Cuaresma-Pascua

Jesús Resucitado de ‘pescaíto’ con sus amigos. 3º Domingo de Pascua – Ciclo B.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía en Casa y en la Parroquia.

Jesús Resucitado de ‘pescaíto’ con sus amigos

Lc 24,35-48. Hoy, Señor, como los discípulos de Emaús queremos que nos expliques tu Palabra, para que cale en nuestros corazones y se nos abra el entendimiento. Solo tu Palabra puede hacer que entremos en la nueva era de la Resurrección. Solo tu Palabra nos hace reconocerte vivo y presente en medio de nosotros. Gracias por regalarnos y explicarnos todo lo que dicen las Escrituras, por la oportunidad de compartir un maravilloso “pescaíto” contigo, que posibilita, en un ambiente comunitario, la conexión de nuestro corazón a un mundo nuevo: tu Resurrección. Gracias por hacernos amigos tuyos, que comparten los dones de la tierra y los regalos del mar.

Impulsa en nosotros, Señor, el empuje de tu Palabra, para que no andemos sin rumbo, desazonados, perdidos. Para que la alegría, la paz, el perdón inunden nuestra existencia. Para que ningún virus pueda atacar nuestra esperanza.

Transforma nuestra mente, Señor, con la elocuencia de tu Palabra, marcada por la Cruz y por la Vida.

Fuente: Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Lo cotidiano, extraordinario – 3º Domingo de Pascua, Ciclo B.

Lc 24,35-48. A la presencia del Resucitado accedemos a través de la vida con fe. De esa forma estamos ya en su presencia y Él en la nuestra. Esa presencia nos permite vivir descubriendo la maravilla de lo ordinario, notando que lo cotidiano es distinto.

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Una recarga en el desierto. 1er. Domingo de Cuaresma – Ciclo B. Conecta con Jesús.
Visitación de María a su prima Isabel. 31 de mayo.
El anuncio más grande de la historia

Deja tu comentario

*