Misión

Vigilia de la Inmaculada en Bellavista. «¡María, la alegría del anuncio!».

Comparte

Portada: – Sara Bargueño Gafo. Inmaculada, Madre.

¡Qué alegría la de María y la nuestra: somos hijos de Dios y de María!

Bendita sea tu pureza – Libertad | Hakuna Group Music.

El 7 de diciembre de 2022 hemos celebrado en la Parroquia de Nuestra Señora de Bellavista la Vigilia de la Inmaculada en honor a nuestra Madre del Cielo, María. Comparto con vosotros, amigos de CyC, algunos de los contenidos de la celebración. Unidos en oración.

José Luis Miguel González, OSA, párroco.

María es Madre de la Alegría

María es “Madre de la Alegría” porque recibió el
anuncio del plan de Dios de ser la madre del autor
de la alegría y de la vida. Alegría de saber que
Jesucristo te ama, que dio su vida para salvarte, y
ahora está vivo a tu lado cada día, para iluminarte,
para fortalecerte, para liberarte. En su “Magnificat” (Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador…), expresa su gozo y alegría, que no solo es externa, fruto de las circunstancias pasajeras de la vida, sino que es una alegría interior, profunda, que vence cualquier sufrimiento o dolor porque depende del
cumplimiento de la promesa, del anuncio de
Salvación que Dios le hizo a María; y hace a cada
hombre y mujer de hoy, también a ti.

A pesar de todas las dificultades, nuestra madre María brilló siempre por su alegría. Tenía muchos
motivos para ser una mujer alegre, confiaba en Dios, se sabía la Madre del Hijo de Dios y estaba convencida del anuncio que Jesús nos trae. Siempre confió en que todo lo que le ocurrió a su Hijo tenía un sentido, y vivió la alegría de la resurrección junto a los apóstoles.

Nosotros como cristianos debemos estar siempre alegres porque como María hemos tenido la inmensa suerte de que nos han anunciado y dado a conocer a Jesús, su mensaje de amor, y por ello, tenemos que transmitirlo a los demás, pero no de cualquier forma, sino con la alegría de saber que Cristo vive y te quiere vivo. El Señor quiere que siempre tengamos una sonrisa en la cara. Por eso Madre, hoy queremos que la sonrisa sea una constante en nosotros y queremos ser alegres como Tú. Por esa razón los cristianos nos reunimos en la víspera de la celebración de tu Inmaculada Concepción.

Primer parte: Invocación al Espíritu Santo

Canto: Espíritu Santo – Athenas – Música católica

Segunda parte: Vocación

Lucas 1, 26 – 38.

En el mes sexto, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel.
El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin».
Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco varón?».
El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible».
María contestó: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra». Y el ángel se retiró.

Tercera parte: Misión

Canto: De tu mano María – Krissya León.

Magníficat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia, como lo había prometido a nuestros
padres, en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Bendición final

Dios, que por su bondad has querido redimir a la humanidad por medio de la maternidad de la Virgen María, derrama sobre nosotros tu bendición para que podamos experimentar su protección y alcanzar la alegría espiritual y los premios eternos.

Canto: Contigo María – Athenas – Música Católica.

Fuente: accioncatolicageneral.esOs anunciamos una gran alegría… ¡Viene el Señor! – Págs. 10-19.

María

María, una joven que, ajena a lo que se le venía encima pero llena de confianza, se pone en manos de Dios. Ante la propuesta de ser la madre del Salvador “solo” puede responder un SI, tal era su FE. María al servicio de Dios y al servicio de los hombres. La que mejor nos puede ayudar (quizás por eso lo de María Auxiliadora) para el alto vuelo que nos espera con la llegada de Jesús. 

» Desde los primeros siglos, el ejemplo de la Virgen María y la vida de los santos y de los mártires han sido parte integrante y eficaz de la catequesis: desde los acta martyrum a las passiones, desde los frescos de las iglesias y los iconos a las historias edificantes para los pequeños y los analfabetos…».

Directorio para la Catequesis, 99.

Entradas relacionadas en esta web

Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. 8 diciembre.

Vigilia de la Inmaculada en Bellavista. «Con María, un sí que confía y espera».

 305 visualizaciones totales,  3 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
Concurso: «Somos familia: 3, 2, 1 ¡Acción!». Infancia Misionera 2021.
Misioneros burgaleses: Jesús Ruiz Molina, obispo de Bangassou (R. Centroafricana).
Anunciación del Señor. Solemnidad. Jornada por la vida 2019. 25 marzo.

Deja tu comentario

*