Anuncia Catequesis Jóvenes Recursos

Tips para grabar buenos videos con el móvil. Consejos a tener en cuenta.

Comparte

La calidad de la comunicación y la creatividad pastoral también importan.

Gustavo Entrala nos presenta en este video una serie de recomendaciones:

En los días de confinamiento que vivimos durante la crisis del Covid-19, no es posible celebrar eventos presenciales. Músicos, parroquias, iglesias y centros educativos están trasladando sus eventos en directo a las redes sociales. En este vídeo explico lo que yo mismo he aprendido durante el confinamiento sobre la mejor fórmula para hacer LIVE STREAMING en Youtube y para cualquiera de las redes sociales.

Te digo lo que necesitas: -Una cuenta en Youtube -Un software para hacer live streaming. Recomiendo tres: -OBS (Mac y Windows) http://www.obsproject.com -Ecamm Live (sólo Mac) http://www.ecamm.com -Streaming OBS (sólo Windows) http://www.streaminglabs.com -Un teléfono móvil para rodar desde sus cámaras. La app para poder emitir con la cámara del IPHONE es Shoot. la puedes encontrar aquí: https://apps.apple.com/us/app/shoot-c… La app para ANDROID es iVCam. La tienes aquí: https://play.google.com/store/apps/de… -Un micro USB de calidad o un micro XLR de calidad conectado a un interfaz de audio

Xiskia Valladares nos ofrece Tips para grabar buenos videos con el móvil.

  • Limpiar la lente del móvil antes de grabar
  • Buscar un fondo bonito y si no, que sea uniforme (una pared de un mismo color).
  • Apoyar el móvil sobre algo que no se mueva: No sujetarlo nunca en la mano (mejor si es en un trípode).
  • Colocarse ni muy cerca ni muy lejos del móvil. No alejarse demasiado para que no se pierda el sonido, pero tampoco acercarse tanto que deforme la cara.
  • Poner el lente a la altura de los ojos y no dejar mucho espacio libre en la parte superior: que la cabeza abarque casi toda la pantalla, dejando solo un dedo (más o menos) de espacio entre la cabeza y el marco.
  • Colocar al personaje en un lateral si debe destacar un objeto: por ejemplo un Cristo, una Virgen, o cualquier objeto. Pero sino, situarse en el medio.
  • Buscar una iluminación suficiente, y que venga de frente o lateral. Nunca de detrás ni contraluces (ventanas o focos de luz detrás no).
  • No utilizar nunca el zoom digital porque distorsiona la nitidez de la imagen.
  • Adaptar la duración del video a cada red social (Instagram 1 minuto, Twitter 2 minutos, Facebook 3 minutos), pero si es un único video para todas: no pasarse de 3 minutos. Excepto si es para YouTube.

Aplicaciones para grabar video en el móvil:

Con la cuarentena, de una u otra manera, todos estamos grabando más videos que nunca. Por eso, he pensado ofrecer una infografía con algunos consejos a tener en cuenta.

Aplicaciones para editar videos con el móvil:

Algunos accesorios importantes que te pueden ayudar, si puedes adquirirlos son:

  • Trípode para video. Un ejemplo bueno es Palo Selfie, Xiaomi Móvil Palo Selfie Trípode Bluetooth con Wireless Remoter. Sirve para que dejar fijo el móvil mientras grabamos.
  • Estabilizador para móvil. Un ejemplo bueno es es Osmo Mobile 2 o 3. Sirve para grabar caminando o corriendo y que el video quede estabilizado, además te puede valer también de trípode.
  • Foco antorcha LED. Un ejemplo es Moman Fillipo Luz LED Cámara de Batería Incorporada, Foco Antorcha LED 4.7″. Sirve para iluminar mejor a la persona que tienes que grabar.
  • Micrófono para móvil. Un ejemplo es BOYA by-M1 – Micrófono de Condensador de 3,5 mm con Parabrisas AriMic para Smartphones y videocámaras grabadora DSLR. Sirve para poder grabar con más distancia del personaje sin perder calidad en el audio.

Hay que tener mucho cuidado con los micrófonos porque los de cámara DSLR no sirven para smartphone y al revés tampoco.

Aquí tienes fotos de ellos:

Palo selfie y trípode con disparador remoto por BT.
Micrófono de solapa
Micrófono para smartphone
Osmo Mobile 3

Fuente: Xiskia.

Emili Marlés repasa lo que pastores y feligreses han aprendido en el confinamiento… y cómo crecer

«Con el Covid, muchos curas han puesto un pie en Internet, en vídeos… no perdamos eso, mejoremos»

La desescalada del confinamiento por Covid19 en la Iglesia no debería desmantelar todo lo bueno que ha construido en Internet, en sus redes sociales y en sus comunidades parroquiales. Aún quedan meses de culto restringido por razones de prudencia sanitaria y en España aún no vuelve a ser precepto acudir a misa en domingo.

En 6 semanas, muchos curas en todo el mundo se convirtieron, de forma autodidacta, en «predicadores online» y en pastores de redes… y no deberían dejar de serlo si han visto que tocan corazones y fortalecen a su rebaño. Hay misas online parroquiales con pocos medios y apenas 3 o 4 participantes presenciales que pueden tener más creatividad, calidez y belleza que la misa de algunas televisiones públicas, a menudo atascadas en la rutina y el «siempre lo hacemos así».

Emili Marlés, párroco de Sant Pere d’Octavià (el impresionante monasterio medieval de San Cugat del Vallés, Barcelona) y premio Religion En Libertad en su categoría Ciencia y Fe, es un oteador de tendencias en evangelización. Mira con alegría la explosión de creatividad online de sacerdotes y evangelizadores durante el confinamiento y pide: «No perdamos los que hemos avanzado en Internet, mejoremos».

Mejorar en luz, música, encuadre, difusión

Quien ha puesto un pie en las redes para emitir misas con su móvil, puede y quizá debe ahora dar el paso a emitirlas con buena luz, buena cámara, buen encuadre, atención al parroquiano, mejor música… la desescalada no debería ser un apagón digital en las parroquias, más bien al contrario.

«Incluso sacerdotes con pocos recursos y técnica se han lanzado a hacer vídeos o a la atención por whatsapp y redes. Hay que construir sobre esta creatividad. Yo mismo me he dado cuenta de que mis misas diarias online en confinamiento ¡tienen mejor música que la misa diaria antes del confinamiento! Vamos a plantearnos qué podemos mantener y mejorar», exhorta Marlés.

«Hemos visto fieles de misa dominical, que no eran de misa diaria antes del confinamiento, pero han pasado a ser de misa diaria online«, apunta Marlés. «Si una misa parroquial tiene 400 visionados en Youtube, y en casa hay tres o cuatro miembros de la familia detrás de cada visita… ¡es bastante gente!» Y si se multiplica por todas las parroquias del mundo que hacen esa oferta, es todo un fenómeno cultural.

Las audiencias en estas semanas son claras: la gente no entra un segundo a mirar, sino que se mantiene estable durante la transmisión. Tiene su público.

Misas por fallecidos… que puedes reenviar, conservar, revisitar

«Además, para personas alejadas de la Iglesia, Internet y los vídeos se han convertido en su ojo de cerradura para mirar a la liturgia y la misa. Falleció el pariente de un señor, no muy practicante, y ofrecimos la misa online por el fallecido. Dije a este hombre que lamentaba que fuera digital, no presencial. Y me dijo: ‘no, si es mejor, se la he enviado por Internet a mis primos en Galicia, así ve toda la familia que rezan por el difunto, es como si pudieran participar desde allí'». Así, gente que quizá no se desplazaría para un funeral o celebración reciben una llamada: «mira esto, reza un poco».

Otro detalle: en la misa online que se ofrece mencionando a un fallecido, unos parientes dijeron que ‘esta es una misa que perdura’. Efectivamente, queda ahí en YouTube, y se puede revisitar. ¡Los fieles siempre han hecho vídeos de bodas y confirmaciones, pero no de funerales! Es algo nuevo y apreciado.

Misa con buena tecnología del siglo XXI en el marco de un hermoso monasterio medieval… pero a los parroquianos de cualquier templo les gusta seguir a sus párrocos y sus misas

Las misas online generan espiritualidad real

Marlés, por supuesto, defiende que la misa presencial y con comunión es lo mejor. Pero cree que la crisis del coronavirus ha demostrado (6 semanas lo han constatado) que las misas y oraciones online generan espiritualidad auténtica y que detrás de sus visionados no hay un mero espectador, sino un fiel que siente que conecta con la acción de Dios.

«La gente ha perseverado en las misas parroquiales online todo este tiempo porque en ellas encuentran a Cristo, notan su presencia. En la misa proclamamos la Palabra, y en esa Palabra también es real la presencia de Cristo. Y oramos unos por otros: eso también es presencia de Cristo. En los combox y cajetillas de Facebook o Youtube las personas dejan sus intenciones de oración. Es oración real, tiene fuerza espiritual, sería triste perderlo», señala Marlés a ReligionEnLibertad.

«Hemos aprendido que parroquia no es ‘edificio’, sino personas, que ‘iglesia’ significa convocar, también en las redes. Además, hemos constatado que aunque haya misas en radio y televisión, a muchos parroquianos lo que les gusta es ‘su misa’, la de su parroquia. Todo eso fortalece a la comunidad parroquial», añade Marlés.

Pasos para ir mejorando: ¡tutoriales!

Ahora, es el momento de mantener lo que funciona y mejorarlo, afirma. Para animar a muchos autodidactas lanza su vídeo 8 puntos para mejorar las misas online.

«Yo empecé con una retransmisión sencilla, con la webcam del ordenador, luego conseguí una cámara buena por Amazon, después aprendimos un programa de streaming de varios planos, etc… yo soy muy fan de los tutoriales, he aprendido mucho con ellos. Podemos hacer vídeos sobre cómo aprovechar más Zoom en la evangelización, como mejorar el streaming en directo, etc…»

Contactar y colaborar con la televisión local

Otra experiencia de Marlés es que vale la pena tener buenas relaciones con la televisión local (que en su caso, Sant Cugat TV, tiene una audiencia potencial de varios cientos de miles de personas). Estas televisiones siempre buscan contenidos que emitir, cosas visuales… y más durante el coronavirus, con tantos actos cancelados.

«Ellos estaban interesados en transmitir nuestra bendición de Ramos desde el campanario, y yo les ofrecí que retransmitieran nuestras misas, y era un ‘tú ganas y yo gano’, un win-win para todos». Así, la televisión de Sant Cugat anunciaba su cobertura de todos los actos religiosos de Semana Santa.

También es muy bueno que el párroco o su equipo contacte con una empresa de vídeo o de imagen del barrio -mejor si son buenos parroquianos- para que le asesore y le ayude. Siempre puede conseguir un precio «de amigo» si queda contento con la relación y puede recomendarlo a los otros feligreses.

Este es el momento en que sacerdotes, religiosos y laicos pueden aprender a mejorar sus vídeos y conexiones con sus parroquianos, y pensar en formas de aplicar lo aprendido en la pastoral que vendrá. «Es el momento de aprovechar lo aprendido y mejorar, no de volver a quedarnos con lo de siempre», exhorta Emili Marlés.

El canal parroquial online de Emili Marlés (nacido con el confinamiento)

Fuente: Religión en libertad. Pablo J. Ginés/ReL. 30 abril 2020.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Los primeros: mi lista de prioridades. Jornada Mundial de los Pobres.
Vía Crucis encargado por el Papa a jóvenes
El Papa invita a jóvenes a participar en la JMJ de Panamá.

Deja tu comentario

*