Adviento-Navidad Familia y vida

Navidad, historia y presente. Sagrada Familia: Jesús, María y José.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía Parroquial.

Navidad, historia y presente.

Navidad, historia y presente de nacimiento en pobreza y marginalidad, sin focos ni almohadas. Penumbra iluminada por la Estrella y por los que brillan con corazón generoso y humilde.

Navidad, historia de una familia peregrina, indocumentada e inmigrante. Perseguidos huyen a Egipto. Perseguidos, refugiados de hoy intentan encontrar un hogar, aunque en tantas ocasiones son rechazados.Navidad, tiempo para soñar, para ser hermanos, para acoger, que es la primera lección que recibimos.Navidad, tiempo para creer. Dios revoluciona nuestros pensamientos, teologías y planes. Vivimos también a la intemperie, porque quién no puede sentirse pobre, o enfermo, o limitado… Navidad nos recuerda que vivir es milagro y que acoger es el mayor milagro del ser humano.

¡Gracias, Familia de Nazaret, por enseñarnos a amar!

¡Feliz y comprometida Navidad!

Fuente: Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero,ss.cc.

Navidad esperanzada – Natividad del Señor, Ciclo A

Jn 1,1-18. Estos días de luces en las calles, las fiestas en las casas, o las compras en las tiendas pueden desorientarnos y cegarnos. La Navidad es tiempo de buenos deseos y palabras amables. Nos tenemos que atrever a pronunciar esta Navidad palabras no solo amables y bienintencionadas, sino reales y esperanzadoras.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Catequizar hoy. Desafíos de «Amoris Laetitia» a la catequesis. Antonio Ávila.
Villancicos desde Andalucía para cantarle a Jesús, el Niño Dios. Te esperamos.
Fake news sobre el amor matrimonial cristiano. Mario Iceta, obispo de Bilbao.
1 comentario
  • Ana Muñoz
    29 diciembre, 2019 al 7:15 am

    Que no nos cieguen las luces en estas Navidades y sepamos realmente descubrir su verdadero significado. Que sepamos vivir la grandeza de un Dios hecho carne en el tierno cuerpecito de un bebé y que esta ternura nos envuelva a nosotros, a nuestros actos y a nuestra vida.

Responder a Ana Muñoz Cancelar la respuesta

*