Oraciones Recursos

Ora con el corazón. Expresa amor y alaba a quien tanto nos ama.

Comparte

¿Te cuesta encontrar palabras para orar?

San Agustín define la oración como “clamor del corazón, no de la boca ni de los labios” (Sermón 156,15). “Clame al Señor con la voz del afecto del corazón, no con el ruido y estruendo de los labios” (Comentarios a los Salmos 141,2).

Podría decirte que el silencio y la escucha ya es una parte crucial, pero si en ese camino de hablar y aprender a orar encontrando palabras que expresen lo que estás viviendo te sirve, Pablo Martínez nos ofrece este disco: ORA CON EL CORAZÓN. Es un proyecto de solo piano acompañado de oraciones en base a las siguientes canciones: BIENVENIDA, TU MISERICORDIA, COBRA CALMA, VENGO ANTE TI, EN SUS MANOS, HASTA LA LOCURA.

Escucha su música en tu plataforma digital favorita: https://onerpm.lnk.to/PabloMartinez – Email: consultaspablomartinez@gmail.com

San Agustín, maestro de la oración del corazón

La oración agustiniana es oración del corazón, no repetición de palabras: “Los ruidos sin alma pueden llamarse sonidos, pero no voces. ¡Cuántos oran a Dios que no perciben a Dios, ni piensan bien de Él! Estos pueden tener el sonido de la oración, pero no la voz, porque allí no hay vida” (Comentarios a los Salmos 139,10). Expresado de otro modo, la oración es encuentro y diálogo desde lo más hondo de uno mismo. “No quieras estar ausente de Dios, no quieras estar ausente de ti mismo” (Comentarios a los Salmos 39,27). O, también, “entremos dentro de nosotros mismos y le reconoceremos en nosotros” (Comentarios a los Salmos 134,5).

Es un grito que se eleva del corazón al Señor. Pero si ese grito consiste en un rumor de la voz, sin que el corazón de quien ora se dirija a Dios, no hay duda que es perder el tiempo. Si en cambio, se grita con el corazón, aunque la voz del cuerpo permanezca en silencio, el grito, imperceptible para el hombre, será oído por el Señor. Por lo tanto, al orar podemos gritar a Dios o bien con la voz exterior (cuando lo requieran las circunstancias) o, incluso, permanecer en silencio, siempre que, cuando oremos, gritemos con el corazón”.

San Agustín. Comentarios a los Salmos 118,29,1.

Canción: «Ven y verás»

Presentamos una canción de Pablo Martínez muy conocida para utilizar en catequesis.

Ven y verás (Música y letra: Pablo Martinez (C) 2008. Disco: Abbandonado. www.pablomartinez.net – Letra:

No importa lo que te enseñaron, cómo de él te han contado, si no lo viste y encontrado. No se conoce el mar adentro, si no te metes en su olas, no se lo sabe desde afuera. Ya no te basten las teorías, probalo a Dios así en tu vida, él lo da todo y quita nada.

Ven y verás, ven y verás, alguien te ama y quiere mostrarlo. Ven y verás, ven y verás, lo que Jesús te tiene preparado.

Aunque sean muchas las preguntas, y si te surgen tantas dudas, de si es verdad lo que te canto. Él te conoce desde antes, sabe tu nombre y lo que vives, y lo que siempre vas buscando. Escucha dentro su llamado, verás él pasa a tu lado, y tu respuesta está esperando. (Estribillo.)

Ven, ven, ¿qué es lo que estás buscando? Ven, ven, qué a vos te está esperando. Ven, ven, ¿qué lo que estás soñando? Ven y lo verás! Ven, ven, Y verlo por tus ojos. Ven, ven, que no te estén contando. Ven, ven, animate a probarlo. Ven y lo verás!

Más info: Santiago Insunza, OSA: Orar con el corazón.

Entradas relacionadas en esta web

Ser personas orantes. El que canta ora dos veces (San Agustín).

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
RezandoVamos: La Buena Noticia, una carrera de relevos. Toma y escucha.
Internet y las redes sociales son un don y una gran responsabilidad.
Recordando la risa del Papa Juan Pablo II. El humor, un don y un estilo de vida.

Deja tu comentario

*