Sacramentos

Unción de enfermos, un sacramento vital para la salud. Una experiencia creyente.

Comparte

Despierta la confianza en los cuidados de Dios.

Francisco explica la Unción de enfermos en la audiencia general. El Papa Francisco explicó el significado de la unción de enfermos, que «permite tocar con la mano la compasión de Dios por el hombre».

Celebrar la unción de enfermos es dejarse ungir, untar de aceite, masajear simbólicamente en nombre de la comunidad y del propio Dios.

Actualidad de este sacramento

Este sacramento, junto con el del Perdón, referidos a la SALUD, son muy desconocidos por muchos cristianos. La publicación ayudará a conocerlo y valorarlo. Rosa Ruiz nos cuenta su motivación para publicar el libro: «El inicio fue porque trabajo en San Camilo, en el Centro de Humanización de la Salud, en Tres Cantos (Madrid). Y José Carlos Bermejo, que es mi jefe, -trabajo en el departamento de investigación, lo coordino-, y me pidió que investigara sobre este sacramento y escribiera algo con fundamento. Surge de ahí, y de mi interés previo por el tema de la salud: qué es estar sano, qué es estar enfermo y desde la dimensión creyente. El sacramento es el que me ha encontrado a mí, no tenía interés por él en especial, empezando a leer cosas me ha ido ganando el corazón. Después he podido identificar momentos de mi vida en que me han ayudado a darle sentido, de hecho lo he recibido una vez.» Gracias de corazón,

José Luis Miguel González, OSA

En este libro, la psicóloga y teóloga Rosa Ruiz explora la profunda dimensión espiritual del sacramento de la unción -el más vital de cuantos celebramos-, para reflexionar sobre este símbolo de esperanza y salvación. Una lectura que invita a una experiencia sacramental más auténtica, incluso más allá del momento de gran enfermedad o momento final de la vida.

Claves para entender un sacramento vital para la salud: la unción de enfermos

Es curioso. En la experiencia de fe, la unción de enfermos aparece habitualmente cuando uno se siente al borde de la extinción. Quizá por eso mayoritariamente se percibe como un sacramento de cierre o de despedida. Y desde luego ese papel lo tiene. Pero también existe un alma que invoca la alegría cristiana de seguir respirando. En definitiva somos seres capaces de descender a una abisal profundidad simbólica, incluso cuando nuestros cuerpos están heridos o rotos por cualquier enfermedad física o mental. Pero entonces, ¿por qué en ese sacramento no honramos esa vida en todas sus formas y momentos y no solo cuando estamos a punto de partir? Qué bueno sería no tener que esperar a estar al borde de la muerte para reconocer nuestra necesidad de sanación completa. La unción de enfermos, podría ser ese sacramento que impregne nuestra experiencia de la enfermedad de esa maravillosa vitalidad y esperanza que despierta la confianza en los planes y cuidados de Dios. Esa es la propuesta central que presenta Rosa Ruiz en su libro La unción de enfermos. Una experiencia creyente

En la primera parte, la autora analiza brevemente el ritual actual de la unción, aportando una panorámica muy clara sobre las pautas litúrgicas del Ritual Ordo Unctionis Infirmorum y el Ritual de la Unción y de la Pastoral de Enfermos. En una segunda parte, profundiza en la dimensión humana de la unción, destacando la importancia de los rituales y símbolos y su conexión con los conceptos más extendidos de salud, la enfermedad y  curación. La siguiente parte del libro avanza hacia la dimensión creyente, mostrando las dos caras sacramentales -la salvación y la salud-. También se adentra en la evolución histórica de los planteamientos teológicos sobre este sacramento hasta llegar a analizar el marco teológico actual. En su última parte, propone recuperar la unción como un sacramento de vida, contemplando cuatro aspectos clave que llenan de significado cualquier momento difícil de la vida: la vulnerabilidad, el aceite, las manos y la ternura de Dios.

El libro es el resultado de una cuidada profundidad, claridad y sencillez a la hora de investigar y reflexionar sobre la riqueza espiritual de la unción. Una pequeña joya que puede ayudar a revitalizar la unción en todas las dimensiones de nuestra existencia. Rosa Ruiz ofrece la oportunidad de observar el sacramento como una realidad que acompaña en la enfermedad, en cualquiera de sus frentes y facetas. No solo en momentos de gravedad. Una propuesta de celebración en medio de la vida cotidiana que recupera el carácter que ya le dieron los primeros cristianos. Este enfoque también ayuda a comprender como la Iglesia puede ayudar al creyente a vivir y a enfrentar la enfermedad gracias a una de las experiencias cristianas más intensas. Un momento de profunda e íntima conexión entre la persona enferma y Dios. Una experiencia donde encontrar consuelo, fortaleza y esperanza.

Sin duda, es una lectura que invitará a reflexionar y a vivir de una manera más plena y consciente este sacramento.

Fuente: blog.gcloyola.com

Autora: Rosa Ruiz

Es psicóloga y teóloga. Actualmente responsable de investigación del Centro de Humanización de la Salud San Camilo. Se ha dedicado principalmente al acompañamiento, la docencia y la formación en distintos ámbitos, con especial interés en ese fecundo espacio que se abre entre lo humano y lo divino, la antropología-psicología y la teología-espiritualidad.

La unción de enfermos con Rosa Ruiz Aragoneses

Contamos nuevamente en Cruzando Fronteras con Rosa Ruiz Aragoneses, responsable de investigación del Centro de Humanización de la Salud San Camilo en Tres Cantos (Madrid), que nos habla de su libro ‘La unción de enfermos. Una experiencia creyente’, editado por Sal Terrae.

El libro nos presenta la unción de enfermos “desde la mirada de la ternura”. Consta de cuatro partes: ritual actual de la unción, dimensión antropológica (capacidad simbólica del ser humano, conceptos de salud y enfermedad), dimensión creyente (sentido de la curación, la vida y la muerte desde el Evangelio) y cómo recuperar el sacramento para acompañar la vida y la enfermedad. Se nos revelan sugerentes matices etimológicos como la relación entre salud y ‘saludo’ o ‘saludar’. Aunque se reconoce el ruido de fondo que provoca la enfermedad, se hace un mayor hincapié en que precisamente ahí podemos sentirnos acompañados y fortalecidos con un crecimiento personal y fraterno.

En el conflicto vital del enfermo, se considera la enfermedad misma no solo como algo biológico sino también biográfico, ya que forma parte del paisaje interior. Otro de los valores de este texto es que continuamente nos lanza interpelantes cuestiones: “¿Cómo será igual la vida de alguien si se ha sentido cuidado por su entorno más íntimo o si, por el contrario, sintió que se desentendieron de él?”.

Esta obra no nos va a dejar indiferentes y nos removerá para bien. Rosa nos recuerda cómo Jesús no redujo su praxis sanadora al mal físico, por lo que plantea contemplar los beneficios de la unción en enfermedades mentales, psicosomáticas, de trastornos del ánimo o de necesidad espiritual. También se reconoce la profundidad de relacionar enfermedad y pecado, aunque esta correspondencia aporta ambigüedad a la práctica sacramental. Destacamos asimismo la interpelación que se nos hace al acompañamiento y la ternura como claves de vida creyente.

Interviene también en el programa el prologuista de la obra, José Carlos Bermejo.

Entrada relacionada en esta web

«Cuida de él». XXXI Jornada Mundial del Enfermo 2023. 11 febrero.

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
Familycat, un proyecto innovador para una catequesis en familia.
Fiesta del Bautismo del Señor. Amor sin condiciones como hijos amados. Ciclo B.
El significado de la Eucaristía para el cristiano según el Papa Francisco

Deja tu comentario

*