Catequesis Jóvenes

¿Por qué funciona bien la catequesis de adolescentes LifeTeen? Algunas claves.

Comparte

Portada: LifeTeen acerca a los adolescentes a Jesucristo, con relaciones cercanas, oración y adoración.

Encuentro Europeo de LifeTeen en Montserrat. 3-5 marzo 2023.

En el vídeo hablan los propios adolescentes tras el campamento de Verano de 2022 de LifeTeen; en realidad, es un método de catequesis semanal, por lo general los viernes o sábados por la tarde-noche.

La edad a la que los españoles creyentes se alejan más de la Iglesia es en la adolescencia: muchos chicos con con 9 o 10 años iban a misa y catequesis, dejan de acudir a la parroquia a los 13 o 14 años.

Según el Informe Jóvenes Españoles de 2017 de la Fundación Santa María (Fundación SM), sólo un 10% de los adolescentes (de 15 a 17 años) y un 8% de los jóvenes (de 18 a 24 años) son católicos practicantes en España (léalo aquí). Y cada vez son menos.

Muchas parroquias han descubierto que vale la pena esforzarse en cuidar a los adolescentes implantando las catequesis LifeTeen (www.lifeteen.es), que nacieron en Estados Unidos hace 30 años y ya está presente en 2.000 parroquias de todo el mundo.

Cientos de sacerdotes y catequistas de toda España y varios países de Europa se reúnen del 3 al 5 de marzo en el monasterio de Montserrat para el Encuentro Europeo de LifeTeen, con una pasión: acercar los adolescentes a Cristo. Las plazas están llenas desde hace meses. Sus asistentes luego contagian su entusiasmo, porque ven que es posible «cambiar las cosas».

España: de una parroquia a 160 en una docena de años

LifeTeen llegó a España en 2011, a la parroquia del Espíritu Santo de Tarrasa. Un par de años después, llegaba a Madrid a través de la parroquia de Cristo Sacerdote. En 2016 lo probaban una treintena de parroquias, en 2017 eran 60 las que ya usaban LifeTeen, en 2018 eran 100, hoy está presente en unas 160 parroquias españolas. Muchos chavales que recibieron LifeTeen hace 10 años hoy son catequistas.

En Atlanta, la sede internacional de LifeTeen cuenta con más de 30 personas a tiempo completo diseñando materiales catequéticos, vídeos, logotipos, eslóganes, materiales para Internet y redes sociales… Estudian a los adolescentes cada año y trabajan para ellos cada año. Muchos de estos materiales ya están en español. 

Cuatro puntos fuertes de LifeTeen

LifeTeen tiene varios elementos que le dan fuerza

1) No «quema» a los catequistas: trabajan en grupo, no pasa nada si se saltan alguna sesión, se apoyan, el cura «cuida» a sus catequistas y los catequistas cuidan a los adolescentes. Y el contenido teórico ya está escrito y pensado.

2) Los adolescentes se sienten protagonistas, se sientan muy acogidos y escuchados. A los chicos les gusta acudir, invitan a sus amigos y se crean lazos de amistad fuerte entre ellos y los catequistas. Con juegos, pizza, chucherías y buenos ratos compartidos, quieren repetir.

3) Buena música (también en Internet) y oración en la capilla: cada sesión de LifeTeen acaba con una oración en la capilla, ante el Santísimo, más larga a medida que avanza el curso. Los chavales cantan las canciones de adoración y alabanza que luego siguen escuchando en redes, spotify o YouTube.

4) El supercampamento de verano: imitando los campamentos cristianos de EEUU, LifeTeen ya ofrece dos tandas de campamento veraniego, en el que muchos adolescentes sienten que Dios toca su mente y su corazón. (Para atender a cientos de adolescentes se necesitan docenas de jóvenes adultos voluntarios, de 19 a 26 años; «no buscamos gente perfecta pero sí enamorados del Señor»; más datos aquí).

Los adolescentes invitan a sus amigos

El impulsor de LifeTeen en España, desde hace años, es Jordi Massegú. Viaja por toda España animando y entrenando a catequistas. Pero detalla que no basta con tocar las mentes y corazones de los catequistas: a partir de cierto momento, toda la parroquia debe ir siendo transformada, para orientarse a la acogida y la evangelización. 

«Los chicos invitan a los amigos a sus grupos. He visto bastantes casos de parroquias que empiezan el curso con 12 o 13 chavales y cuando acaba el curso, en un año, tienen 24 o 25«, explica Massegú.

Al menos una persona «con la visión» y un equipo que le apoye

Jordi Massegú detalla LifeTeen ha demostrado funcionar bien por toda España, en parroquias, grandes y pequeñas, rurales o urbanas. 

Para que funcione, el método requiere al menos una persona «con visión, con mentalidad de nueva evangelización, que tenga clara la idea y tire del carro». Además, esa persona necesita del apoyo de al menos dos catequistas, que compartan la visión y estén dispuestos a servir al Señor con esa pastoral de adolescentes. 

Si en vez de ser solo 3, son muchos más, pues el fruto será mayor.

«Si hay un pastor que acompaña a los catequistas de verdad, ya está hecho lo más importante. En realidad, los materiales para impartir, los juegos y dinámicas, las charlas… todo eso, ya lo entregamos nosotros desde LifeTeen. Lo importante es que haya ese equipo que lo aplique. El sacerdote, de hecho, podrá hacer más de cura, podrá acompañar, rezar, escuchar, porque otras tareas las hará el equipo«, explica Massegú.

En muchas parroquias el reto es encontrar el «core team», el núcleo de catequistas. Han de ser personas de fe, oración y sacramentos, que se quieran volcar en acompañar a los chavales, en amarlos y conocerlos. Muchas veces son jóvenes adultos, pero a menudo dejan de hacer de catequista no por cansancio o desánimo, sino por entrar en el mercado laboral, con enormes exigencias y competitividad. 

Otra opción es recurrir a personas de cierta edad, que llevan décadas haciendo de catequistas. Eso tiene sus ventajas y sus desventajas. Si son personas reacias a cambiar el planteamiento y no comparten la visión, probablemente no conectarán con los adolescentes actuales. 

Una peculiaridad de España es que hay adolescentes que mantienen cierta relación con la parroquia: se apuntan a procesiones, cofradías y hermandades, pero no van a la catequesis juvenil ni a misa. Eso es una de las cosas que consigue cambiar LifeTeen, que insiste en la importancia de los sacramentos.

Cambios acelerados… en redes, en hábitos, tras la pandemia, 

¿Cómo puede un adolescente invitar a sus amigos a acudir a LifeTeen? Reenviándoles un mensaje de Instagram, o un vídeo de TikTok. «LifeTeen ahora ofrece publicaciones para invitar por Instagram a tus amigos a venir a las sesiones. En Estados Unidos hacen muy buen material y aquí lo traducimos». (Aquí el Instagram de LifeTeen España)

Pero las cosas en Internet y los hábitos de los adolescentes cambian de año en año. La pandemia ha dejado descolocados a muchos jóvenes y catequistas. Y hasta los psicólogos sin fe detectan una epidemia de mala salud mental y emocional entre los adolescentes. El catequista hoy atiende a chavales muy heridos y frágiles y necesita herramientas adicionales, incluyendo la herramientas espirituales que un psicólogo del colegio no puede ofrecer.

(Lea aquí el análisis de Ross Douhaut sobre la epidemia de depresión y tristeza entre adolescentes).

La Iglesia ofrece fraternidad, la cercanía amorosa de Jesucristo, el consuelo del Espíritu Santo, amistad sincera… todo eso es muy sanador, y el mundo no lo ofrece. Una adolescencia de fe y amistad es hoy un lujo que muchos muchachos ni siquiera saben que pueden conseguir.

Cualquier párroco o responsable de catequesis interesado en saber más puede contactar con LifeTeen España en www.lifeteen.es y en info@lifeteen.es , o leer las noticias en nuestro Tag LifeTeen. LifeTeen recibió en 2022 el Premio de ReligionEnLibertad a la Nueva Evangelización.

Fuente: religionenlibertad.com – Pablo J. Ginés – 02 marzo 2023.

LifeTeen funciona: «Los chicos no quieren irse, van a misa e invitan a sus amigos a la adoración»

Encuentro Europeo de LifeTeen en Montserrat; método eficaz de catequesis de adolescentes. Fotos en facebook.

No te detengas | Life Teen Spain. En el vídeo, una exhortación de ánimo de LifeTeen para catequistas, sacerdotes y evangelizadores tentados de desanimarse: «No te detengas».

Randy Raus, a la izquierda, explicó en Montserrat las claves de LifeTeen para evangelizar adolescentes
Jordi Massegú es el impulsor de LifeTeen en España, presentándolo en docenas de parroquias.

Diez, nueve, ocho, siete, seis… un ejército de jóvenes de varios países entona la cuenta atrás y se inicia en la abadía de Montserrat  el Encuentro Europeo de LifeTeen , un método de catequesis para adolescentes que llegó a España en 2011 y ya está implantado en más de 150 parroquias. 

«Que estéis hoy aquí es una esperanza para toda la Iglesia«, dice el vídeo de acogida de la organización. Entre los asistentes hay catequistas, sacerdotes y religiosos, se les nota entusiasmo y ganas de «mirar siempre adelante».  Ese el lema del encuentro, que se desarrolla de viernes a domingo.

«Es un momento histórico, es el mayor encuentro de catequistas de LifeTeen que se hace fuera de Estados Unidos», anuncia el norteamericano Randy Raus, responsable internacional de LifeTeen. Han venido casi 380 personas de diferentes países de Europa. 

Jordi Massegú, el impulsor de LifeTeen en España, aprovecha para preguntar cuántos vienen por primera vez al encuentro, y levanta la mano más de la mitad

«Sí, LifeTeen funciona, los chicos no quieren irse»

En Montserrat estos días, además de los hábitos de los benedictinos anfitriones, se ven hábitos de muchos otros colores, camisas de cura diferentes, chavales jóvenes, gente de mediana edad, más mayor, incluso alguna pareja de catequistas con un bebé… 

Hablamos con Juan y Abel, frailes franciscanos conventuales que visten de gris. Han venido desde Madrid para el encuentro. Hace siete años llegaron a tirar la toalla, desanimados al ver que una veintena de chicos sin ganas asistía a las catequesis de su parroquia.

Pero empezaron a aplicar LifeTeen y ahora tienen dos grupos de 70 adolescentes cada uno, acompañados por muchos catequistas jóvenes.

«LifeTeen nos ha cambiado la visión, tiene una estructura y unos documentos muy buenos», comenta Juan. «La pista de que funciona es que ¡hay que echar a los chicos! Casi siempre se  quieren quedar más rato y hay que decirles que hay que descansar. Eso es una bendición», dice Abel. Le alegra que los adolescentes tengan por fin una herramienta que les ayude en «un mundo tan complicado».

Esos adolescentes, además, invitan a otros. «Traen a sus amigos, incluso ha llegado a venir gente de otras religiones, que participaba en la adoración y todo… Los padres de los chicos están encantados, antes los veían siempre jugar a videojuegos o perdidos por la calle, y ahora dicen que no salen de la parroquia«, apunta fray Abel. 

Casi la mitad de los chicos que asiste a LifeTeen en la parroquia y en el colegio de Juan y Abel no pertenecían antes a familias practicantes. Ahora, en cambio, no se pierden una misa de domingo ni los encuentros mensuales de los jóvenes en la catedral de Madrid con el obispo. 

Catequistas con fervor que acompañan de cerca

LifeTeen no se hace «para la confirmación», sino para crear un ambiente adolescente alternativo, alegre, de amistad y fe, con centralidad de la adoración eucarística, la formación, la música de alabanza y adoración y el acompañamiento cercano de los catequistas

Los párrocos españoles suelen agradecer que los temas y materiales de las catequesis de LifeTeen son muy buenos y útiles incluso para catequesis de adultos. Con esos materiales, jóvenes adultos fervorosos pueden hacer buenas catequesis sin necesidad de tener mucha formación. Lo más importante siempre, defienden, es crear lazos en Dios con los demás.

Muchos catequistas que se ven estos días en Montserrat son jóvenes pero veteranos: acudieron de adolescentes a LifeTeen y luego se convirtieron ellos en catequistas. Otros  se hicieron catequistas sin saber nada de LifeTeen. Un tercer grupo serían los «muy interesados», personas que quieren conocer de qué se trata para ver cómo lo pueden aplicar en sus parroquias. 

Entre estos últimos, se encuentran en Montserrat cuatro catequistas llegados desde la localidad de Petra, en Mallorca (España). Son dos adultos y dos jóvenes de veintipocos años. Uno de ellos ya participó el año pasado, y quedó realmente fascinado. «No he podido dormir de lo vibrante que está siendo», comenta una de ellas tras la primera noche.

Hablamos también con Julio, de 20 años. Lleva tres años como catequista. Aunque es de Málaga, vive en un colegio mayor de Madrid. En la parroquia de al lado había LifeTeen y cuando se lo presentaron no dudó en apuntarse. Ha venido con todo su equipo a Barcelona: dos monjas de la familia salesiana, un sacerdote y seis jóvenes catequistas. 

«Se aprende mucho de los adolescentes y sobre todo que nos ayudan a nosotros mismos. Recuerdo a un chico que daba un poco de miedo por su estética, siempre aparecía con sus amigos, él entraba un rato y sus amigos se quedaban fuera«, comenta Julio, uno de los encargados de los cuarenta adolescentes de LifeTeen de la parroquia. 

Álex hace fotos todo el tiempo con una sonrisa en el rostro. Se casa en abril con una chica que «prácticamente» conoció en LifeTeen. Después de llevar una vida lejos de Dios, volvió a la Iglesia hace apenas dos años, gracias, precisamente, a una adoración de LifeTeen a la que le invitaron. «Los chavales tienen un corazón sencillo y eso nos ayuda a todos», comenta el joven, que también participa en los campamentos que se organizan en verano

Las claves de LifeTeen, según Randy Raus

Randy Raus, norteamericano y presidente internacional de LifeTeen, imparte la primera charla. Es un laico, que lleva 35 años casado y es padre de ocho hijos. Es católico converso: de joven era protestante poco devoto (lea aquí su historia de fe). Se hizo católico porque una chica le invitó a misa.

«Nuestra misión es acercar a los jóvenes a Cristo, que se sientan amados por Dios y por la Iglesia, están hambrientos de conocerlo«, comienza. 

«Los catequistas no son voluntarios, ellos ‘solo’ están siguiendo la llamada bautismal. Todos estamos llamados a ser otro Cristo. Lo bueno de LifeTeen es que no está centrado todo en una persona, sino en el equipo. Si alguien no puede ir, va otro, no pasa nada», explica Randy. 

«¿Y cómo conseguimos catequistas? Lo primero es rezar, pedir por los catequistas. Cuando empezamos en esto, mi mujer y yo íbamos a nuestros amigos católicos y les pedíamos que nos ayudaran, aunque fuera solo un año, y luego aquello les transformaba la vida. Es muy importante que los catequistas, más que activos, sean auténticos. El joven va a acercarse a la persona que le escuche, y entonces podrás hablarle de Dios«, añade.

«Es importante que los líderes de la parroquia estén siempre detrás con nosotros. Habrá jóvenes difíciles, tormentas, gente que esté buscando a Jesús y que esté metida en muchos problemas, de adicciones… Si trabajamos con ellos, entonces puede que nos ensuciemos con el rebaño, como dice el Papa Francisco. Si construimos la casa en la roca, pasaremos todas esas tormentas», afirma Randy.

«Una vez un chico me dijo que tenía ideas suicidas, y yo se lo tuve que contar al sacerdote y a sus padres. El padre dijo que éramos los peores catequistas que había visto, pero, en ese momento, el sacerdote dio la cara por nosotros… Hace siete años, me llegó una solicitud de una red social, y era aquel chico. Había pasado la tormenta y se había dado cuenta de que quería devolver todo el amor recibido. Esto pasa cuando los sacerdotes están detrás de los catequistas», reconoce el responsable internacional.

100% catecismo, nada de doctrinas aguadas

«Lo que nosotros ofrecemos es 100% Catecismo, doctrina sólida… Nos dimos cuenta de que muchas de las catequesis que se daban normalmente eran como clases de colegio. Los chicos vienen a la Iglesia y encuentran enseñanzas aguadas. No es que rechacen los dogmas sino que ven que la propia Iglesia no se cree lo que dice«, apunta Raus.

«Nos contaban que en una parroquia con 300 jóvenes no se perdía nadie la misa. Es importante que la música sea vibrante, aunque no todas las canciones sean de dar palmas. Los jóvenes quieren vivir la liturgia, están hambrientos de la Eucaristía. Al principio, en mi parroquia no fue fácil, pero se fue creando una comunidad muy bella en torno a la misa de seis. Cuando hacemos algo por los jóvenes, ellos siempre responden. Si conseguimos llegar a los jóvenes, los adultos van a escuchar el doble», asegura Randy.

Oportunidades para el encuentro con Cristo

«Los jóvenes siempre recuerdan la atmósfera que se crea cuando el Santísimo aparece. Nosotros vimos que algunos chicos iban después de LifeTeen a encuentros protestantes, en los que había música, alabanza… Decidimos ir a a estos grupos a ver y pensamos que le faltaba lo más importante, el Santísimo Sacramento«, explica. 

«Una vez me encontré con la Madre Teresa, que conocía LifeTeen, y le pregunté que qué podíamos hacer por los jóvenes. Ella me contestó que atraerlos a la Eucaristía y a la adoración, y eso hacemos. No somos el Salvador, le damos el mapa a los chicos para que puedan tener un encuentro poderoso con Él en su vida. Además, nosotros tampoco podemos parar de tener encuentros con el Señor, nunca nos deberían parecer suficientes», concluye.

LifeTeen ya se ha consolidado en España y llega cada vez a más parroquias que quieren que los adolescentes vivan la fe y perseveren en ella con alegría.

Cualquier parroquia interesada puede contactar para saber más en https://www.lifeteen.es.

(Fotos del estudio Alex Pozuelo para LifeTeen)

Fuente: religionenlibertad.com

Rodeado de 380 catequistas entusiastas, el reportero de ReL hace una lista de cosas sorprendentes

Las 7 sensaciones positivas que se lleva un novato en un encuentro de catequistas de LifeTeen

El pasado fin de semana se celebró en la abadía benedictina de Montserrat (Barcelona) el encuentro europeo de catequistas de LifeTeen. Acudieron cerca de 380 personas de diferentes países del continente (Foto: Alex Pozuelo para LifeTeen).

Juan Cadarso acudió como reportero de ReL al Encuentro Europeo de LifeTeen, con 380 catequistas, sacerdotes y responsables de pastoral juvenil reunidos en la abadía de Montserrat del 3 al 5 de marzo. Es una experiencia especial que le ha llevado a redactar este texto en primera persona.

Reconozco que la primera vez que escuché la palabra LifeTeen me sonó a esos tratamientos estéticos que se hace la gente para parecer joven. Cuando ya me lo explicaron bien pensé: «¿Querrán rejuvenecer la Iglesia?» Pero, por supuesto, la Iglesia ofrece lo que ningún tratamiento ni clínica: la vida eterna, juventud y belleza siempre.

LifeTeen es un método de evangelización de adolescentes que se está consolidando en toda España y que tiene presencia ya en unas 150 parroquias o más. 

A través de equipos de catequistas, en la parroquia se crea un ambiente adolescente alternativo, alegre, de amistad y fe, con centralidad de la adoración eucarística, la formación, la música de alabanza y adoración y el acompañamiento cercano. Cada viernes, miles de chicos en España van a sus parroquias para acercarse a Jesús de esta manera, que es muy atractiva.

Para un novato en encuentros de este tipo, algunas cosas resultaron muy interesantes, y otras bastantes esperanzadoras.

Durante un fin de semana pareció como si el martilleo constante de cifras de occidentales que pierden la fe se detuviera por momentos. Como si los adolescentes atrapados en el sin sentido, la ideología de género o el suicido, tuvieran una herramienta más a la que aferrarse.

1- Sacerdotes convencidos: han visto que funciona

Cuando se participa por primera vez en este tipo de encuentros, llama bastante la atención la convicción con la que hablan los párrocos sobre este método de evangelización para adolescentes. «De venir veinte chicos desganados, a tener 70 y tener que echarlos», decía alguno. «Hasta un niño musulmán he llegado a tener, y se quedaba, incluso, a la adoración», comentaba otro. 

Parece claro que a estos sacerdotes no se les puede llamar exagerados. Hace un tiempo aplicaban en sus parroquias un método convencional y no llegaba casi nadie, ahora aplican otro y se les llenan los bancos. Siempre se podrá decir que en la Iglesia no se trata de cantidad, es cierto, pero… quizá el mensaje, muchas veces, está dejando de ser anunciado con el inmenso atractivo que se le supone

2- Ponencias muy concretas, para aplicar directamente

Resulta apasionante participar en un charla de un grupo de la Iglesia y ver que una madre joven y con mucha gracia te hable de «los otaku», «los fiestas» o «los cayetanos», distintos tipos de adolescentes. Los pueden ver en la parroquia, no son asuntos abstrusos y etéreos (como el sínodo de la sinodalidad).

Estas charlas concretas animan a lo que siempre ha pedido la Iglesia: conocer bien a la gente a la que se tiene que dirigir. Así, los jesuitas aprendieron que para integrarse en la corte china debía vestir como sabios taoístas. También LifeTeen enseña a los catequistas cómo son los chicos de estos tiempos: qué redes sociales usan, que música escuchan, qué les preocupa, qué tipos de dramas familiares están viviendo

LifeTeen crea un ambiente adolescente alternativo, alegre, de amistad y fe, con centralidad de la adoración eucarística, la formación, la música de alabanza y adoración y el acompañamiento cercano.

3- Alabanza: música y oración que impresiona y que toca

Cuando una joven laica desde el micrófono dice que «el Señor está apunto de pasar», quizá pueda sonar a frase hecha, pero cuando ves aparecer al sacerdote sumergido en incienso llevando el cuerpo de Cristo hasta tu propio banco, el impacto de la cercanía con Dios se dispara a límites insospechados.

Cuando cuatrocientas personas, la inmensa mayoría jóvenes, alaban juntas con un canto muy atractivo, y algunas de ellas mueven sus manos, se arrodillan o lloran, está claro que uno se vuelve más predispuesto que en otras ocasiones a recibir la fuerza que ya prometió el mismo Espíritu Santo. 

4-Laicos entusiastas y responsables, incluso muy jóvenes

Si una persona acude a un acto relacionado con la Iglesia, sabrá que, antes o después, el sacerdote será la persona que dirija una pequeña oración. Pero en el encuentro de LIfeTeen son laicos jóvenes los que rezan y piden con fervor que el Espíritu Santo venga sobre la asamblea reunida. 

Aquí vienen los párrocos dispuestos a encargar la catequesis a jóvenes de veinte años, que recibieron LifeTeen hace 4 o 5 años. Como ya apuntó Randy Raus, presidente internacional de LifeTeen, es fundamental que «los sacerdotes estén apoyando a los laicos, para ensuciarse juntos con el rebaño».

5-Muchas realidades, un solo Espíritu 

En este Encuentro Europeo llama la atención la cantidad de hábitos distintos, cuellos diferentes de sacerdote, edades diversas de los asistentes… Es una gran «macedonia eclesial» que denota que no se trata de algo partidista, sino que es un método interesante para personas de distintas sensibilidades.

Y para resumir esta idea, una imagen: la de un monje benedictino de Montserrat, con su rostro impertérrito, arrodillado durante la adoración del Santísimo, y, a su lado, un ejército de jóvenes moviendo sus manos y cantando en inglés que «Dios era el rey»

6- Dar fruto y evangelizar ya, con 20 años

Resulta curioso ver en un encuentro llamado «de catequistas» a toda una legión de jóvenes que apenas alcanza los veinte años de edad. Chicos a los que seguramente les toque hablar de Jesucristo a chavales que tienen tres años menos que ellos.

Muchos de estos jóvenes no cuentan con estudios de Teología pero no dudan en ofrecerse para anunciar el Evangelio. Inspirándose en jóvenes como Carlo Acutis, Chiara Corbella o Giorgio Frassati, entienden que el anuncio más importante empieza siempre con la vida de cada uno.

7- Alegría sincera, interés por los demás

Y, por último, y no menos importante, está la alegría de los participantes y el interés que muestran una y otra vez por el otro. No hubo pasillo, ascensor, sala, acera… en el que uno se cruzara con un joven catequista de LifeTeen, y en el que no le preguntaran que qué tal estaba, de dónde venía y si necesitaba algo.

Sospecho que para un adolescente de hoy en día, que se cría prácticamente solo, -pocos tienen hermanos, los padres trabajan fuera- sin la atención y el afecto de casi nadie, este tipo de muestras de cariño sinceras son un gran paso previo para poder seguir el camino hacia Dios que estos jóvenes les quieran proponer.

Estas y otras razones hacen que el Encuentro Europeo de LifeTeen sea una experiencia  más que memorable. 

Fuente: religionenlibertad.com – Juan Cadarso – 12 marzo 2023.

Más info

¿Cansado de ser catequista? ¿No ves ningún fruto? 12 claves para «reavivar el fuego por evangelizar».

Entradas relacionadas en esta web

Life Teen European Training 2018 y experiencias.

LifeTeen, método parroquial para jóvenes, de 1 a 100 parroquias en 7 años.

«Life Teen», catequesis con adolescentes y jóvenes. Método catequético innovador.

«Cuidando el Core Team». Life Teen Spain Online Training.

Loading

Comparte
SHARE
Sacerdote católico y agustino (OSA). Pedagogo, educador, evangelizador digital. Aljaraque (Huelva) España. Educación: Universidad Pontificia Comillas.
View Website
ENTRADAS RELACIONADAS
Testimonio de conversión de una joven con santa Rita de Casia. Mónica Rey.
Jornadas de delegados de catequesis sobre el primer anuncio. 15-17/2/2022.
«El ministerio del catequista». Francisco Echevarría. 9 febrero 2023. Aula virtual.

Deja tu comentario

*