Jóvenes Recursos Sacramentos

Jaqui Lin, la joven que canta a Dios en Factor X.

Comparte

Sus dones recibidos al servicio de la evangelización.

Jaqui Lin, cantante católica que se ha convertido en la última sorpresa del programa Factor X. Radio María. Rompiendo moldes. (2-6-2024).

«Una loca por Cristo» 🤩🕊

Jaqui Lin en su Instagram

Jaqui Lin es una joven cantante española que en mayo de 2024 ha participado en el concurso televisivo Factor X, en Telecinco. En este espacio ha interpretado dos canciones dedicadas explícitamente a Dios: «Gloria a Dios» y «Dónde estará», que puedes escucharlas en esta entrevista. En esta conversación Jaqui Lin nos ha contado cómo una peregrinación a Medjugorje le hizo renovar su fe y apostar definitivamente por emplear los dones recibidos -tiene una gran voz- al servicio de la evangelización.

Jaqui Lin. Gloria a Dios. ‘Factor X’. MEDIASET.

Escribí Gloria a Dios pensando en todas esas noches en las que me iba a hacer Adoración Eucarística mientras mis amigos salían a bailar. Cantar esta canción con tanta Verdad ha sido un regalazo! Gloria a Dios siempre! Y a la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Que bailen los corazones!

Jaqui Lin – Instagram

Estreno de ‘Factor X’ en Telecinco: La actuación de Jaqui Lin que viene a ‘evangelizar’

Jaqui Lin brilla en ‘Factor X’ con su canción cristiana y deja alucinando a Abraham Mateo: «Sentí que Dios me llamaba a una misión con mi voz».

Jaqui Lin es una joven cristiana que tiene claro donde está su fe: en ‘Factor X’. «Quiero seguir siempre la voluntad de Dios», asegura en su presentación, para después señalar que aspira a «llegar al cielo». Un cielo que quiere alcanzar en este show musical, al cual entra con muchísimas ganas y que afronta con gran emoción. Y es que acude a ‘Factor X’ a «evangelizar» con su música.

Para lograr convencer al veredicto, Jaqui Lin ha escogido una canción suya propia llamada ‘Dónde estarás’, que nació a raíz de una experiencia espiritual que tuvo: «Sentí que Dios me llamaba a una misión en concreto, con ese don que me ha regalado, que es la voz». A partir de ahí, la joven se dio cuenta que debía llevar a todos los corazones posibles sus experiencias personales «junto con su misericordia». Y es precisamente lo que ha venido a hacer a ‘Factor X’.

Fuente: telecinco.es

“¡Vengo a evangelizar!”, dijo, y se arrancó con una canción que pasmó al jurado

¡Vaya campanazo musical! Por todos lados ahora se habla de la cantante católica Jaqui Lin, quien el pasado 13 de abril sorprendió al jurado de Factor X con su extraordinaria interpretación del tema “¿Dónde estarás?”, mismo que contiene frases como “Vivo mi soltería como una comprometida, no tengo anillo ni prisa, sigo a la Virgen […]

¿Quién es Jaqui Lin?

Jaqui Lin, la chica que se presentó en Factor X y dijo abiertamente ante millones de miradas “he venido a evangelizar”, nació en Cataluña (España) hace 30 años, y si hay cosas que le gustan en la vida son cantar, componer, escribir, customizar, pintar, y siempre trata de encontrar un momento para rezar y orar.

En cuanto a sus convicciones religiosas, entrevistada por ReligionEnLibertad, Jaqui Lin señaló que siempre ella y su familia siempre han sido creyentes, pero ahora más. En su caso, fue hace unos diez años que empezó a sentir una gran necesidad de saber más acerca de Dios, por lo que cierto día le pidió a un amigo que le regalara una Biblia.

“Empecé a leerla con devoción, también me iba muchos días a Misa, a rezar… Bueno, fui descubriendo y entendiendo muchas cosas. Ha sido un proceso de evolución y discernimiento personal muy grande. Aún así, siento que la impronta de Dios ha estado y está muy presente en mí desde que nací”.

¿Quién es Dios para Jaqui Lin?

“Para mi Dios -dice la cantautora-, es el Todopoderoso. El Señor, Jesús, es mi mejor amigo, el que me da los mejores consejos, el que siempre me escucha, el que nunca me abandona, el que me enseña, el que me espera, el que me guía para seguir siempre su voluntad. Que lo hieran, me destroza. Lo amo con todas mis fuerzas y trato de ofenderle lo menos posible.

Jaqui Lin señala que fe es un don y que ella ha tenido la gracia de tenerlo siempre, por lo que invita a quienes no lo tienen a pedírselo a Dios, porque cuando hay fe hay más amor, más aceptación y la vida es otra cosa totalmente distinta.

Refiere que los santos de su devoción son Santiago Apóstol y Santa Teresita de Lisieux, aunque también suele rezarle a san José, y más recientemente ha descubierto a San Giuseppe Moscati, el doctor de los pobres, a quien le gustaría parecerse por la admiración que le tiene.

Quiso ser monja

La cantante catalana también pasó por el programa de televisión “Quiero ser monja” mientras cursaba la carrera de Filosofía. “Me encontraba en un momento muy efervescente, viviendo mi fe; tenía muchas ganas de compartir con el mundo lo que había descubierto. Tuvimos el privilegio de conocer la vida de las religiosas y fue maravilloso saber cuál es su misión.

Hoy, sin embargo, Jaqui Lin siente firmemente que lo suyo es escribir canciones que den gloria a Dios, que conecten con todo el mundo, canciones para todos los corazones. “Mi música -dice- es el reflejo de mi corazón, donde cuento mis experiencias de vida, siempre impregnadas de esa riqueza espiritual. “Lo que rebosa el corazón, lo habla la boca”.

“Antes de participar en Factor X, yo ya estaba escribiendo y produciendo mi nuevo proyecto; de hecho, la canción “¿Dónde estarás?” ya había salido en todas las plataformas. Cantarla en Factor X me ha permitido conectar con más público y dar más visibilidad a mi propuesta”.

Jaqui Lin actualmente trabaja en un nuevo proyecto, escribiendo y produciendo nuevas canciones. “Mi ilusión es llegar al máximo número posible de corazones, ser instrumento de Dios para la conversión de aquellos que todavía no reconozcan a su Padre celestial. Dónde Él me lleve ahí estaré para ser testimonio de vida y de fe”.

Fuente: desdelafe.mxVladimir Alcántara Flores – 23 abril 2024.

La Verdad, última canción presentada el 6 junio 2024

Jaqui Lin – La Verdad. Una canción muy íntima y especial. Un diálogo con Jesús.

Jaqui Lin, la artista católica que «dejó mudo» al jurado de Factor X: «Canto para dar gloria a Dios».

La cantante atiende a ReL y habla de Hakuna, Effetá y de su «conversión» gracias a Verástegui.

Jaqui Lin

«Recuerdo pedirle a un amigo que me regalara una Biblia. Empecé a leerla con devoción, también me iba muchos días a Misa, a rezar…, bueno, fui descubriendo y entendiendo muchas cosas», comenta la artista.

La gente que había en el plató de Factor X -el famoso talent show de Telecinco-, y los millones de usuarios detrás de las pantallas de televisión, ordenador, móvil… se quedaron boquiabiertos el pasado miércoles 17 de abril al escuchar la extraordinaria interpretación de la canción ¿Dónde estarás?, hecha por una artista treintañera, de origen catalán, de voz dulce, y apodada Jaqui Lin (puedes escuchar aquí la canción).

Las redes sociales se convirtieron entonces en un hervidero, y no dejaron de comentar las frases más curiosas de la canción: «Vivo mi soltería como una comprometida, no tengo anillo ni prisa, sigo a la Virgen María», «saldré a viajar y a San José le voy a rezar«, o, sin duda, el momento más impactante de la noche, el «Padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad (pa-ra, pa-pa-pa)».

Vanesa MartínAbraham MateoWilly Bárcenas y Lali Espósito -el jurado del programa-, fueron otros de los que alucinaron con la actuación de Jaqui Lin. Bárcenas (Taburete) aseguraba que le había «encantado»: «Ole tú por hacer una letra que probablemente no va con los tiempos que corren y demás. Pero son tus ideas y las defiendes en tu canción».

Mientras que Lali Espósito subrayaba que es «muy emocionante siempre cuando alguien cree en algo, defiende algo y le pone su impronta a eso en lo que cree. Nos trajiste algo inesperado. Te felicito un montón. Es muy especial lo que haces».

Abraham Mateo, tras destacar que la afinación había sido perfecta, levantó las manos al cielo y dijo: «No sé si es una cosa de Dios…», cuando, Jaqui Lin, se dirigió a él, y le propuso: «Hace unos meses empecé a producir canciones como las que habéis escuchado ahora. Y tengo una canción que es una rumba, que se va a llamar ‘Gloria a Dios’. Y me encantaría de corazón que la produjeras tú». A lo que, Mateo, sin pensárselo, dijo que sí.

Pero, ¿quién es realmente Jaqui Lin? La chica que se presentó en Factor X con un «quiero seguir siempre la voluntad de Dios» y he venido para «evangelizar». Es más, que para convencer al jurado, escogió una canción que nació de una experiencia espiritual: «Sentí que Dios me llamaba a una misión en concreto, con ese don que me ha regalado, que es la voz«.

Jaqui Lin (@jaqui.lin) atiende a ReligiónEnLibertad para hablar de su relación con la fe, su vocación musical, los retiros de Effetá a los que acudió, sus vínculos con Hakuna y de su vuelta a Dios gracias a un testimonio del famoso actor mexicano Eduardo Verástegui. 

-¿Quién hay detrás del personaje de Jaqui Lin?

-Jaqui Lin es una joven de 30 años, la segunda de cuatro hermanos, que siempre ha vivido ensimismada con la vida. Muy genuina con todo lo que hace, nunca tiene tiempo de aburrirse. Le gusta cantar, componer, escribir, customizar, pintar, y siempre trata de encontrar un momento para rezar y orar. Porque este es el motor que le mueve y lo enciende todo.

»Jaqui Lin viene de mi nombre de pila, Jaqueline. Siempre me han llamado Jaqui, y quería que eso no se perdiera. Y Lin vendría a representar todo mi universo. Significa vida y crecimiento.

-Y, cuéntanos, ¿dónde naciste?, ¿en qué ambiente te criaste?

-Nací en Lérida, Cataluña (España), y he vivido en Andorra, Barcelona y Madrid. En estos momentos resido en el mejor lugar de todos, que es mi pueblo, El Pla de Sant Tirs (Lérida). Un lugar que podría ser el cielo en la tierra. Vivo rodeada de montañas, naturaleza, animales, y donde se respira mucha paz.

-Pero, ¿cuándo descubres que tienes un don para la música?  

-Empecé a cantar a los 12 años. A esa temprana edad le pedí a mi madre con mucho fervor que me llevara a algún lugar para cantar. Sentía muchas ganas de expresarme de esta manera, cantando. Y allí empezó todo. También estudié saxofón y solfeo, y más tarde arte dramático musical.

»La música siempre ha estado muy presente en mi vida. Siempre pensé que ese sería mi lugar. Cuando compongo, pueden pasar siete, ocho, nueve horas sentadas en una silla, que no me doy ni cuenta. El tiempo se paraliza y deja de existir. Es una sensación increíble. Hace dos años lancé mi primer álbum debut Mirando al Cielo. Y actualmente estoy lanzando sencillos de mi nuevo proyecto. Música para dar gloria a Dios y transmitir un mensaje de amor, fe y esperanza universal, con la única misión de arañar almas.

-¿Qué relación tienes con la fe? ¿Vienes de una familia católica?  

-Siempre he sido creyente. Mi familia también, pero, aunque hice la Comunión y la Confirmación, no éramos tan practicantes como lo somos ahora. En mi caso, cuando estaba en segundo de carrera, que tendría unos 20 años, sentí mucha sed de búsqueda. Mucha sed de saber más y de tener una relación mucho más cercana con Dios. Creo que esto empezó a suceder después de que escuchara el testimonio de conversión de Eduardo Verastegui. Y ahí, recuerdo pedirle a un amigo que me regalara una Biblia.

»Empecé a leerla con devoción, también me iba muchos días a misa, a rezar…, bueno, fui descubriendo y entendiendo muchas cosas. Ha sido un proceso de evolución y discernimiento personal muy grande. Aún así, siento que la impronta de Dios ha estado y está muy presente en mí desde que nací.

-¿Nos puedes contar dónde vives la fe? ¿Tienes algún grupo, comunidad, parroquia…?

-Siempre he vivido la fe de una manera muy independiente y personal. Cuando era más jovencita, no conocía ningún grupo de jóvenes cristianos, tampoco tenía demasiados amigos ni conocidos que lo fueran, pero eso no me restaba tampoco. Siempre sentí una fortaleza muy grande. Fue mucho más tarde cuando me hablaron de grupos como Hakuna y ahí pude conectar con personas que compartíamos la fe.

-¿Quién es Dios y la fe para ti?

-Para mi Dios es el Todopoderoso. El Señor, Jesús, es mi mejor amigo, el que me da los mejores consejos, el que siempre me escucha, el que nunca me abandona, el que me enseña, el que me espera, el que me guía para seguir siempre su voluntad. Que lo hieran, me destroza. Lo amo con todas mis fuerzas y trato de ofenderle lo menos posible. La fe es un don y yo he tenido la gracia de tenerlo siempre. Invito a todo aquél que no lo tenga a pedirlo. Porque cuando hay fe, hay más amor, más aceptación y la vida es otra cosa totalmente distinta.

-¿Hubo un momento determinado en el que te acercaste más a Dios? 

-Sí. Como comentaba anteriormente, mi conversión más profunda de fe empieza cuando tenía unos 20 años. Hice un viaje a Medjugorje, y allí tuve una experiencia muy especial a través del sacramento de la confesión. El sacerdote que me confesó me dijo que tenía el don de poder arañar almas. Vio en mi un alma muy pura.

»Me dio las gracias porque, en esos días, dónde éramos más de 40.000 jóvenes de todo el mundo, vio en mi mirada a Jesús y yo también lo vi en la suya. Fue algo increíble que no se puede explicar con palabras. También me mandó tomar una decisión, dolorosa en ese momento, y al sentir que esas palabras venían del Jefe y de Nuestra Madre de cielo, le hice caso, y esa fue una prueba que marcó mi fe y firmeza por querer seguir la voluntad de Dios. Seguirla no siempre es fácil, ya que estamos apegados a muchas cosas, incluso a personas, pero Dios sabe lo que nos hace bien. Así que hay que escucharle y confiar. Mi frase favorita es Fiat voluntas tua.

-Por cierto, ¿quiénes son tus santos preferidos?

-Tengo especial devoción por Santiago Apóstol (mi santo), me reconozco un poco en cómo vivía la santidad Santa Teresita de Lisieux. También le rezo a San José. Y, recientemente, he descubierto a San Giuseppe Moscati, el doctor de los pobres, a quién admiro y me gustaría parecerme.

-Tu Instagram dice que has participado en Effetá, ¿cómo te ayudaron esos retiros?  

-Sí, he participado un par de veces. Me lo propusieron y fui a ver en qué consistía. Creo que es un buen lugar para aquellas personas que quizás están un poco frías de Dios o necesiten un momento de encuentro, ya que el hecho de ver a otros jóvenes que comparten la misma necesidad y los mismos valores de fe hace que te sientas en familia y muy bien acogido. Cada retiro aporta algo distinto. Los que se sientan llamados a ir que no se lo piensen. Dios les tendrá algo preparado que les hará mucho bien.

-Estuviste también en un programa llamado «Quiero ser monja»… ¿cómo surgió esa oportunidad? ¿Por qué decidiste participar?

-Esta experiencia se me presentó en un momento dado, cuando estaba estudiando la carrera de Filosofía. Yo me encontraba en un momento muy efervescente viviendo mi fe y tenía muchas ganas de compartir lo que había descubierto con el mundo. Tuvimos el privilegio de conocer la vida de las religiosas y fue maravilloso saber cuál es su misión realmente. La importancia de la oración.  

-A todos estos programas le aportas un componente religioso… ¿consideras tu arte una especie de apostolado para el mundo?  

-Sí. Siento que Dios quiere que utilicemos nuestros dones para ayudar al prójimo. «En el atardecer de la vida seremos examinados en el amor», como decía San Juan de la Cruz.

»Me siento llamada a escribir canciones que den gloria a Dios, que conecten con todo el mundo, ya que son canciones para todos los corazones, y que sean éstas las que hagan pensar. Mi música es el reflejo de mi corazón, donde cuento mis experiencias de vida, siempre impregnadas de esa riqueza espiritual. «Lo que rebosa el corazón, lo habla la boca». El Papa Francisco dijo que hiciéramos lío, ¿no?

-¿Cómo se puede vivir la fe en un mundo como el de la televisión? ¿Qué te dicen el resto de músicos, los cámaras…? 

-Siempre hay lugar para un rayo de luz cuando se abre una brecha. Solo alguien que viva su fe con firmeza y rectitud es capaz de llevar su mensaje al mundo entero. Y, por supuesto, estando dispuesto a recibir cualquier tipo de respuesta y/o humillación, porque a Jesús también lo humillaron. Lo que ha ocurrido con el equipo de Factor X ha sido increíble.

»Estaban fascinados con la canción ¿Dónde estarás?. Me enseñaban vídeos que grababan en el coche de camino a los estudios de Mediaset, cantándola. Todos se la sabían. Veían mi propuesta como algo nuevo y muy auténtico. Canciones que conectaban con todo el equipo, por sus producciones y arreglos, y a la vez que transmitían un mensaje super íntimo y explícito, sin tapujos.

-¿Cómo se te ocurrió la idea de cantarle a Dios y a la Virgen?  ¿Qué repercusión ha tenido? ¿Qué te ha dicho la gente? 

-Antes de participar en Factor X, yo ya estaba escribiendo y produciendo este nuevo proyecto. De hecho, la canción ¿Dónde estarás? ya había salido en todas las plataformas. Cantarla en Factor X me ha permitido conectar con más público y dar más visibilidad a mi propuesta. La repercusión ha sido buenísima. Recibí muy buenos comentarios por parte del jurado y Abraham Mateo dijo que quería trabajar conmigo. 

-Para terminar, ¿qué planes de futuro tienes? ¿Dónde te gustaría llegar?

-Actualmente sigo trabajando en mi proyecto, escribiendo y produciendo nuevas canciones. Mi ilusión es llegar a los máximos corazones posibles. Ser cooperadora de Dios e instrumento para la conversión de aquellos que todavía no reconozcan a su padre celestial. Dónde Él me lleve ahí estaré para ser testimonio de vida y de fe.

Fuente: religionenlibertad.com -Juan Cadarso – 23 abril 2024

JAQUI LIN: POR QUÉ COMPONE PARA DIOS

[9:15] Aunque ya tenía una incipiente carrera, Jaqui Lin se dio a conocer para el gran público con su participación en Factor X, donde interpretó una canción, ¿Dónde estarás?, que es toda una profesión de fe e incluye un Padre Nuestro. En esta entrevista de El Debate habla del papel de Dios en su vocación musical y del impacto que tuvieron en ella unas palabras de Eduardo Verástegui y su confesión con un franciscano en Medjugorje.

Fuente: religionenlibertad.com

«No quiero ser la número uno de nada, solo quiero ir al Cielo y arañar almas» | ¿Quién es Jaqui Lin?

Jaqui Lin nos habla de «la historia de amor más increíble que jamás ha vivido».

Esta joven cantante y artista católica ha recorrido un súper interesante camino de crecimiento personal y espiritual (con todas sus maravillas, sus renuncias, exigencias, altibajos y regalos) hasta el momento de su vida actual por el que no puede más que cantar ‘Gloria a Dios’.

Hasta el ‘boom’ tras su participación en un talent de máxima audiencia (Factor X), el viaje de Jaqui Lin es sorprendente.

Ahora empieza a ser muy popular con sus canciones, historias sencillas inspiradas en su propia experiencia de fe y vida, sin complicaciones pero tan contundentes que resulta muy difícil no seguirle el ritmo, da igual si quien escucha es creyente o no.

Y ella lo tiene claro: dócil a la voz de Dios, no quiere ser número uno de nada, solo llegar al Cielo y, mientras tanto, «arañar» tantas almas como pueda con sus composiciones y con su voz.

Para Jaqui Lin (Jaqueline) lo que de verdad importa es cómo Dios ha ido obrando en su vida, cómo le ha dibujado un itinerario, pausado, lleno de caricias y de señales, sin estridencias, hasta revelarle lo que tenía pensado para ella: “arañar almas” a través del don de la fe y el don de la voz.

Recuerda una infancia feliz, en una familia creyente aunque no practicante, y «con un mundo interior muy rico».

Nos cuenta cómo siempre ha sentido que Dios le pedía ser de una forma concreta. Rezaba muy profundo por las noches un Padrenuestro mirando desde su litera a las estrellas pegadas al techo de la habitación

Desde su Primera Comunión le acompaña una alianza que, incomprensiblemente, nunca ha perdido aunque le va bastante grande (somos testigos), mínimo dos tallas.

Jaqui quedó impactada por el testimonio de conversión y compromiso del famoso actor y director de cine Eduardo Verástegui. Ella cuidaba su pureza y tenía su relación con Dios, pero  vivía rodeada de gente no creyente… Y pensó: «Wow, no estoy sola en esta historia!»

Mucha sed de más 

Poco después sintió la necesidad de ir a la Fuente. Quiso una Biblia y se dejó atrapar por la lectura del Nuevo  Testamento.

Siguió caminando y fue entrando de lleno (siempre dulcemente, poco a poco) en el misterio de los Sacramentos, de la oración, de la Adoración, del santo rosario.

Un cambio de rumbo y mucha paz 

Jaqui se considera siempre responsable, trabajadora, constante y atenta a los demás y, en particular, sensible a las injusticias y al corazón de los más débiles.

Confiesa entre risas que nunca le ha gustado estudiar, pero no ha dejado de hacer lo que debía hacer en cada momento.

De siempre también ha sido capaz de ser feliz con muy poco, porque puede ver la belleza en los más pequeños detalles.

Un día de forma casual, Jaqui Lin descubrió que tenía un don. Con su voz podía hacer cosas que sus hermanas no eran capaces de hacer.

La grandeza del Señor y sus tiempos

Entre estudios, formación, tiempos de  silencio y conversación con Dios, Jaqui empezó a hacer cambios progresivos en su vida para sentirse más en sintonía con el Señor. “Cuidar todos los sentidos me ha hecho llegar a sentirme más libre y más sana”, dice la joven cantante.

El poder arrollador y sanador de la Confesión llegaría a conocerlo Jaqui Lin de forma insospechada en Medjugorje.

Le habían regalado un viaje por su cumpleaños en pleno Festival de la Juventud y, entre 40.000 almas que peregrinaban en aquel lugar, con filas interminables para confesar, ella pudo vivir un encuentro casi sobrenatural, ajenos al mundo, intercambiando secretos y lágrimas del corazón, con un fraile franciscano un poco como el Padre Pío.

Tenía el don de leer en las almas

“Lo que ocurrió allí no se puede explicar con palabras”, dice Jaqui Lin emocionada solo con recordarlo. Aquel fraile le dijo que ella tenía “el poder de arañar almas”, pero para poder emprender la misión, antes se le exigía una renuncia.

Cuando regresó de Medjugorje, tocaba ponerse a hacer los deberes. Pero sobrevino un año duro, sin motivación, sin inspiración.

Había que terminar de sanar alguna herida.  Al final volvió la luz, y en su corazón floreció una ilusión muy clara y determinante para su futuro.

Por dónde empezar? «Mirando al Cielo» 

A los 25 años se lanzó a la aventura de producir su primer disco. Jaqui no tenía ni idea de por dónde empezar. Así que, otra vez, el Señor le iría poniendo pistas por el camino. “Mirando al cielo” vería la luz 3 años después.

Ese trabajo es reflejo del aprendizaje de Jaqui Lin, fruto de sus descubrimientos, de su esfuerzo, de su docilidad y del proceso que le ha llevado a una amistad muy especial con Dios.

Entrar en un talent con un Padre Nuestro… ¿no es un milagro?

La historia de Amor más increíble, como ella dice. Jaqui es la primera sorprendida con “la grandeza del Señor y sus tiempos”. Él “nos pide cosas sencillas y concretas”.

Con 30 años, en su camino se cruzó un Factor X con el que no contaba.

Cuando le propusieron presentarse a este conocido talent (concurso de talentos), pensaba que esa llamada no era para ella.

Estaba en un momento de su vida tranquila, componiendo, compartiendo poco a poco con cada vez más gente sus canciones.

Tal vez una tormenta ¿en medio de la calma?

Pero entonces también pasó algo determinante. “Sentí que me decía: es momento de que esto salga a la luz y toques corazones” dice Jaqui Lin.

Superó el casting entre más de 5.000 aspirantes con tres temas: Aleluya’,’ Salmo 23′ y un tema compuesto por ella:  “Dónde estarás”.

Jaqui sabía de sobra que se presentaba a un programa de televisión de máxima audiencia (y poco católica) con una propuesta muy arriesgada: hablar de lo que significa Dios en su vida.

Una sorpresa mayúscula. Se habían quedado «hipnotizados»

En el breve tiempo que estuvo dentro de la competición y con sus audiciones, Jaqui Lin pudo ser testigo de cómo se coreaban sus canciones, incluido el Padre Nuestro en el tema ‘Dónde estarás’ y el pegadizo estribillo de ‘Gloria a Dios’.

Jaqui dice que el Espíritu Santo está siempre en el proceso creativo de sus canciones. “Me ha susurrado una fórmula mágica”, asegura.

En este momento, lo que ella pretende es sólo que todos se pregunten ‘Dónde estarás’, que griten ‘Gloria a Dios’ y que vivan ‘La Verdad’.

Por eso ahora, sigue cantando y componiendo para arañar todas las almas que pueda, «sobre todo las más necesitadas».

Así es Jaqui Lin, y así nos lo ha contado.

Fuente: matermundi.tv

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
7 cantantes de rock que han hablado de los sacramentos
El líder se hace. Academia de Líderes Católicos en Uruguay.
Pastoral de Juventud y Adolescencia Huelva.JMJ Lisboa 2023.Quique Uzcátegui.

Deja tu comentario

*