Catequesis Papa Francisco

La oración es “un cruce de miradas entre dos personas que se aman”. Francisco.

Comparte

Reflexionar sobre el Padrenuestro ayuda a rezar cada vez mejor.

Francisco ha retomado las catequesis sobre el Padrenuestro, que había interrumpido para comentar sus viajes a Panamá y Emiratos Árabes Unidos.

Ha dicho que reflexionar sobre el Padrenuestro ayuda “a rezar cada vez mejor” y que la verdadera oración es como “un cruce de miradas entre dos personas que se aman: Dios y el hombre”.

Explicó que la oración no es un monólogo sino un diálogo con Dios y que el cristiano, cuando reza, debe llevar consigo “a las personas y a las situaciones que vive, y hace propios los sentimientos de Jesús”.

RESUMEN DE LA CATEQUESIS DEL PAPA EN ESPAÑOL

“Queridos hermanos y hermanas:

Seguimos con la catequesis sobre el Padrenuestro para aprender a rezar cada vez mejor. La verdadera oración es la que se realiza en el secreto del corazón; es un diálogo silencioso, como un cruce de miradas entre dos personas que se aman: Dios y el hombre.

Jesús nos enseña a rezar con el “tú”, y no con el “yo”; porque la oración cristiana es confidencial pero también es diálogo. En la oración del Padrenuestro decimos: «Sea santificado tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad». Y en la segunda parte pasa al “nosotros”: «danos el pan de cada día, perdona nuestras deudas, no nos dejes caer en la tentación, líbranos del mal». La oración cristiana no es individualista, sino que es un diálogo con Dios, desde y con la comunidad de hermanos y hermanas.

El cristiano cuando reza lleva consigo a las personas y las situaciones que vive, y hace propios los sentimientos de Jesús, que siente compasión de cuantos encuentra en su camino. También nosotros cuando rezamos tenemos presentes a aquellas personas que no buscan a Dios, porque Jesús no ha venido a salvar solo a los justos, sino a todos.

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española venidos de España y Latinoamérica. Los animo a pensar cómo es el diálogo que tienen con el Señor y a seguir el ejemplo de Jesús para rezar de forma concreta, recordando a aquellos que tienen a su lado y aman, como también a aquellos que no quieren tanto. Necesitamos aprender de Dios que es bueno con todos.

Que Dios los bendiga. Muchas gracias”.

Fuente: Rome reports.

Francisco: Ante Dios no sirven maquillajes. Él nos conoce como somos.

El Papa fue recibido en la audiencia general con esta canción entonada por un grupo de escolares. Recordaban las tres reglas que Francisco enseña para un matrimonio feliz: que no sean invasivos, que se den las gracias y que se pidan perdón mutuamente.

El paso del Papa por el pasillo del Aula Pablo VI fue dejando escenas de todo tipo:

Firmó la tesis doctoral de un sacerdote de la India…

… bendijo al bebé de una mujer embarazada… y también saludó con afecto a este niño a quien le entregó un rosario.

A continuación el Papa retomó su catequesis sobre el Padrenuestro. Explicó que esta oración encierra la clave para tener una relación sincera con Dios, ante quien no se puede fingir porque conoce al hombre mejor que nadie.

FRANCISCO
“Es imposible. Ante Dios no hay maquillaje que sirva. Dios conoce nuestra conciencia así como es, al desnudo. No se puede fingir”.

El Papa explicó que el Padrenuestro ayuda a hacer oración. Este es el lugar donde cada cristiano tiene un encuentro personal con Dios. Un diálogo donde no es necesaria la elocuencia.

FRANCISCO
“El hombre y Dios cruzan sus miradas. Eso es la oración. Mirar a Dios y dejarse mirar por Dios. Eso es rezar. ‘Pero padre, yo no digo nada’. Pero mira a Dios y déjate mirar por Él. Es una oración una hermosa oración”.

El Papa explicó que la oración del cristiano no debe ser individualista. De hecho desafió a los peregrinos presentes con una pregunta: averiguar qué palabra falta en el Padrenuestro.

FRANCISCO
“¿Cuál es la palabra que falta en el Padrenuestro que rezamos todos los días? Falta la palabra ‘yo’. Nunca se dice yo. Una vez el capellán de una cárcel me hizo una pregunta: ‘Me diga usted, padre, ¿cuál es la palabra contraria al ‘yo’?’. Yo, ingenuo, le dije: ‘Tú’. ‘No, ese es el inicio de la guerra. La palabra contraria al ‘yo’ es ‘nosotros’, donde hay paz, todos juntos’. Es una hermosa enseñanza la que recibí de ese sacerdote”.

Como suele ser habitual el Papa clausuró la catequesis saludando a recién casados y enfermos. La bendición final la llevó con una estola especial: una estola hecha por mujeres indígenas. 

Fuente: Rome reports. 

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Oratorio de niños: 30 años de experiencia de encuentro con Dios por la Palabra.
Los jóvenes, el ahora de Dios. Como María, «influencer», alma misionera.
Encuentro con Madres y Padres de Niños Bautizados (EPNB) en Bellavista.

Deja tu comentario

*