Tiempo Ordinario

En lo profundo encontrarás el tesoro, con el mapa del Evangelio, 17º Domingo T.O.-A.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía en Casa y en la Parroquia. 

El tesoro en lo profundo

Mateo 13, 44-52. “El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo”. El Evangelio es el mapa del tesoro. Léelo y descubrirás que, efectivamente, el tesoro lo señala una Cruz.

¡Cuántos niños y mayores juegan a encontrar el tesoro a través de pruebas y de los más divertidos juegos! En la vida pasa casi lo mismo. Lo que sucede es que a veces no nos damos cuenta de que el tesoro está más cerca de lo que creemos. En lo profundo de nuestra tierra, de nuestro corazón, de nuestra vida. Pasa desapercibido.

Eres tierra buena. Cómprala. Sé el dueño de tu vida. Da paladas de oración. Busca en lo hondo para encontrar el tesoro.

Hemos de ser buenos “rastreadores” de pistas para encontrar a aquel que va a llenar de alegría nuestra vida. Os propongo que hagamos ejemplos de posibles pistas donde encontrar el tesoro. A ver…

“El reino de los cielos se parece a aquel enfermo que, en medio de la crisis del Covid-19, llenó de esperanza a todos los que tenía a su alrededor”.

“El reino de los cielos se parece a aquella madre que saca adelante a sus hijos ella sola”.

“El reino de los cielos se parece a aquella misionera que, a pesar de sus años, atiende como enfermera a las personas de un poblado de África”.

“El reino de los cielos se parece a aquella empresaria generosa que actúa más con el corazón que con los criterios de la empresa”.

“El reino de los cielos se parece a aquel dibujante que, cuando la pandemia azotaba a la población, él seguía repartiendo esperanza y alegría”.

“El reino de los cielos se parece a aquella mujer que busca encontrar unos días para irse de retiro”.

“El reino de los cielos se parece a aquel matrimonio que comparte su estupendo ático para que otros puedan ver las vistas desde su casa”.

“El reino de los cielos se parece a tantos capellanes que, a pesar del riesgo de contagio, no dejaron a un lado a los enfermos de Covid-19”.

Y ahora, seguid, vosotros…

Fuente: Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero,ss.cc.

Tesoros que liberan – 17º Domingo Tiempo Ordinario, Ciclo A

Mt 13,44-52. En este periodo de confinamiento y pandemia hemos visto prácticas de cambio, solidaridad y apoyo mutuo. Solo juntos, de forma solidaria, podemos construir una sociedad mejor. Los mas pequeños nos enseñan que lo importante está en las pequeñas cosas que en realidad son las más grandes. Tenemos un gran tesoro dentro y oportunidades de cambio en nuestras propias manos. La renuncia, el compromiso, pequeño o grande, viene después del hallazgo. Los protagonistas de ambas parábolas hoy se alejan de su anterior modelo de vida y se comprometen, en la órbita del proyecto de Dios, a favor de una sociedad más solidaria y fraterna.

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

Dibujo del Evangelio de este Domingo para los más pequeños que están en casa

Ficha para un ratito de catequesis en familia con los más peques según el evangelio de este domingo.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
2º Domingo Tiempo Ordinario. Del agua al vino. Hagamos lo que él nos diga.
Siembra nuestra tierra.
Insistentes como niños. Orar siempre y sin desánimo. Domingo XXIX T.O. Ciclo C.

Deja tu comentario

*