Liderazgo Misión

Pastores Gregis Christi. Ser sacerdotes en conversión que renuevan las parroquias.

Comparte

Curso de liderazgo y conversión pastoral y misionera para sacerdotes.

Tote y Cristina hablan de la Nueva Evangelización y la conversión pastoral de las parroquias al recibir el Premio ReL de Nueva Evangelización 2020.

Formación pastoral para sacerdotes con ganas de evangelizar.

«Por tanto, hermanos, poned el mayor empeño en afianzar vuestra vocación y vuestra elección. Obrando así, nunca caeréis».

2 Pedro 1,10

José Alberto Barrera («Tote», para los amigos), y su esposa, Cristina Salcedo, están entre las 4 o 5 personas que más saben sobre Nueva Evangelización en España. Recientemente recibieron en 2020 el Premio ReL de Nueva Evangelización. Desde hace un tiempo forman parte del equipo de trabajo de la nueva comisión de Primer Anuncio de la Conferencia Episcopal, en el departamento de Evangelización y Catequesis, que encabezan el obispo Amadeo Rodríguez, de Jaén, y -en Primer Anuncio- Toni Vadell, obispo auxiliar de Barcelona.

Durante más de 10 años este matrimonio estuvo al frente de los cursos Alpha en España. Desde enero de 2021 dejan ese servicio para centrarse en otros ministerios de evangelización bajo el nombre «Nunc Coepi» (en latín, «Ahora empiezo»), dedicando un esfuerzo especial a la formación y acompañamiento de sacerdotes evangelizadores con el programa Pastores Gregis Christi

«En general, lo que buscamos ahora es apoyar a la Iglesia, incluyendo a todos los que hacen Alpha, con lo que viene después de Alpha, después del primer anuncio, para ayudar a que florezca adecuadamente», explican.

Recorriendo media España por la Nueva Evangelización

Admiten a ReL que, mirando hacia atrás en su vida, dan gracias por haber servido a Dios con la evangelización a tiempo completo.

«Yo dejé mi profesión de abogado en 2008 y fui a Londres a trabajar con Alpha en Holy Trinity Brompton«, explica Tote. Cristina se incorporó en 2010, cuando se casaron, dejando su empleo de publicista. Ella había estado diez años como evangelizadora en la Comunidad de Siervos de Cristo Vivo en República Dominicana, su tierra natal. «Al casarnos teníamos el sueño de poder dedicarnos a servir al Señor con la evangelización y damos gracias de que así ha sido».

Como explicaron al recibir el Premio ReL 2020, han visto crecer la pasión por la Nueva Evangelización en España, entre los sacerdotes y los laicos.

«Por ejemplo, Alpha se ha extendido bastante. Hoy está presente de alguna manera en la mitad de las diócesis españolas, y en un tercio se han impartido entrenamientos diocesanos, no solo parroquiales. Los lugares donde está más implantada son Barcelona, Solsona, Vic, Cádiz, Santiago de Compostela, Tenerife, Jaén, Madrid, Zamora, Astorga, Murcia, Alicante, Cantabria…»

Incluso en 2020, con el coronavirus, han visto cosas asombrosas y esperanzadoras.

«Alpha Internacional enseguida se lanzó al online de cabeza y readaptó su curso a lo digital», explica Cristina. «En España nos costó algo más. Pero si repasamos, veremos que en 2019 en España se impartieron 330 cursos Alpha mientras que en 2020, con pandemia y todo, fueron unos 100 presenciales y unos 50 online. Algunos empezaron en presencial y acabaron online. A veces parece que el Espíritu Santo haya usado Zoom para meterse en  casas de personas que nunca habrían ido a la iglesia pero que se apuntaba a seguir Alpha desde su ordenador. Contra lo que uno esperaría, hemos visto que en Zoom mucha gente se abre más, porque se considera en su casa, en su terreno. Conectan con otras 6 o 10 personas, ven los vídeos, charlan entre ellos, rezan unos por otros…»

Otro ejemplo: «el Curso para Matrimonios, que se impartía presencialmente con 90 parejas al trimestre, ha llegado a 9.000 personas a través de Internet en su versión digital. Los matrimonios lo siguen, con sus cuestionarios y ejercicios, desde casa». Se trata del curso de parejas nacido de Alpha que siguen muchos matrimonios y también parejas de novios.

Llegar a los jóvenes, tener creatividad

El gran reto para la Iglesia española, dice Tote, es hoy llegar a los jóvenes adultos y los adolescentes, que ya no van a los templos. «Hace falta pasión y creatividad», pide Tote. En Santiago de Compostela, con la pandemia, organizaron un ‘Alpha Delivery’, que te enviaba la cena a casa, porque en Alpha siempre hay comida. «¡Venía un evangelizador del equipo a traerte la comida a casa! Es un ejemplo de esa creatividad generosa».

Cristina señala que con la pandemia se ha potenciado «lo individual; lo digital se ha hecho personal; eso obliga al pastor y al evangelizador a atender a las personas una por una. La gente quiere esa relación personal y lo online lo favorece. Eso choca con lo que estábamos acostumbrados en la Iglesia, el ir todos en un mogollón anónimo a la parroquia».

¿Qué parroquias lo hacen bien y son visitables?

Les preguntamos qué parroquias les parecen ejemplares en España en Nueva Evangelización, y no sólo ejemplares, sino visitables, para aprender de ellas visitándolas en la medida que lo permita la pandemia.

«Recomendaríamos visitar Santo Domingo de la Calzada en Algete (diócesis de Alcalá), San Pedro Poveda, en Jaén, toda Solsona como diócesis y la pastoral de Jóvenes de Santiago de Compostela. Hay más gente que lo hace muy bien, pero estos son los ejemplos más fáciles de visitar para aprender e inspirarte; si los contactas, te acogen bien», responde Tote.

Lo que funciona y lo que no funciona

Después de tantos años investigando medios de evangelización, viajando por media España y viendo como se aplicaban en parroquias urbanas y rurales, del norte y del sur, ¿qué es lo que creen que funciona y lo que no en la evangelización actual?

«Sabemos que no funciona nada sin el Espíritu Santo«, empieza a enumerar Tote. «No funciona tampoco intentar pescar sin entablar una relación personal con la gente. No funciona la evangelización sin relación personal. No funciona si después de un primer encuentro con Cristo no hay una comunidad detrás que acoja y acompañe».

A nivel de comunidad o parroquia, la evangelización «no funciona si no hay corresponsabilidad y liderazgo sano del pastor y de los laicos. Los laicos solos no funcionan y los sacerdotes solos tampoco funcionan. La religiosidad popular funciona cuando hay una comunidad detrás capaz de encajar con la Iglesia, con Cristo, de forma que da frutos».

«No funciona, en general, el primer anuncio sin discipulado y sin acompañamiento. Una parroquia puede hacer nuevos métodos, pero no dará casi fruto si no hay un pastoreo adecuado para acoger y acompañar en el crecimiento a los fieles. Eso incluye acompañar a los sacerdotes. ¡Hay que acompañar a los acompañantes! Muchos sacerdotes además necesitan descubrir la experiencia de que la parroquia funcione de verdad como comunidad!.

Tote continua enumerando lo que han visto durante años. «La gente alejada necesita poder formular sus preguntas. Jesús mismo hacía muchas preguntas: «¿Quién decís que soy yo?» Y cuando la gente se abre a las preguntas ya puedes empezar a hablar de las respuestas de Jesús. Sólo podemos transmitir, acercar, a la persona de Jesús».

«El cariño y la personalización, la acogida con cariño siempre funciona. Por ejemplo, Camino de Emaús funciona así. En la postmodernidad las cosas van en este orden: primero perteneces a algo, luego empiezas a creer, más adelante actúas. Antes, hace unas décadas, el orden era distinto: actuabas primero, empezabas a creer y sólo al final pertenecías».

También propone dejar que los jóvenes cristianos evangelicen a los jóvenes, «los de 26 a los de 20, los de 24 a los 18», pero formándolos bien y acompañándolos. «El joven milenial se cree que pude conquistar el mundo solo, que todo lo puede saber buscándolo en Internet, pero no es así», avisa Tote. «El joven, como todos los cristianos, necesita un mentor, un acompañante. El problema se da cuando no se deja mentorear».

Cristina anima a «no demonizar al joven, no echarle la culpa de nuestras metodologías obsoletas. Debemos adaptarnos a ellos pero también ponerles a trabajar a ellos ya».

Formar sacerdotes en una nueva mentalidad

Ahora los dos están volcados, entre otros apostolados, con Pastores Gregis Christi (PastoresGregis.com), un sistema de acompañamiento evangelizador para sacerdotes. La última «tanda» ha empezado en enero de 2021 con 15 sacerdotes más, que se suman a otros 60 que ya lo han pasado en España. Es algo muy nuevo en España pero en Francia se imparten entrenamientos similares desde hace ya bastantes años.

«A los sacerdotes les pedimos de todo pero les acompañamos poco. Sólo con su cambio personal cambiarán las parroquias. Evangelizar requiere discipulado, y discipular necesita sacerdotes pastores renovados, ayudados por equipos equilibrados. Tienen que aprender a formar esos equipos, con herramientas humanas y divinas. Leía en el Salmo 78 que Dios envió a David a guiar a su pueblo con integridad -es decir, santidad- y con «la pericia de sus manos», es decir, con habilidades y capacidades que se pueden aprender», explica Tote.

Pastores Gregis es un itinerario personal de 4 encuentros en 6 meses, cada uno de 2 días y medio, con grupos de entre 12 y 20 sacerdotes que llegan de toda España.

Se trabajan 4 grandes aspectos:

– identidad y vocación del sacerdote… y su parroquia
– visión y evaluación,
– como suscitar discípulos misioneros
– como acompañar el cambio para que sea duradero.

Posteriormente, en un quinto módulo se trabaja ya no sólo con el sacerdote sino con su equipo de discípulos-evangelizadores en la transformación parroquial, para que la parroquia sea realmente evangelizadora y formadora de discípulos. «En una parroquia renovada confluyen la llamada de la Iglesia, el corazón del pastor y el clamor del pueblo, dice Mario Saint-Pierre, de la diócesis de Toulon, una de las más volcadas en todo esto», apunta Tote.

«Todo ello conecta completamente con el libro Una Renovación Divina, del padre James Mallon», añade.

«Antes venían a Pastores Gregis más sacerdotes, digamos, ‘llanero solitario’ o ‘explorador’. Habían leído a Mallon y querían algo así y aprenderlo para su parroquia. Ahora empiezan a venir en grupos, con ideas parecidas, de una misma zona, pensando en trabajar juntos», explican.

«Este año de pandemia tenemos sacerdotes muy motivados y decididos, dispuestos a viajar y hacerse sus test de coronavirus. ¡Saben lo que quieren y buscan formarse para conseguirlo! Cada parroquia puede conseguir su equipo bien equilibrado para renovarla y evangelizar. Nadie tiene todas las habilidades, pero en un buen equipo nos complementamos«, añade Tote.

Cambiar de mentalidad: no son tiempos de cristiandad

La realidad es que España hace mucho que no vive en régimen de cristiandad y, sin embargo, casi todos los sacerdotes han sido formados como si estuviéramos en cristiandad. Para poder evangelizar, el primer paso es, como siempre, la metanoia, el cambio de mentalidad, primero del pastor, y después de sus discípulos y parroquianos.

«Incluso los curas que creen ser muy avanzados e innovadores, en realidad siguen aferrados a la vieja mentalidad de mantenimiento, no a una de salida y evangelización. El mantenimiento ya no basta. El sacerdote ha de redescubrir su munus regendi. En esta época Dios le pide que acompañe, forme y edifique discípulos; esa es su tarea principal, y no administrar edificios y reuniones«, apremia Tote.

Un cristiano no es maduro hasta que no es discípulo, es decir, hasta que no está en misión, contagiando y formando a otros. «Un discípulo no es un consumidor de sacramentos, sino que está en misión y contagia, y las parroquias deberían estar formadas de comunidades de discípulos misioneros en salida, como pedía el documento de Aparecida», explica Tote.

Es el gran reto de la transformación pastoral… y ha de empezar por los pastores dispuestos a dejarse transformar para servir mejor a Dios, a su Iglesia y a su pueblo.

Más información en PastoresGregis.com

Fuente: Religionenlibertad.Pablo J. Ginés/ReL. 05 febrero 2021.

«El sacerdote está llamado a revivir la autoridad y el servicio de Jesucristo, Cabeza y Pastor de la Iglesia, animando y guiando la comunidad eclesial, o sea, reuniendo «la familia de Dios, como una fraternidad animada en la unidad» y conduciéndola «al Padre por medio de Cristo en el Espíritu Santo».

Pastores Dabo Vobis 26.

«¿Nos empuja la convicción de que el encuentro con Jesús lo cambia todo? Si es así, ¿qué estamos dispuestos a hacer? ¿Qué estamos dispuestos a cambiar? ¿Qué obstáculos estamos dispuestos a sortear para que esto suceda? La misión de nuestra Iglesia es hacer discípulos, no celebrar una buena liturgia o mantener a la gente contenta. Los sacramentos se nos dan para iniciar y sostener a los creyentes en el discipulado. ¿Estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para que esto se convierta en una realidad?».

P. James Mallon,  Una renovación divina.

Más info sobre Tote Barrera y Cristi Salcedo

Entradas relacionadas en esta web

Parroquia misionera en salida. Conversión pastoral de la parroquia.

Parroquias, conversión pastoral y misión. Transformarse para evangelizar.

Encuentro de Liderazgo para el cambio pastoral

Es la hora de las parroquias renovadas. Sus características. Solo ellas sobrevivirán.

Hoy se necesitan parroquias vibrantes. Nueva Evangelización.

Solo hay una forma de cambiar la parroquia: evangelizar

Congreso Nacional de Laicos 2020. «Pueblo de Dios en salida». Formación.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Papa Francisco sorprende a líderes mundiales con una charla TED
«Santa Teresa de Jesús». Documental que narra la apasionante vida de esta santa.
Encuentro Matrimonial. 50 años liderando y amando como Jesús.

Deja tu comentario

*