Tiempo Ordinario

Santísima Trinidad: una Comunidad de Amor con forma de paloma. – Ciclo B.

Comparte

Vive la Pascua Dominical en la Eucaristía en Casa y en la Parroquia.

Trinidad: una Comunidad de amor con forma de paloma

Mt 28,16-20. Cada día del año, ya sea festivo o laborable, en otoño y en primavera, en invierno o en verano, en junio, septiembre o diciembre… Hoy y siempre está presente en nuestra vida la corriente que nos llega a través del Amor del Padre, del Hijo y del Espíritu. Ese Amor permanece en nosotros, se nos comunica, nos engancha y transforma. Lo más importante, lo que no podemos olvidar: la Trinidad es un encuentro de Amor. Un Amor con forma de paloma en el que fluye la relación entre el Padre y el Hijo. (¡De qué manera tan hermosa, Fano ha captado esta realidad en el dibu).

Dios, misterio de Amor, comunidad perfecta de donación y de entrega, se vuelca en sus criaturas, para que nosotros, imágenes a veces un tanto “descoloridas” nos animemos en parecernos al que es nuestra fuente, origen y meta.

Jesús irrumpe en nuestro calendario vital para que, siguiendo sus huellas, atisbemos la relación de Amor más fuerte que la muerte y totalmente desbordante: el Amor de la Trinidad, Amor de tres en uno, de vida volcada sin fisuras de egoísmo ni de intereses que no sean los de amar, a fondo perdido, como las corrientes de los ríos que van al mar, al mar de la Vida.

¡Feliz fiesta de la Santísima Trinidad! ¡Feliz fiesta que nos revela el misterio y la grandeza de Dios! Gracias, Señor, por tu permanente compañía en este viaje de la vida.

Fuente: Revista 21. Dibujo: Patxi Velasco FANO – Texto: Fernando Cordero, ss.cc.

La ternura de dar y recibir amor – La Santísima Trinidad, Ciclo B

Mt 28,16-20. El ser del Hijo consiste en recibir el amor del Padre. Dejarse amar no es menos que amar. Creados a imagen de Dios, estamos hechos no sólo para amar sino para ser amados. El Espíritu Santo es la comunión del Padre y del Hijo. El amor verdadero es siempre apertura, don, comunicación hasta sus criaturas. Cuando el cristianismo habla de la Trinidad quiere decir que Dios, en su misterio más íntimo, es amor compartido. Dios es Ternura desbordante de amor. La ternura no es un sentimiento más; es signo de madurez y vitalidad interior; brota en un corazón libre, capaz de ofrecer y de recibir amor, un corazón «parecido» al de Dios.

Fuente: Editorial Verbo Divino – EVD.

En este domingo se celebra la Jornada Pro Orantibus

«La vida contemplativa, cerca de Dios y del dolor del mundo». Pro Orantibus 2021.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
(Te) “quiero queda limpio”. VI Domingo Tiempo Ordinario – Ciclo B.
Lázaro en la nada. Domingo XXVI del T.O. Ciclo C.
Ser vaso de agua fresca. Esa es nuestra vocación. 13º Domingo T.O.-A.

Deja tu comentario

*