Cuaresma-Pascua

Tercer domingo de Cuaresma: Jesús nos cuida pacientemente. Podar y dar frutos.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía Parroquial

¡Cuánta paciencia tiene Jesús con nosotros! Como el jardinero que no quiere que se pierdan ninguna de sus plantas, así también Él actúa con nosotros, para que no perdamos la oportunidad de poder crecer, desarrollarnos, darnos cuenta de la fe que recorre nuestras venas.
Jesús nos protege y defiende de la azada destructora. Nos riega y enriquece sin medida. Protege nuestro ritmo, para que podamos despertar y algún día dar fruto. Pero no podemos aprovecharnos y echar en saco roto la protección de Jesús. Aprovechemos que el Señor está a nuestro lado para continuar nuestro crecimiento y que nuestra vida dé fruto abundante. El Señor nos da mil oportunidades cada día para crecer. No seamos perezosos y continuemos nuestro proceso vital, tan entroncado con la fe.

Fuente: Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

Segunda oportunidad.

No hay, netamente, buenos y malos. Todos estamos necesitados de conversión; nadie puede decir que está libre de culpa. Dios da a todos una segunda oportunidad.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
«Pasión y Muerte». Documental sobre la Semana Santa se verá en todo el mundo.
Caminando con San Agustín en Cuaresma: «Cambiar hacia una vida más santa».
Entrevista a José Vilaplana, Obispo de Huelva

Deja tu comentario

*