Educación

¿Por qué nos cuesta tanto mantener la atención? James M. Lang y Marian Rojas.

Comparte

Docencia y aprendizaje. Distracción y atención. El móvil nos busca a nosotros, nos roba la atención.

Cerebros distraídos

«Siempre hemos tenido estos cerebros distraídos y, biológicamente, hay buenos motivos para que sea así. Necesitamos ser conscientes de nuestro entorno y, pensando en términos evolutivos, no habría sido tan útil para nosotros rastrear una presa sin ser conscientes de que nos podemos convertir en una». En este vídeo, el educador y escritor James M. Lang explica los motivos por los que nos cuesta mantener la atención y qué hacer para evitar distracciones. James M. Lang lleva dos décadas investigando cómo mejorar el aprendizaje en el aula y de qué forma el profesorado puede motivar a sus estudiantes.

Después de sus libros ‘Small Teaching’, como recopilatorio de consejos prácticos sobre educación basados en la evidencia científica, y ‘Cheating Lessons: Learning from Academic Dishonesty’, donde reflexiona sobre los motivos y estrategias de los alumnos que hacen trampas en los exámenes, acaba de publicar ‘Distracted: Why Students Can’t Focus and What You Can Do About It’, sobre las dificultades para mantener la atención. James M. Lang es profesor y director del D’Amour Center for Teaching Excellence en Assumption College en Estados Unidos; imparte conferencias y talleres sobre cómo crear mejores entornos de aprendizaje y ha sido consultor de Naciones Unidas en un proyecto sobre ética e integridad para el profesorado.

Agustín de Hipona reflexiona sobre la distracción que se produce rezando al oír el aleteo de una mosca o al ver una lagartija corriendo.

Fuente: bbvvaprendemosjuntos

El aula, un refugio para la atención. James M. Lang, educador y escritor

En un mundo de permanentes estímulos, pantallas, tecnologías, multitareas, pluriactividad…

¿Por qué no convertir el aula en un refugio de la atención? En este vídeo, el educador y escritor James M. Lang desarrolla sus propuestas y herramientas para motivar a los alumnos y conseguir que mejoren su concentración. James M. Lang lleva dos décadas investigando cómo mejorar el aprendizaje en el aula y de qué forma el profesorado puede motivar a sus estudiantes. Después de sus libros ‘Small Teaching’, como recopilatorio de consejos prácticos sobre educación basados en la evidencia científica, y ‘Cheating Lessons: Learning from Academic Dishonesty’, donde reflexiona sobre los motivos y estrategias de los alumnos que hacen trampas en los exámenes, acaba de publicar ‘Distracted: Why Students Can’t Focus and What You Can Do About It’, sobre las dificultades para mantener la atención.

James M. Lang es profesor y director del D’Amour Center for Teaching Excellence en Assumption College en Estados Unidos; imparte conferencias y talleres sobre cómo crear mejores entornos de aprendizaje y ha sido consultor de Naciones Unidas en un proyecto sobre ética e integridad para el profesorado.

Fuente: bbvvaprendemosjuntos.

Más info

Aprendemos juntos. Un proyecto de educación para una vida mejor. Creando oportunidades.

Marian Rojas: “Parece que nunca habíamos tenido tan poca concentración. Hay un problemón”.

La psiquiatra explica por qué perdemos concentración y cómo podemos recuperarla.

Cada vez vivimos en un mundo más disperso, con más obligaciones pero menos concentración. Marian Rojas nos da las claves sobre cómo mejorar la atención: “la concentración se puede entrenar, como si fuera un músculo. Nosotros tenemos la capacidad de potenciar nuestra concentración”.

La concentración es algo que se desarrolla conforme vamos creciendo: “A los adolescentes les cuesta reprimir sus impulsos porque aún están desarrollando su concentración. Hay una rebeldía”.

Aunque en la actualidad, se está notando esa pérdida de “estar a lo que tenemos que estar”: “Ahora, como adultos, también nos estamos dando cuenta de que la cabeza se nos va más… no nos enteramos tan bien del libro que estamos leyendo o de la conferencia a la que estamos atendiendo”.

¿Y por qué ocurre esto?: “Hay varios factores, pero uno de ellos es la falta de sueño. Otro factor es el estrés, ya que cuando hay estrés, las personas no somos capaces de prestar atención, ya que estamos en estado de alerta. A todo esto hay que añadirle las pantallas, el móvil”.

Además, Marian nos habla sobre su nuevo libro, que saldrá muy pronto a la venta: ‘Encuentra tu persona vitamina’.

Fuente: COPE. Fin de semana con Cristina.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Juan Provecho, agustino educador en Praga, República Checa.
Los padres no están para servir a sus hijos. No son sus súbditos
Educar en el silencio, necesario para aumentar la creatividad.

Deja tu comentario

*