Vocación

C.Raúl Berzosa, obispo emérito de Ciudad Rodrigo y arandino, espera nuevo destino.

Comparte

El Papa Francisco le dijo que debía tener una experiencia pastoral, y le envió a Bogotá en Colombia.

Raúl Berzosa explica cómo surgió en él la vocación

El Papa Francisco aceptó la renuncia de monseñor Raúl Berzosa como obispo de Ciudad Rodrigo el pasado mes de enero, y desde su despedida de la diócesis no ha trascendido casi ninguna noticia. La diócesis de Bogotá acaba de hacer público un vídeo en el que el obispo emérito explica que en este momento está a la espera de que el Papa Francisco le conceda un nuevo destino a través de la Congregación de los Obispos.

En los seis minutos que dura la grabación, Raúl Berzosa explica cómo surgió en él la vocación gracias a un sacerdote claretiano de su colegio que le invitó a ser misionero. Con el tiempo, ingresó en el seminario menor, cursó sus estudios seminarísticos y el 8 de noviembre de 1982, en la visita que hizo el Papa San Juan Pablo II a España le ordenó sacerdote en Valencia, junto a otros 200 sacerdotes más.

Monseñor Berzosa también explica cuáles fueron sus siguientes pasos: párroco rural, estudios en Roma, su vuelta a la diócesis de Burgos y su tarea pastoral y como profesor de Teología, y sobre todo su trabajo con jóvenes.

El año 2005, sigue explicando Berzosa, el mismo Papa Juan Pablo II le invitó a ser obispo auxiliar de Oviedo, y en 2011, otro Papa, Benedicto XVI le envía a Ciudad Rodrigo, hasta 2019, momento en el que Francisco, le permitió tener un tiempo de renovación, de descanso, y de “nuevas experiencias”.

En un primer momento estuvo en Francia viviendo con una comunidad contemplativa benedictina. Posteriormente, el Papa Francisco le dijo que debía tener una experiencia pastoral, y le envió a Colombia donde ha conocido el Plan de Pastoral evangelizador del país, el cual considera como “uno de los mejores del mundo y, desde luego, pionero”.

En Colombia ha estado en la Parroquia de las Nieves, en la diócesis de Bogotá, colaborando con su párroco y el equipo de pastoral, y ha sido una “maravilla” haber trabajado con la gente en el día a día: “Celebrar, escuchar, acompañar, confesar”. Y señala que si algo “os define a los bogotanos es el gran corazón que tenéis, las ganas de vivir y con qué pasión vivís la vida”.

«Las manos una para recibir cada día al Señor y la otra para acoger a los más pobres».

En este momento, monseñor Berzosa explica que está totalmente disponible para lo que el Papa le pida, espera que sea en breve, y a través de la Congregación de los Obispos de Roma.

El vídeo de monseñor Raúl Berzosa fue difundido por la diócesis de Bogotá.

Fuente: Religión en libertad. Fernando de Navascués 20 julio 2019.

Raúl Berzosa: «Me siento en muy buenas manos»

Fuente: Vida Nueva.

Más info

¿Qué es el Plan E?

El Plan de evangelización -Plan E- es el sueño que queremos alcanzar como Arquidiócesis. ¿Qué es lo que queremos? Pasar de una pastoral de conservación a una evangelización más misionera, más en salida, más en sintonía con lo que Dios quiere de nosotros y con lo que la ciudad región de Bogotá necesita. 

El Plan E es el camino para lograrlo, para pasar de un problema focal -vivimos una débil adhesión a la persona de Jesucristo y su reino- a vivir un Ideal que nos une y compromete:

La Arquidiócesis de Bogotá, como Pueblo de Dios que peregrina en medio de esta región capital, vive y celebra una intensa adhesión a la persona de Jesucristo y a su proyecto del Reino en medio de esta región capital y la expresa en su vida de comunidad, mediante la participación dinámica y orgánica de todos sus miembros y la renovación constante de todos sus procesos de formación y estructuras de comunión y de servicio; consciente de su misión evangelizadora, como sal de la tierra y luz del mundo, con actitud dialogante, profética y propositiva, discierne y secunda la acción del Espíritu Santo para anunciar a Jesucristo en medio de la pluralidad cultural y participar en la construcción de una sociedad misericordiosa: justa, reconciliada, solidaria y que cuida la creación.

Soñamos con vivir en plenitud el paradigma misionero de evangelización que hemos discernido:

Nuevo rumbo (2017-2019)

Hoy salimos, testigos de la misericordia

Este es el lema de la segunda etapa de nuestro Plan E, «el nuevo rumbo«. Con esta etapa buscamos que nuestra evangelización sea más misionera, más en salida, más audaz, menos autorreferencial para que podamos acercarnos a las preocupaciones y anhelos de nuestra ciudad región. (Ver: Video de los proyectos del «nuevo rumbo»)

¿Qué significa el lema: «Hoy salimos, testigos de la misericordia»? El señor cardenal lo explica. Ver aquí. 

¿Cómo lo vamos a hacer?

Por medio de proyectos que nos impliquen renovación y mucha creatividad. Dentro de estos proyectos, hemos destacado diez:

  1. Comunidades eclesiales que se reencuentran con Jesucristo. 
  2. Comunidades eclesiales que inician en la fe (Iniciación cristiana)
  3. Parroquias que viven la comunión para la misión.
  4. Comunidades eclesiales que acompañan integralmente a las familias
  5. Comunidades eclesiales que disciernen y generan acciones sociales orgánicas
  6. Comunidades eclesiales reconciliadas y reconciliadoras
  7. Comunidades eclesiales que cuidan la creación
  8. Escuela Animadores de la evangelización. 
  9. Centro arquidiocesano de comunicaciones
  10. Revisión y reorganización de la estructura arquidiocesana

Para ver el video completo que explica los diez proyectos, haz click aquí

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 2018
Sor Verónica Berzosa: “Testigo de muchos síes”. Jóvenes y vocación
35º Aniversario Ordenación Presbiteral José Luis Miguel G. Acción de gracias.

Deja tu comentario

*