Misión

«Primer Anuncio». Para ser comunidades evangelizadoras. Xavier Morlans.

Comparte

«Regenerar urgentemente lo más genuino de la fe».

Primer anuncio.

«El primer anuncio o “kerygma” debe ocupar el centro de la actividad evangelizadora y de todo intento de renovación eclesial». «Nada hay más sólido, más profundo, más seguro, más denso y más sabio que ese anuncio»

(Papa Francisco. Evangelii Gaudium 164 y 165).

«Una verdadera pastoral del primer anuncio, capaz de tomar iniciativas para proponer explícitamente la buena nueva de la fe».

(Directorio para la catequesis, 41).

Charla sobre el «Primer Anuncio» de Xavier Morlans en los Miércoles Misioneros que organizó el Cesplam, equipo de misión itinerante de los redentoristas de España. Xavier Morlans es sacerdote en la diócesis de Barcelona y profesor de Teología fundamental en la Facultad de Teología de Cataluña.

Xavier es además impulsor del itinerario de (re)iniciación cristiana de adultos que con el nombre de Tornar a creure (Volver a creer) se ha venido desarrollando en diversas parroquias de Barcelona desde 2002. Es autor de diversos libros como “El primer anuncio, el eslabón perdido” y “Ven y verás. Doce guiones de primer anuncio”. Se distingue por unir el rigor teológico con una amplia experiencia pastoral y una voluntad de diálogo con distintas sensibilidades pastorales.

«Necesitamos regenerar urgentemente lo más genuino de la fe».

Xavier Morlans, Congreso Nacional de Laicos 2020.

Miércoles misioneros

Es una iniciativa del Equipo misionero Cesplam que busca animar a todas las Comunidades cristianas a ser misioneras, a vivir en Conversión pastoral, como nos pide el Papa Francisco. Se han realizado dos ediciones: 2021 y 2022. Una propuesta en Pascua, porque es el tiempo del Anuncio valiente de los Apóstoles, cuando estos recobran su fe, tras el anuncio de la Resurrección, y son capaces de salir a las calles a proclamar con parresía el Evangelio de Cristo.

Fuente: Cesplam.org

«En el primer anuncio nos jugamos la esencia del cristianismo».

El itinerario «Primer Anuncio» del Congreso de Laicos (pdf) «Pueblo de Dios en Salida» ha comenzado con la ponencia de Xavier Morlans, profesor de la facultad de Teología de Cataluña. Morlans ha explicado que el primer anuncio (PA) designa una realización específica de la sacramentalidad o eficacia de la Palabra de Dios «como generador encuentro con Jesús y realimentador de esa vida». Un encuentro al que el mismo San Pablo se refirió cuando en su Carta a los cristianos de Roma dice «que no se avergüenza del evangelio que es fuerza para que se salve todo el que cree porque en el se manifiesta la fuerza de Dios a través de una fe en continuo crecimiento».

«Kerigma es el nombre en griego que recibe en los sinópticos, que significa pregón o proclamación, que aunque no ha tenido éxito histórico, en su uso encaja en el sentido que el Papa Francisco hace del término en  su Evangelii Gaudium y en todo su magisterio». «Primer anuncio y Anuncio son términos sinónimos que Francisco utiliza y deja claro que se refieren al corazón del Evangelio o la Palabra o el mensaje cristiano».

Morlans ha profundizado entre la diferencia del PA con otras formas de catequesis o del discurso teológico «se trata de una propuesta breve y concentrada, ofrecida al hilo de la vida y en un contexto de amistad y de diálogo, una palabra que invita a realizar lo que dice: “Cristo vive, déjate encontrar por El, déjate salvar por El”». Esta llamada tiene la capacidad de poner a la persona y a la comunidad en Su presencia «aquí y ahora», no sólo para imitar a Jesús como ejemplo del pasado sino «dejando que el Espíritu Santo cree un vínculo afectivo-cognitivo con El». Es así una respuesta actualizada a la llamada siempre nueva de Dios, por lo que el cristianismo más que una aplicación directa e inmediata de principios doctrinales o reglas morales, «es un discernimiento constante de la voluntad de Dios».

El profesor ha querido insistir en que el El PA es inseparablemente un contenido, «Jesús te ama, dio su vida para salvarte y ahora está vivo a tu lado cada día para iluminarte, para fortalecerte, para liberarte» y se puede añadir que «espera tu respuesta». Es acontecimiento (proponer dicho contenido a alguien), y es forma (intención de llevar el corazón del Evangelio al corazón del interlocutor).  «Además tiene una dimensión social indudable porque ahí está la vida comunitaria y el compromiso con los otros. Tiene una inmediata repercusión moral cuyo centro es la caridad».

En su ponencia en la sala plenaria, donde había más de 500 congresistas, Morlans ha destacado cuatro líneas de actuación:

1. Puerta de entrada más normal para acceder a la experiencia cristiana.

2. Fundamento permanentemente activador de toda la vida cristiana, el “leitmotiv” de la fe como vida en/con Cristo.

3. El Criterio para discernir y establecer la jerarquía de las verdades dogmáticas, catequéticas y morales.

4. La forma de vivir y proponer la vida cristiana.

Además, ha dado las claves para reintroducir el PA en la pastoral ordinaria católica son necesarias varias conversiones:

  1. «Conversión intelectual»: no toda acción es necesariamente consecuencia de un pensamiento. Francisco dice que la realidad es más importante que la idea pasa por encima de tanta discusión filosófica del s. XX en sentido contrario. El inicio y la maduración de la vida cristiana dependerían de la claridad de unas ideas previas.
  2. «Conversión teologal». El PA tiene su máxima realización y eficacia en el sacramento pero a la vez tiene una realización germinalmente eficaz fuera de la liturgia, en la vida cotidiana.
  3. «Conversión pastoral». Hay que superar el «se evangeliza más con hechos que con palabras» y sustituirla por «se empieza a evangelizar con hechos y cuando llega el momento con la Palabra».

Para concluir, ha elevado el redescubrimiento del laicado como principal protagonista del PA en los ambientes cotidianos. «El laico como sacerdote, profeta y pastor» y el PA «como parte del ejercicio del profetismo laical». Francisco, ha dicho, «insiste en redescubrir el laicado como comunicador del Anuncio cristiano, no solo en su papel de transformador de la realidad con su compromiso operativo y con su ejemplo de vida». No olvidemos, ha finalizado, que «el laicado es hoy la mayor red evangelizadora en el día a día».

Jesús Úbeda: «El primer anuncio es la clave para convertir nuestras comunidades evangelizadoras».

El vicario episcopal para la Evangelización y la Transmisión de la Fe de la diócesis de Getafe, Jesús Úbeda, explica para ECCLESIA en qué se concreta el área del «primer anuncio».

«Misión y visión». Con estas dos palabras clave, el vicario episcopal para la Evangelización y la Transmisión de la Fe de la diócesis de GetafeJesús Úbeda, explica para ECCLESIA cómo y en qué se concreta el área del “primer anuncio”.

Úbeda participó este mes de junio en el primer encuentro con los responsables diocesanos de Primer Anuncio en Ciempozuelos, organizado por la Comisión Episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado. “El objetivo del encuentro fue doble: lo primero darnos a conocer a las diócesis y segundo que el encuentro que hemos hecho se pudiera emular en las distintas diócesis. Para llevar a cabo el encuentro en las diócesis se ha proporcionado a los participantes todas las ponencias, dinámicas y demás materiales”.

«En el corazón de cada cristiano»

El sacerdote asegura que “la misión y la visión del área expresan muy bien la dimensión del área, además se ha hecho un documento marco para presentar la naturaleza”. Respecto a la misión, implica “servir a todas las Iglesias particulares en España, fomentando sinergias entre las diferentes Áreas de la Comisión y con otras Comisiones, para animar el primer anuncio, ayudando a que esté en el corazón de cada cristiano”.

Por otro lado, la visión en el área de Primer Anuncio “contagia la pasión como fuerza transformadora en todas las diócesis, para que seamos cada vez más una Iglesia de discípulos misioneros”.

¿Por qué nos resulta difícil entender o practicar ese primer anuncio?

“Primeramente por la confusión que se ha generado con la terminología”, explica. “Ya Pablo VI había afirmado que «La Iglesia existe para evangelizar». En todo momento la Iglesia en cualquiera de sus iniciativas evangeliza, hace presente el Evangelio”.

Años después el Papa Juan Pablo II acuña un nuevo término que tiene origen en el contexto de la creación de un nuevo barrio obrero en Cracovia llamado “Nowa Huta” que tenía la pretensión de ser un barrio sin Dios. En la Nochebuena de 1973, siendo arzobispo de Cracovia, y ante la intención del gobierno socialista de no dotar de espacio en el barrio para la construcción de un templo católico Karol Wojtyla fue a Nowa Huta para celebrar la santa misa al aire libre.

La afluencia de gente fue tal que las autoridades civiles y militares no pudieron hacer otra cosa que desistir de su intento de impedir la celebración. Años después, en 1979, y ya como Papa Juan Pablo II volvió a celebrar la “ucaristía en el barrio de Nowa Huta en su primera visita a Polonia como sumo pontífice y es allí donde acuña el término «Nueva Evangelización», hablando de la necesidad de Europa.

Años después cuando tuvo el lugar el encuentro del CELAM en Haití en el año 1983 Juan Pablo II concreta el contenido y las características de la «Nueva Evangelización», afirmando que tiene que ser «nueva en su ardor, en sus métodos, en su expresión».

“Llegó Benedicto XVI y para dar cauce a esta «Nueva Evangelización» crea el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización pensando sobre todo en los países de raíz cristiana que han dejado de serlo. Y por último el Papa Francisco nos dio la clave esencial para entender la importancia del Primer Anuncio: «El primer anuncio debe ocupar el centro de la actividad evangelizadora y de todo intento de renovación eclesial». Por tanto podríamos decir que la «Nueva Evangelización» como renovación eclesial y conversión pastoral tiene su centro en el Primer Anuncio”.

¿Es el primer anuncio la clave esencial e indispensable para convertir nuestras comunidades en comunidades misioneras y evangelizadoras?

“Este es el objetivo fundamental del área: ayudar a entender desde la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio que el primer anuncio es la clave esencial e indispensable para convertir nuestras comunidades en comunidades misioneras y evangelizadoras”, insiste. Por eso hay una “clara necesidad” de generar en nuestras diócesis una atención particular al Primer anuncio como el primer eslabón. “No por una cuestión sociológica, sino por la propia esencia de la Iglesia fundamentada en el mandato de Jesús: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación»”, concluye.

Fuente: cope.es/religion/

Catequesis Kerigmática y mistagógica

La Iniciación Cristiana y, en general, toda la catequesis en una pastoral misionera no puede tener otro camino que el primer anuncio o Kerigma. El Papa Francisco lo dice de esta manera: 

En la boca del catequista vuelve a resonar siempre el primer anuncio: «Jesucristo te ama, dio su vida para salvarte, y ahora está vivo a tu lado cada día, para iluminarte, para fortalecerte, para liberarte”

(Papa Francisco. EG, 164,).

Entradas relacionadas en esta web

Congreso Nacional de Laicos 2020. «Pueblo de Dios en salida». Formación.

«El laico que la Iglesia necesita». Miércoles misioneros. Teresa Valero.

Séptimo aniversario de la Misión Santa Clara de Sevilla. La Misión continúa.

 139 visualizaciones totales,  1 visto hoy

Comparte
SHARE
ENTRADAS RELACIONADAS
«El laico que la Iglesia necesita». Miércoles misioneros. Teresa Valero.
Reformar las parroquias para una mayor comunión y ciudadanía.
«La parroquia, familia de familias». Carta de José Vilaplana, obispo de Huelva.

Deja tu comentario

*