San Agustín

«Canta y camina». El carácter progresivo de la vida y espiritualidad agustiniana.

Comparte

Portada: Camino hacia el Valle de la Virgen María de la Concepción del Monte en La Vid (Burgos).

Objetivo de animación de la vida religiosa de los Agustinos para 2019-2020

Plasmar en nuestra vida personal y comunitaria la visión dinámica y,

al mismo tiempo, gozosa de la vida cristiana.

“Cantemos y alabemos al Señor, hermanos, con la vida y con la lengua, de corazón y de boca, con la voz y con las costumbres. Dios quiere que le cantemos el Aleluya de forma que no haya discordia en quien alaba. Comiencen, pues, por ir de acuerdo nuestra lengua y nuestra vida, nuestra boca y nuestra conciencia. Vayan de acuerdo, repito, las palabras y las costumbres, no sea que las buenas palabras sean un testimonio contra las malas costumbres. ¡Oh feliz Aleluya el del cielo; donde el templo de Dios son los ángeles! Es suma la concordia de quienes le alaban allí donde está asegurada la alegría de los cantantes; donde ninguna ley en los miembros opone resistencia a la Ley de la mente, donde no existe la lucha contra la ambición que ponga en peligro la victoria de la caridad. Cantemos, pues, aquí, aún preocupados, el Aleluya, para poder cantarlo allí sin temor.”

(San Agustín. Serm. 256, 1).

“Canta como suelen cantar los viandantes; canta, pero camina; consuela con el canto tu trabajo, no ames la pereza: canta y camina. ¿Qué quiere decir caminar? Avanza, avanza en el bien, pues, según el Apóstol, hay algunos que progresan negativamente, van de mal en peor (cf. 2 Tim 3, 13). Tú, si avanzas caminas; pero debes progresar en el bien, en la fe recta, en las buenas obras. ¡Canta y camina! ¡No te salgas del camino, no te gires hacia atrás, no te detengas!

(San Agustín. Serm. 256, 3).
Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Agustinos de España y Portugal estrenan imagen de marca corporativa.
* Conversión de san Agustín. 24 de abril. 1.632 Aniversario
Nuestra Señora, Madre del Buen Consejo. 26 de abril

Deja tu comentario

*