San Agustín

Agustinas de vida contemplativa en España (I). Seducidas por la Belleza.

Comparte

Los conventos de vida contemplativa son centrales de energía espiritual (San Juan Pablo II). 

Agustinas Nuestra Señora de Gracia. Madrigal de las Altas Torres, Ávila.

Donde nació la Reina Isabel la Católica. Agustinas: Video (minutos 1:35-8:10):

En la localidad de Madrigal de las Altas Torres, provincia de Ávila (Castilla y León), podemos visitar el Monasterio de las MM. Agustinas Nuestra Señora de Gracia, antiguo Palacio Real de don Juan II y Casa Natal de Isabel la Católica.  Declarado Bien de Interés Cultural (BIC) el 21 de septiembre de 1942.

Esta localidad, Madrigal de las Altas Torres (Ávila), es el inicio de la “Ruta de Isabel la Católica”, que recorre todos los lugares de interés en la vida de esta reina, Isabel I de Castilla. Nace Isabel el 22 de abril de 1451 en el antiguo Palacio Real de don Juan II, que hoy ocupa el Monasterio Nuestra Señora de Gracia, lugar que recibe actualmente la visita de turistas y curiosos para descubrir un poco mejor la historia de la conocida históricamente como Isabel la Católica, sobre todo tras la emisión en TVE de la serie sobre su vida “Isabel”.

La comunidad

Este monasterio de las MM. Agustinas pertenece a la Orden de San Agustín. Su régimen de vida es de clausura, dedicándose a la vida contemplativa, aunque parte de su tiempo lo dedican a enseñar el monasterio a las visitas turísticas. Horario de misas al público: de lunes a sábado a las 19:00 horas y los domingos y festivos a las 11:00 horas.

Convento de Santa María de Gracia. Agustinas de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Acaban de grabar un disco de cantos religiosos en suajili, algo poco sorprendente si se tiene en cuenta que este convento andaluz lo habitan 16 monjas llegadas desde Kenia y Tanzania. Junto a otras seis españolas, forman una nutrida comunidad de religiosas agustinas, con la más joven de 22 años y, la más longeva, de 93. «Conocimos a un sacerdote africano y él habló en su parroquia de nosotras. Primero vinieron dos chicas… y el boca a boca hizo lo demás», señala la madre Fátima, jerezana y superiora que ríe cuando recuerda cómo sus hermanas han aprendido español con deje gaditano.

Situado en el casco antiguo de Jerez de la Frontera, el convento lleva sempiterno desde 1526, cuando una vecina, doña Francisca de Trujillo, donó su casa y sus tierras para que la orden de san Agustín estuviera presente en la localidad. Del siglo XVI aún se conservan el templo y un mirador del edificio; lo demás se ha ido restaurando a lo largo de los siglos. Aunque nunca ha sufrido graves vicisitudes: el único momento en el que las monjas salieron de esas cuatro paredes fue en el siglo XVIII, cuando 14 de ellas se rebelaron contra la abadesa porque no querían al nuevo administrador, llegado desde Badajoz. «Estuvieron un año fuera, pero luego volvieron», recuerda la superiora.

Conocidas en toda la comarca por sus excepcionales dulces (especialmente los mantecados de vainilla y los pestiños), las agustinas han vuelto a coger aguja e hilo para «sobrevivir también con la costura», porque la repostería de momento se ha quedado relegada a vecinos y visitantes, «aunque estamos haciendo una página web y mandamos pedidos a toda España». No es el azúcar el único reclamo: la imagen de santa Rita, venerada cada lunes, y el famoso Niño Jesús milagroso, que lleva junto a ellas desde su fundación y despierta devoción en toda la provincia, hacen que siempre haya fieles a las puertas de este humilde y africano convento.

Fuente: Alfa y Omega. Cristina Sánchez Aguilar.

Monjas Agustinas San Mateo. Castellón.

Una comunidad de monjas contemplativas que sigue a Jesús según el carisma de San Agustín.

Hemos sido llamadas por Cristo a ofrecerle nuestras vidas en una comunidad monástica y agustina. En ella, al compartir nuestra vida con otras hermanas a las que no conocíamos, pero que ahora son nuestras hermanas, descubrimos como la vida de comunidad -uno de los rasgos específicos de nuestro carisma agustino- es una gran riqueza; cada hermana aporta sus dones, talento, personalidad. Las ancianas son estimulo, de ellas admiramos su sabiduría y experiencia; nuestras hermanas más jóvenes traen un sentido fresco de celo y energía; mientras las hermanas más experimentadas traen el ejemplo de perseverancia y fidelidad.

Cada día, buscamos a Dios, por Cristo, bajo la guía del Espíritu Santo, a través de la oración litúrgica – que la madre Iglesia nos ha confiado-, a través de la meditación de la Palabra de Dios y la vida interior que alimentamos con el silencio y el recogimiento propios de nuestra vida monástica.

Agustinas de la Conversión. Sotillo de la Adrada, Ávila.

El pasado 6 de octubre de 2018, la hermana María del Carmen y la hermana Ana tomaron el hábito agustino en el seno del Monasterio de la Conversión de Sotillo de la Adrada (Ávila), una comunidad surgida en 1999 y con numerosas vocaciones jóvenes.

La Comunidad quiere ser una propuesta  de una nueva presencia agustiniana desde la fraternidad apostólica, desde la contemplación, el estudio y la evangelización haciendo del Monasterio un lugar de oración, de conversión y de comunión, tanto para los miembros de la Orden de San Agustín como para toda la Iglesia.

Comunión y Conversión

«Que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo creaque tú me has enviado” (Jn 17, 21)

Comunión y Conversión. Dos llamadas que se convierten en una sola: hacer de la Unidad, de la Comunión, nuestra Palabra de Conversión para el hombre, porque solo desde la unidad puede darse un testimonio creíble y ella es, a la vez, una provocación tan potente, en un mundo tan individualista y tan deseoso de amor como el nuestro, que puede hacer emerger la pregunta sobre Dios y la necesidad de volver a Él.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
34 años sirviendo al Pueblo de Dios. Alabanza y gratitud.
Santa Rita, religiosa agustina, abogada de imposibles. 22 mayo.
Semana Santa en familia, en casa, Iglesia doméstica. Recursos pastorales.

Deja tu comentario

*