Familia y vida

Toda la pastoral ha de ser familiar

Comparte

La familia, sujeto de evangelización, una pastoral en camino

El Centro de Congresos de San Fernando (Cádiz) fue el escenario, el sábado 3 de marzo de 2018, de la III Jornada de Renovación Pastoral de la diócesis de Cádiz-Ceuta que tuvo como tema central La familia, sujeto de evangelización, una pastoral en camino. 

Francisco Albalá, coordinador de la pastoral familiar de la Diócesis de Bilbao, fue el encargado de impartir las sesiones.  En esta línea, Albalá destacó  la necesidad y la importancia de tener una Iglesia viva donde las familias jueguen un papel fundamental, que apueste por acoger, integrar e involucrarse desde la  fe, el amor y la cercanía, con cada uno de sus miembros, así como aproximar la vivencia comunitaria a la vida de las familias. 

El ponente comenzó la jornada con un acercamiento a la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia y sus manifestaciones necesarias en la pastoral familiar para luego pasar a desgranar el hecho de la familia como motor evangelizador desde el mismo concepto de familia. En este sentido, Albalá señaló que “la familia es reconocida en su condición de realidad social básica, educadora de sus integrantes, formadora de personas, ciudadanas activas y responsables, portadora de una dimensión social irrenunciable, agente de transformación social que trata de hacer presente el Reino de Dios en todos los ámbitos de la vida” y se refirió, también, a que hoy en día, la pastoral familiar no ha de ser una labor “separada” sino que toda Pastoral ha de ser familiar e integrar a los diferentes miembros de las familias.

La última sesión, de carácter práctico, se centró en varios de los proyectos que se llevan a cabo desde la Pastoral Familiar de la diócesis vizcaína: El proyecto 0-6: destinado a los más pequeños, centrado en el despertar religioso,  “Entre familias” para convocar a las familias en su conjunto, en las modalidades que cada parroquia o unidad pastoral considere, y ayudarlas a vivir una experiencia compartida, entre familias, de ver escuchar a Dios e iniciar un deseo de mejorar nuestra vida familiar de cada día con espíritu evangélico y, por último, Nuestro Proyecto, destinado a la pastoral prematrimonial y primeros años de matrimonio.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Discernir juntos en las fronteras de la vida. Roberto Noriega. Bioética.
Educar para acoger el don de la vida
Catequizar hoy. Desafíos de «Amoris Laetitia» a la catequesis. Antonio Ávila.

Deja tu comentario

*