San Agustín

XIII centenario de llegada de las reliquias de San Agustín. Celebraciones en Pavía.

Comparte

Portada: Arca de San Agustín, Basílica de San Pietro in Ciel d’Oro, Pavía (Italia).

2023, un año de eventos para conmemorar el traslado del cuerpo del gran padre de la Iglesia.

Streaming dalla Basilica San Pietro in Ciel d’Oro – Messa Solenne Pontificale. 25 febrero 2024. Presiede Card. ROBERT PREVOST, OSA, Prefetto del Dicastero dei Vescovi. Al termine ci sarà la reposizione dell’urna di S. Agostino.

 Cardenal Robert Prevost, OSA.

Veneración de las reliquias de san Agustín, en la Basílica de San Pedro en el Cielo de oro, Pavía (Italia). Año 1991. Foto: José Luis Miguel González, OSA.

Traslación del cuerpo de Agustín

“Después de que san Agustín murió, los fieles tomaron su cuerpo y, para evitar que cayera en manos de los bárbaros que habían invadido toda aquella tierra y profanaban los templos y las cosas santas, lo trasladaron a Cerdeña. Doscientos años más tarde, o sea, hacia el 718 de nuestra era, Luitprando, piadoso rey de los lombardos, al enterarse de que los sarracenos habían devastado esta isla, envió a ella unos emisarios suyos para que sacasen de allí los restos del santo Doctor y los llevasen a Pavía. Estos emisarios tuvieron que abonar por el venerable cuerpo una considerable cantidad de dinero, pero lograron rescatarlo y lo condujeron hasta Génova… en una continua manifestación de gozo, el cuerpo de san Agustín fue llevado de ciudad en ciudad desde Génova a Pavía, quedando finalmente depositado y reverentemente colocado al llegar a su destino en la iglesia de San Pedro, popularmente conocida con el nombre de Cielo de oro”.

VORÁGINE, p. 542.

Se cumplen 650 años del magnífico sepulcro de San Agustín.

Tarde te amé. Antonio Baldoni, OSA, prior de la comunidad agustiniana de la basílica de San Pietro in Ciel d’Oro en Pavía (Italia).

Ascolta l’intervista a monsignor Giovanni Scanavino

XIII centenario de llegada de las reliquias de San Agustín 

Desde Cerdeña, adonde había sido llevado años después de su muerte en África, a petición del rey lombardo Liutprand.

Hoy, en la basílica de San Pietro in Ciel d’Oro, exposición de los restos mortales del santo, mañana apertura solemne de las celebraciones. Padre Baldoni: el obispo de Hipona no es sólo un filósofo y un teólogo, sino un hombre de corazón y de interioridad por redescubrir.

Lecturas de las Confesiones, webinars, encuentros literarios, exposiciones, liturgias, conferencias, recitales, conciertos, eventos culturales: son sólo algunas de las iniciativas previstas para celebrar este año el XIII centenario del traslado del cuerpo de san Agustín a Pavía. Los restos del gran padre de la Iglesia se encuentran en la basílica de San Pietro in Ciel d’Oro y hoy, 25 de febrero, se exponen a la veneración de los fieles al término de una concelebración que comienza a las 18.30 horas, a la que asistirán monseñor Nicolas Lhernould, obispo de Constantina e Hipona -diócesis esta última que tuvo como pastor a san Agustín entre los siglos IV y V- y el obispo de Pavía, monseñor Corrado Sanguineti, los obispos agustinos monseñor Luis Marín de San Martín, subsecretario del Sínodo de los Obispos, monseñor Domenico Berni y monseñor Giovanni Scanavino y el prior provincial de la Provincia Agustiniana de Italia, padre Giustino Casciano. El centenario se abrirá el 26 de febrero, a las 11 de la mañana, con un solemne oficio pontificio presidido por el cardenal Angelo Bagnasco y la participación de los obispos de las diócesis por las que pasó la procesión que escoltó el cuerpo del santo desde Génova -procedente de Cerdeña, donde fue traído años después de ser enterrado en África- hasta Pavía. Por la tarde, en el Palazzo del Broletto, a las 17.00 horas, se inaugurará la exposición filatélica «Sant’Agostino a Pavia: milletrecento anni» (San Agustín en Pavía: mil trescientos años). Y también en San Pietro in Ciel d’Oro, el 28 de febrero, día en que se celebra la memoria de la traslación, a las 18.30 horas, tendrá lugar una liturgia con la recolocación de la urna con los huesos de San Agustín en la caja de plata de época longobarda que antaño los contenía.

La tumba de San Agustín

Los restos de San Agustín se conservan en un relicario de cristal del siglo XIX, colocado dentro de la urna de plata que los contenía originalmente. Ésta se encuentra bajo un monumento de mármol del siglo XIV, el Arca de San Agustín, y es visible a través de una reja cerrada por cuatro cerraduras diferentes, cuyas llaves están confiadas al prior de la comunidad agustiniana de San Pietro in Ciel d’Oro, al obispo y alcalde de Pavía y al Cabildo de la Catedral, lo que significa que el obispo de Hipona es un patrimonio de fe y cultura tanto para los componentes eclesiales como sociales de la ciudad. La tumba del obispo de Hipona se encuentra en el presbiterio de la basílica de San Pietro in Ciel d’Oro y es una espléndida obra de arte de estilo gótico, realizada por maestros campioneses en el siglo XIV. Ricamente esculpida, narra la historia humana del filósofo de Tagaste, el traslado de su cuerpo a Pavía y los milagros que se le atribuyen. Por otro lado, bajorrelieves, estatuas y diversas figuras representan los fundamentos y símbolos de la fe cristiana, los apóstoles y más santos y personajes que tuvieron relación con el padre de la Iglesia. En la parte central, a través de arcos finamente decorados, se vislumbra a Agustín en su lecho de muerte, ante la vida eterna y el encuentro con Dios, a quien se abre la visión del paraíso.

Las reliquias del obispo de Hipona, de África a Italia

Aurelio Agustín fue obispo de Hipona, la actual Annaba en Argelia, durante 34 años y murió en su diócesis, a los 75 años, el 28 de agosto de 430. Su cuerpo fue trasladado a Cerdeña muy probablemente cuando el norte de África fue conquistado por los árabes, entre el siglo VII y principios del VIII. Su cuerpo fue trasladado a Cerdeña muy probablemente cuando el norte de África fue conquistado por los árabes, entre el siglo VII y principios del VIII, porque se temía que su tumba fuera profanada por los seguidores de Mahoma. Los restos mortales de San Agustín serían recibidos en Cagliari. La cripta de la antigua iglesia en la que se habrían venerado está incorporada al actual Palacio Accardo. Según la tradición, el espacio vacío detrás del altar, probablemente un loculus, sería el lugar donde se depositó el cuerpo del gran padre de la Iglesia, posteriormente vendido a precio de oro por los sarracenos en el siglo VIII al rey lombardo Liutprand, que quiso conservarlo en la capital de su reino, Pavía. Escribe Beda el Venerable: » Liutprando, enterado de que los sarracenos, además de haber despoblado Cerdeña, habían profanado también los lugares donde antiguamente se habían trasladado y conservado dignamente los huesos de san Agustín a causa de la invasión bárbara, ordenó que, mediante el pago de una gran suma, fueran recuperados; luego los hizo trasladar a Pavía, donde mandó construir un sepulcro digno del honor debido a tal padre». Se desconoce la fecha exacta del traslado, pero, basándose en algunas fuentes, se ha optado por el año 723; en cuanto al día, se ha seguido el mismo criterio para conmemorarlo el 28 de febrero. Se dice que Liutprand, soberano católico, rescató los restos de Agustín por consejo del obispo de la diócesis de Pavía, Pedro, pariente suyo, en primer lugar para salvarlos de las incursiones árabes y, en segundo lugar, para dar prestigio a la capital de su reino, que así habría contado con la presencia de una eminente figura del cristianismo. Hay quien presume que el prelado quería hacer famosa a su diócesis con las reliquias del más grande entre los Doctores de la Iglesia de Occidente, alojadas en la basílica de San Pedro in Ciel d’Oro, como la que poseía Roma, que durante siglos había guardado las reliquias del príncipe de los apóstoles en la basílica de San Pedro.

El pastor, el místico, el hombre de corazón e interioridad aún por descubrir

El padre Antonio Baldoni, prior de la comunidad agustiniana de la basílica de San Pietro in Ciel d’Oro, explica a Vatican News que todas estas iniciativas pretenden dar a conocer mejor a san Agustín a la gente, no sólo a unos pocos iniciados, por eso las propuestas para el XIII centenario del traslado de sus reliquias a Pavía son variadas e incluyen encuentros culturales, celebraciones religiosas, lecturas de las Confesiones abiertas a todos y eventos musicales. Agustín es también muy estudiado desde el punto de vista filosófico, conocemos su pensamiento pero lo conocemos menos como hombre de Dios, como padre de la Iglesia, «por tanto como aquel que nos enseña los contenidos de nuestra fe», considera el prior de la comunidad agustiniana de San Pietro in Ciel d’Oro. Agustín debe ser redescubierto como pastor, como místico, como alguien que supo dar testimonio de un gran amor a Dios, añade Baldoni. «Agustín es ante todo un amante de Dios más que un intelectual. Los estudiosos lo han diseccionado en todos los sentidos, pero falta la devoción a san Agustín». Incluso en Pavía, no todo el mundo sabe que hay sus reliquias en la basílica de San Pietro in Ciel d’Oro, señala el religioso.

Hay un movimiento cultural que se ha desarrollado, especialmente después de la «peregrinación» de Benedicto XVI el 22 de abril de 2007, deseoso de «venerar los restos mortales de san Agustín, para expresar tanto el homenaje de toda la Iglesia católica a uno de sus más grandes «padres» como su «devoción y gratitud personal al hombre que desempeñó un papel tan importante» en su vida como teólogo y pastor, pero «ante todo como hombre y sacerdote». El obispo de Hipona ha sido retratado sobre todo como un gran intelectual y filósofo, menos como un hombre perdidamente enamorado de Dios, que por Dios cambió totalmente su vida, radicalmente convertido, señala el padre Baldoni. En cambio, «Agustín es el hombre del corazón, de la interioridad». Muchos grupos acuden a la basílica de San Pietro in Ciel d’Oro para ver el Arca de san Agustín, y en los últimos años ha crecido el interés por el obispo de Hipona, pero, subraya el padre Baldoni, aún queda trabajo por hacer para que la ciudad de Pavía tome conciencia de la perla preciosa, del tesoro de fe y espiritualidad que encierra. «A quienes vienen a admirar el Arca de san Agustín, siempre les digo que en la basílica de San Pietro in Ciel d’Oro no sólo hay una obra maestra de arte», concluye el prior de la comunidad agustiniana, «hay también una obra maestra de la gracia de Dios, un hombre santo, un hombre enamorado de Dios y también un Doctor de la Iglesia».

Algunos actos del XIII centenario agustiniano

El rico programa de actos del 1300 aniversario del traslado a Pavía de las reliquias del obispo de Hipona fue concebido por el Comité Pavía Ciudad de San Agustín -fundado en 2007 por el ayuntamiento, la diócesis y la Orden de San Agustín, al día siguiente de la visita pastoral de Benedicto XVI- con el objetivo de resaltar la figura del obispo de Hipona «tan moderno a tantos siglos de distancia, tan capaz de hablar directamente al hombre contemporáneo». También se pretende fomentar un conocimiento más amplio de sus escritos; «recuperar el diálogo cultural entre su pensamiento y la ciudad de Pavía». Entre los actos más significativos del centenario figura, del 18 de marzo al 25 de abril, la «Carrera de relevos por la ruta de los restos del Santo desde Cagliari hasta Pavía», organizada por la Associazione il Cammino di Sant’Agostino. Del 23 al 25 de abril, en la basílica de San Pietro in Ciel d’Oro, tendrá lugar la fiesta de los agustinos laicos de Italia; el 24 de abril, la fiesta de la conversión de San Agustín, con una misa a las 18.00 h. 30 y a las 21 h el recital «I passi di Dio» (Los pasos de Dios), escrito por el prior de la comunidad agustiniana de la basílica; el 26 de abril, el «Dibiscito sull’attualità di Sant’Agostino» (Debate sobre la actualidad de San Agustín) con el filósofo Massimo Cacciari y el historiador Franco Cardini, previsto a las 17 h en la Sala dell’Annunciata. Del 23 de octubre al 13 de noviembre, está previsto el «Itinerario especial en África «Tras las huellas y los lugares de Agustín»», una carrera de relevos de tres semanas desde Hipona hasta Cartago; los días 13 y 14 de noviembre, se celebrará en Pavía y Milán el congreso internacional «San Agustín de Hipona en Pavía desde hace 13 siglos: reliquias, patrimonio cultural y espiritual, actualidad»; el 13 de noviembre, fiesta del nacimiento de San Agustín, en la Basílica de San Pietro in Ciel d’Oro.

Fuente: vaticannews.va – Tiziana Campisi – Ciudad del Vaticano.

Benedicto XVI en Pavía, el 22 de abril de 2007, en la Basílica de San Pietro in Ciel d’Oro, donde se conservan las reliquias de San Agustín.

1.300 años de la traslación de San Agustín a Pavía: “Demos a conocer su inmensa talla histórica”

TREDICESIMO CENTENARIO DELLA TRASLAZIONE DEL CORPO DI SANT’AGOSTINO. Solenne Pontificale, presieduto da sua Eminenza Cardinal Angelo Bagnasco, nel ricordo del tredicesimo centenario del corpo di San’Agostino.

Reliquias de san Agustín, el obispo de Hipona.

Que este centenario contribuya no sólo a difundir su eminente doctrina y a dar a conocer su inmensa talla como figura histórica, sino también a acrecentar nuestro afecto hacia él, nuestro amor, nuestra devoción.

P.Javier P. Barba.

San Agustín es un maestro de humanidad. Es un hombre que ha estudiado al ser humano, su interioridad, su miseria, su pecado. En un momento de violencia, de tragedia. San Agustín se desmarca como un hombre de paz (léase el capítulo dedicado a este propósito en La ciudad de Dios), ordenado hacia Dios desde esa paz. Esa es una de las enseñanzas clave que debemos extraer de él hoy en día.

P.Antonio Baldoni, prior de la Basílica San Pietro in Ciel d’Oro.
P.Antonio Baldoni, OSA.

Fuente: augustinianorder.org – Ricardo Morales Jiménez.

Entradas relacionadas en esta web

Vivamos como Agustín, el santo de corazón inquieto. #Agosto agustiniano.

Muere Benedicto XVI, el “Papa enamorado” de San Agustín.

San Agustín es un maestro de humanidad no solo en espiritualidad.

Canta y camina: el secreto de San Agustín para ser felices.

¿Quién fue San Agustín? Entrevista a José Ramón Ayllón.

«Creo en la Iglesia una y santa» San Agustín. Desde Oriente a Occidente.

Ser personas orantes. El que canta ora dos veces (San Agustín).

San Pablo VI y santa Mónica. Santa Mónica siempre junto a su hijo a san Agustín.

Agosto: mes dedicado a san Agustín. Alegría y alabanza.

Película sobre la vida de san Agustín

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
Mensaje del Prior General a los Agustinos y Agustinas Jóvenes
Carta del Prior General de los Agustinos a los Jóvenes
La Semana Santa explicada por San Agustín. Recorrido: la Pasión de Jesús.

Deja tu comentario

*