Misión

Transforma 2024. Encuentro de liderazgo y renovación eclesial. 27-30 junio 2024.

Comparte

Dirigido a parroquias que quieren lanzarse a la aventura de la conversión pastoral o ya están en ella.

Video resumen de Transforma 2024. Con más de 320 participantes, 70 parroquias y muchas diócesis representadas, el Señor ha reunido, como diría don Renzo, 320 consagrados para la misión.

Laicos, sacerdotes, consagradas, diáconos, religiosos, obispos y hasta algunos hermanos evangélicos hemos soñado juntos con la promesa del Señor para su Iglesia. Ha sido un verdadero don, por el que estamos infinitamente agradecidos al Señor que ha estado grande.

En el vídeo se puede gustar un poco de todo lo que ha sido Transforma: amistad, unción, alabanza, comunidad, charlas, talleres, momentos de oración. Como nos dijo alguien, lo más especial de Transforma es poder aunar enseñanza y experiencia de Dios, encontrar un lugar donde van a la par las cosas “técnicas” de la Nueva Evangelización y la experiencia del Dios vivo.

TK1 Arriesgar para tener fruto. Miguel Ángel Cerezo, vicario de pastoral de Alicante, nos comparte una visión multiplicadora de arriesgar para ir a por todas.

TK3 Podar para evangelizar. Julio Segurado, párroco de San Pedro Poveda en Jaén.

TK4 Brotes verdes Generación Z por Javier García, delegado de juventud y primer anuncio de Santiago de Compostela, nos habla de la generazión Z en esta Transformakey.

La transformación de la Iglesia vista por los pastores. Mesa redonda dirigida por Alex Rosal con los obispos Mons. Zornoza, Mons. Munilla y Mons. Elizalde.

TK7 Una nueva forma de crecer. Jesús Úbeda, párroco y vicario de evangelización de la diócesis de Getafe, comparte su visión sobre el crecimiento a la luz de su experiencia.

Taller-Mesa redonda ¿Cómo seria el templo de la nueva evangelización? Dirigido por Pedro Mora, con Mons. Mikel Garciandía, el arquitecto neocatecumenal Antonio Ábalos y Tote Barrera.

La Iglesia en 2033 MESA REDONDA. Con Mons. Luis Argüello, María González Dyne, Jabier Grande, Roberto Vega y Alfonso Cherene

Concebido para equipos de sacerdotes, laicos y religiosos dispuestos a dejarse sorprender e interpelar, ofrecemos un espacio innovador fruto de una red de iniciativas movidas por el amor a la Iglesia y la pasión por la misión de Jesucristo.

Nuestra visión es crear redes de innovación en la Iglesia, conectar evangelizadores anticipar tendencias pastorales que concreten lo que Dios pide a través del Magisterio actual, abriendo caminos para las parroquias y las comunidades de Nueva Evangelización.

Buscamos ser algo más que el siguiente congreso de grandes oradores y buenas charlas pero inconexas entre sí; hablamos desde la perspectiva del estudio de una gran variedad de métodos y desde la experiencia de trabajar en red poniendo en marcha iniciativas relevantes y aplicables en nuestro contexto.

Si sueñas con una opción misionera capaz de transformarlo todo, anhelas más de Dios y más Espíritu Santo, y quieres interactuar con personas, iniciativas, y metodologías que pueden inspirarte para el cambio, ¡este encuentro es para ti!

¿CUÁL ES EL TEMA DE TRANSFORMA DE ESTE AÑO?

El Primer Anuncio y los Métodos están ya integrados en el discurso y la práctica de muchas parroquias y diócesis. 

La pregunta que todo el mundo se hace es: “Y después de los métodos, ¿qué? 

¿Cuáles son los siguientes hitos para la conversión pastoral de una parroquia?

TRANSFORMA 2024 es una propuesta que explora el liderazgo, el discipulado y la comunidad como fundamentos para que arraigue y fructifique la experiencia de Primer Anuncio.

Fecha y lugar

Del 27 al 30 de junio de 2024. Universidad CEU Campus Montepríncipe, Madrid.

Contacto

Teléfono: 644 74 57 18Email: transforma@nuncoepi.org

Más info: transforma.red

Más info

¿Qué hacer en la parroquia después del Primer Anuncio? Transforma 2024, en Madrid el 27 de junio de 2024.

En febrero de 2023, en el Primer Congreso de Buenas Prácticas en Parroquias (ProyectoParroquias.com) se presentó un estudio que mostraba que más de 300 parroquias en España están ya en un proceso real de renovación pastoral parroquial. Se pueden visitar: es posible ver lo que sucede en ellas.

Y cada año son más las que crean equipos y dan pasos en esa dirección, suscitando conversiones, evangelización y pasión por el Evangelio.

El primer paso siempre es el Primer Anuncio, a menudo con métodos como AlphaRetiros de Emaús, Effetá, Bartimeo, Cursillos de Cristiandad, el Seminario de Vida en el Espíritu, las catequesis iniciales del Camino Neocatecumenal… esos métodos despiertan al cristiano dormido, atraen al alejado, y le enamoran de Jesús y la fe.

Pero ¿qué viene después? ¿Cómo hacer crecer a ese cristiano y generar una verdadera comunidad de cristianos adultos, discípulos de Jesús?

Ese es el tema del encuentro Transforma 2024, que tendrá lugar en Madrid del 27 al 30 de junio en Madrid, en el Campus CEU Montepríncipe.

Organizado por la Nunc Coepi (impulsora del Transforma 2023 en Alicante y antes de los encuentros ENE y Sumérgete), el Transforma 2024 está pensado «para quienes aman con pasión a la Iglesia y sueñan con la transformación de sus parroquias y comunidades».

En el Transforma 2023 en Alicante, Nunc Coepi habla con Have a God Time

En el Transforma 2023 en Alicante, Nunc Coepi habla con los creativos de Have a God Time.

Itinerarios realistas, fruto duradero

«Si te gustan los formatos innovadores, ágiles y comunicativos, este encuentro es para ti. ¿Qué hay después del Primer Anuncio? ¿Cuál es el papel de cada uno en la parroquia? ¿Existen itinerarios de discipulado realistas? ¿Cómo podemos obtener un fruto duradero?», plantea la convocatoria del encuentro.

Transforma 2024 «explora el liderazgo, el discipulado y la comunidad como fundamentos para que arraigue y fructifique la experiencia de Primer Anuncio».

El encuentro se declara «concebido para equipos de sacerdotes, laicos y religiosos dispuestos a dejarse sorprender e interpelar». «Nuestra visión es crear redes de innovación en la Iglesia, conectar evangelizadores y anticipar tendencias pastorales que concreten lo que Dios pide a través del Magisterio actual, abriendo caminos para las parroquias y las comunidades de Nueva Evangelización».

Propuestas aplicables en el contexto español

Una vez conocidos muchos métodos, llega el momento de «trabajar en red poniendo en marcha iniciativas relevantes y aplicables en nuestro contexto.
Si sueñas con una opción misionera capaz de transformarlo todo, anhelas más de Dios y más Espíritu Santo, y quieres interactuar con personas, iniciativas, y metodologías que pueden inspirarte para el cambio, ¡este encuentro es para ti!», afirma la invitación.

Entre los ponentes invitados están:

– el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde;
– el obispo de Palencia, Mikel Garciandía (novato como obispo, tomó posesión hace unos meses);
– Renzo Bonetti, sacerdote del Progetto Misterogrande;
– el sacerdote Jesús Úbeda, del Área de Primer Anuncio de la Conferencia Episcopal;
– Emilio Montes, sacerdote de la asociación Nunc Coepi;
 Javier García, sacerdote delegado de Juventud de Santiago de Compostela;
– Miguel Ángel Cerezo, sacerdote vicario de Evangelización de la diócesis de Alicante;
– Julio Segurado, párroco de San Pedro Poveda, en Jaén
– Josué Fonseca, historiador y fundador de Comunidad Fe y Vida;
– Roberto Vega, de Comunidad Bernabé
– Alex del Rosal, director de Religión en Libertad
– Alfonso Cherene, evangelizador de Hope House (Jóvenes con una Misión, JCUM España)
– Isabel Vilela y Joaquín Planell, de Healing Center
– Toni Mata, de Persualia
– Javier Portela, María Paola Ortega y Juan Pablo Ortega, con su música
 Jaz Jacob y Chisco Ramírez, de Amistad Cristiana
– la psicóloga Teresa Barrera

La inscripción al encuentro es de 90 euros antes del 1 de mayo, 110 antes del 1 de junio y 120 para los que se apuntan entre el 2 y el 20 de junio. Más datos sobre inscripción y el encuentro en:
https://www.transforma.redMás info.

Más vídeos del Transforma 2023

Fuente: religionenlibertad.com – P.J.G. – 16 abril 2024.

Transforma, un encuentro «para cambiar la mentalidad de cristianos pasivos».

Los organizadores del evento, que tiene lugar este fin de semana en el campus de Montepríncipe de la Universidad CEU de Madrid, proponen «volver a la esencia» para que el primer anuncio no sea solo un «subidón» sino un proceso de conversión pastoral.

Hace diez años, Julio Segurado se sentía un «funcionario» de la Iglesia; entre ofrecer catequesis, hace bautizos y entierros, acompañar a las familias y confesar a la gente, «hacía lo que tenía que hacer un sacerdote y ya está». En las catequesis de su parroquia de San Pedro Poveda de Jaén ha llegado a tener más de 1.000 niños, y Julio veía cómo se celebraban muchas comuniones, pero a la vez los jóvenes iban desapareciendo y después no volvían a pisar la parroquia. «No evangelizábamos y las familias estaban ausentes», cuenta en conversación con Alfa y Omega. «Esto era como una gran academia de catequesis y una gran sala de servicios religiosos, pero poco más», añade. 

«La gente se ilusiona con el primer anuncio pero vuelve a la rutina».

Julio Segurado

Párroco de San Pedro Poveda de Jaén

Esta situación le impulsó a idear un plan de corresponsabilidad para animar la vida parroquial y para iniciar un ministerio de evangelización comunitario. «A lo largo de tres años, conseguimos armar nuestro propio discipulado, que es una especie de catequesis para adultos, especialmente dirigido a padres» de niños de catequesis, explica. Es una iniciativa que hoy en día cuenta con una media de 200 personas organizadas en más de 20 grupos y que tiene varias etapas: dos años de estudio bíblico, otros dos años de lectio divina «y, por último, desembocamos en el itinerario de Acción Católica». Asegura que este proyecto —al que han llamado Delta—, «nos ha dado una escuela de agentes pastorales y una gran cantidad de gente que está haciendo ministerios y sirviendo». En definitiva, ha agitado la vida de muchas personas que «se han levantado, animado y puesto a caminar creciendo en comunidad». De esta forma, las familias se forman y se preparan para poder ser evangelizadores, tanto dentro de sus propios hogares como en otros ambientes. «Los frutos son inmensos», señala el sacerdote.

«En la Iglesia se hacen muchos planes pero pocas evaluaciones».

Tote Barrera – Nunc Coepi.

Segurado será uno de los ponentes del encuentro Transforma, al que acudirá junto a otras 23 personas de la parroquia. El evento tendrá lugar desde este jueves hasta el domingo en el campus de Montepríncipe de la Universidad CEU San Pablo, en Madrid, y está organizado por la asociación Nunc Coepi. Sus fundadores, Tote Barrera y Cristy Salcedo, afirman que Transforma «es una red» que se mueve en base a tres pilares: liderazgo, discipulado y comunidad. «La Iglesia está configurada como una institución de llegada, es decir, para los que ya estamos dentro», explica Barrera, pero «necesitamos volver a ser una Iglesia en salida, a lo que solo se llega cambiando estructuras, métodos, horarios, lenguaje y estilo». Sin inventar nada nuevo, porque el mensaje de Cristo es el mismo, «se trata de volver a la esencia» y, para ello, los responsables de este curso apuntan que lo primero que hace falta son discípulos. «No somos usuarios ni consumidores», señala Barrera, «tenemos que vivir un nuevo Pentecostés y volver a pasar por la experiencia del encuentro personal con Cristo, porque muchas veces somos cristianos bautizados, pero no convertidos». También destaca la importancia de la comunidad para que el primer anuncio eche raíces, ya que «uno de los grandes peligros es que la gente abraza las experiencias de choque y el subidón del encuentro, pero no cala porque no hay claridad en la propuesta». 

Por ello, este encuentro consiste en iniciar procesos «cambiando nuestro chip de cristianos cómodos y pasivos», como expresa Segurado, de forma que las experiencias de choque tengan una continuidad y la formación de los laicos cada vez sea más seria. Barrera recuerda en este mismo sentido los frutos de la anterior edición de Transforma el año pasado, y señala que «ya hay parroquias que están empezando este camino de renovación y que realizan también labores de evangelización que van más allá de los muros parroquiales».

Alpha España organiza SED

Los cursos Alpha son uno de los métodos de primer anuncio más conocidos de las últimas décadas, por el que muchos conocen a Cristo. Este año, Alpha España organiza la primera edición del encuentro SED, que tendrá lugar en Alicante del 5 al 7 de julio. «Hay que actualizar la manera de evangelizar, porque no podemos continuar haciendo lo de siempre y esperar que funcione», explica a Alfa y Omega Emma de León, que es la directora nacional de Alpha España. Además, detalla que el objetivo de este encuentro es «que todo aquel que venga vuelva a casa con las herramientas necesarias para ponerse en marcha».

El evento, que espera acoger a más de 300 personas, tendrá una importante dimensión internacional y contará con la presencia del sacerdote canadiense James Mallon, uno de los principales impulsores de la renovación parroquial en el mundo. El encuentro, además, está concebido de forma dinámica combinando talleres participativos con momentos de oración y alabanza.

De León analiza que «estamos en un momento tremendo de crisis de fe», por lo que este tipo de encuentros son importantes ya que «en la Iglesia no estamos acostumbrados a evangelizar, sino a recibir una catequesis de mantenimiento».

Fuente: alfaomega.es

Más info 2024

El Transforma se confiesa: más allá de los métodos, una visión para evangelizar hoy.

Transforma 2024, el encuentro de evangelización que sienta a los obispos y les hace preguntas serias.

Nunc coepi – Videos de talleres de Transforma

Taller Buenas practicas de parroquias Cristian Camus.

Gran encuentro de conversión pastoral, con los obispos de Getafe, Vitoria, Cádiz y Palencia.

Transforma 2024: paciencia, pero sembrando y podando, no repitiendo lo que no funciona

De jueves a domingo se celebra en Alcorcón, en el Campus Montepríncipe de la Universidad San Pablo CEU el encuentro Transforma 2024, sobre evangelización y renovación pastoral, con unos 300 asistentes, entre los que hay 240 laicos, más de 50 sacerdotes, representantes de 64 parroquias, consagradas y diáconos. Acuden delegaciones diocesanas de familia, juventud o primer anuncio, de Toledo, Valencia, Tenerife, Vitoria, Santiago, Cádiz, Getafe y Alicante.

«¿Quién de vosotros NO ha participado en alguna experiencia de primer anuncio?», pregunta Tote Barrera, de la asociación convocante, Nunc Coepi. Solo un puñado levanta la mano. Aquí casi todo el mundo ha pasado por Alpha, LifeTeen, Emaús, Cursillos o el Seminario de Vida en el Espíritu, entre otros.

De entre los curas, la mayoría ya han pasado por el curso Pastores Gregis, o están apuntándose para hacerlo enseguida. Vienen con su equipo de colaboradores parroquiales. Son los que han empezado a «transformar» su parroquia. Han logrado algunos éxitos ya, ya ven frutos, pero también ven que la transformación (de parroquia de mantenimiento a parroquia evangelizadora) es larga, un proceso de 8 a 12 años, dicen los expertos.

El Transforma 2024 insiste en la paciencia y en la perseverancia, apoyándose en versículos bíblicos sobre árboles y siembras, pero piden hacer cosas nuevas que se ve que dan frutos, no perseverar en cosas viejas que ya se sabe que hoy no lo dan. Los asistentes se consideran «pastores y personas con cosquilleo, con llamada, deseo, santa insatisfacción, todos llamados a una historia de fidelidad», los describe la organización.

El obispo Ginés: muchos grupos de retornados a la fe

En la misa del sábado por la mañana, en la iglesia universitaria repleta, participan Mikel Garciandia, el obispo de Palencia (novato como obispo, lleva menos de un año de obispo, acudió al anterior Transforma hace un año siendo sacerdote capellán de un santuario rural); Juan Carlos Elizalde, obispo de Vitoria; Rafael Zornoza, obispo de Cádiz, veterano en encuentros similares como el ENE; con la predicación y presidencia del obispo anfitrión, Ginés García Beltrán, obispo de Getafe.

«Hoy se evangeliza en una tierra virgen, a gente que no tiene nada contra Dios ni contra la Iglesia», aseguró el obispo, que quizá con demasiado optimismo consideró que solo hay hostilidad a la iglesia en «los medios de comunicación». Hoy ve que su diócesis está llena de parroquias que tienen grupos de personas que han vuelto recientemente a la fe.

«Es gente que al llevar al niño a la Primera Comunión descubre al Señor y les cambia la vida. En Leganés estuve con un grupo de cuarentañeras -decían ellas- que nunca habían ido a la Iglesia desde que hicieron su primera comunión, y hoy piden formación y comunidad que les acoja».

Insistió: «es terreno virgen, gente que no está contra nada, abierta a propuestas acogedoras». Animó a los evangelizadores a lanzarse con confianza. «La Iglesia quizá sufre de falta de confianza. ¿Confías en que Dios sí puede? Es un momento humanamente difícil para la Iglesia, pero apasionante. En medio de dificultades o rechazos, anunciemos a Cristo, porque como dice San Pablo en Filipenses ‘Cristo es con mucho lo mejor'», concluyó el obispo de Getafe.

Evangelizar está de moda: bien, pero…

En la primera gran ponencia, Tote Barrera repasó las «buenas noticias«. Ir a métodos evangelizadores de primer anuncio «hoy está de moda y es un kairós [momento de gracia] de Dios, hay ardor por evangelizar». La gente encuentra a Cristo «de forma personal», hay «vidas cambiadas, gente que se siente transformada». La mitad de los asistentes en la sala tienen amigos que han vuelto a la Iglesia en años recientes. «Hoy en la Iglesia hay cosas que no sonaban hace años: hay conversos, hay un transitar, cosas que se mueven…».

Las «malas» noticias: si engendras hijos en la fe, luego hay que cuidarlos. Además, muchos conversos o retornados viven la fe como un consumo individual, desconectados de la comunidad, con vivencias o conocimientos muy incompletos. Organizar encuentros de primer anuncio logra conversos, que da mucho trabajo y no alcanzan las fuerzas para ofertar «el segundo paso«, o la acogida y formación. Tote recomendó su artículo sobre giróvagos y turismáticos, esos cristianos que van de retiro en retiro pero no se comprometen a servir y crecer en ningún sitio concreto.

El árbol bueno da frutos buenos, dice Jesús, pero ¿cómo puntuar y medir el fruto? «El fruto es algo bueno, pero también es algo pasajero», advierte Tote: «se come, se entierra y la semilla dará otro árbol. Y un árbol solo prospera convirtiéndose en bosque».

Tote avisa contra esas parroquias que parecen sanas pero no irradian misioneros, no van a ayudar a otras, no «diezman sus primicias» en forma de recursos, dinero, evangelizadores. Una comunidad cristiana sana es la que forma discípulos maduros y los envía. La Iglesia se parece a un bosque, con poderosas raíces, pero en nuestra época debe hacer como los ents, los hombres-árbol de El Señor de los Anillosser un bosque capaz de moverse e ir a la guerra para ganar batallas. La capacidad de moverse y trasladarse y dar fruto en más sitios es parte del criterio de ser fértiles y fructificar.

Alicante: el caso de una diócesis

El sacerdote responsable de la Vicaría de Evangelización en Alicante, Miguel Ángel Cerezo, tuvo que explicar en 12 minutos la experiencia de su diócesis. Empezó con dos frases que le ayudaron en su juventud y ve aplicables: «lo importante es querer caminar» (canción de Kairoi) y «quien no tiene metas, no encontrará el camino«.

Alicante está en plena transformación pastoral, y los pasos que él ha visto en los últimos 3 años han sido estos:

1) Muchos sacerdotes con corazón de pastor tenían deseo de dar pasos y actuar;
2) Se formó un equipo: 8 expertos aportaron 8 planes distintos, pero orando juntos sin prisas, recogiendo feedback con encuestas, discerniendo juntos, escuchándose, surgió un equipo real;
3) Escribieron una «visión»: insistieron en comunicarla;
4) Hubo diálogo constante con los diocesanos, con el Magisterio y con los documentos diocesanos;
5) Se animó a todos a una actitud de escucha generosa, «sin poner etiquetas«;
6) Se establecieron «objetivos concretos y revisables, que se puedan acompañar. Poner tiempos y evaluar».

Los retos que encontraron en este camino fueron:

1) El miedo de laicos y sacerdotes y la frase «eso no sirve para nada, será un papel en estantería»;
2) La duda, que lleva a una indecisión y escepticismo pastoral,
3) El miedo al qué dirán, que «funciona mucho en la Iglesia», junto con críticas de «egos», «son los que…», «estáis opacando la teología», «estais descartando a los mayores»…

Pero, con una visión clara, los impulsores se animaban frente a estos retos diciendo: ¿me mueve más el amor propio o el temor de Dios? ¿Dónde nos quiere llevar el Espíritu? El consejo de Miguel Ángel Cerezo ante las dificultades es «aférrate a la visión».

Se lanzaron con la Feria LuxMundi, pensada como un espacio de acogida «para mostrar lo que somos. Pensábamos en juntar 1.000 personas, el obispo insistió en algo más grande, y fueron 11.000 personas. Queríamos acoger a los que vinieran y que vieran qué ofrece la Iglesia».

Su consejo para renovar parroquias y diócesis: «Invitar a la gente a hacerse amigos del cambio. Comunicar el cambio, formar a laicos y sacerdotes y pensar en procesos largos, con paciencia y perseverancia. Atrévete, entrégate, sé audaz, genera equipo, no vayas solo. No somos peones del «siempre se hizo así» sino protagonistas de lo que Dios va haciendo hoy en la Iglesia».

Recuperar a los matrimonios como «sacramento que salva a otros»

Renzo Bonetti, sacerdote italiano de la diócesis de Verona, que fue director de Pastoral Familiar de los obispos italianos, es hoy coordinador del Proyecto Parroquia-Familia Mistero Grande (misteroGrande.org), un itinerario de formación para matrimonios y que transforma la parroquia al convertir los hogares en lugares de escucha y acogida. Bonetti está en Italia en un encuentro con 400 matrimonios de esos matrimonios, pero Nunc Coepi logró su enseñanza en formato de vídeo-entrevista.

La ponencia de Renzo Bonetti completa:

Bonetti insiste, citando el Catecismo (1534) que el sacramento del matrimonio está ordenado a la salvación de los demás, y que los esposos son consagrados «a través de su relación mediante la unción del Espíritu» (citando Familiaris Consortio 13). Así, los esposos enamorados de Jesús abren su casa cada semana a entre 10 y 12 personas, solteros, viudos, que hablan de lo que Dios ha hecho en sus vidas, y así son real «iglesia doméstica». Bonetti insiste en la necesidad de formar a estos matrimonios para que tomen conciencia, y ellos serán modelo de amor cristiano para los jóvenes.

No hay que tener miedo a la IA, dice Toni Matas

El informático Toni Matas, de SuperAlia, insistió en que los cristianos no han de tener miedo de nada, ni tampoco de la inteligencia artificial, que no es más que computación avanzada. Muchos miedos vienen de exageraciones de ficción (2001 Odisea del Espacio, con su malvado ordenador HAL 9000; o los replicantes de Blade Runner, Terminator, Matrix).

En 2023 la gente conoció ChatGPT, un generador de textos, y en 2024 se han difundido otras herramientas específicas. Pero un ChatBot, como los que él diseña, pueden servir para evangelizar, para acercar la Biblia a los jóvenes. O varias herramientas juntas pueden ayudar a preparar sermones, resúmenes, textos… Desde Superalia.ai propone herramientas como CongregaComunicaKit (para congregaciones) o Evangelia (en powertools.superalia.ai/evangeliza).

El tema más duro: la poda necesaria, lo que se recorta

Julio Segurado, párroco de San Pedro Poveda en Jaén, veterano en la Nueva Evangelización y transformación pastoral, trató el tema que inquieta a todos: para hacer cosas nuevas, hay que dejar de hacer algunas cosas viejas, hay que podar. Él recordó, con Pablo VI, que «la Iglesia existe para evangelizar», y que las cosas que una parroquia no estén orientadas a eso, gastan recursos, gente, tiempos y espacios que deberían dedicarse a evangelizar.

El mismo Jesús habla de podar o limpiar para dar fruto, porque Jesús insiste en exigir frutos (en Juan 15,1-2). Un árbol sin podar da poca aceituna y mala, recuerda Segurado. Hay podas iniciales, para generar ramas fértiles; también hay podas «de mantenimiento», para gestionar lo que ya funciona. «No podar ¡provoca un daño en la producción! Para reducir el estancamiento, una comunidad ha de promover el crecimiento: uno no puede ser de Caritas o del Coro toda la vida!»

Recordó que el tronco de un olivo vive siglos, pero las ramas en sí viven 30-40 años y luego hay que cortarla, es decir, renovarla. A nivel parroquial, si cada 4 años se renueva una de las 4 «ramas» de una parroquia (evangelización, oración-sacramentos, formación, acción) renovar toda una parroquia costaría unos 16 años. Su propuesta: decir «no a casi todo» lo que no esté en el proyecto evangelizador de la parroquia».

Alabanza con el grupo Ruah en el Transforma 2024: la música de alabanza y adoración es una herramienta importante en la Nueva Evangelización.

Alabanza con el grupo Ruah en el Transforma 2024

Hay brotes verdes en los jóvenes: deben cuidarse

Javier García, responsable de Pastoral Juvenil de Santiago de Compostela, lleva 18 años en esa pastoral y 12 como delegado. Es probablemente el más veterano en España en esta función.

Aunque los sondeos dicen que hay pocos jóvenes católicos practicantes, los que hay son, según el sacerdote, «mucho mejores que en mi generación».

«Para empezar, los que están en la Iglesia, tienen a Jesús en el centro. Antes la pastoral juvenil entretenía pero no evangelizaba. Ellos tienen la adoración eucarística en el centro, y en mi época casi no había. También ponen en el centro el evangelizar, tienen una cultura de invitar a rezar, de invitar a sitios y retiros: eso no era tan común antes. Las casas de ejercicios están llenas de retiros y convivencias de jóvenes, se invitan unos a otros. Antes costaba mucho llenar de jóvenes un retiro», detalla.

Pero en los jóvenes actuales, y más los que vienen (la llamada generación Alfa) hay 3 retos:

1) son muy individualistas, les cuesta lo comunitario, evitan otras edades, admiran el voluntariado pero no lo practican, evitan el servicio;

2) son esclavos de los sentimientos y lo sentimental, y el reto es que pasen de tener «experiencias» a hacer la gran experiencia del amor de Dios, dejar de ser meros «turigrinos» (como dicen en Compostela) para ser verdaderos peregrinos;

3) les cuesta encontrar referentes para admirar e imitar, porque miran alrededor y ven «adultescentes», adultos que intentan vivir siempre como jóvenes; por eso, se necesitan verdaderos referentes adultos que los acompañen.

Charla sobre arquitectura y evangelización en el Transforma 2024: de izquierda a derecha, el arquitecto Pedro Mora, el arquitecto del Camino Neocatecumenal Antonio Ábalos, el obispo Mikel Garciaindía, de Palencia, y Tote Barrera. 

Charla sobre arquitectura y evangelización con el obispo Mikel, de Palencia, en el Transforma 2024

Otros temas del Transforma 2024

En los dos primeros días del Transforma 2024 se ha hablado también de liderazgo, discipulado, comunidad, acompañamiento, crecimiento… Como en Ezequiel 17,22-24, se recuerda que un retoño dará fruto pero requiere su tiempo, fidelidad y perseverancia.

«Transforma quiere algo humilde: esperar el crecimiento de manos de Dios. Es Dios quien toma ese retoño humilde y pequeño, y Dios puede hacerlo grande», comentó Tote Barrera. Todo en Transforma, estos días, habla de sembrar, abonar, acompañar y esperar.

(Todas las fotos son de José María Visiers). 

Más en https://www.transforma.red 

Fuente: religionenlibertad.com – Pablo J. Ginés – 28 junio 2024.

Los obispos en el Transforma 2024: «Vemos una esperanza que antes no había, hay futuro»

Álex Rosal, director de ReL, con los obispos Zornoza, de Cádiz, Munilla, de Alicante, y Elizalde, de Vitoria, en el Transforma 2024

Álex Rosal, director de ReL, con los obispos Zornoza, de Cádiz, Munilla, de Alicante, y Elizalde, de Vitoria, en el Transforma 2024

El sábado se ha hablado mucho de obispos, y se les ha hecho hablar a varios obispos, en el marco del encuentro Transforma 2024, sobre evangelización y renovación pastoral, que se celebra en Alcorcón (Madrid), en el Campus Montepríncipe de la Universidad San Pablo CEU.

Misa de San Pedro y San Pablo: una esquizofrenia realista

Presidió la misa del día el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, en la fiesta de San Pedro y San Pablo. Recordó que Simón el pecador pasó a ser Pedro el pescador de hombres. También Saulo se convirtió en Pablo. En ellos, como en cualquier cristiano y evangelizador, convive «la miseria vergonzante y la dignidad más alta». «Todos percibimos esa esquizofrenia», apuntó. Como San Pablo, cada uno puede decir, con Dios, que «cuando soy débil entonces soy fuerte». Quién está agradecido por haber recibido la misericordia del Señor tendrá ganas de evangelizar, afirmó el obispo.

El discipulado, un tema de la jornada, es crecer en la vida cristiana «como se lee en Hechos de los Apóstoles capítulo 2: fieles a la enseñanza de los apóstoles, con una comunidad unida en comunión, en la fracción del pan y en la oración». El evangelizador, dijo Elizalde, tiene que ser capaz, «como dice san Francisco de Sales, de nadar en aguas amargas sin tragar una gota«.

Entrevista a tres obispos

Ante los 300 asistentes, Álex Rosal, periodista director de ReligionEnLibertad, interrogó en el plato fuerte de la mañana a tres obispos de tres esquinas muy distantes: Elizalde, de Vitoria; José Ignacio Munilla, de Alicante, y Rafael Zornoza, de Cádiz y Ceuta. Pese a las distancias, les une la apuesta por los métodos de kerigma y renovación pastoral.

Zornoza fue de los primeros en empezar una renovación a nivel diocesano con escuelas de evangelizadores en Cádiz y participando en los Encuentros de Nueva Evangelización hace ya 10 años, contagiando la pasión evangelizadora.

Munilla, por su parte, cuando llegó a Alicante encontró ya un deseo por parte de muchos sacerdotes, algunos a partir del curso Pastores Gregis de Nunc Coepi (el próximo curso empieza en octubre de 2024). «Como pastor me pregunto dónde mirar, busco estar atento a lo que pasa en otros lugares. El Transforma también es eso: ponernos en clave de ver lo que el Espíritu hace y discernir como trasladarlo a nuestras diócesis», dijo Munilla.

Elizalde llegó a Vitoria hace 8 años. Como obispo nuevo, empezó trabajando temas de Migraciones en Conferencia Episcopal, sintonizando con la inquietud social de la diócesis. «Pero al pasar los años vi que la mayor necesidad es la evangelización tú a tú, y el primer anuncio. En marzo me cambié de comisión, pasé a Primer Anuncio y Evangelización, pero por puro interés, por el interés de mi diócesis de remar en esa línea, para no acabar todos muy unidos pero en el cementerio. Estamos empezando, tenemos un equipo de nueva evangelización que está ya funcionando muy bien», apuntó.

Zornoza, siendo el que lleva más años aplicando la renovación pastoral en la misa diócesis, advirtió: «No es algo automático, es lento, pero la respuesta del que acepta el primer anuncio es un seguimiento de Cristo, eso es llamativo. Es un aire fresco capaz de renovar comunidades. Las personas descubren algo que les cambia la vida y ellos lo difunden. El reto es que llegue a la mayoría de parroquias y comunidades».

Munilla explicó que en la diócesis de Alicante el vicario de Evangelización coordinar todos los encuentros de primer anuncio. «Tenemos un programa con cuarenta y pico retiros con fecha y lugar ya puestos. Que la vicaría pueda conjugar todas las propuestas, para que no se pisen en unos sitios y falten en otros. Muchos de estos métodos tienen líderes con mandatos breves, les falta visión de conjunto, pero la vicaría de evangelización sí tiene esa visión de conjunto y propuesta de expansión».

El obispo Elizalde, de Vitoria, ve con alegría que los métodos de kerigma cambian vidas y dan esperanza; foto JM Visiers.

El obispo Elizalde, de Vitoria, ve que los métodos de kerigma cambian vidas y dan esperanza; foto JM Visiers

Elizalde habló de lo que a él le ayudó: hizo un retiro de Emaús y un Seminario de Vida en Espíritu, «no por fiscalizar, sino por ayuda personal». «Cambia la vida de los participantes, vemos que da una esperanza que antes no había. ¿Que hay resistencias? Da igual, hay futuro, ¡hemos salvado la depresión personal de mucha gente y desde ahí todo es avanzar! Ahora hay que trabajar el equipo multiplicador en las vocaciones, también de la mano del primer anuncio». En su visión, evangelización y vocación se han de alimentar mutuamente.

Un cura joven pregunta cómo contagiar la «mentalidad de conversión pastoral» en los obispos. Elizalde propuso facilitarlo con actividades que encajen en su calendario, por ejemplo, en Madrid cuando acuden a plenarias. También «con la cercanía, mostrando el fruto, con relación, si el obispo ve comunión con la Iglesia diocesana y fortalecimiento en las parroquias de origen, lo verá, la realidad es tozuda, es cuestión de perseverancia«.

Munilla puso el ejemplo de Radio María, que año tras año fue convenciendo a más obispos del bien que hacía, y en cada plenaria se le acercaban nuevos prelados a decírselo. Los sacerdotes, al ver conversiones y almas cambiadas, se animarán. «Frente a las reticencias, lo mejor es nuestra propia conversión, con sus ondas difusivas», dijo.

Preguntado por «quién puede evangelizar», Zornoza señaló que cualquiera que pueda decir que Cristo le ha salvado del pecado y transformado su vida, puede evangelizar. «Ahora bien, en formas organizadas, no todo el mundo vale para todo. Una señora me dijo, molesta: ‘Mi párroco me ha echado de catequista, yo que llevo 50 años de catequista’. Claro, pero es que en 50 años han cambiado los niños, la situación…. Tampoco hay que ser frikis de la evangelización. A veces basta con ser una familia cristiana con hijos que van a misa: eso ya evangeliza. Y defender la vida, la dignidad de la persona, ya es contracultural y hasta peligroso».

Ante la fecha especial de 2033 (dos milenios de cristianismo), Munilla propuso insistir en Cristo como Salvador que nos redime, lo nuclear del kerigma. Elizalde comentó que el reciente Año Jubilar de la Virgen de Estíbaliz ha llevado a muchas personas a confesarse y reemprender la fe en ese santuario, y cree que el 2033 puede ser así pero a lo grande.

Elizalde también respondió a la necesidad de destinar fondos a evangelización directa: «mi mantra es que las personas van antes que los tejados, lo que no se presupuesta no existe, y lo que no tiene buen presupuesto no se valora, en eso los obispos estamos concienciados».

Preguntado por el reto de los pueblos pequeños y zonas rurales, admitió que allí la renovación «va a llegar más tarde, pero debe estar en los objetivos».

Para los conversos y las personas que ven avivarse su fe, Munilla pidió «convivencia natural entre las distintas espiritualidades y Acción Católica en las parroquias, con un itinerario. Una parroquia ha de poder ofrecer ejercicios espirituales al conjunto de sus fieles, la continuidad tras un primer anuncio, en esos ejercicios habrá mucho discernimientos de qué aportar a la parroquia, a la vocación. Una parroquia ha de tener un consejo pastoral que incluya un consejo de evangelización, que siempre esté en discernimiento de nuevos pasos».

Munilla también respondió a una pregunta sobre el reto de las adicciones, ligadas a la soledad e Internet, que alejan al laico y al sacerdote «de la oración, de la convivencia, la lectura profunda!». Recordó que hay un litigio en EEUU contra las tecnológicas por crear redes activamente adictivas. «En este tema estamos muy a por uvas. Me gustaría ver a la Santa Sede personándose en el litigio contra las tecnológicas. ¡Eso es más grave que las consecuencias del cambio climático!» Para prevenir contra las adicciones, admira los grupos de jóvenes que usan programas de responsabilidad en grupo para apoyarse contra el acceso a la pornografía, por ejemplo.

Momentos de oración de alabanza en el Transforma 2024, foto de JM Visiers

Constatación: la conversión pastoral es muy frágil

Tras 10 o 12 años de intentos de conversión o renovación pastoral en parroquias, lo que se ha visto, dijo Roberto Vega, de la Comunidad Bernabé, es que «es una planta muy frágil, requiere nutrientes, no hay una masa crítica estable, es una transformación para evangelizar mejor, pero cuidarla cuesta más que iniciarla».

Vega ha estudiado sus etapas (gestación, arranque, crecimiento, estabilidad, contagio) y muy pocas parroquias en España han llegado a la fase de crecimiento. Se requiere conjuntar 3 novedades a la vez: conversión pastoral, discipulado e innovación (ideas de pioneros).

Hay atasco cuando una parroquia ofrece un bucle infinito de primer anuncio sin más. Otros atascos se deben a la falta de apoyo institucional y a la resistencia al cambio en grupos locales.

Una propuesta de Roberto Vega es, como en los «viveros de empresas», generar «unas incubadoras de conversión pastoral», personas que apoyan a las parroquias novatas con herramientas, conocimientos y habilidades, y con espacios de oración. Por un lado, hay que recordar que Jesús pide dar mucho fruto («la gloria de mi Padre es que deis mucho fruto»); por otro lado, «Dios nos pedirá cuentas de si cuidamos los procesos: yo planté, Apolo regó, pero Dios hizo crecer; que mire cada cual como construye [1Co 3,10]. Hay responsabilidad de cuidar los procesos que ya han empezado», avisó.

Sin acompañamiento y discipulado, no habrá verdadera comunidad

Josué Fonseca, historiador y fundador de la Comunidad Fe y Vida, insistió en la necesidad de que las parroquias puedan llegar a ser verdaderas comunidades cristianas, y eso significa que han de ser lugares donde se enseñe la fe, se formen discípulos de Jesús, haya servicio (koinonía), se evangelice y haya lealtad al obispo y a la Iglesia. Sin cumplir eso, no serán verdadera comunidades ni darán fruto.

«El discipulado no es más que hacer discípulos cristianos. Es una experiencia decisional, tomar la decisión de servir a Dios en primer lugar, con la oración y los sacramentos. Lo primero es amar a Dios con todas tus fuerzas». Ser discípulo es también, dijo, «seguir la ética cristiana: sin una vida moral en el siglo II no te dejaban bautizarte». Detalló que en la comunidad Fe y Vida dedican muchos recursos al acompañamiento, «qué consiste en ayudar a reconocer la verdad sobre uno mismo».

Josué Fonseca, de Fe y Vida, pide que las parroquias sean capaces de ofrecer discipulado y acompañamiento, además de caridad y vida espiritual:

Josué Fonseca, historiador y fundador de Fe y Vida, insiste en lo que es una comunidad cristiana en el Transforma 2024; foto de JM Visiers

Para apoyar a los sacerdotes, el Curso Pastores Gregis

En la tarde del sábado se recordó que con los métodos de kerigma muchos laicos «se incendian con ganas de evangelizar» y acuden a escuelas de evangelizadores. ¿Pero a donde pueden acudir los curas? Cada año unos 30 sacerdotes pasan por el curso Pastores Gregis de la Asociación Nunc Coepi, que da herramientas al sacerdote para cambiar la parroquia, y los contactos de una red de parroquias con formación, amistades y compañeros, a veces de zonas cercanas. Los curas comentaron que «los obispos deberían tener su propio Pastores Gregis».

Un documento superoficial y reciente para usar y aplicar

A menudo los curas que quieren una conversión pastoral en su parroquia se encuentra con comentarios escépticos acusándole de aventurero e inventar cosas raras.

La realidad es que hay un documento oficial de 2020 de la Congregación para el Clero dedicado al tema titulado La conversión pastoral de la comunidad parroquial, que quizá pasó desapercibido por la pandemia de coronavirus, y que marca las mismas intuiciones que se trabajan en el Transforma.

El documento lo explicó Jesús Úbeda, sacerdote de Getafe, responsable del área de Primer Anuncio de la Conferencia Episcopal. El texto habla 20 veces de estructuras y cambio de estructuras. Reconoce los peligros de la soledad y del individualismo, también en el sacerdote, y el peligro del clericalismo, no sólo en clérigos, sino también en laicos. Otros peligros: «La idea de que yo mando en mi cortijo», y «el adanismo, pensar que todo empieza conmigo». También el riesgo de chantajear al obispo exigente amenazándole con irse a otra diócesis.

El documento refuerza que la identidad de la parroquia es ir a evangelizar. Pide corresponsabilidad en el párroco, evitar ser hombre orquesta que lo haga todo. Pide avivar la vocación común a la evangelización y una cura pastoral más eficaz (párrafo 44), una vida común y fraterna entre varios sacerdotes juntos como signo de comunión (párrafo 62), una vida comunitaria que fortalece la identidad pastoral y la pastoral más eficaz con comunión entre presbíteros…

«Hoy los cambios de destino de sacerdotes abortan los proyectos renovadores que han empezado, pero si hubiera unidades pastorales con líneas comunes, esto se salvaría. Hay que crear estas unidades pastoral ya ahora, con voluntad de evangelizar, y no luego, demasiado tarde, para llenar huecos cuando no quede clero», pidió Jesús Úbeda.

Cuando la siembra cambia de manos

Javier Grande, sacerdote de 58 de la diócesis de Valencia, llevaba 8 años enfrascado en una ciudad de 22.000 habitantes con un proceso de conversión pastoral, cuando le tocó pasar a otra parroquia y población hace unos meses. Dejó atrás un equipo de sacerdotes que se apoyaban, una religiosa, un grupo de colaboradores laicos, «frutos, conversiones, historias hermosas, y eso es la bomba, ver que Dios actúa».

Ahora está en otra ciudad. «Cuidado, que viene el de la evangelización», dijo alguien. Él mantiene tres convicciones: Dios sigue guiando y acompañando, en un sitio o en otro; el Espíritu Santo «recalcula, como un GPS, pese a tus cambios, porque quiere que vivas en santidad», y tres, siempre hay cruz en la vida cristiana.

Su experiencia es que cambiar la cultura de una parroquia requiere intencionalidad, buscar que genere de verdad discípulos misioneros. Los procesos son largos y frágiles.

Un párroco ha de seguir cuidando el vino viejo en sus odres viejos, mientras empieza a preparar odres nuevos que tendrán vino nuevo. Ha de saber usar ambos tipos de odres. Pero pide que la diócesis, como los líderes como la formación aporten un marco general amplio que mantenga los procesos de transformación en las parroquias, también cuando cambia el párroco.

Así, el Transforma profundiza en los retos: transformar parroquias logra conversos, comunidades vivas, fe, pero es un proceso delicado que hay que cuidar y requiere perseverancia.

En el vídeo de 1 minuto, algunas escenas del Transforma 2024, la gran cita de renovación pastoral en España:

Fuente: religionenlibertad.com – Pablo J. Ginés – 29 junio 2024

Más info

»Hacer el camino de vuelta a la primera Iglesia que hacía discípulos», la misión de ‘Nunc Coepi’.

La asociación Nunc Coepi hace balance del encuentro ‘Transforma’, dedicado a la conversión pastoral de la Iglesia.

Madrid ha acogido este 29 y 30 de junio el encuentro Transforma 24, dedicado a la Nueva Evangelización en el CEU de Montepríncipe.

»Un encuentro de transformación de Iglesia. Se trata de parroquias que están caminando y quieren caminar en la conversión pastoral que la Iglesia invita a hacer», asegura Tote Barrera, fundador de la la asociación que ha organizado Transforma 24, »Nunc Coepi».

Nunc Copei singifica »Ahora comienzo». Surgió en 2021 y quiere »responder a la necesidad de volver a empezar en la Iglesia», afirma Cristina Salcedo, fundadora también de Nunc Coepi. Quieren acompañar a los llamados a hacer este proceso, por eso trabajan con sacerdotes, laicos y protagonistas de la conversión pastoral y de la Nueva Evangelización. Trabajando siempre en red, de forma transversal. Quieren »reafirmar la parroquia, lo que Dios llama a hacer a cada cual».

Volver a la esencia del cristianismo, no inventar la Coca-Cola

De cara a la Iglesia del futuro, se han propuesto retos. Sobretodo quieren crear »redes en la Iglesia, redes de personas que sueñan con un camibo, una renovación de nuestra pastoral adaptada a lo que la Iglesia nos pide hoy y lo que la gente necesita hoy en día», comenta Cristina. »La gente que viene a ‘Transforma’ es gente que tiene en el corazón este cambio, estas inciativas que poco a poco van surgiendo en la Iglesia». Su objetivo es volver a la esencia del cristianismo, »no inventar la Coca-cola» apunta Tote, pues asegura que no es hacer nada nuevo. »Hacer ese camino de vuelta a la Iglesia primitiva que evangelizaba, anunciaba y hacía discípulos y después enviaba».

Su misión no es, tanto que la evangelización se realice en grupos más reducidos. Se trata, »fudamentalmente de configurar la Iglesia en una manera que no es la de Cristiandad en la que todos vivimos bajo el paradigma de rebaño», quieren vivir el paradigma de la oveja que comenta el Papa Francisco. »Ser capaces de llegar a las personas una a una», lo que signfica llegar desde otros ámbitos, pues »las personas se pierden en la generaliad de la Iglesia», aunque hoy las parroquias y templos están más vacíos.

Es sencillo volver al ADN del Evangelio

La clave de la renovación que proponen es creer »en el grupo pequeño». Citando Evangelii Gaudium, quieren reafirmar la parroquia como punto de partida para la evangelización.

En un momento donde hay iniciativas, sensibilidades y movimientos, »tenemos sed», dice Cristina. »La gente quiere encontrarse con el Señor. La gente quiere algo nuevo, quiere compromiso», y achaca al Espíritu Santo esta nueva ola de iniciativas. Y afirma que »siempre estamos buscando soluciones nuevas y muchas veces lo más sencillo es volver al ADN original, el ADN del Evangelio y el ADN de Pentecostés».

Fuente: cope.es

Una propuesta de evangelización «puede volverse ideológica si no nace del asombro mutuo».

Transforma 2024 llama a las parroquias a «estar en movimiento» y cultivar el «amor recíproco» para no «instrumentalizar a los que podían ser convertidos».

Tras la clausura de Transforma 2024, un encuentro celebrado del 27 al 30 de junio en la Universidad CEU San Pablo para la renovación espiritual de las parroquias, Alfa y Omega habla con Tote Barrera. Es un laico dedicado a tiempo completo a la evangelización desde 2008 y que ha sido pionero y director del Curso Alpha en España.

Acaba de concluir Transforma 2024. ¿Qué es y para qué sirve que os reunáis cuatro días?
—Es el encuentro anual de nuestra red de parroquias y, a la vez, un encuentro para gente que se asoma por primera vez a todo el tema de la conversión pastoral de la Iglesia. Nos hemos reunido con el objetivo de seguir caminando, abrir puertas, una visión y una perspectiva.

¿Qué tiene que suceder ahora para que se note que habéis tenido esta reunión?
—No se trata de recibir un subidón, aunque el encuentro da mucho ánimo y uno sale lleno de Dios y con el convencimiento de que la conversión pastoral es posible. El cambio trata de empezar a trabajar procesos, idealmente en red.

Da igual si se es muy grande o muy pequeño. Si estás muy avanzado o no. Puedes ser como una semilla que empieza o como un árbol que hay que podar porque ya ha dado sus primeros frutos. Lo determinante es que haya una transformación, de estar quietos a pasar a estar en movimiento. Si no es así, entonces no ha pasado nada.

Una parroquia que pasa por aquí, ¿qué debe hacer después?
—Se tienen que iniciar procesos siempre comunitarios. Con un grupo de cristianos que dice que sí. A veces puede empezar por una sola persona, por un pastor al que la gente llame un poco «un loco de la colina», pero para que haya movimiento tiene que haber comunidad.

¿Cuál es el siguiente paso más concreto que se puede dar después?
—Primero escuchar a los otros y para eso hay que salir. Salir de uno mismo hacia fuera y ver lo que se puce. De una manera más práctica, decimos que las primeras jugadas son la oración y el primer anuncio. Se empieza rezando, las cosas se mueven cuando el primer anuncio nos obliga a moverlas. Si predicamos el Evangelio y la gente se convierte, nos surge un feliz problema: «Y ahora, ¿qué hacemos con estos?».

¿Hay métodos o pequeñas iniciativas que funcionen especialmente bien?
—No estamos haciendo un encuentro para presentar métodos y alguno se extrañaba. Nosotros estamos presentando la visión que está en la base de todo lo que se va a hacer. Cualquier método es bueno mientras sea verdaderamente de primer anuncio.

¿Y qué elementos tiene un método de primer anuncio?
—El encuentro personal con Cristo, volver a Pentecostés, que es la experiencia más pura y primera de la fe. Pero no se trata de dar recetas, el hecho de tener método no significa que el método sea un fin en sí mismo.

¿Existe la tentación de renovarse externamente pero no en el fondo?
—En estos días yo criticaba la pastoral de los métodos por lo métodos. Es la hora de la métodos, pero también de las comunidades que se ponen en marcha. No por tener crecimiento nos van bien las cosas. Hay que guiarlo, saber qué adelgazar para dar fruto. Si no, tendrás una masa multiforme muy crecida, pero no necesariamente algo que esté en su sitio.

¿Qué hay que decirle a un compañero de trabajo para evangelizarlo?
—Primero que hay que encontrarse con él. No se puede evangelizar sin relación, sin amor recíproco. Está claro que una propuesta puede volverse ideológica si no nace del asombro mutuo. Corremos el riesgo de instrumentalizar a los que podían ser convertidos.

¿Y cuál es la clave para hacerlo bien?
—La frase clave es: «Jesucristo es el Señor y te ha salvado». En última instancia, a eso va la predicación, pero sucede en un entorno y un contexto. Somos el puente entre el mundo y Dios y tenemos que saber ser ese espacio común. La palabra clave es «Jesucristo» y la evangelización debe ser explícita, más aún en estos tiempos que corren.

Fuente: alfayomega.es – Rodrigo Moreno Quicios – 1 de Julio de 2024.

Entradas relacionadas en esta web

Transforma, encuentro para activar la renovación pastoral de las parroquias.

Transforma. Comunicar en redes y renovar la Iglesia. Obispo José Ignacio Munilla.

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
Romería de Ntra. Sra. de los Remedios. Aljaraque (Huelva). (I)
Mayo, mes de María. Amor de hijos a una madre con un amor incondicional.
María en el magisterio de san Juan Pablo II: Redemptoris Mater. José Cristo Rey.

Deja tu comentario

*