Papa Francisco

Al servicio de la Fraternidad Humana. 4 febrero 2021. Día Internacional.

Comparte

Trabajemos juntos cada día para que llegue este día.

Página web de la jornada

Papa Francisco: Comprometerse con la fraternidad cada día del año

El Papa inspira el Día Internacional de la Fraternidad Humana.

4 de febrero: Día Internacional de la Fraternidad Humana

Fratelli Tutti, Encíclica sobre la fraternidad y la amistad social (Vídeo de Vatican Media).

El pasado 21 de diciembre de 2020, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 4 de febrero Día Internacional de la Fraternidad Humana. Con este motivo, desde la Santa Sede -y continuando con el camino de comunicación y comunión iniciado con la promulgación de la Encíclica Fratelli tutti – se quiere aprovechar para difundir un mensaje de fraternidad tan necesario en este mundo envuelto en un sufrimiento común a causa de la pandemia.

¿Y por qué precisamente el 4 de febrero? Pues porque ese día, pero en 2019, durante el Viaje Apostólico que Su Santidad realizó a los Emiratos Árabes Unidos, el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar (El Cairo), Ahmad Al-Tayyeb, firmaron el Documento sobre la Fraternidad Humana por la Paz Mundial y la Convivencia Común, también conocido como Documento sobre la Fraternidad Humana. Su Santidad el Papa y el Gran Imán pasaron casi medio año redactando este Documento hasta
que lo anunciaron juntos durante esa histórica visita.

Con este motivo, el Santo Padre celebrará de manera especial este jueves 4 de febrero el Día Internacional de la Fraternidad Humana en un evento virtual organizado por el Jeque Mohammed bin Zayed que tendrá lugar en Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos, con la participación del propio Gran Imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayyeb, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, y otras personalidades.

En la misma ocasión se otorgará el Premio Zayed a la Fraternidad Humana, inspirado en el Documento de la Fraternidad Humana. El encuentro y la ceremonia de entrega de premios serán retransmitidos en varias lenguas a partir de las 14:30 p.m (hora de Roma), 13:30 (hora GMT) por Vatican News, el portal de información multimedia de la Santa Sede, y difundidos por Vatican Media.

“Esta celebración obedece al claro llamamiento que el Papa Francisco viene haciendo a toda la humanidad para construir un presente de paz en el encuentro con el otro”, remarcaba el cardenal Miguel Ángel Ayuso Guixot, MCCJ, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. “En octubre de 2020, esa invitación se hizo aún más apremiante con la Encíclica Fratelli Tutti; y estos encuentros son una manera de alcanzar la verdadera amistad social, como nos pide el Santo Padre”, agregaba.

Asimismo, en la edición de enero del Vídeo del Papa, titulado “Al servicio de la fraternidad humana”, el Santo Padre destaca la importancia de centrarse en lo que es esencial en el credo de toda fe: el culto a Dios y el amor al prójimo. “La fraternidad nos lleva a abrirnos al Padre de todos y a ver en el otro un hermano, una hermana para compartir la vida o para sostenerse mutuamente, para amar, para conocer”, subraya el Papa Francisco en el vídeo.

La Encíclica sobre la fraternidad y la amistad social

“En esta fase decisiva de la historia de la humanidad, nos encontramos ante una encrucijada, por un lado, la fraternidad universal en la que se regocija la humanidad y por otro, una miseria aguda que aumentará el sufrimiento y las privaciones de las personas”, subrayaba el juez Mohamed Mahmoud Abdel Salam, Secretario general del Alto Comité para la Fraternidad Humana, durante la presentación de la encíclica Fratelli Tutti el 4 de octubre de 2020. 

Sin duda, la publicación de esta Encíclica social supuso una llamada a la solidaridad, a la responsabilidad personal y comunitaria ante difíciles retos como la pandemia, que ha demostrado que el mundo está más conectado que nunca. El Santo Padre anhela que en esta época que nos toca vivir, reconociendo la dignidad de cada persona humana, podamos hacer entre todos un deseo mundial de hermandad.

Profundizar, promover e implementar Fratelli Tutti ayuda a construir la unidad de la Iglesia. Por eso, ofrecemos algunas líneas de su contenido que pueden ayudar a comprender la visión de la fraternidad en un mundo global:

  • La propuesta de una fraternidad universal se fundamenta en afirmar que todos los seres humanos somos hermanos y hermanas y nos plantea retos que nos obligan a asumir nuevas perspectivas y a desarrollar nuevas reacciones (FT 128). Sin una apertura al Padre de todos, no habrá razones sólidas y estables para el llamado a la fraternidad (FT 272). El proyecto de fraternidad está escrito en la vocación de la familia humana (FT 26).
  • La fraternidad no es sólo resultado de condiciones de respeto a las libertades individuales, ni siquiera de cierta equidad administrada. La fraternidad tiene algo positivo que ofrecer a la libertad y a la igualdad (FT 103).
  • Un camino de fraternidad local y universal, sólo puede ser recorrido por espíritus libres y dispuestos a encuentros reales (FT 50). Hay un reconocimiento básico, esencial para caminar hacia la amistad social y la fraternidad universal: percibir cuánto vale un ser humano, cuánto vale una persona, siempre y en cualquier circunstancia (FT 106). El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Solo el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos (FT 94).
  • Todo ser humano tiene derecho a vivir con dignidad y a desarrollarse integralmente. Cuando este principio elemental no queda a salvo, no hay futuro ni para la fraternidad ni para la sobrevivencia de la humanidad (FT 107). La justicia es requisito indispensable para obtener el ideal de la fraternidad universal (FT173).
  • Mientras nuestro sistema económico y social produzca una sola víctima y haya una sola persona descartada, no habrá una fiesta de fraternidad universal (FT 110).
  • Hay un derecho fundamental que no debe ser olvidado en el camino de la fraternidad y de la paz; el de la libertad religiosa para los creyentes de todas las religiones (FT 279).
  • Necesitamos no solamente fomentar una mística de la fraternidad sino una Organización Mundial más eficiente para ayudar a resolver los problemas acuciantes de los abandonados que sufren y mueren en los países pobres (FT 165).
  • Puede [el mundo] haber un camino eficaz hacia la fraternidad universal y la paz social sin una buena política? (FT 176).
  • La Iglesia tiene un papel público que no se agota en sus actividades de asistencia y educación, sino que procura la promoción del hombre y la fraternidad universal (FT 276).
  • Para nosotros, cristianos, el manantial de dignidad humana y de fraternidad está en el Evangelio de Jesucristo. De él surge para el pensamiento cristiano y para la acción de la Iglesia el primado que se da a la relación, al encuentro con el misterio sagrado del otro, a la comunión universal con la humanidad entera como vocación de todos (FT 277).
  • Para muchos cristianos, este camino de fraternidad tiene también una madre, llamada María (FT 278).
  • En aquel encuentro fraterno que recuerdo gozosamente, con el Gran Imán Ahmad Al-Tayyeb «declaramos -firmemente-que las religiones no incitan nunca a la guerra y no instan a sentimientos de odio, hostilidad, extremismo, ni invitan a la violencia o al derramamiento de sangre. Estas desgracias son fruto de la desviación de las enseñanzas religiosas, del uso político de las religiones y también de las interpretaciones de grupos religiosos que han abusado -en algunas fases de la historia- de la influencia del sentimiento religioso en los corazones de los hombres. […] En efecto, Dios, el Omnipotente, no necesita ser defendido por nadie y no desea que su nombre sea usado para aterrorizar a la gente». Por ello quiero retomar aquí el llamamiento de paz, justicia y fraternidad que hicimos juntos: El Documento sobre la fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común (FT 285).

Entrada relacionada en esta web

Fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común. Documento.

«Todos hermanos». Una fraternidad abierta. Encíclica del Papa Francisco.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
El Papa Francisco instituye el “Domingo de la palabra de Dios”. “Aperuit Illis”.
Francisco y las mujeres en la Iglesia. La mujer da armonía y sentido al mundo.
Francisco: «Vosotras, familias, sois la esperanza de la Iglesia y del mundo».

Deja tu comentario

*