Ama Jóvenes

Jubileo de santo Domingo de Guzmán por los 800 años de su Pascua (1221-2021).

Comparte

En la mesa para compartir la Palabra y el Pan de Vida.

La fiesta de santo Domingo de Guzmán se celebra el 8 de agosto

¨Hijos, no os turbe mi partida corporal. No dudéis en modo alguno que, aunque muerto, os seré más útil que cuando estaba vivo¨.

Santo Domingo de Guzmán. Bolonia, 6 de agosto de 1221.

La familia dominicana conmemora en 2021 los ochocientos años de la muerte de su fundador: la Orden de Predicadores (OP).

En el Jubileo de Santo Domingo 2021 (2021 -6 enero- 2022), por el 800 Aniversario de la Pascua de santo Domingo de Guzmán (1221-2021), nacido en Caleruega (Burgos).

Celebremos a santo Domingo de Guzmán como un santo que disfruta de la comunión en la mesa con sus hermanosreunidos por la misma vocación de predicar la Palabra de Dios y compartir el don de Dios de la comida y de la bebida.

Del 5 de agosto al 14 de noviembre de 2021 se podrá visitar en Caleruega (Burgos) la Exposición ‘Domingo de Guzmán, los orígenes de un santo universal’, que acogerá el monasterio de madres dominicas de Caleruega, permitirá conocer cómo se fraguó la personalidad de esta gran figura de la Edad Media y cuál fue su recorrido hasta la fundación de la Orden de Predicadores.

Santo Domingo de Guzmán por Patxi Fano.

Tras los pasos de Santo Domingo de Guzmán

Así reza el rústico letrero en los inicios de un camino vecinal que sale de Caleruega hacia Gumiel. Buena sugerencia para seguir desde Caleruega a ese profeta itinerante que dejó nuestra tierra el 6 de agosto del 1221.

El profeta itinerante en y desde la comunidad que fue Santo Domingo es el signo y la referencia para los dominicos y dominicas que viven en un tiempo de mudanza y en una Iglesia que “acompaña a la humanidad en todos sus procesos por más duros y prolongados que sean” (Papa Francisco).

La itinerancia de Santo Domingo es una exigencia de su amor compasivo hacia todos los seres humanos, una forma de permanecer fiel al Evangelio para todo el mundo. Domingo de Guzmán no quiso para los frailes la estabilidad de las abadías, pero si la vida comunitaria en orden a la predicación.

Santo Domingo de Guzmán, a los 800 años de su fallecimiento

Mensaje del arzobispo de Burgos, don Mario Iceta Gavicagogeascoa, para el domingo 8 de agosto de 2021.

Queridos hermanos y hermanas:

«Tened caridad, conservad la humildad y poseed la pobreza voluntaria». Detrás de este mandato de amor, se encuentra la mirada de un hombre sencillo, un evangelizador compasivo y un predicador infatigable: santo Domingo de Guzmán.

La profunda y ejemplar vida de este fundador y organizador de la Orden de Predicadores, nacido en la localidad burgalesa de Caleruega en 1170, cumple 800 años desde el día de su fallecimiento. Esta celebración del patrón de nuestra provincia muestra el camino a seguir para quien quiera llevar la Palabra de Dios a esos corazones que nunca tuvieron la oportunidad de escucharla.

El testimonio de vida cristiana «es la primera e insustituible forma de evangelización», repetía este apóstol de la fraternidad, consciente de que «el trigo amontonado se pudre». Y así gastó el resto de su vida: viviendo en Cristo, sembrando caridad, contemplando los silencios heridos, construyendo el Reino sin imponer más cargas de las indispensables (Hch 15,28), configurándose con Dios en la carne apenada de los sufrientes, consumiéndose por la Iglesia desde el primero hasta el último de los rincones donde fuera necesaria la mano compasiva del Señor.

La Iglesia, bajo la estela del Espíritu Santo que habita en quienes le aman (1 Cor 3, 16), siempre fue la casa de santo Domingo. Y, en el «Espíritu de la verdad», tras el eco que guía «a la verdad plena» (Jn 16,13), iba construyendo la Iglesia, el precioso Cuerpo de Cristo. Y ahí se quedó tantas y tantas veces, donde el silencio –a veces incomprendido– se hacía confianza. Porque sabía que Dios, con quien compartía desde muy pequeño su intimidad, nunca iba a defraudarle.

Nacido en una familia profundamente creyente y muy encumbrada, jamás se dejó seducir por las mieles de la fama, la ostentación o la opulencia. Sus padres, don Félix de Guzmán y doña Juana de Aza, descendían de los condes-fundadores de Castilla. Legado que él jamás deseó heredar, tras estudiar Humanidades, Filosofía y Teología y ser profesor del Estudio General de Palencia.

Al consumar sus cuatro cursos de Docencia y Magisterio, con veintiocho años de edad, se recogió en su Cabildo, en el que el obispo le encomienda la presidencia de la comunidad de canónigos y del gobierno de la diócesis en calidad de vicario general de la misma. En 1215 establece en Tolosa la primera casa de su Orden de Predicadores para remediar los males que la ignorancia religiosa producía en la sociedad. En 1216, el Papa Honorio III confirma la Orden. Tras varios años, con la Orden perfectamente estructurada y más de sesenta comunidades en funcionamiento, después de una breve enfermedad, Domingo muere el 6 de agosto de 1221, a los 52 años de edad. Fallece en el convento de Bolonia, donde sus restos permanecen sepultados. Sería canonizado en 1234 por el Papa Gregorio IX.

800 años de la muerte de un hombre bueno y entregado, santo Domingo de Guzmán, patrón de nuestra provincia y fundador de la Orden de predicadores. 800 años que coinciden con los de nuestra catedral. María es «modelo de todos los discípulos y evangelizadores por su testimonio de oración, de escucha de la Palabra de Dios y de pronta y fiel disponibilidad al servicio del Reino hasta la cruz», dejó escrito el fundador de los dominicos. Desde ese amor incomparable que nace en la ternura de una Madre, de Jesús y nuestra, aprendemos a mirar donde la fe se hace inagotable. Con la mirada puesta en santo Domingo de Guzmán, desde su incansable testimonio, aprendamos a ser contemplativos como él: una misión que depende de la grandeza del corazón.

Con gran afecto, os deseo una feliz celebración de nuestro santo patrono.

Fuente: archiburgos.es

‘Dominicanus challenge’, peregrinación virtual por los caminos de Santo Domingo de Guzmán

A partir del 6 de agosto de 2021 y durante 13 días la Familia Dominicana de todo el mundo podrá participar en el Dominicanus challenge, un itinerario geográfico y espiritual por los lugares que vieron nacer, crecer y morir a Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de Predicadores.

  Un grupo de la Familia Dominicana, junto a la asociación Challenge Internacional de La Rioja, está trabajando para presentar este recorrido virtual que pretende llegar a todos los continentes del planeta, además de dar a conocer a la Orden y al santo español, del que se celebran ahora los 800 años de su muerte.

La peregrinación virtual dará comienzo el día 6 de agosto de 2021, a partir de este día se irán abriendo las diferentes etapas de la peregrinación. Vídeos, relatos, reflexiones, oraciones… harán posible viajar gratuitamente por todo el mundo y por el propio interior de cada uno.

A pesar de que el challenge tendrá lugar en plenas fechas vacacionales desde el equipo de organización son optimistas: “pensamos que eso nos facilitará poder dedicarle un rato a cada etapa y saborear todo lo bueno que la Orden ha hecho y sigue haciendo”.

La inscripción es gratuita, se organiza sin ánimo de lucro, pero sí que se invita, a quien desee, a que haga una aportación a un proyecto de la Familia Dominicana, concretamente será a #SembramosFloresdeDignidad un proyecto de Selvas Amazónicas.

La peregrinación está formada por 13 etapas, cada una relacionada con Santo Domingo. La primera es Caleruega, a la que siguen: Palencia, El Burgo de Osma, Madrid y Segovia, en España; Montpellier, Fanjeaux, Prulla, Toulouse, Carcason y París, en Francia; Roma y Bolonia en Italia.

Cada etapa consta de un vídeo del lugar; una carta de presentación, que irá de la mano de Jordán de Sajonia; una pequeña reflexión de 4 minutos; una propuesta orante; un testimonio de 2 minutos, y un enigma, que se desvelará al final de la peregrinación. Al final hay un apartado de extras para el que quiera profundizar más sobre Santo Domingo, y cada etapa está aderezada de una píldora artística.

Challenge Internacional

Surge en el grupo de Pastoral Juvenil de la Diócesis de La Rioja. Tenían preparada una peregrinación física a Tierra Santa, pero llegó el confinamiento. Pensaron entonces en hacerla de forma virtual, lo publicitaron y tuvieron un gran seguimiento, sobre todo de gente joven, lo que les animó a organizar otras.

Para poder inscribirse hay que entrar en la página web www.challengeinternacional.com, y registrarse con un correo y una contraseña.

Más info

Cuatro nuevos libros sobre Santo Domingo de Guzmán para celebrar su jubileo.

Libro: El santo olvidado: Domingo de Guzmán.

Santo Domingo de Guzmán: un burgalés universal

El 6 de agosto de 2021 se cumplen 800 años desde su muerte y dos exposiciones en Caleruega y Silos repasan la vida del fundador de la Orden de Predicadores.

Santo Domingo de Guzmán: un burgalés universal – Foto: Alberto Rodrigo

Natural de Caleruega (Burgos), Santo Domingo de Guzmán destaca por ser uno de los religiosos más conocidos e importantes de la Iglesia. Fundador de la Orden de Predicadores, dedicó su vida a la religión, y hoy en día su obra se extiende por los cinco continentes. El próximo 6 de agosto, se cumplirán 800 años desde su muerte, y dos exposiciones en Caleruega y Santo Domingo de Silos permitirán a los burgaleses conocer más de esta figura que goza de un gran reconocimiento fuera de nuestras fronteras.

Domingo nació en el año 1170 en la localidad burgalesa de Caleruega en el seno de una familia acomodada, de la que recibió una formación religiosa. Su historia, ya desde antes de su nacimiento, se encuentra envuelta en leyenda, puesto que se cuenta que su madre, Juana de Aza, antes de que Domingo naciera, soñó que llevaba en su vientre un cachorro con una antorcha encendida en la boca. Incapaz de comprender el significado de este sueño, decidió buscar la intercesión de Santo Domingo de Silos, y postrada ante su tumba comprendió que el hijo que esperaba iba a encender el fuego de Cristo en el mundo por medio de la predicación. 

Domingo se formó en Gumiel de Izán junto a su tío que era arcipreste en esta localidad, y posteriormente viajó a Palencia, donde estudió humanidades, filosofía y teología en las escuelas catedralicias. Fue precisamente conocer en profundidad la Palabra de Dios lo que más atrajo su atención, y cuenta la historia que todavía estando en Palencia, en torno al año 1191, “en un rasgo de caridad heroica”, decidió vender sus libros, para aliviar a los pobres del hambre que asolaba el país. 

Tras ser ordenado sacerdote, pasó a la diócesis de Osma, siendo nombrado canónigo y vicario general de la misma. No pasó mucho tiempo cuando, en 1205 acompañó por encargo del rey Alfonso VIII de Castilla al obispo de Osma, Diego de Acebedo a la corte danesa, para concertar las bodas del príncipe Fernando. Fue en estos viajes por Francia cuando vio de cerca las ideas heréticas, y un año después, tras informar al papa Inocencio III de la herejía que amenazaba el sur de Francia, se estableció en Languedoc con el objetivo de predicar la palabra de Dios.

En 1215 establece en Tolosa la primera casa masculina de su Orden de Predicadores, hoy en día conocidos también como dominicos, y por la que un año después, en 1216 recibió una bula del papa Honorio III que confirmaba esta Orden de Frailes, lo que le permitió abrirla al mundo. De vuelta en Francia, Domingo de Guzmán vio cómo su familia de frailes crecía y tras lograr la bula del papa, decidió enviar a sus frailes a diversas zonas, con el fin de predicar la fe cristiana, entre ellos España, París o Bolonia. 

Además, tal y como señala el catedrático de Historia del Arte René Payo, y uno de los comisarios de las dos exposiciones que se preparan en la provincia en recuerdo de este santo burgalés, Domingo de Guzmán quiso que la evangelización se realizara “por el convencimiento y no por la fuerza”, y por ello invitó a todos sus frailes a formarse, enviándolos a las Universidades. 

En este sentido destaca que hasta el siglo XVI los grandes intelectuales de las universidad fueron dominicos, “que se dedicaron no solo al saber teológico sino también fueron pioneros en matemáticas o química”. A partir de la dispersión de sus frailes y durante los años siguientes, Domingo de Guzmán emprendió viajes de predicación por España, Francia e Italia, y antes de morir convocó dos Capítulos Generales (asambleas monásticas) que se celebraron en Bolonia y durante las cuales se redactaron la segunda parte de las constituciones y la división territorial de su Orden en ocho provincias. 

Finalmente, el santo burgalés falleció el 6 de agosto de 1221 en el convento de Bolonia, tan solo unos días después del señalado 20 de julio de 1221,  fecha en la que se colocó la primera piedra de la Catedral de Burgos. Trece años después de su muerte, el papa Gregorio IX canonizó al fundador de la Orden de Predicadores, convirtiéndose en Santo Domingo de Guzmán. 

“Los dominicos han destacado en muchísimos campos. La cultura de Occidente no se entendería sin la figura de Santo Domingo de Guzmán y de sus discípulos que, a lo largo de los siglos, han desarrollado su labor en los cinco continentes”, añade Payo.

Burgalés desconocido

Domingo de Guzmán nació en Caleruega, y a lo largo de su vida predicó la palabra de Dios por diversas partes del mundo, sin embargo, su nombre no es tan conocido en Burgos como fuera de sus fronteras. Por ello, uno de los objetivos de este octavo centenario de su muerte se centra en dar a conocer más la figura de este personaje de gran importancia en la historia religiosa. 

“En Burgos tenemos una cierta deuda con este santo”, reconoce René Payo, que sueña incluso con que Caleruega acabe convirtiéndose en “el Asís español”, siendo así un “gran centro de culto y peregrinación en homenaje a este santo cuya proyección va más allá de lo espiritual y religioso”.

Al hilo de esto Payo defiende la importancia de Santo Domingo de Guzmán, que se encuentra entre los “burgaleses más universales”. El pasado 28 de julio la Fundación Silos, en colaboración con la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 y la Diputación de Burgos, inauguró en el monasterio de Santo Domingo de Silos una muestra que resume la vida e itinerarios de este santo, patrono de la provincia burgalesa.

Esta pequeña muestra es un “anticipo” de la que se inaugurará el próximo 5 de agosto en Caleruega y que, organizada por la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 y la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León mostrará los orígenes de este santo universal, y contará con piezas originales, “algunas de ellas vinculadas a la propia vida de Domingo de Guzmán o que formaron parte de su historia”, tal y como avanza René Payo. 

Fuente: N.M.J. (Ical) Diario de Burgos. 31 de julio de 2021.

Caleruega acoge la exposición ‘Domingo de Guzmán. Los orígenes de un santo universal’

El Real Monasterio de Madres Dominicas de Caleruega alberga desde hoy hasta el 14 de noviembre la exposición ‘Domingo de Guzmán. Los orígenes de un santo universal’, organizada por la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 y la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León.
Esta muestra se enmarca dentro del octavo centenario del fallecimiento del fundador de la Orden de Predicadores, que murió el 6 de agosto de 1221, y cuenta con medio centenar de piezas procedentes de conventos de toda España.

La pieza más destacada: Pila Bautismal donde fue bautizado santo Domingo de Guzmán

Fuente: dominicos.org

Entradas relacionadas en esta web

Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de Predicadores.

Domingo de Guzmán, fundador de los Dominicos, unido a Caleruega. 8 agosto.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Recordando un testimonio de Jesús vivo. Cristina Kaufmann (Pascua 18.4.2006).
Jóvenes con raíces. Campaña vocacional 2020 de los salesianos.
Unidos por la Consagración al Sagrado Corazón de Jesús en Bellavista (Huelva).

Deja tu comentario

*