Adviento-Navidad

Bautismo del Señor. Bañémonos en el agua y el Espíritu.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía Parroquial.

Bañémonos en el agua y el Espíritu.

El Espíritu revolotea sobre nuestra vida y se convierte en vida en el bautismo. Agua y fuego, Espíritu y vida nos comunican el Amor del Padre que, en el Predilecto, nos hace también a nosotros garantes de su inagotable don-donación.Abrámonos al Espíritu, que lo hace todo nuevo, que se filtra alegre en nuestra existencia para que nos volvamos más hacia Dios. Que en la lucha por la paz y la justicia en tantos países, el Espíritu conduzca a los pueblos por sus veredas, donde alcanzarán la plenitud y una historia digna.Recordemos nuestro bautismo. Agradezcámosle al Señor este don. Y el Domingo a hacernos la señal de la cruz con agua bendita como memoria de tan extraordinario día, que “empapó” para siempre nuestra vida.

Fuente: Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Dios nos ha llamado y elegido para una misión sabiendo que somos las personas adecuadas y soñadas. Nos ha llamado para que, en continua relación con Él, seamos su presencia en el mundo.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Dichosos los “Des”. Tercer Domingo de Adviento, de la Alegría.
Villancicos desde Madrid. Tradición y belleza hecha música. Colegio Tajamar.
Epifanía del Señor: manifestación de Dios en Jesús niño adorado por los magos.

Deja tu comentario

*