Tiempo Ordinario

Te presentamos, Señor, a los niños. 4º Domingo Tiempo Ordinario, Ciclo A.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía Parroquial.

Te presentamos, Señor

Te presentamos, Señor, en este Domingo de tu Presentación, la vida de tantas personas, como gratitud y ofrenda. Toda vida, que se desprende de tus manos, de tu Amor, de tu donación. Como Jesús, con humildad, participamos de la presentación de tantos niños y niñas, de tantos pequeños y de tantos ancianos. De los jóvenes y adultos. De los que buscan y están cansados. Como Simeón, tengamos paciencia para descubrirte a lo largo de nuestra existencia.La paciencia todo lo alcanza, hasta contemplar tu rostro algún día. En este día de la Candelaria, de luz, de velas, de luminosidad, apostemos por la vida, que es la que resplandece en medio de tanta oscuridad. Hagamos fiesta.Desde América Latina, en lucha por la vida, os pido también que tengamos presentes a todos los religiosos y religiosas del mundo, comprometidos también con la vida, en esta jornada de oración especial por los consagrados.

Fuente: Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero,ss.cc.

Feliz aquel

Jesús propone una forma radical y nueva de entender las relaciones con Dios, con los demás y con uno mismo: es una propuesta de felicidad, de dicha, no una imposición. La bienaventuranzas ya no tienen forma de precepto, «harás o no harás», sino de deseo de bendición: «feliz aquel que…» La novedad del cristiano es la novedad del que descubre el tesoro de las bienaventuranzas y entiende que su vida, a partir de entonces, tiene que ser distinta. Él nos ha elegido y nos hace servidores, servidores en camino, en servicio a los demás. Grandeza en la sencillez, porque Dios escoge lo sencillo, lo que no cuenta. Gran lección para que la hagamos realidad. Hay ya en nuestro mundo frutos y signos de la Buena Noticia, del Reino. Hemos de ser capaces de descubrirlos.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
El trampolín de Jesús. 6º Domingo Tiempo Ordinario, Ciclo A.
Tu amor nos hace descender y crecer. Domingo XXXI del T.O. Ciclo C.
33º Domingo del T.O.: Jesús llama a tu puerta.

Deja tu comentario

*