Biografía Itinerarios

Puentes sobre el río Duero en La Vid (Burgos). Ribera del Duero Burgalesa.

Comparte

Portada: El puente de piedra de La Vid restaurado (2018/19). Foto: José Luis Miguel González.

Puentes que unen y conectan, testigos de nuestra historia.

El río Duero, eje vertebrador de la Ruta del Vino

Como eje vertebrador de la Ruta del Vino, el río Duero merece un reconocimiento a la altura de su influencia en el devenir de la historia, de la industria y de la economía de la Ribera del Duero. El cauce de éste y de otros ríos tamaños como el Duero (897 km en total) provocan una separación natural en los territorios que lo bordean, lo que ha supuesto la intervención del ser humano desde tiempos ancestrales mediante la construcción de pasos o puentes, impidiendo que los ríos se conviertan en barreras infranqueables.

Tres provincias atraviesa el Duero en la Ribera del Duero: Valladolid, Burgos y Soria, cuyo recorrido transcurre de forma paralela al Sendero GR 14 o “Camino Natural la Senda del Duero”, que se ha ido acondicionando para poner en valor los elementos naturales y ecológicos del entorno recordando al viajero las actividades en las que el río era protagonista: la pesca, los pasos de barca, los molinos, las aceñas y los puentes.

¿Sabes cuántos puentes hay en la Ribera del Duero? Te presentamos los dos que hay en La Vid y Barrios (Burgos). El puente de piedra rehabilitado y el de la carretera nacional 122. 

Puente de piedra de La Vid

En el siglo XVI el vado que se formaba en este punto del Duero (a los pies del que ya era Monasterio de La Vid), fue sustituido por lo que actualmente es el imponente puente sobre el Duero, puerta oriental de entrada al municipio de La Vid (o Linares de la Vid).

Se empezó a construir por iniciativa de la familia de los Mendoza (1532), aunque las obras quedaron paralizadas tres años después y éste se vio reducido a unas vigas cuya travesía ofrecía mucho riesgo, ocasionando numerosos accidentes mortales. En 1603 Bartolomé Joly comentó que pasaron el cauce vadeándolo, lo que da una idea de su situación.

La crisis general del siglo XVII debió contribuir a que no se reparara el puente, pues en 1739 se encontraba prácticamente en ruinas y habían colapsado dos de sus diez bóvedas. Reparado en 1753 por Marcos de Vierna, en breve volvió a amenazar ruina, y así se mantuvo hasta 1780, fecha en la que el propio monasterio proyectó una reconsolidación.

Cuando la travesía pasó a formar parte de la carretera de Valladolid a Calatayud en la segunda mitad del siglo XIX, se eliminó parcialmente la pendiente y se procedió a un recrecimiento de las fábricas con una piedra sensiblemente más clara que la original.

Este puente ha estado dando servicio a la carretera nacional 122 entre Valladolid y Soria hasta principios de los 90, pero desde antiguo ha venido soportando un tráfico muy intenso que, afortunadamente decrece considerablemente tras la puesta en marcha de la Autovía del Duero, gracias a la construcción del nuevo puente a unos cuantos metros del histórico de piedra.  

Esta estructura de 136 metros de longitud ha sido reformada por el Ministerio de Fomento tras localizar varios daños graves, abriéndose nuevamente a la circulación en 2019

Técnicamente hablando, está orientado de norte a sur y se trata de un puente de sillería de diez bóvedas de cañón. Actualmente mantiene los 21 pies de ancho (6 metros) y sus diez bóvedas, de luces variables, siendo las mayores las centrales, y decreciendo hacia las márgenes, lo que le presta un perfil suavemente alomado, que está definido además por una imposta sobresaliente del paramento. Adosados a las pilas (aguas arriba) existen tajamares apuntados y rectangulares aguas abajo, que en dos de ellas alcanzan el tablero formando apartaderos. Conserva el pretil original, rematado por una albardilla semicircular.

Puente carretera nacional N-122 de La Vid

Este puente sortea el Duero a su paso por La Vid, municipio burgalés cuya población llegó trasladada a mediados del siglo XX en agrupamiento provocado oficialmente por la construcción del cercano pantano de Linares (ya en la provincia de Segovia).

Este puente construido en los últimos años, forma parte de la afamada carretera nacional N-122 o “Autovía del Duero” que une Valladolid y Soria a su paso por el mencionado municipio burgalés. Afamada carretera en cuanto a la polémica derivada de las obras pendientes de ejecución que vienen prolongándose desde hace ya varios años.

Fuente: Rutadelvinoriberadelduero.es

Más info: José Ignacio Sánchez Rivera (2010): Los Puentes de la Ribera Burgalesa. Diputación Provincial de Burgos. 

Muy interesante la Exposición realizada en el Centro Cívico «Villa de Roa»: «Puentes singulares de la Provincia de Burgos; unir orillas, abrir caminos».

Más info en Burgos conecta: «Los puentes más singulares de la provincia de Burgos se exponen en el Consulado del Mar».

 8 visualizaciones totales,  2 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Celebramos el rostro femenino del Pueblo de Dios en Bellavista. «Mujeres nuevas».
Primeras Comuniones en Bellavista. Cristo vive en mí, Aleluya.
Matrimonios Jóvenes: «ama y camina». Contagia la alegría del amor en familia.

Deja tu comentario

*