Tiempo Ordinario

Siembra nuestra tierra.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía Parroquial

Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc. 

Siembra de nuestra tierra.

¡Qué delicia de parábolas! A los que nos gustan los cuentos, encontramos en ellas el mejor lugar de inspiración, porque son del propio Jesús, ¡tan ocurrente, con la sabiduría del que vive para el Padre! Entusiasmarnos a leer el Evangelio es algo que debería ser connatural en nuestra vida cristiana.
Con estas dos parábolas tan agrícolas y naturales, en un mundo tan urbano y complicado, podemos relajarnos sabiendo que Dios hace crecer la semilla, hace que todos crezcamos, porque por mucho que intentamos creernos los “Super-Tal” en el fondo somos pobres semillas. ¡Qué sería de nosotros sin su continuo cuidado y amor!
Así es el Reino. Nos provoca contrastes. La semilla más pequeña que se convierte en gran arbusto. El más pequeño en la tierra es el más grande en el cielo. Nosotros, tan limitados, estamos llamados a la plenitud del Amor.
En nuestra oración le decimos: Ven a mi tierra y siembra la semilla de tu Amor.

Semillas de una nueva humanidad. XI Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B.

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
Para los sencillos. XXXI Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo A.
Domingo de la Santísima Trinidad: Dios la Casa, Jesús la Puerta y el Espíritu la llave.
Domingo. Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo. «Ser custodias» vivas de Jesús hoy.

Deja tu comentario

*