Papa Francisco

«Papa Francisco: un hombre de palabra», en cines desde 28 septiembre 2018.

Comparte

Bergoglio ‘didaskalos’: el icono del Papa del siglo XXI.

Papa Francisco-Un hombre de Palabra.

En el ámbito de la celebración del quinto aniversario del pontificado de Francisco, éste es el tráiler de la película que Wim Wenders ha hecho sobre su Santidad. El tráiler en exclusiva es presentado al mundo por Vatican news, el nuevo sistema informativo de la Santa Sede.

El 13 de marzo del 2013, el cardenal de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, se convirtió en el 266 Pontífice. Es el primer Papa de América Latina, y el primero del hemisferio sur, el primer jesuita como Obispo de Roma, pero sobre todo el primer Papa en llamarse Francisco, después de San Francisco de Asís, uno de los santos cristianos más seguido con fervor, y uno de los reformadores que dedicó su vida a la “Hermana Pobreza” y al amor profundo a la naturaleza y a los seres vivos de la “Hermana Madre tierra”.

La película Papa Francisco, Un Hombre de Palabra, escrita y dirigida por el tres veces premiado por los Oscars, Wim Wenders, trata de seguir una jornada personal del Papa Francisco, en vez de hacer  un documentario biográfico sobre él. El proyecto partió de la idea del Prefecto de la Secretaria para la Comunicación, Mons. Dario Viganó, para hacer una película con el Papa Francisco y no sobre el Papa Francisco.

Una particular co-producción con el Vaticano, la idea del Papa y su mensaje son la parte central de esta película, que presenta su trabajo de reforma y las respuestas a las preguntas globales sobre la muerte, justicia, inmigración, ecología, desigualdad de riqueza, materialismo y el papel de la familia.

La película está hecha con una cámara directa que visualiza y narra momentos de una audiencia cara a cara con el Papa, creando un diálogo entre él y, literalmente con el mundo.

Respondiendo preguntas de personas de todos los ámbitos de la vida, el Papa Franciscoresponde a granjeros y trabajadores, refugiados, niños y ancianos, presos y aquellos que viven en favelas y campamentos de migrantes. Todas estas voces y caras son una muestra representativa de la humanidad que se une a una conversación con el Papa Francisco.

Si bien esta «sinfonía de preguntas» es la columna vertebral de la película, también muestra al Papa en sus muchos viajes alrededor del mundo, con imágenes de él hablando en las Naciones Unidas, dirigiéndose al Congreso de los Estados Unidos, de luto con los reunidos en Ground Zero y en Yad Vashem, el Centro Mundial de la Memoria del Holocausto en Jerusalén. Habla a los presos en las correccionales y a los refugiados en los campamentos del Mediterráneo. Lo vemos viajar a Tierra Santa (Palestina e Israel), así como a África, América del Sur y Asia.

A lo largo de la película, el Papa Francisco comparte su visión de la Iglesia y su profunda preocupación por los pobres, su participación en asuntos ambientales y justicia social, y su llamado a la paz en áreas de conflicto y entre las religiones del mundo. También hay una presencia de San Francisco en la película, que se conecta con su tocayo, el Papa,  a través de relatos de momentos legendarios en la propia vida del Santo como reformador y ecologista.

 En una era de profunda desconfianza hacia los políticos y las personas en el poder, cuando las mentiras, la corrupción y los hechos alternativos están a la orden del día, el Papa Francisco, Un hombre de Palabra nos muestra a una persona que vive lo que predica y se ha ganado la confianza de personas de todas las tradiciones y culturas de fe de todo el mundo.

Papa Francisco – Un hombre de palabra es producido por el Sr. Wenders con Samanta Gandolfi Branca, Alessandro Lo Monaco (El ejército más pequeño del mundo), Andrea ámbito Gambetta y David Rosier (La sal de la tierra). La película es una producción de Célestes Images, Vatican Media, Solares Fondazione delle Arti, PTS Art’s Factory, Neue Road Movies, Fondazione Solares Suisse y Decia Films.

Wim Wenders: ni en sueños hubiera esperado hacer una pelicula sobre el Papa Francisco.

Fuente: Vatican news. Texto: Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano.

Una maravillosa «biografía de las ideas» del pontífice que te anima a ponerlas en acción.

(Cameron Doody).- Aquello en lo que más se fija uno cuando ve El Papa Francisco: Un hombre de palabra es en la mirada de Jorge Mario Bergoglio. Sientes que la autoridad moral más alta del planeta te está hablando directamente a ti. Pero hablándote no: interpelándote, rogándote, suplicándote. Con sus ojos: cada vez que sonríe o que frunce el ceño. Es por eso que este nuevo documental de Wim Wenders sobre el pontífice puede considerarse el equivalente del Occidente del siglo XXI a los iconos ortodoxos de Cristo. Una especie de retrato de Francisco el Maestro, al estilo de la imagen del Cristo didaskalos.

El Papa Francisco: Un hombre de palabra no es una biografía del hombre que se convirtió en el primer Papa del hemisferio sur -por no decir el primer Papa jesuita- el 13 de marzo de 2018. Hasta el punto de que el director Wenders lo define más bien como un «viaje personal» con Bergoglio. «Quería que hablase en lugar de hacer una película sobre sus orígenes», dice el realizador alemán. «No es una película autobiográfica, sino más bien una biografía de sus ideas; es una película con él, más que sobre él».

Y es que el resultado es precisamente éste. A pesar de que el Vaticano concediera a Winders un acceso sin precedentes no solo al Papa sino también al vasto archivo de imágenes televisivas del Santo Padre en sus muchos discursos y viajes por Roma y por todo el mundo, lo que más impacta del documental es el mensaje de que no importa tanto la persona de Francisco como sus ideas.

Al igual que cuando los iconos de Cristo atrapan la mirada de quienes los contemplan solo para dirigirla a una realidad más allá. Y es más, los cinco primeros minutos del documental ni tienen que ver con Bergoglio, precisamente, sino con el hombre cuyo nombre y ejemplo tomó cuando asumió la cátedra de Pedro. Francisco de Asís, tras cuyas huellas Bergoglio ha ido respondiendo a la llamada de Cristo de «reparar mi Iglesia».

Los mensajes verbales del documental no son nuevos, en su mayor parte. Como no podía ser de otra forma, no faltan las denuncias e invitaciones del Papa a las que nos hemos acostumbrado, si bien por eso no han perdido nada de su impacto. «Una Iglesia que pone su esperanza en la riqueza no es de Jesús», por ejemplo. O «todos -es decir, todos- somos responsables» de la «sociedad del descarte» y la «globalización de la indiferencia». O «en el mundo de hoy ya no hay tiempo para la caricia» hasta «los curas deben hacer un apostolado de la oreja», que deben «saber escuchar».

Pero más allá del contenido semántico de estas ya míticas frases, lo más impactante es la manera en la que el Papa las dice, y la manera en la que Winders le enfoca. Con planos muy de cerca en los que solo aparece el rostro de Francisco, con detalles tan nítidos que puedes ver hasta el brillo de sus ojos o el tejido de su solideo blanco. Y con un tono de voz tan pausado y tan claro que es imposible no creerse a pies juntillas que este hombre realmente vive lo que predica.

Pero entonces, ¿cuál es la lección de la película? Está muy bien ver más cerca que nunca al líder de los católicos del mundo, pero si uno no es fiel, ese acercamiento tiene interés solo hasta cierto punto. Y es que Winders, precisamente, ha querido hacer un documental accesible para todos, que se enfoca en las tan necesarias respuestas del Papa a urgentes desafíos para el mundo de hoy, tales como la justicia social, la inmigración, la ecología, la desigualdad económica, el materialismo o el papel de la familia.

Yo me quedo con unas palabras de la película que Bergoglio pronunció en su visita a la favela Varginha en Río de Janeiro en 2013. Para solucionar el hambre y las necesidades de tantos hermanos y hermanas en el mundo, dijo el Papa en aquella ocasión, es necesario que todos hagamos algo, y que todos compartamos lo que tenemos. «Siempre se puede añadir más agua a los frijoles», observó Francisco, en estas formas tan joviales y auténticas que tiene. Y es que, tras ver el documental de Wenders, eso es precisamente lo que quieres hacer. De verdad.

Fuente. Religión digital.

Comparte
COMPARTE
ENTRADAS RELACIONADAS
Red Mundial de Oración del Papa
«La vida se hace historia». 54ª Jornada Mundial Comunicaciones Sociales. 2020.
Mensaje del Papa para la Cuaresma 2019. La alegría del proyecto de Dios.

Deja tu comentario

*