Jóvenes Recursos

Xiskya Valladares, la monja ‘tiktoker’ con más de 600.000 seguidores.

Comparte

Aboga por utilizar las redes sociales para evangelizar a los más jóvenes utilizando su mismo lenguaje.

Xiskya, la monja ‘tiktoker’

Tiene más de 600.000 seguidores en TikTok y se dedica a hablar de religión. Xiskya Valladares (León de Nicaragua, 1969) se define como «una mujer religiosa de la Pureza de María», profesora en el Cesag, que, además, es tiktoker y twittera. Sus tres pasiones son la fotografía, la comunicación y la Biblia. Con apenas diez años, el trabajo de los reporteros bélicos en la Revolución Sandinista la alentó a trabajar de periodista de guerra. Finalmente lo ha sido, pero de una guerra distinta. Años después de ordenarse monja, la designaron en el Centro de Estudios Superiores Alberta Giménez (Cesag), en Palma, por lo que requirió cursar el máster en Periodismo. Hay quien lo llama azar, ella, Providencia.

¿Cómo descubrió y se interesó por las redes sociales?
Me cautivó el poder de las redes sociales durante el 11M. Con Twitter me di cuenta de que son una herramienta muy poderosa, capaz de ejercer una enorme influencia en el mundo, no solo en el digital, sino en el presencial. Ese mismo año cubrí para el periódico El Mundo la visita del Papa Benedicto XVI a Madrid y aparecí en el último vídeo que hicimos. Fue un boom en redes y los propios lectores me pidieron que no dejara de usarlas.

¿Qué percepción tiene de ellas?
Son la realidad donde vive la gente. Es el mundo real, trasladado a un soporte digital. Si a una iglesia de Mallorca asisten 40 personas a misa, a nosotros nos están escuchando cada día cientos de miles.

¿Con qué finalidad las utiliza?
En Twitter y TikTok persigo una finalidad evangelizadora. Estoy a disposición de los que me siguen para tratar temas de la Iglesia o religión que a ellos les interesen. El 90 % de mis vídeos son respuestas a preguntas que me hacen, como si tatuarse es pecado o cómo ve la Iglesia ser homosexual.

¿Qué tipo de personas la siguen?
Un 30 % son creyentes no practicantes; el 10 %, ateos y agnósticos y el 60 % creyentes practicantes. Es decir, más de un 80 % ha tenido algún tipo de experiencia religiosa. La gente quiere tener una relación con Dios, pero muchos se han distanciado de la Iglesia.

Junto con el religioso y youtuber SM Dani ha fundado IMisión, ¿Qué ofrece esta plataforma?
Los que somos misioneros digitales nos dedicamos a acercar la Iglesia a los jóvenes a través del medio que utilizan y les intentamos ayudar a que tengan más y mejor relación con Dios. Es la nueva forma de evangelizar. En IMisión ofrecemos formación a personas católicas que quieran dedicarse a las redes para evangelizar.

¿A qué atribuye el desapego de los jóvenes por la religión?
Hay tres razones principales. La primera, la mala prensa que nosotros mismos hemos provocado con los escándalos de pederastia y corrupción. La segunda se debe a que las temáticas, los lenguajes y los formatos de la Iglesia no se adaptan a los de los jóvenes. No podemos hablar en una homilía con tecnicismos y un monótono a jóvenes cuando tienen a Auronplay pegando gritos para captar su atención. La tercera razón de este desapego es que la sociedad ha cambiado y nosotros no hemos sabido acompañarla. Hablamos de temas teológicos y a la gente le interesa cómo orientarse por la vida en el día a día.

¿Qué opina su comunidad de las redes?
Ellas también tienen Instagram y TikTok. Mi superiora tiene todas estas redes y también sube contenidos. Es cierto que les gusta menos exponerse ante el público, pero el ambiente es de mucha naturalidad.

¿A qué le atribuye el éxito de sus redes? ¿Triunfa el contenido o llama la atención una monja en TikTok?
Ya no somos pocos hablando de religión en TikTok, pero no todos triunfan. Creo que, en mi caso, puede que capte la atención el vídeo de una monja en TikTok, pero, después, les gusta cómo lo explico. Soy muy natural, no preparo un guion y respondo a lo que me plantean con un enfoque muy adecuado a su nivel cultural, a su lenguaje y con un pequeño toque de humor.

¿Qué piensa de los haters desde la vertiente cristiana?
En TikTok no tengo haters, están en Twitter. Curiosamente, mis haters son de la propia Iglesia católica, de un sector más conservador que está muy molesto con el Papa Francisco. Quieren una Iglesia más rigurosa y al estilo del concilio anterior.

¿Ha tenido alguna mala experiencia relacionada con ellos?
No hay semana en que no me lleguen mensajes bastante desagradables. Hay un lobby que intenta que me vaya de las redes. Gracias a Dios, no me están afectando. Me he acostumbrado a que la Iglesia es diversa y respeto sus formas de ser. Me dan hasta pena, porque veo su pobreza interior.

Fuente: ultimahora.es –  Marina J. Ramos – 27/09/2022.

Esta fue la introducción de «Juntos» de Telemadrid anoche. Gracias a los periodistas por esta divertida entrevista. #entrevista #telemadrid #monjatiktoker #xiskya

El Sínodo según los influencers católicos

Para Xiskya Valladares, religiosa de la Pureza de María y una de las influencers que ha participado en la iniciativa, una de las conclusiones más importantes es «que la mayoría de los encuestados está en sintonía con el Papa». Pero lo que más le ha impactado es que «el 81 % de las personas que siguen a misioneros digitales piensa que la Iglesia tiene que acometer una actualización relevante» y que «un 32 % asegura que, si no lo hace con cierta celeridad, difícilmente permanecerá en ella». Valladares cree que los misioneros digitales están siendo «Iglesia en salida». «Hablamos en su idioma, nos entienden fácilmente; tienen fácil la interacción con nosotros e intentamos no juzgarlos y hacerles cercana la misericordia de Dios, lo que no está reñido con la verdad y la doctrina de la Iglesia», enfatiza. Por eso aboga por más formación y herramientas: «Cuanto más formados estemos, más ayudamos a que el Espíritu Santo siga actuando también en internet».

Fuente: alfayomega.es

Xiskya Valladares: una monja del siglo XXI en TikTok

Xiskya Valladares decidió en pleno confinamiento experimentar con las ventajas que ofrece la red social TikTok para difundir los mensajes de la Iglesia. Así comenzó a publicar vídeos cortos comentando los temas de actualidad o resolviendo dudas,  y no le ha podido ir mejor. La conocida como ‘monja tiktoker’ cuenta ya con más de 600 mil seguidores y sus vídeos con miles de reproducciones en España y América Latina. En estos tiempos en los que ir a misa no está de moda, esta filóloga, periodista y profesora no ha dudado en adaptarse a las nuevas formas de comunicación. Además asegura que en sus vídeos no hay temas tabús y que la mayoría de consultas que recibe son de temática sexual. No te pierdas su charla con Mara Peterssen.

Fuente: rtve.es – 31/10/2022

Entradas relacionadas en esta web

Red de Alegres Mensajeros (RedCAM) Huelva – Tik tok.

Evangelizar en Tik Tok, red social de la alegría que busca llegar a todos. Webinar.

Evangelización en internet y el papel de los católicos en las redes.

Una monja tuitera, ejemplo de misión en internet. Hna. Xiskya Valladares.

iMisioneros, evangelizadores en internet.

Entradas relacionadas: Hna. Josefina Cattaneo en Tiktok

👉Josefina Cattaneo es Hermana de la Congregación Mercedarias del Niño Jesús en Mendoza, Argentina. Le apasiona salir a misionar y estar en contacto con la gente. 👉La pandemia llevó a esta inquieta monja de 26 años a buscar alternativas para difundir el mensaje de Cristo, en un momento en el que no había siquiera oficios religiosos. Y así comenzó con TikTok, donde en poco tiempo hizo furor y tiene hoy miles de seguidores, religiosos o no. 😇 «Dicen que ridiculicé la Iglesia. Para mí, ridículos son los que están cómodos en su sillón».

@joseecattaneo A mi me pasó. #monjatiktoker #monja #feliz #condioslavidaesmejor #parati #monjabailando ♬ Goyang Tarik Rol – >tiahhh&lt

 325 visualizaciones totales,  3 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
«La ternura es el lenguaje de Dios» Papa Francisco. Conectando iMisioneros. iJ19.
Acompañamiento personal de los jóvenes y los adolescentes. Querer mejor.
San Agustín en la exhortación del Papa Francisco: ‘Christus Vivit’.

Deja tu comentario

*