Familia y vida

Encuentro Mundial de Familias. Dublín, Irlanda 2018. Oración.

Comparte

Oración oficial EMF 2018.

Encuentro Mundial de las Familias 2018 en Dublín, Irlanda del 21 al 26 de Agosto.

Dios, Padre nuestro,
Somos hermanos y hermanas en Jesús, tu Hijo,
Una familia, en el Espíritu de tu amor.

Bendícenos con la alegría del amor.

Haznos pacientes y bondadosos,
Amables y generosos,
Acogedores de aquellos que tienen necesidad.
Ayúdanos a vivir tu perdón y tu paz.

Protege a todas las familias con tu cuidado amoroso,
Especialmente a aquellos por los que ahora te pedimos:

[Hacemos una pausa y recordamos a los miembros de la familia y a otras personas por su nombre].

Incrementa nuestra fe,
Fortalece nuestra esperanza,
Protégenos con tu amor,
Haz que seamos siempre agradecidos por el regalo de la vida que compartimos.

Te lo pedimos, por Jesucristo nuestro Señor, Amén.

María, madre y guía, ruega por nosotros.
San José, padre y protector, ruega por nosotros.
San Joaquín y Santa Ana, rueguen por nosotros.
San Luis y Santa Celia Martín, rueguen por nosotros.

Visita el sitio web para más información.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
El reto de acompañar en el duelo y la pérdida. Las diversas caras del duelo.
Veranos de pueblo en familia. Disfrutando los orígenes y la sabiduría de siglos.
«Oración en familia» en Bellavista con Familias Invencibles Onubenses (FIO).
2 comentarios
  • Josico+Susana
    3 septiembre, 2018 al 6:52 pm

    Una magnífica experiencia de Iglesia. Una Iglesia abierta, una Iglesia en la que entramos todos, de todas las razas, condiciones, lugares, edades, vocaciones… pesar de nuestras diferencias, a pesar de nuestras debilidades… esta es SU IGLESIA, imperfecta pero viva, como esa primera comunidad de apóstoles… por eso sigue aquí tras más de dos mil años… porque el Espíritu Santo sigue «soplando» y en definitiva, eso es lo que hemos vivido en Dublín

  • Ruben Dario Lopez
    23 agosto, 2018 al 11:32 am

    Estamos participando del EMF, recién comienza el segundo día y hasta ahora es extraordinario, los talleres, los testimonios, el compartir con otros de distintas partes del mundo, nos abre la cabeza y sobre todo el corazón, nos introduce en un desafío gozoso, en primer lugar nuestra propia conversión para ser verdaderos testigos de ser iglesia de Jesús nuestro Señor y trabajar con todas las familias en sus distintas realidades.

Deja tu comentario

*