Ama Misión

Somos oportunidad. Somos esperanza. Día de Caridad. Corpus Christi. 11 junio 2023.

Comparte

Portada: Adhesión al Día de Caridad 2023 en el Arciprestazgo de la Costa de Huelva.

Tú tienes mucho que ver. Oportunidad y esperanza.

Cáritas | Tú tienes mucho que ver. Campaña de Caridad 2023.

Con el lema “Somos oportunidad. Somos esperanza” celebramos este año el Día de la Caridad, con el propósito de interpelar e invitar a tomar parte en la vida social que compartimos creyentes y no creyentes, para abrir nuestra mente y reenfocar la mirada, para ver juntos esa otra realidad del mundo de la que formamos parte. No dejemos pasar de largo la vida sin verla; ni a quienes pasan por ella a nuestro lado sin mirarles. Es hora de ponerse en movimiento, de salir de la pasividad.

1 de cada 4 personas en España está en situación de exclusión, unos 11 millones de personas.

El 7% de la población española no tiene ningún ingreso.

1 de cada 3 personas en España no tiene ingresos suficientes para vivir dignamente.

¿Qué es lo que veo y oigo de lo que pasa a mi alrededor? ¿Cuál es la respuesta que siento en mi interior?

No dejemos pasar de largo la vida sin verla; ni a quienes pasan por ella a nuestro lado sin mirarles. Es hora de ponerse en movimiento, de salir de la pasividad.

Abre los ojos
No tengas miedo a la realidad, a la pobreza que otras personas viven. Toma conciencia, no mires hacia otro lado.

Déjate mirar
Descubre qué ven los demás en ti y mira qué ves en ti. La solidaridad, la compasión, el amor de Dios te habita.

Que la mirada de Jesús te mueva
Jesús mira la injusticia desde la indignación y la compasión, y esto le empuja a sanar heridas. Activa tu compromiso y no pases de largo.

Enfoca la mirada
Que la ceguera o la miopía no te impidan ver. Deja que entre la luz en tus ojos para que el amor y la esperanza se concreten en servicio.

Descubre más sobre Tú tienes mucho que ver en nuestros materiales.

Fuente: caritas.es

❤ El amor que es don de Dios para toda la humanidad se hace presente en nosotros y a través de nosotros.

Elsa Suárez. Directora de Cáritas diocesana de Oviedo.
Elsa Suárez. Directora de Cáritas diocesana de Oviedo.

11 de junio, Día de la Caridad con el lema “Tú tienes mucho que ver»

La Subcomisión Episcopal para la Acción Caritativa y Social hace público su mensaje para el Día de la Caridad que la Iglesia celebra el 11 de juniofestividad del Corpus Christi«Tú tienes mucho que ver. Somos oportunidad. Somos esperanza» es el lema que se propone este año.

 “Tú tienes mucho que ver. Somos oportunidad. Somos esperanza

1. Entrar en el misterio eucarístico

La fiesta del Corpus Christi nos invita a entrar en el misterio de la Eucaristía. Un misterio que, como nos decía el recordado Benedicto XVI, “actualiza sacramentalmente el don de la propia vida que Jesús ha hecho en la Cruz por nosotros y por el mundo entero. Al mismo tiempo la Eucaristía nos hace testigos de la compasión de Dios por cada hermano y hermana”[1] (SCa 88)

La Eucaristíasacramento del amor, aviva en nosotros la conciencia de que donde se vive de amor brilla también la esperanza (cf. SS 31)[2], pues allí donde el ser humano se siente amado, experimenta la salvación de Dios y descubre que es posible la esperanza.[3]

Desde este misterio de amor y de esperanza, que es la Eucaristía, los obispos invitamos a todos los cristianos, y de manera especial a cuantos trabajáis en la acción caritativa y social, a abrir los ojos al sufrimiento de nuestros hermanos más pobres, a escuchar sus clamores y a dejarse tocar el corazón para ser oportunidad y esperanza para todos ellos.

2. Nos duele la situación de las personas y familias afectadas por la crisis

«He visto la opresión de mi pueblo» (Ex 3,7), dice Dios. La caridad comienza por abrir los ojos a la realidad y dejarse afectar por ella. “El Señor Jesús, Pan de vida eterna, nos apremia y nos hace estar atentos a las situaciones de pobreza en que se halla todavía gran parte de la humanidad” (SCa 90).

Vivimos tiempos de crisis acumuladas. Tras la pandemia provocada por el Covid-19, vino la guerra de Ucrania, el aumento de la movilidad humana, la evolución del coste energético y la inflación… Esta situación, tanto en el ámbito local como mundial, ha acrecentado la pobreza y la desigualdad y ha alimentado la desesperanza. El Informe de Cáritas y la Fundación Foessa, “Evolución de la cohesión social y consecuencias de la covid-19 en España”[4]nos presenta algunas situaciones sangrantes en nuestro país:

  • 1 de cada 4 personas está en situación de exclusión, unos 11 millones de personas.
  • 1 de cada 3 personas no tiene ingresos suficientes para vivir dignamente. De estas, un 46% se ve obligado a recortar el gasto en alimentación, un 63% en suministros y un 56% en Internet y teléfono.
  • Un 7% de la población no tiene ningún ingreso.
  • 1 de cada 3 personas sufren los efectos de la brecha digital.
  • Un 17% de la población tiene un gasto excesivo en vivienda.

Estas cifras corresponden siempre a personas que se van quedando al margen de los sueños y de las expectativas. Nos duele profundamente la situación de las personas que:

  • Sufren una precariedad laboral creciente, especialmente los jóvenes y las familias.
  • Viven situaciones de exclusión social cada vez más severas. Las personas con un mayor deterioro psicoemocional son las más afectadas.
  • No pueden acceder o permanecer en una vivienda, porque esta ha pasado de ser un derecho a ser un lujo.  De hecho, elegir entre pagar un lugar para vivir o poder comer es una situación que se repiteconstantemente.
  • Huyen de la violencia de tantos lugares del mundo, de la pobreza extrema o de la persecución y viven en situación de irregularidad administrativa, sin papeles y sin derechos.

Ante esta realidad no podemos permanecer como espectadores, ni siquiera como meras voces críticas, sino que estamos llamados a “ser parte activa en la rehabilitación y auxilio de las sociedades heridas” (FT 77)[5]Se nos invita, porque celebramos el sacramento del amor y de la esperanza, a ser agentes de vida buena y nueva: “Dios sigue derramando en la humanidad semillas del bien… La esperanza es audaz, sabe mirar más allá de la comodidad personal, de las pequeñas seguridades y compensaciones que estrechan el horizonte, para abrirse a grandes ideales que hacen la vida más bella y digna” (FT 54-55).

Por consiguiente, cuando nuestras comunidades celebran la eucaristía han de ser conscientes de que el sacrificio de Cristo es para todos y que, por eso, impulsa al creyente a hacerse “pan partido” para los demás, es decir, a trabajar por un mundo más justo y fraterno (cf. SCa 88).

Los obispos españoles también hemos insistido en esta dimensión transformadora de la actividad caritativa y hemos manifestado que “nuestra caridad no puede ser meramente paliativa, debe ser preventiva, curativa y propositiva. La voz del Señor nos llama a orientar toda nuestra vida y nuestra acción desde la realidad transformadora del reino de Dios”.[6]

3. Una sociedad desvinculada y polarizada, que descarta y excluye

Como dijimos en nuestro último documento, nos preocupa la desvinculación social creciente en nuestro entorno. En este mundo en el que predomina lo virtual y líquido, las relaciones se vuelven frágiles. Como consecuencia de ello, se corre el riesgo de convertirlas en simples conexiones y de transformar los vínculos en meros contactos. La desvinculación lleva a no responsabilizarse suficientemente del otro y se traduceen crisis de cuidados y de pertenencia (a la sociedad, a la historia, a las iglesias, a los barrios, a la familia)[7]. Y, sin embargo, “la vida subsiste donde hay vínculo, comunión, fraternidad” (FT 87).

También vivimos en una sociedad fuertemente ideologizada, que lleva a polarizaciones y tensiones en los ámbitos de la economía, de la política, de la cultura, incluso de la religión[8]La Eucaristía, sacramento del Encuentro, nos capacita para nuevos tipos de relaciones sociales y nos abre al diálogo inclusivo: “la mística del Sacramento tiene un carácter social. En efecto, la unión con Cristo es al mismo tiempo unión con todos los demás a los que Él se entrega… así refuerza la comunión entre los hermanos y, de modo particular, apremia a los que están enfrentados para que aceleren su reconciliación, abriéndose al diálogo y al compromiso por la justicia” (SCa 89).

4. Ser oportunidad, ser esperanza

La caridad no es una simple asistencia material y social, sino que se preocupa de toda la persona y desea volver a ponerla en pie con el amor de Jesús: un amor que ayuda a recuperar belleza y dignidad. Hacer caridad significa tener la valentía de mirar a los ojos”[9]. Desde esta clave estamos convencidos de que tú tienes mucho que ver en las oportunidades que otras personas pueden tener.

Lo que tú hagas, como tú te sitúes en el mundo y ante los otros, puede abrir puertas, dar vida, aliviar la soledad, sanar el alma, hacer que otros y otras sientan que la vida brota nueva en ellas. Nuestra tarea no consiste solamente en cubrir las necesidades de los otros, sino en descubrir sus posibilidades para abrir caminos de esperanza. Es lo que hacéis cada día las personas voluntarias y los agentes comprometidos en la acción sociocaritativa. ¡Gracias por vuestra vida y testimonio!

La Eucaristía que celebramos en esta fiesta del Corpus es cuerpo entregado y sangre derramada de Jesús para la vida del mundo. Que la celebración y la adoración eucarísticas nos ayuden a comprometernos de manera que seamos oportunidad y esperanza de tantas personas, especialmente de aquellas que viven en pobreza y exclusión.

+ Obispos de la Subcomisión para la Acción Caritativa y Social


[1] Benedicto XVI, Exhortación Apostólica postsinodal, Sacramentum caritatis, sobre la Eucaristía fuente y culmen de la vida y de la misión de la Iglesia, n.88. En adelante lo citaremos SCa y el número correspondiente.

[2] Cf. Bendicto XVI, Carta Encíclica Spe Salvi, sobre la esperanza cristiana, n. 31.

[3] Cf. Mt 26, 26-28; Jn 15,3; 1Cor 10,17; 11, 17-34; Cf. Juan Pablo II, Carta Encíclica Ecclesia de Eucharistia, sobre la Eucaristía en su relación con la Iglesia n. 59.

[4] Cf. Fundación Foessa, Evolución de la cohesión social y consecuencias de la covid-19 en España en https://www.caritas.es/main-files/uploads/2022/01/Conclusiones-Informe-FOESSA-2022.pdf

[5] Papa Francisco, Carta Encíclica Fratelli tuttisobre la fraternidad y la amistad social, 77. En adelante lo citaremos FT y el número correspondiente

[6] Conferencia Episcopal Española, Iglesia, servidora de los pobres. Instrucción Pastoral. CV Asamblea Plenaria, 24 abril 2015, n.42.

[7] Cf. Conferencia Episcopal Española, El Dios fiel mantiene su alianza (Dt 7, 9). Asamblea Plenaria de la CEE 24 de noviembre de 2022, n. 66.

[8] Cf. Papa Francisco, Viaje apostólico a Hungría: encuentro con los obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados, consagradas, seminaristas y agentes pastorales (28-abril-2023).

[9] Papa Francisco, Viaje apostólico a Hungría: Encuentro con los pobres y los refugiados (29-abril-2023).

05/06/202

Fuente: conferenciaepiscopal.es

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
En el 31º Aniversario de la Bendición de la Iglesia de Bellavista. Aljaraque (Huelva).
Papa Francisco con «Charis», Servicio Internacional Renovación Carismática.
Testimonio de Sonsoles Chico, RCCE. 6.7.2024.
1 comentario
  • Elsa Suárez Álvarez -Cascos
    8 junio, 2023 al 9:31 pm

    En nombre de todas las personas a las que tengo el honor de representar, agradezco estás menciones tan especiales y valiosas en este Canta y Camina.Es muy importante para todos los que formamos Cáritas que sean muchos los que conozcan nuestra humilde labor ,para que puedan sumarse a ella y gozar de lo que se siente compartiendo tú tiempo con quién lo necesita, intentando seguir el camino que Jesús quiere para nosotros y nos dejó muy bien señalado,caminar con sus preferidos,los últimos ,los que por circunstancias en esta vida tuvieron menos suerte…..dar es muy importante y también lo es saber recibir, aprender ,con humildad,…..y puedo decir que estos ,sus preferidos,tienen mucho que enseñarnos; cada día yo aprendo un poco más y doy gracias a Dios por permitirme hacer lo que hago.
    Gracias José Luis por este espacio que hoy dió voz y dignidad a muchos que no las tienen ,o no recuerdan que las tienen.
    Feliz día de Corpus Christi y feliz día de la Caridad

Deja tu comentario

*