Adviento-Navidad

Adviento, tiempo de esperanza, reflexión y conversión. #GenteQueCambia.

Comparte

Campaña sobre el significado de este tiempo litúrgico.

Segunda semana, segundo vídeo

¿Por qué no cambias? ¿Te atreves a tener hábitos nuevos?

Cada vez eres más consciente de que las cosas no van bien.
Muchas cosas dramáticas nos rodean.
La falta de lluvia en el campo. La inseguridad de saber si tendré agua potable que beber.
La escasez de alimentos en la nevera y el desorden del consumo.
La presencia constante de la guerra y de la pobreza.
El apagón puede ser más que una amenaza.

Pero si lo piensas, ves que todo eso no son causas, sino consecuencias.
De una mirada vuelta sobre ti mismo y olvidada de los demás.
De una obsesión por el parecer más que por el ser.
De una lógica del beneficio más que una lógica del don.
De una indiferencia ante el mal y de un pacto con la mediocridad.
Y tantos han caído en ello.

Pero también podemos poner freno.
Para que haya esperanza y futuro, pones en tu vida ciertos hábitos nuevos:
Reduces consumos innecesarios.
Te apartas de usos compulsivos y adictivos.
Prolongas la vida útil de esos aparatos que pensabas desechar.
Te entregas a una vida sostenible.
Con fuentes de energía renovable.

Con todo lo que está pasando, ¿por qué no cambias?
¿Por qué no te cambias?
Adviento, gente que cambia.

Primera semana, primer vídeo

Adviento, gente que cambia.

Este pasado domingo, 27 de noviembre de 2022, ha comenzado el nuevo año litúrgico con el inicio del Adviento. Este tiempo litúrgico, que nos llevará hasta el 24 de diciembre, es el anuncio de la venida del Salvador.

El Adviento nos renueva cada año y nos introduce en la Navidad y en su Misterio. El Adviento, en los tiempos que vivimos, se hace especialmente imprescindible porque es un momento de espera y esperanza, de reflexión y de conversión, de cambio de actitudes y de vida nueva.

Por ello, este año desde la Comisión Episcopal para las Comunicaciones Sociales, han creado una campaña bajo el lema: #GenteQueCambia, con cuatro vídeos, que se irán publicando durante las cuatro semanas de Adviento, además de un especial para consultar en la sección «Creemos» de la web con textos sobre el significado de este tiempo litúrgico; símbolos para vivir el Advientosantos que se celebran en estas semanas, para poder meditar con ellos; comentarios de lecturas de domingos y festivos; libros sugeridos por la BAC, sello editorial de la Conferencia Episcopal, y música católica; además de cine para pensar en esta época que precede a la Navidad.

En estos materiales se hablará de la esperanza cristiana y del cambio de actitudes que propone el Evangelio, de la conversión, de los pequeños cambios que se pueden realizar en el día a día, de la confianza, de ser capaces de detenernos, de estar preparados para lo que va a llegar.

El Adviento es un tiempo privilegiado para empezar a cambiar. El Adviento nos invita a esperar y contemplar, a transformarnos desde el corazón. Es una oportunidad para dar lo mejor que tenemos. Viene a estar con nosotros un Dios de encuentro. Su venida nos cambia y nos salva. Es el momento de la #GenteQueCambia.

Fuente: cope.es

 218 visualizaciones totales,  1 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Epifanía del Señor: manifestación de Dios en Jesús niño adorado por los magos.
Adviento y Navidad en la Parroquia de Ntra. Sra. de Bellavista, Aljaraque (Huelva).
Adviento, tiempo de carpintería interior. Cuarto Domingo de Adviento. Ciclo A.

Deja tu comentario

*