, del padre James Mallon, con sus ideas clave: hay que dejar de hacer ciertas cosas para poder dedicar la parroquia a evangelizar. Esa es una de las claves de Divine Renovation, un proyecto de renovación de parroquias en todo el mundo (trabaja con unas 5.000 ya en todo el mundo), con coaching y asesoramiento, formación y una filial en Inglaterra que dirige Hannah Vaughan.

Vaughan dirige la filial en Inglaterra de Divine Renovation, un proyecto de renovación de parroquias.

Vaughan dijo que existen parroquias renovadas, que renovarlas es posibles, y que hay herramientas que ayudan a muchas personas a encontrarse con Cristo y crear comunidades cristianas. Pero requieren tomar decisiones. Igual que tras los excesos de turrones en Navidad llega un momento de «detox» y dejar de comer en enero, también la Iglesia necesita hacer «detox» (abstenerse) de cosas que no funcionan y dificultan la renovación.

Hay que salir de la mentalidad ensimismada en la «pastoral de mantenimiento» centrada exclusivamente en los que ya están en la parroquia. La Iglesia existe para evangelizar, y acercar Cristo a los que lo tienen lejos. La Iglesia no existe para engordar ovejas (aunque tenga mandato de apacentarlas) sino para pescar peces, es decir, ser pescadores de hombres. Cuando se prioriza el evangelizar hacia fuera, de forma sorprendente, mejora el servicio también a «los de dentro».

En las parroquias con liderazgo sano, el párroco tiene un equipo (con laicos o consagrados) que le mantiene equilibrado y apoyado. Lo contrario son líderes aislados y sin visión que transmitir, cada vez más cansados. El párroco o líder con visión, al crear un equipo de liderazgo:

– elegirá al menos algunas personas que piensen distinto, para evitar puntos ciegos, cubrir más espacio;

– tendrá un equipo capaz de gestionar un conflicto sano, que no esté compuesto de personas sumisas o que ocultan el desacuerdo;

– que haya confianza para aceptar la vulnerabilidad, porque habrá tiempos duros.

«Los sacerdotes en el seminario no fueron entrenados para esto, pero esta es una forma más sana de liderar, y hay que aprenderla con sus complicaciones», reconoció Hannah Vaughan.

Por último, la transformación de parroquias (y de vidas, con conversiones y avivamientos de fe) requerirá una gran transformación e invocación continuada del Espíritu Santo. Se debe invocar al Espíritu esperando que Él actúe, confiando en que lo va a hacer, hay que invitarle esperándole. Vaughan finalizó ofreciendo los servicios de coaching y asesoría también en español y la posibilidad de contactar con la web DivineRenovation.com.

El caso de Santa Blandina: priorizar el domingo

Xavier Grillon, párroco de Santa Blandina en Lyon (también llamada ahora Iglesia Lyon Centro), explicó algunas claves de su parroquia, que hace 30 años estaba casi vacía, con sólo 3 familias y a punto de cerrar, y hoy es de las más vivas de Francia. El inicio de todo fue un grupo de jóvenes que hacían música de alabanza que impulsó el párroco anterior y aún funciona, muy seguido en toda Francia, llamado Glorious. Reformaron las parroquias, pusieron sillas cómodas, el cardenal Barbarin apostó por el intento, y los jóvenes, con muy buena música, atrajeron más jóvenes. Aunque hubo una crisis seria al marchar el párroco anterior, la visión de la parroquia ya estaba establecida, volcada en evangelizar, invitar y acoger.

Xavier Grillon, párroco de Santa Blandina en Lyon (llamada ahora Iglesia Lyon Centro).

La parroquia tiene visión pastoral misionera y se repite esa visión a cada catequista, responsable de grupo, etc… Cuando hay visión, todos reman en la misma dirección, hay sinergia y se acaba lo que sucede en otras parroquias en que cada grupo rema en una dirección distinta y se contrarresta el trabajo de los otros. La visión, insistió Grillon, es muy útil para tomar decisiones coherentes, gestionar conflictos y hacer de árbitro: con ella se decide si tal o cual iniciativa se realiza o no. La visión permite transformarlo todo: horarios, costumbres, lenguaje, para evangelizar (como pedía Francisco en Evangelii Gaudium 27).

«En Santa Blandina nuestra visión era ir a gente con cierto trasfondo cristiano pero alejada y que no tenían parroquia: acoger de forma incondicional a todo el mundo, facilitarles un encuentro con la fe, y transformar con creatividad y alabanza». Esta frase la escribieron en tarjetas y se la dieron a todo aquel que quisiera participar en la parroquia. Descubrieron que «salir a evangelizar ¡atrae gente! Y que acrecentando la parroquia con gente nueva, ésta crece y no envejece».

Grillon ilustró la importancia de la visión compartida con un breve vídeo, The Lighthouse, el faro, la historia de un pueblo pescador donde todos entienden la importancia de la luz, y no necesitan esperar instrucciones para actuar. ¡Todos comparten la visión!

Grillon añadió que su parroquia (como otras) entiende y activamente cuida los 5 grandes temas que dan vida a una comunidad cristiana:

– el culto y la adoración;

– la comunidad y relación fraterna cercana;

– el servicio (la caridad, la atención a los pobres, al barrio);

– la formación y catequesis, formar en la fe;

– la evangelización; anunciar el kerigma y hacer discípulos.

Hoy la parroquia tiene 600 personas sirviendo en distintos ministerios, y 40 líderes de equipos. En cada misa hay 10 jóvenes que se dedican solo a dar la bienvenida, sonreir y acoger a la entrada. Hay además 60 jóvenes dedicados a la música, hacen turnos en grupos de 5 o 6 para servir en misa y otros apostolados. Tras la misa hay chocolate caliente o refrescos. A quien se acerca por primera vez se le regala un librito con fotos que le puedan atraer a conocer más, con una web indicada por si quiere saber más. Tras las misas hay además servicios de oración de intercesión personal para los que lo solicitan. Hay Cursos Alpha, hay grupo de parejas jóvenes que exploran el Espíritu Santo, hay programas para convertir a los parroquianos en fieles activos. cada mes, nuestro equipo de Visión se reúne para reflexionar sobre la parroquia y su misión a medio y largo plazo.

Puedes ver aquí la misa de Santa Blandina del 12 de noviembre.

«Soy el único cura de la parroquia y además llevo la delegación diocesana de Anuncio», detalla Grillon. «Era mucho trabajo, llegaba a la misa del domingo agotado, con la predicación medio improvisada, con misas muy simples. Decidí cambiarlo, cuidar la misa al máximo porque, al fin y al cabo, ¡la misa es la actividad que atrae más gente! Decidí descansar mucho el sábado noche para estar fuerte el domingo. Los músicos y voluntarios llegan dos horas antes de misa. No sólo ensayan, sino que rezamos juntos tras un café y pedimos al Espíritu que la misa transforme vidas. Yo defiendo que la misa es misionera, que es un lugar de evangelización, que atrae cuando hay alegría en la música, acogida y predicación. Y que atrae cuando la predicación es accesible, nutritiva y transformadora, no sólo dar información».

Transformar las parroquias porque hay un cambio de época

Santiago Pons, Decano de la Facultad de Teología de Valencia, impulsor del estudio sobre buenas prácticas en parroquias recordó que el fin de la cristiandad no es el fin del cristianismo, pero hoy atravesamos un cambio de época, que algunos comparan a las grandes transformaciones religiosas del s. V a.C. (época de Sócrates y Platón, de Mozi y Confucio, de los profetas en Israel, cuando la religión incorporó la ética). El estudio de Buenas Prácticas en Parroquias descubrió 57 buenas prácticas, que se demostraba que daban frutos, avivaban parroquianos y suscitaban conversiones. Ayudan a la conversión pastoral que incluye priorizar el anuncio explícito del evangelio, crecer en corresponsabilidad con los laicos y honrar y aprovechar lo válido del pasado y la tradición. La conversión pastoral no solo es técnica, sino que incluye conversión (y cambios) en lo personal, y por eso puede costar más.

Santiago Pons, Decano de la Facultad de Teología de Valencia, impulsor del estudio sobre buenas prácticas en parroquias.

Algunas novedades que las parroquias renovadas han de afrontar:

– Pastoral de procesos (no solo de eventos puntuales), que busquen crear discípulos, construida sobre una cultura de primer anuncio,

– Crear procesos de discipulado que acompañen a personas que van creciendo, que permitan el tú a tú;

– reconocer que hay ministerios y capacidades de los laicos; ponerlas a servir a la parroquia y a la sociedad, extender el reino de los Cielos y discernir vocaciones;

– crear comunidades que acogen, donde cada fiel es querido, no un número;

– reforzar el domingo como día de la comunidad, y la centralidad eucarística, que los fieles tengan claro que el domingo es el día que se encuentran con la comunidad, y «que no van al chalet».

Kerigma, Espíritu Santo y renovar las parroquias

En la mesa con expertos en España, habló Tote Barrera, de la asociación Nunc Coepi, encargada de ayudar a la renovación de parroquias. Recordó que «el sacramento fundamental es el bautismo y hay que ertender que los grandes movimientos de renovación en la Iglesia vuelven al bautismo, a Pentecostés, a la experiencia personal. No bastan los métodos ni los valores profundos; hay que volver al kerigma, seguido de conversión, discipulado, catequesis mistagógica, y la Eucaristía que es la cumbre. La parroquia del futuro quizá sea «lo que pasa entre las casas» (como decía la palabra griega) y rompe paradigmas».

Su esposa, Cristy Salcedo, insistió en que «Pentecostés es lo que lo fundamenta todo, no es un añadido; Pentecostés es un cambio profundo; renovación pastoral es cumplir lo que decía Pablo VI en Evangelii Nuntiandi: La Iglesia existe para evangelizar». La parroquia del futuro tendrá pequeñas comunidades, será muy evangelizadora y manifestará el Reino de Dios».

Jesús Úbeda, responsable de Primer Anuncio en la diócesis de Getafe, e implicado en este departamento en Conferencia Episcopal, dijo que las parroquias deberían seguir la refenrencia de la «misión ad gentes» (en tierras paganas) y plantearse qué cosas hay en la parroquia para llegar «a los que no vienen». Recordó que aún llegan a las parroquias personas a pedir sacramentos (casarse, bautizar al niño) pero sin tener un encuentro vivo con Cristo. Citó un análisis de Juan Pablo II en 2004 en Ecclesia en Europa: ‘Muchos europeos creen saber qué es el cristianismo, pero realmente no lo conocen; y bautizados repiten gestos y prácticas sin adhesión a la persona de Jesús’. Úbeda considera que los métodos de evangelización hoy son catalizadores que hacen que el bautizado se convierta en evangelizador y vea que él puede anunciar a Cristo. A los consumidores de sacramentos, avisa, «les estamos sacramentalizando sin evangelizar, y eso es una contradicción. Pensemos qué les ofreceremos para que permanezcan con nosotros».

«Primer anuncio, sí; sin discipulado, no»

José Antonio Cano, consiliario de Acción Católica, quería recomendar el itinerario 4.40 de discipulado que este movimiento propone a parroquias. Constató que hay personas que se convierten o avivan en un método de kerigma, pero luego se quedan sólo relacionándose con él o van de retiro en retiro sin integrarse en un discipulado o comunidad. «Jesús en Mateo 28,18, dice Id y haced discípulos; ser discípulo es configurar la vida según Cristo, y al renovarse las personas, se renuevan las parroquias. Estos discípulos pueden ayudar a engendrar nuevos discípulos, que actuarán también en el mundo, como fermento en la masa». Propuso un equipo evangelizador con un programa que una la primera experiencia y el proceso de discipulado, con acompañamiento personalizado y grupal, espacio para orar y celebrar con calidad, y con compromiso de servicio y transformación. «Primer anuncio, sí; sin procesos, no», proclamó.

Miquel y Sara, asistentes a Inspira, con la frase: «La Iglesia existe para evangelizar». 

Teresa Valero, de la Fundación Autem y la diócesis de Solsona, propuso tres pilares para renovar parroquias: implicar al Espíritu Santo, que «creo que está haciendo una nueva creación» aunque las noticias nos muestren un mundo de caos; consideró que aún no se tiene claro lo de que «la Iglesia existe para evangelizar» (la gran frase de Evagelii Nuntiandi de Pablo VI) y dijo que «tenemos que pasar del hombre orquesta al director de orquesta, que conoce a sus grandes músicos y crea una bella sinfonía. En Autem impartimos programas para líderes; vienen buscando herramientas, pero antes han de entender que han de cambiar ellos. La pastoral del tapa-agujeros y del ‘cualquiera sirve’, se ha acabado. Es tiempo de discernimiento». También anima no solo a rezar por los sacerdotes sino a «escucharlos, entender que en su corazón desean una comunidad viva».

Emili Marlés, de la diócesis de Tarrasa, dijo ser «un entusiasta de la sinodalidad, pero requiere unos ingredientes. Primero, una cultura parroquial de primacía de la Gracia. Jesús va delante y eso nos da esperanza. Sin eso, caes en pelagianismo pastoral, hacer cosas buenas que no son las que Jesús quiere. Al menos, oremos al empezar las reuniones. El discernimiento es un arte, se aprende practicando, debe entrar en nuestra cultura parroquial, aunque, ojo, que también podemos tener iluminados en la parroquia… Y no nos engañemos, sin oración y sin alimentarnos de la Palabra, no hay discernimiento. Tengamos olfato de Espíritu Santo, por lo que el Señor te dice, lo que ves en reuniones, los espíritus que decía San Ignacio…». Comentó también que aunque hay varios métodos de primer anuncio, faltan luego itinerarios de continuación».

Misa con Omella: «¿De misiones a África? ¡Vete a Mataró!»

En la misa del segundo día, concelebrada con los obispos auxiliares Villanova y Abadías y el obispo auxiliar de México, Héctor Pérez, el cardenal Omella predicó sobre la evangelización, en una misa que alternó canciones clásicas de siempre (en catalán) con canciones modernas de alabanza (en castellano, del grupo Tuyo) y ambos idiomas en la liturgia.

Omella, que había perdido el texto con su homilía preparada, fue improvisando. Comparó el congreso con la gasolina que da fuerza a un coche. Comparó al Espíritu Santo con el viento que aviva unas brasas que ya se apagaban, y recordó que las estructuras son importantes, pero sin el Espíritu Santo no darán vida. Es el Espíritu quien animó a los apóstoles y a los discípulos de Emaús. «Y después nos toca salir, con alegría, a anunciar».

De izquierda a derecha: obispo David Abadías, mosén Bruno Bérchez, Omella y Xavier Grillon.

También Omella citó a Pablo VI y su «la Iglesia existe para evangelizar». También la idea de Francisco de que la Iglesia tarda un siglo en aplicar plenamente un Concilio, y que sólo han pasado 50 años del Vaticano II. «El Señor suscita vocaciones, no de mando, sino de servicio, también el obispo está para servir, y en dignidad son iguales la tía María y el obispo de Barcelona. También hay que leer el Antiguo Testamento: esos personajes se dan cuenta siempre de que quien obra es el Señor».

Sobre el llamado a ser misioneros, él, que estuvo en África un tiempo, dijo: «¿Ir a África? La misión está aquí. ¡Vete a Mataró! Yo estuve en Congo Belga, aprendí suahili tres meses, lo primero es inculturarse. El misionero se pone en manos del Señor. Requiere participación y comunión, unidad, que cuesta mucho. Y el Papa nos dio un método en el Sínodo, que nos agotó, el ejercicio de escuchar sin interrumpir. Le llaman el diálogo es el Espíritu. Los jesuitas, que son terribles. Eran mesas de doce, redondas, cardenales y laicos sentados juntos. Y eso lo tenemos que introducir en nuestra iglesia. Tras cada tres ponentes, 3 minutos de silencio. Y luego, reflexionar sobre eso».

Como buen aragonés, finalizó recordando que la Virgen del Pilar animó a Santiago y «hoy nos anima a evangelizar». La misa acabó con el estribillo del Virolai dedicado a la Virgen de Montserrat.

Fuente: religionenlibertad.comPablo J. Ginés – 19 noviembre 2023.

Setecientas personas participan en el congreso “Inspira” en Barcelona.

Charlas, talleres y plegarias en torno a cómo ser “parroquias en salida”.

El congreso se celebró en La Salle Bonanova de Barcelona. Foto: AGUSTÍ CODINACH.

“Este congreso nos ha abierto oportunidades y nos anima a continuar con esperanza . ¡Me voy con las pilas cargadas! Aquí se ha vivido comunidad de una manera preciosa y se ha visto que es el Espíritu quien actúa .” Con este entusiasmo se expresa Dora Giraldo , catequista de la parroquia de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa de Barcelona, ​​participando en el congreso “Inspira. Para parroquias en salida” , celebrado en Barcelona el 17 y 18 de noviembre .

Y no es la única que tiene esa sensación. Hasta 700 personas han participado en este congreso organizado por la archidiócesis de Barcelona para las comunidades parroquiales, enmarcado en el plan pastoral diocesano «Salimos!».

Entre los congresistas hemos podido captar ganas de cambios , de impulsar proyectos nuevos , de ser esa “Iglesia en salida” que subraya el papa Francisco.

A través de talleres, charlas, sesiones con parroquias “inspiradoras”, plegarias … los participantes han compartido inquietudes y han encontrado pistas para anunciar el Evangelio en este siglo XXI.

El responsable de la Delegación de Anuncio de la Fe y de Iniciación del arzobispado de Barcelona y uno de los organizadores del congreso, Mn. Bruno Bérchez , reconoce que “hay mucho entusiasmo, ilusión … ha participado gente muy diferente, de muchas parroquias, de sensibilidades diversas, intergeneracional. Son personas muy motivadas. Creo que se van tocadas del congreso, con ganas de nuevos planteamientos”.

Los participantes han podido dialogar con parroquias que han iniciado un proceso de renovación pastoral/Agustí Codinach.

Este congreso no termina en los dos días que ha durado, sino que ahora empieza el trabajo de cómo aplicar a cada realidad parroquial lo vivido. Como considera Mn. Bérchez, “ los frutos se verán en el futuro , porque no se trata de una experiencia puntual hermosa, sino que debe notarse en la forma en que se plantea la pastoral en la parroquia”.

«La gente tiene ganas de ser ‘parroquias en salida’ y hay que creer que es posible», añade, «no estamos en la situación de la Iglesia de hace unos años. Hay posibilidad de abrir caminos nuevos , que no sólo es un cambio de estrategia, sino de una conversión del corazón , de actitud, y de confiar mucho en el Señor”.

Una idea de fondo que ha planeado sobre el congreso es la sinodalidad . Para Mn. Bruno Bérchez, “la Iglesia está por ser misionera, por evangelizar, y esto debe hacerse desde la sinodalidad, es decir, desde un trabajo en equipo, desde la escucha del Espíritu. Cuando todos miramos hacia la misión, dejamos de mirarnos a nosotros mismos”.

El congreso ha contado con el testimonio de diócesis de fuera de Catalunya como Jaén o Getafe/Agustí Codinach.

En esta misma línea, nos dice el obispo auxiliar de Barcelona , ​​Mons. Javier Vilanova , que se ha notado mucho la sinodalidad en este congreso: “Han sido unos días de encuentro eclesial en los que se ha vivido mucho la dinámica de la sinodalidad: saber escuchar al otro, ver qué hay en común, extraer’ n la esencia…”

Un aspecto que subraya Mons. Vilanova es que “se trata de anunciar a Jesucristo, de evangelizar, desde la vida que tenemos y valorarla. Porque no partimos de cero, partimos de lo que tenemos . Así podemos ver cómo llegar más y reforzar nuestra actitud, nuestro compromiso… partimos de lo que se está haciendo en nuestra diócesis”.

Realmente, los congresistas se han oído interpelados. Como nos dice Dora Giraldo, «he participado en este congreso porque me siento una persona comprometida, llamada por el Señor».

Por eso, esta catequista reconoce que ahora los participantes en el congreso “Inspira” vuelven a sus realidades pastorales, pero con un convencimiento muy claro: “ Dejemos que Dios actúe en nosotros y por medio de Él, podremos llegar a ser esta Iglesia que Dios quiere.”

Fuente: catalunyacristiana.cat/ – ROSA MARÍA JANE CHUECA – 20 de noviembre 2023.

Entradas relacionadas en esta web

Inspira. Un Congreso para Parroquias en salida. Barcelona, 17-18/11/2023.

Es la hora de las Parroquias. Conversión pastoral en Bellavista (Huelva).

Primer ‘Congreso de Buenas Prácticas en Parroquias’. Valencia, 24 y 25 febrero 2023.

Es la hora de las parroquias renovadas. Sus características. Solo ellas sobrevivirán.

Por las parroquias: «Sean cada vez más comunidades de fraternidad».

Parroquias, conversión pastoral y misión. Transformarse para evangelizar.

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
Conversión pastoral y liderazgo. Proyecto ilusionante y esperanzador.
Vida Consagrada sinodal y sinodalidad. Cristina Inogés.
En el 31º Aniversario de la Bendición de la Iglesia de Bellavista. Aljaraque (Huelva).

Deja tu comentario

*