Tiempo Ordinario

Plantemos corazones. XXVII Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía en Casa y en la Parroquia.

Plantemos corazones

Lc 17,5-10. Somos servidores del Reino, felices por poder vivir esta misión. Somos inagotables camareros de la alegría del compartir, de portar en la bandeja del banquete compartido las cosas de cada día: la convivencia familiar, los cumples, el trabajo, el deporte, la celebración eclesial… Darle colorido a lo cotidiano, haciendo lo que hemos de hacer. Satisfechos de desgastar energía e ilusiones por los demás. Por eso plantamos la semilla del Amor, porque sabemos que es la mejor manera de crecer.

Portamos, además, la toalla del Amor, la de Aquel que se agachó y se puso a servir los pies. Esa toalla es tan importante. Que no se nos olvide lo que significa. Que lo hagamos vida.

Cada uno tendrá que ver cómo están sus ganas de sembrar, de hacer vida la Palabra, de renovar la frondosidad del Amor de Dios, que siempre nos espera y da miles de oportunidades. No desaprovechemos el tiempo para dejar de amar. Plantemos. Plantemos corazones. Plantemos amor.

Fuente: Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Fe auténtica – 27º Domingo Tiempo Ordinario, Ciclo C

Lc 17,5-10. No se trata de tener más o menos fe, la fe no se cuenta ni se mide, la fe configura la vida cuando se tiene, por eso en gran medida es un don o regalo (más que una consecución o hazaña). Y por eso contrasta con la lógica de los fines y los medios, de los motivos y las utilidades que nuestras acciones puedan tener. Eduardo Roca, misionero en Pemba, Mozambique, está actualmente amenazado por terroristas yihadistas por sus obras de fe. Una fe auténtica, concentrada, como la del grano de mostaza… que le lleva a vivir con autenticidad, entregado plenamente a los pobres.

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

 265 visualizaciones totales,  3 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
(Te) “quiero queda limpio”. VI Domingo Tiempo Ordinario – Ciclo B.
Tocar con un poquito de fe. Domingo XIII del Tiempo Ordinario – Ciclo B.
Una original enseñanza. XXV Domingo del T. Ordinario. Ciclo B.

Deja tu comentario

*