San Agustín Vocación

Ven y sígueme. Vocaciones Agustinas. Sé valiente

Comparte

Dios nos ama y nos quiere felices, con una vida buena, agradable y perfecta (cf. Rom 12,2).

(Agustinos. OSAFEP). La vocación a ser persona y cristiano se puede vivir desde diferentes estados de vida o caminos vocacionales: laicos (matrimonios o solteros), religiosos (vida activa o contemplativa), sacerdotes (diocesano o religioso).

Toda vocación es un don de Dios. Es Él el que llama. No es uno que escoge la vocación que desea. Dios nos quiere y nos valora, confiándonos y llamándonos a una determinada vocación, porque nos quiere felices. Y Él nunca defrauda.

De ahí surge la necesidad de ponerse a la escucha de la voz de Dios, de preguntarse: ¿qué quiere Dios de mí?

Dios ha llamado y llama a personas a seguirle, con radicalidad, en la vida religiosa agustiniana. También te puede llamar a ti. Escucha tu interior, responde a tu inquietud…

Contacto vocacional.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
¿Quién fue San Agustín? Entrevista a José Ramón Ayllón.
Agustinos de España y Portugal estrenan imagen de marca corporativa.
Nuestra Señora, Madre del Buen Consejo. Hilo mariano en nuestra historia. 26 abril.

Deja tu comentario

*